por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA
ETICA Y DERECHOS HUMANOS
Cát. J.J.M. Fariña
COMISIÓN 13 – doc/cgo:
Lic. Carlos Fraiman
Ate. Lic. J. Loza
AÑO 2010 – 1º Cuatrimestre

PARCIAL DOMICULIARIO

“21 GRAMOS”

Alumna: M. Bárbara Carmona
L: 30.588.137/0
e-mail: barbycarmona@yahoo.com.ar
Alumna: Sandra A.Orellana
L: 17.996.787/0
e-mail: saorellana66@yahoo.com.ar

“21 Gramos”

Una historia de esperanza y humanidad, de la elasticidad y supervivencia que explora la fuertes sensaciones emocionales y físicas de tres personajes: Paul (Sean Penn), Jack(Benicio del Toro), y Cristina( Naomi Watts), unidos por un accidente inesperado que hace que sus vidas y destinos se crucen, en una historia de que los lleva al amor y la venganza. 21 Gramos hace referencia al peso que perdemos cuando morimos, el peso llevado por los que sobrevivan.

La historia comienza con un profesor matemáticas universitario Paul Rivers que se encuentra a la espera, de un trasplante cardiaco, el mismo se encuentra entre la vida y la muerte, ya que su estado es critico. Paul esta bajo el cuidado de su esposa Mary, la cual presenta una necesidad imperiosa por ser madre, Cosa que Paul, no esta de acuerdo, por que ellos se encuentran atravesando, una crisis matrimonial, un matrimonio que no es estable, los mismo estuvieron separados anteriormente. A causa de esta desgracia se volvieron a unir.
Para el análisis de este Films, utilizaremos el personaje de Paul Rivers.

Necesidad y Azar
La necesidad establece una conexión entre causas y efectos, y el azar desconecta tal relación.
Un hombre se siente en una encrucijada entre la vida y la muerte (Paul). Una enfermedad se apodero de su cuerpo, por lo tanto la vida de este depende de la muerte de otro. A Paul se le abre un interrogante, inesperado para el, como poder sostenerse en la vida con la incertidumbre de no saber quien es ese otro q le otorgo el corazón.
La necesidad es la categoría lógica matemática por fuera de la subjetividad, la necesidad de recibir el corazón, dado que es un tema de vida o muerte.
Si pensamos en el azar, como algo imprevisto de recibir el órgano esperado, o no, es algo inmanejable para Paul, la situación nos lleva a preguntarnos si el corazón que va a recibir es compatible o no con su organismo, sabiendo que su vida depende de esto.
E sujeto se encuentra agonizando y a la espera del transplante, al cuidado de su esposa (Mary), la cual tiene la necesidad imperiosa de quedar embarazada.
A partir de la pregunta que Paul se realiza ¿”quien soy yo”?, con este interrogante ya no se puede explicar la necesidad y el azar. Es entonces que se produce una grieta entre estos dos dilemas, dando lugar a la responsabilidad subjetiva

Circuito lógico de la responsabilidad
El tiempo uno hace referencia a una acción con determinados fines, donde la acción se agota en los fines. Dentro de este tiempo ubicaremos la intervención quirúrgica del transplante de corazón, lo que le permitirá seguir con su vida a Paul.

En el tiempo dos interpela al tiempo uno: Paul se siente, luego de su transplante que no es lo que el esperaba, es invadido por una incertidumbre, siente como que esta en deuda con aquel que lo ha salvado, necesita saldar esa deuda, y hay una culpa que lo invade.
Observamos un sujeto diferente al tiempo uno. Paul cuando se entera por su investigador privado, la manera en que fallece su donante le adviene, la culpa, la misma lo lleva a conocer a la viuda (Cristina), y a su vez siente una necedad imperiosa de agradecerle la vida, necesidad que da un vuelco inesperado, fue mas allá de lo calculado, florecen sentimientos afectivos hacia ella, cuando le manifiesta: “ahora que te conozco, no me puedo separar de vos, tengo miedo, te amo…” .
Paul al observar el sufrimiento de Cristina por la trágica muerte de su familia, se siente en parte responsable de llevar el corazón de su marido (Michael).
La culpa como punto ciego del sujeto, se juega algo del orden del deseo que Paul desconoce y que no lo puede explicar, donde en un principio era solo agradecerle se encontró con algo que no había calculado, la misma rastrea el camino hacia la responsabilidad subjetiva.
Requisito necesario para la responsabilidad, momento de la resignificación, facilita una respuesta y la misma responde a la interpelación.
Entendiendo como responsabilidad subjetiva aquel que interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, asentándose en la noción de sujeto inconsciente, aquel individuo del que se espera una respuesta.
Es el sujeto del acto que coincide con el de la responsabilidad subjetiva, aquí podemos afirmar que la misma es otro nombre del sujeto en acto. La misma se diferencia de la responsabilidad jurídica, ya que esta plantea en función de la noción de sujeto autónomo.
Teniendo planteados los tiempos 1 y 2, estamos en condiciones de armar una hipótesis clínica:
Planteamos, pero no con tanta seguridad las siguiente hipótesis clínica: el deseo inconsciente de paternidad que le adviene a Paul, el cual no es registrado; la pulsion de muerte siempre latente predominando sobre la pulsion de vida, cuando el dice …”cuantas vidas vivimos, cuantas veces morimos, dicen que todos perdemos 21 gramos al momento exacto de morir, todos y cuantos caben en 21 gramos, cuanto se pierde, cuantos se pierde en esos 21 gramos, cuantos se van con ellos, cuantos se gana, cuanto es lo que se gana 21 gramos es el peso de una pila de monedas, el peso de un chocolate, el peso de un colibrí, cual es el peso de 21 gramos…”
Podríamos observar los cambios de las fundones del yo en los distintos tiempos, detrás de gesto de agradecimiento tan necesario para el, se ocultaba un significado oculto, la búsqueda de si mismo.

Desastre y Catástrofes
Tomaremos en este punto al personaje de Cristina.
Primero definiremos desastre, el cual alude a una alteración de un desorden del cosmo, se trata de un trastrocamiento de los elementos que están por fuera de la orbita del sujeto.
Catástrofe: refiere a la alteración de las referencias simbólicas en los sujetos cuando la magnitud del evento excede las capacidades singulares y colectivas, sentimiento de desvalimiento y desprotección, sentimientos infantiles que acompañan al hombre a la largo de su vida.
Cristina, sufre la catástrofe de la muerte de su familia sintiendo ella desvalimiento, miedo, desesperanza, atravesando por un duelo que la lleva a volcarse como en viejas épocas de su juventud a las drogas y al alcohol, adicción supuestamente superada luego de haber sido madre.
Desastre en el sentido de una disrupción de las funciones del yo, al no saber como abordar la situación del trágico accidente de su familia.
La crisis de Cristina no remite solo a un individuo, sino que en realidad se encuentra involucrado otro sujeto, en este caso Paul, crisis que desordena y desequilibra la vida de Critina, produciéndose desajustes permanentes y difícil de sobrellevar podemos decir que presenta una crisis accidental, fue un cambio súbito e imprevisto en las condiciones de vida que llevaba, psiquismo expuesto a algo brusco, estado de confusión, desorientación dado que el mundo súbitamente ha cambiado, experiencia de angustia y depresión. Hacemos alusión a la crisis como una forma de catástrofe y desastre que el sujeto padece.

Bibliografía
Michael Fariña: -Un Horizonte en quiebra, cap 4 ,5
-20 años son nada, causas y azares
Desastre y Catástrofe. Ficha de la cátedra
Gutiérrez, C y Salomone: La responsabilidad profesional entre la legislación de los principios éticos.
Alejandro Ariel: -El estilo y el acto
-La responsabilidad ante el aborto
Salomone, G: Las formaciones del inconsciente y la responsabilidad



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: