por 

PELICULA 21 GRAMOS
El personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es un profesor universitario llamado Paul Rivers, el cual espera un transplante cardiaco siendo su estado de salud muy critico, al mismo tiempo su esposa Mary hace todo lo posible para quedar embarazada aunque su relación de pareja no es buena, esta a punto de quebrarse y ya estuvieron separados anteriormente.
En el comienzo de la película Paul hace algunos comentarios y se hace algunas preguntas, refiere “estoy en la antesala de la muerte, estoy atravesado por estos ridículos tubos, tengo agujas penetrando en los brazos, no tengo idea cuando empezó todo, ¿Qué hago en este club de moribundos? ¿Qué tengo que ver con ellos? ¿Quién muere primero, el que esta en coma o yo?”
Una vez realizado el transplante Paul se pregunta “¿quien soy ahora?” Quiere saber sobre el origen del donante rompe el acuerdo acerca de que la clínica no puede dar a conocer el origen del donante se podría pensar que la situación lo desborda a modo de una catástrofe subjetiva refiriendo ésta a la alteración de las referencias simbólicas en los sujetos cuando la magnitud del evento excede las capacidades singulares y colectivas, seria la irrupción del cuantum pulsional que no puede ser ligado psíquicamente se trata de aquellas situaciones que al desbordar los sistemas representacionales vigentes, y mostrar su insuficiencia, desbaratan aquellos sistemas de sentido, que le permitan al ser humano mitigar la amenidad de lo imprevisible e inefable.
En este punto Paul comienza la búsqueda desesperada de la vida anterior del donante, contrata a un detective privado para que averigüe donde vivía. Ante esta interpelación que se hace Paul, se podría pensar que hay un antes y un después del trasplante, vale decir que ya no todo puede ser explicado por la necesidad, entendiéndose ésta, como aquellos elementos que determinan una situación que el sujeto no puede modificar, que rige por fuera de su intervención y tampoco puede ser explicado por el azar que en éste caso me parece que coinciden en el mismo punto ya que Paul depende de la muerte de otra persona para que él pueda seguir viviendo.
La responsabilidad subjetiva surge en esta grieta entre necesidad y azar y comienza el circuito de ésta. En el tiempo 1 Paul se somete a la intervención quirúrgica, es el tiempo del enunciado consciente, es la voluntad, se trata del recorte de una situación, en el caso de Paul es el trasplante que le permitirá continuar con la vida suponiendo que con este acto se agotarán todos los objetivos pre fijados. En el tiempo 2 Paul registra que algo anduvo mal, algo más allá de lo esperado.
Es así que es invadido por el reproche y la culpa, éste es el tiempo de pagar la deuda con quien lo ha salvado, se siente interpelado, ésta interpelación obliga a dar una respuesta, es el pago de la deuda está por fuera del cálculo del tiempo 1, es la puesta en marcha de la responsabilidad por la retroacción. Frente a la interpelación el sujeto resignifica el tiempo 1 que ahora adquiere un significado para él en el caso de Paul podríamos pensar que algún punto ciego operó en él desde su propio deseo inconsciente, su corazón, símbolo del afecto, del amor estaba resquebrajado antes del trasplante, el reemplazo de un corazón por otro lo enfrentó con aquello que no había calculado. La culpa nos orienta ya que es el reverso de la responsabilidad, aparece un objeto sustituto ya que vela, oculta algo de la responsabilidad. Esta culpa depende de una operación eminentemente simbólica, la interpelación subjetiva.
En esta dimensión del circuito de responsabilidad subjetiva no se habla solo de buenas o malas intenciones o de buenas o malas acciones por las que el sujeto debería ser juzgado por otro, ya sea un semejante o una figura de autoridad institucional. Se entra, además de los efectos que son considerados en el lazo social, en una zona que resulta de máxima importancia clínica por que implica, exige la experiencia de deseo inconsciente. Lo distónico le aparece al yo como extraño, la interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito, luego la culpa obliga a dar una respuesta a la interpelación es decir dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito se funda en su resignificación el tiempo 1, facilita una respuesta que aunque no es considerada todavía tiempo 3 que es aquel de la responsabilidad subjetiva responde a la interpelación.
La retroacción que genera la interpelación resignifica porque liga (ob-liga) a los elementos disonantes que se convierten entonces en un tiempo 1 es decir que el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se debe responder. Esa doble acepción de la deuda, la económica y la obligación más moral del deber, entran en juego a partir de la interpelación.
El recorrido puede volver sobre los elementos disonantes sin que esto implique una apertura sino para cerrar el circuito. Si abre tiene que cerrar, ese es el trabajo de le interpelación. Esto hace que halla que detenerse en la forma en que cierra para poder relevar la respuesta diferenciada que es la que interesa, no hay forma de no responder pues la interpelación exige respuesta, la fuerza simbólica de la interpelación proviene de la internalización de la ley simbólica, es por eso que en este sentido la interpelación es exigencia de respuesta, más allá de lo que el yo querría responder, se trata aquí de la economía de lo simbólico, la interpelación implica ya una deuda por la que hay que responder, es el llamado a responder para volver al surco de lo moral, en este caso, la respuesta es particular. No hay singularidad en la vuelta al surco moral porque la respuesta resulta un taponamiento de la dimensión ética. Se abre como respuesta a la interpelación un abanico de posibilidades: el sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualización y la formación sintomática. En el tiempo 3 es donde se produce el efecto sujeto es también una respuesta a la interpelación acá se está en la dimensión ética y eso implica la noción de acto en la que el sujeto se produce, de modo que al hablar del efecto sujeto se está hablando del acto, y es ético porque es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconsciente, esto es lo que quiere decir que el estatuto del inconsciente es ético.
La interpelación subjetiva se pone en marcha cuando la ley simbólica del deseo, ob-liga a retornar sobre la acción. El deseo es solidario, de la culpa y la angustia, implica retornar sobre la acción, el sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto y es una respuesta de dimensión ética es aquella que atañe al sujeto en relación a aquello que desconoce de si mismo, es el sujeto de la renuncia que puede sustraerse a dormir en los signos de un guión ajeno creyéndolo propio ya que puede elegir o no, renunciar o no a dormir o no en esos signos. El mayor signo del guión ajeno, es que el horizonte está pintado, se podría pensar que uno de los indicadores que se podrían observar en Paul es cuando en su pelea con su mujer le dice que esa relación a sido una farsa ya que pudo no haber elegido y seguir en ese engaño de vivir el guión ajeno ya que eso nos permite vivir, se puede pensar que es un instante de despertar con relación a ese dormir en los signos. Esta es una decisión, un acto que implica llevarlo a cabo por fuera de los otros, por fuera de la moral, del bien, del mal. El devenir particular deviene particularista si se niega a la singularidad. Es entonces, en el campo del universal singular, donde el sujeto debe enfrentarse a su propia soledad a lo atemporal a lo existencial y atematico, es en el campo de la subjetividad donde la lógica bivalente ya no es aplicable, Paul enfrenta su deseo, ya no es el mismo se ha posicionado frente a la responsabilidad subjetiva que le otorga un plus de sentidos que antes no tenía como contrapartida de la culpa que opera como un déficit como aquello que insiste, que repite. Se produce un cambio en la posición subjetiva de Paul, encontrando al dueño del corazón que le dio vida puede encontrarse a sí mismo. Pensando al cuerpo como cuerpo hablado y significantizado el lenguaje viene a producir en él un efecto de corte, esto es universal, el lenguaje tiene un efecto simbólico que es la castración. El efecto singular, el cambio de posición que adopta Paul para su vida es a partir de la operación que una palabra es resignificada en relación con el deseo, podríamos pensar que a partir del tiempo 2 el significante corazón, deja de tener un significado particular para adquirir una significación que le es propia, lo universal no se realiza sino en la forma de lo singular utilizando como soporte lo particular.
En relación a la comparación con el caso de Ibbieta podría pensarse que el tiempo 1 sería cuando les dice a los falangistas que Gris estaba en el cementerio y el tiempo 2 cuando el panadero García le dice que lo encontraron en el cementerio y lo mataron, este es el tiempo de la interpelación, donde el sujeto percibe que algo anduvo mal. Podría pensarse que tanto en Ibbieta como en Paul son responsables de su deseo de querer vivir, este segundo tiempo resignifica por retroacción al tiempo 1 y produce el tiempo 3 el efecto sujeto ya que Ibbieta estalla en llanto y risa en una frase admirativa, se produce así la división subjetiva es decir satisfacción para un sistema e insatisfacción para otro sistema inconciente/conciente, prefiere que esté el amigo, se expresa algo que era intolerante para la conciencia. En el caso de Ibbieta la necesidad estaría dada por los falangistas, que lo ponen a elegir entre su vida y la de Gris la necesidad conecta causa y efecto en cambio el azar desconecta causa y efecto, se produce una grieta para la responsabilidad subjetiva que en el caso de Ibbieta se trata de decir Gris está en el cementerio vale decir que le dice la verdad a su deseo, se trata de mentiras verdaderas, el sujeto es siendo, nunca del todo realizado pero siendo, de eso debería dar respuesta, de la razón de su ser en la razón deseante, en lo calculable y también en lo incalculable y no representable de su ser



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: