por 

PSICOLOGIA, ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS – Cátedra I
Prof. Titular Regular: Juan Jorge Michel Fariña

Segundo Parcial

“21 Gramos”

Primer Cuatrimestre 2010
1-Según el comentario del film “21 Gramos” realizado por Eva Beatríz Brajtbort, el personaje sobre el cuál se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Paul Rivers, un profesor universitario que espera un transplante cardíaco. Recibe dicho transplante gracias a Michael quien muere en un accidente junto a sus dos hijas. Una vez que Paul recibe el corazón quiere averiguar de quien era porque se pregunta por quién es él después de la operación. En la búsqueda da con la mujer del donante de quién se enamora y deja embarazada. Paul estaba casado con Mary quien quería quedar embarazada y él no estaba del todo de acuerdo con tener un hijo.
A partir de la pregunta de Paul se abre el circuito de la responsabilidad subjetiva, la que interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo. Paul se siente culpable por quién lo salvó, por el donante, se siente interpelado y quiere saldar esa deuda. El tiempo 1 en el circuito de la responsabilidad subjetiva en este caso es cuando Paul se somete al transplante que le permitirá seguir viviendo, suponiendo que con esta operación se agotarán los objetivos fijados. El tiempo 2 es cuando Paul registra que algo anduvo mal, que sucedió algo que va más allá de lo que esperaba.
La angustia que Paul siente que lo lleva a hacerse la pregunta por quien es el ahora, puede ser explicada por algunas hipótesis clínicas que plantea la autora del comentario del film. Por ejemplo que Paul después del transplante podría haber continuado su vida con su mujer pero algo operó desde su deseo inconciente haciendo que el reemplazo de un corazón por otro lo enfrente con lo que no esperaba, como sus problemas de pareja. Como indicadores de esta situación podemos ver que Paul había estado separado de su mujer con la que se vuelve a juntar a causa de su enfermedad, al no existir más dicha enfermedad quizás ya no había lugar para esa relación.
Otra hipótesis clínica propuesta por la autora se refiere a que Paul se encontraría pagando la deuda por su vida agradeciéndole a la esposa del donante, y se encontró buscándose a si mismo donde algo del amor y de su paternidad fallida se desplegaron con esta mujer. El indicador puede ubicarse cuando Paul le dice que quería darle las gracias y que ahora no puede separarse de ella. Y el hecho de dejarla embarazada cuando no quería tener un hijo con su propia mujer de quién se separa. De esta manera Paul se enfrenta a su deseo y se posiciona frente a la responsabilidad subjetiva ya que se encuentra con él mismo.

2-Decidimos tomar otro personaje de la película y no el del comentario del film ya que en éste se ubicaban las respuestas a las consignas para esta segunda evaluación. El análisis de la responsabilidad subjetiva lo centramos en el personaje de Jack Jordan, es el que atropella al donante del protagonista junto a sus dos hijas. La responsabilidad subjetiva es la que interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, se trata del deseo inconciente. El sujeto de la responsabilidad subjetiva no es dueño de su voluntad o intención las cuales son características del sujeto autónomo del discurso jurídico.
El personaje de Jack Jordan no solo atropella al padre con sus dos hijas sino que no se detiene a auxiliarlos lo cual no sólo ocasiona la muerte del padre y la hija mayor sino también la de la de hija menor quien hubiese sobrevivido si Jack la hubiera auxiliado a tiempo. Él eligió escapar de la escena sin saber que los había matado dejando que su mujer vaya a averiguar cuál había sido el resultado del accidente. Haberse escapado pudiendo haber salvado a la niña puede ubicarse como una acción involuntaria cuyo propósito el autor desconoce, ya que Jack no muestra la intención de que la niña muera por su falta de asistencia. Jack es un personaje quien había delinquido en su vida, había estado en prisión, había sido alcohólico y ahora llevaba una vida ordenada y dedicada a la religión. Dadas éstas coordenadas podríamos pensar una hipótesis clínica respecto de la responsabilidad del sujeto. Si Jack auxiliaba a la niña hubiese sido capturado teniendo que dar cuenta del accidente y probablemente cumplir una condena perdiendo nuevamente su libertad y las características de su nueva vida, lo cuál hace después entregándose a la justicia, pero no haberlo hecho en el momento implicó la muerte de la niña. Es decir, que si la auxiliaba perdía su libertad, entonces la muerte de esa niña podría significar para él el precio de su libertad en ese momento desde la responsabilidad subjetiva. De esta manera Jack es responsable no de haberse ido sin auxiliar a la niña, sino de dejar que esta niña que lo miraba muriera a cambio de su libertad.
Respecto al circuito de la responsabilidad, el Tiempo 1 es cuando el personaje lleva a cabo una acción, una conducta que está orientada por un objetivo, entendiendo que la acción se agota en los fines por los que fue concebida. En este caso ubicamos el acto de Jack de no detenerse a darle auxilio a las personas atropelladas por él en el accidente. Como dijimos esta acción podría haber estado orientada a no hacerse responsable ante la justicia por el accidente en un primer momento.
El tiempo 2 es donde algún indicador señala un exceso en lo acontecido, es el tiempo donde el universo particular que estaba soportado por las certidumbres del yo es resquebrajado y es esto lo que permite que surja una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía. Es una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que le muestran que algo anduvo mal. La acción iniciada en el tiempo 1 va más allá de lo esperado. En nuestro caso ubicamos este tiempo cuando se entera que todos murieron en el accidente, y la mirada de su propio hijo cuando le afirma que era culpable de la muerte de un padre y sus dos hijas, este momento se puede asociar al recuerdo de Jack de la mirada de la niña que él interpreta después como un pedido de auxilio. Estos tiempos son los que dan lugar a la hipótesis clínica que planteamos más arriba.
Jack comienza culpando a Dios por lo sucedido, y luego se siente culpable él mismo y decide alejarse, se siente interpelado por el recuerdo de la mirada de la niña y la de su hijo y así se aleja. La culpa es una condición para la responsabilidad subjetiva, el tiempo 2 resignifica al tiempo 1.
El tiempo 3 es donde se ubica el sujeto de la responsabilidad, aquello que atañe al sujeto con lo que desconoce de él mismo. Jack comienza con una proyección derivando la responsabilidad a Dios cuando se entrega, y luego se castiga alejándose de todo, perdiendo su libertad a pesar de los reclamos de su mujer y para vivir trabajando como un esclavo. La libertad ya no tiene el mismo sentido para él, esta palabra se resignifica, pero mientras esté la culpa la responsabilidad está ausente. Por lo tanto ubicamos el tiempo 3 cuando Jack después de haberse enfrentado a la madre de las niñas muertas puede volver a su vida.

3- Los elementos de azar y necesidad presentes en la situación de Jack tienen que ver con el “accidente”, que fue una combinación de ambos. Fue a causa del azar que el padre con sus dos hijas cruzaran la calle al mismo tiempo que la camioneta de Jack, y fue del orden de la necesidad el hecho de que Jack no haya podido frenar a tiempo para evitar el accidente por la velocidad a la que iba.
La camioneta no pudo frenar a tiempo debido a la inercia que ejerció la fuerza de su velocidad. Pero junto a la inercia de la camioneta fue necesaria la coincidencia de que el padre con sus hijas cruzaran la calle en ese exacto momento, ni unos segundos antes, ni unos segundos después.
Según Juan Carlos Mosca, la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar, ya que si rigen por completo no hay responsabilidad. En esta situación, la responsabilidad de Jack aparece cuando se entera de la muerte de las personas que atropelló. Él pudo haberse detenido para auxiliar a la niña. En ese momento se le planteó un problema ético: su libertad por la vida de la niña; y en el momento eligió la primera opción.
La culpa que invade a Jack, lo obliga a responder yéndose de su casa, dejando a su familia, resignificando el tiempo 1 en el que no auxilia a las personas atropelladas y poniendo en marcha el circuito de la responsabilidad.

4- Inicialmente aparecen dos figuras de culpa: la proyección y el sentimiento de culpa. Jack proyecta al responsabilizar a Dios por lo sucedido, ya que fue Dios el que lo puso en esa situación; el sentimiento de culpa se puede ubicar en dos ocasiones: cuando se entrega a la policía, siendo encarcelado, y cuando abandona a su familia, consiguiendo un trabajo que lo “esclaviza” y viviendo en un motel.
La culpa depende de la interpelación subjetiva que funciona retroactivamente, resignificando el tiempo 1 y poniendo en marcha el circuito. A su vez, la culpa obliga a una respuesta a la interpelación.
Las respuestas iniciales de Jack a la interpelación fueron dichas figuras de la culpa, que resignificaron de distintas maneras al tiempo 1. Mediante la proyección, Jack hace responsable a Dios por lo sucedido, ya que Dios lo puso en esa situación. Aquí Jack “anestesia” la culpa, anulando su responsabilidad subjetiva. Por otro lado, también siente culpa, por eso va a la cárcel, de donde es sacado por su esposa y amigo, entonces decide abandonar a su familia y vivir sólo con un trabajo esclavizador. Esta culpa moral tapona el acceso al orden del deseo (“Vivir en libertad”) y lo posiciona en una situación castigo. A través de esta respuesta, Jack se responsabiliza jurídicamente (cuando se entrega a la justicia) y moralmente (viviendo como un esclavo).
El sentimiento de culpa de Jack culmina cuando se enfrenta con Christina (esposa y madre de las niñas) y pide que lo mate. Luego de haberla ayudado con Paul y volver a entregarse a la policía culpándose por lo sucedido a Paul, logra adentrase en el tiempo Allí aparece el sujeto de la responsabilidad subjetiva, que es distinto del sujeto del tiempo 1. Jack logra enfrentarse al tiempo 3, cuando vuelve con su familia, asumiendo su responsabilidad subjetiva, luego de haber pasado por la culpa y todo lo que eso implicó. En este tiempo, consigue hacerle frente a su deseo (“Vivir en libertad”), quedando en un “superávit” otorgado por la responsabilidad subjetiva, a diferencia del tiempo 2 cuando se encontraba en “déficit” a causa de la culpa.
Se produce un cambio subjetivo en Jack, enfrentándose con la viuda que le perdonó la vida, logró perdonarse a sí mismo y volver a su vida anterior.

5- Tanto el cuento de Sartre “El Muro” como nuestra escena recortada de la película “21 Gramos” proponen la emergencia de una singularidad. Con respecto al cuento el personaje de Ibbieta era prisionero de los falangistas quienes lo interrogaban por el paradero de su amigo Ramón Gris, sabiendo que si no daba el paradero de su amigo iba a ser fusilado. Ibbieta decide no dar el paradero de Ramón Gris y ante la situación improvisa una broma. Entonces respecto de los tiempos lógicos en el circuito de la responsabilidad, ubicamos en el tiempo 1 para la situación de Ibbieta: sabiendo que Ramón Gris estaba escondido en la casa de su primo, les dice a los falangistas que está “en el cementerio”. En cuanto al tiempo 1 de nuestra situación, Jack no se detiene a auxiliar a las personas que había atropellado. La acción realizada en ambos casos (Ibbieta con la broma y Jack con su no auxiliar) tenía un objetivo, el de Ibbieta era realizar una broma y el de Jack era escaparse de la justicia. Éstos eran los objetivos de sus acciones de los cuales ambos eran concientes.
Respecto al tiempo 2 del circuito, aparece una interpelación que recibe el sujeto a través de indicadores que le muestran que algo anduvo mal, que esa acción que llevó a cabo no se agotó en sus objetivos concientes. Los indicadores para Ibbieta son cuando vuelven los falangistas del cementerio y no lo matan y cuando se encuentra con García que le cuenta que lo habían matado a Gris en el cementerio. Es donde aparece la pregunta de un Ibbieta sorprendido: ¿en el cementerio?
Por otro lado, los indicadores para Jack por los cuales es interpelado son, la noticia de que habían muerto las tres personas que atropelló incluso la niña que lo miraba, y cuando su hijo lo sanciona diciéndole que era el asesino de un padre con sus dos hijas. En ninguno de los dos casos los personajes esperaban que su acción tenga los resultados obtenidos, la distancia que separa al tiempo 1 y 2 no se explica solo por azar y necesidad sino que surge una pregunta por la posición subjetiva de los personajes que da lugar a la hipótesis clínica. En Ibbieta se puede pensar su deseo inconciente de vivir por eso utilizó la palabra cementerio para designar el paradero de su amigo, porque era o la vida de su amigo o la suya. Y en el caso de Jack podemos pensar que no detenerse a auxiliar a sus víctimas, especialmente a la niña que lo miraba, podría haber sido producto de su deseo inconciente de libertad, porque detenerse a auxiliarlos hubiese implicado entregarse a la justicia y responder por el accidente. Lo cual logra realizar al final de la película enfrentándose a la madre de las niñas y cargando con otra culpa queriéndose entregar a la justicia por el disparo a Paul el cual no había realizado. Es a partir de aquí que se abre el tiempo 3 del circuito y Jack se hace responsable de su acción y puede volver con su familia.
Con respecto a Ibbieta la palabra cementerio se resignifica, pasa a ser un significante cargado de deseo a posteriori.
En relación a los elementos de azar y necesidad, en la situación de Ibbieta podemos ubicar como ignorancia y azar el hecho de que él no sabía que Gris había abandonado la casa de su primo y que se hallaba escondido en el cementerio. Ibbieta quiso burlarse de los oficiales y por azar coincidió su declaración con el sitio real donde se hallaba Gris. En el caso de Jack, los elementos de azar tuvieron que ver con la coincidencia de que el padre con sus hijas cruzaran la calle justo en el mismo momento en que él pasaba con su camioneta, causando el accidente.
Por otro lado, los elementos de necesidad en el caso de Ibbieta tienen que ver con el axioma de los falangistas: “Es su vida por la tuya”; la cual cumple al abrir la boca. Para Jack la “necesidad” estuvo puesta en la inercia de la camioneta que no lo dejó frenar a tiempo.
A pesar de los elementos de azar y necesidad de cada caso, existe una interpelación en ellos que indica la grieta que se abre entre necesidad y azar, ubicando su responsabilidad. Ambos son responsables de sus actos, Ibbieta de haber abierto la boca, y de desear seguir con vida, y Jack de no haber auxiliado a la niña y haber deseado su libertad.
En cuanto a la culpabilidad, en Jack se puede ver el pasaje por algunas figuras de la culpa (sentimiento de culpa y proyección) que taponan el acceso a la responsabilidad subjetiva, pero que fueron necesarias para él para poder llegar al final del circuito. Jack necesitó en un principio echarle la culpa a Dios y entregarse a la justicia (dos veces) asumiendo su responsabilidad jurídica; y también necesitó sentirse culpable, abandonando a su familia, viviendo como un esclavo y culminando en el pedido de muerta a la madre de las niñas, responsabilizándose moralmente. Pero ninguna de estas dos responsabilidades tienen que ver con su cambio de posición subjetiva que logro para el final del film. Jack logro volver con su familia luego de asumir su responsabilidad subjetiva, aceptando su deseo de querer vivir en libertad y haber actuado en base a ello en el tiempo 2.
Algo similar sucede con Ibbieta, sólo que en él no llegamos a registrar las figuras de culpa. Sin embargo, él siente culpabilidad por haber cedido en su deseo, y llora hasta la risa, o ría hasta las lágrimas. Carga con la culpa de haber respondido la orden de los falangistas y haber traicionado a su amigo Gris. No obstante, asume su deseo, ya que la palabra “cementerio” se resignificó, porque determinó la tumba de su amigo y no la suya.
Por lo tanto, ambos lograron asumir su responsabilidad subjetiva en un tiempo 3, Ibbieta mediante la resignificación del la palabra “cementerio” elige la tumba de su amigo, y no la suya, riendo hasta el llanto. Jack logra asumir su responsabilidad subjetiva, al aceptar su libertad y volver con su familia, luego de haber hecho el recorrido por el circuito y haber pasado por las figuras de culpa.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: