Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Al otro lado del mundo >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Psicología, Ética y Derechos Humanos

2º PARCIAL DOMICILIARIO

Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 8
Docente: Eduardo Laso

Alumna: Luciana Berlingieri
L.U.: 27.642.142
e-mail: luciber2002@yahoo.com

2 Cuatrimestre 2009
Película elegida: Al otro lado del mundo
Título Original: The painted Veil (Año: 2007)
Género: Drama romántico
Actores: Edward Norton y Noemi Watts

Personajes:
- Kitty Fane
- Walter Fane
- Charles Townsend (diplomático de Shanghai)
- Sr. Waddington (subcomisionado de Mei-Tan-Fu)
- Madre Superiora (quien dirige el convento y orfanato)

Sinópsis de la película:
Ubicada en la década de 1920, Walter Fane es un joven y tímido bacteriólogo británico de clase media que se enamora de la consentida Kitty, una mujer de clase alta. Se casan por razones distintas y sin discutir el trasfondo de esta decisión; él por amor, y ella para independizarse de su familia.
Se mudan de Inglaterra a Shanghai, en donde ella se enamora y tiene un affaire con Charlie, un diplomático.
Cuando él descubre su infidelidad, la obliga a Kitty a que lo acompañe a un pueblito perdido de China (Mei-Tan-Fu) en donde se ha desatado una epidemia de cólera y que está haciendo estragos entre la población. Kitty lo confronta a Walter en la decisión de que ella lo acompañe, dado que es muy peligroso. A lo que Walter le responde diciéndole que: o ella lo acompaña a este viaje, o que él presentará la demanda de divorcio por motivo de adulterio y nombrándolo a Charles Townsend como su amante. Kitty le dice a Walter, si no le permite a ella pedirle el divorcio a él discretamente, de modo que no sea un escándalo público. A lo que Walter accede, pero con una condición, que la esposa de Charlie también le pida el divorcio a él y que Charlie prometa casarse con Kitty.
Kitty esperanzada y enamorada, le comenta todo a Charlie, quien le dice que su esposa no se divorciaría de él por nada en el mundo y que además, él por su posición (como diplomático) no puede divorciarse de su esposa. Este es un momento en el que Kitty se da cuenta de que Walter, no intentaba divorciarse de ella, y que sabía que así ella se sentiría defraudada por Charlie (dado que éste no aceptaría la condición de divorciarse de la esposa y de casarse con ella). Ante esta situación, Kitty decide irse con Walter a ese pueblito de China.
Se evidencian muchas escenas y diálogos que dan cuenta de un entorno emocional tenso y cargado de resentimientos dentro de este matrimonio.
Kitty desesperada y desconsolada le escribe una carta a Charlie, diciéndole que allí la vida sin él era muy difícil e intolerable. Kitty va hasta la casa del vecino y amigo de ese pueblito (Sr. Waddington) para llevarle un disco y pedirle que envíe esa carta. El amigo se sorprende de que la carta sea para Charlie Townsend. Kitty le pregunta si lo conoce y él le dice que sí, que “ambos fueron asignados al consulado de Shanghai”… dice “una esposa encantadora”, “la popularidad es casi una ciencia para él”… que “le agradaba Dorothy”… y que “él tenía sus aventuritas”… dice que “una vez la oyó decir que le parecía muy halagador que las amantes de su esposo siempre fueran tan de segunda”. Kitty dice que Charlie Townsend es un conocido de Walter, y que como la carta estaría llegando muy tarde, no la enviará. Al llegar a la casa, Kitty decepcionada nuevamente rompe la carta y la tira en un cajón junto con la cadenita que tenía el anillo que Charlie le había regalado tiempo atrás.
A partir de esta nueva decepción, Kitty comienza a ver la forma de acercarse y de calmar las tensiones entre Walter y ella.
A pedido de la Madre Superiora que dirige el convento, el orfanato y el hospital, Kitty va a visitarla y a recorrer el lugar. Allí se entera de que a Walter le encantan los bebés y que pasa todo el tiempo que puede en la guardería ayudándolos. Esa misma noche, Walter no aparece para comer con ella. Así que ella le lleva la cena a la habitación, donde ve que se quedó dormido entre los libros, los papeles, el microscopio, etc. Y él no puede perdonarla todavía.
Aunque siguen los conflictos de pareja, y además está la constante amenaza de muerte por la enfermedad. También deben enfrentar la violencia que va en aumento debido a los conflictos entre los locales del pueblito y las fuerzas nacionalistas.
Kitty va al convento a ofrecer su ayuda y empieza en la guardería limpiando y cuidando a los bebés. Walter se sorprende mucho al verla allí, pero en un buen sentido.
Una escena después, Kitty es sorprendida por la Madre Superiora y por Walter mientras tocaba el piano y se divertía con los chicos del convento. Al verla tocar el piano, Walter recuerda la primera vez que la vio y que se enamoró de ella.
Esa noche, Kitty está cosiendo y Walter está escribiendo. Ella habla de lo admirable que es la tarea que llevan adelante las monjas y que cree lo que él hace es increíblemente noble. Walter le dice que ella “solía despreciarlo, ¿algo ha cambiado?” y ella le dice que “no puede creer que siendo tan inteligente tenga tan poco sentido de la proporción. Los humanos somos más complicados que tus microbios. Somos impredecibles. Nos equivocamos y defraudamos”.. “Sí, sin duda” dice él. Ella dice: “Lo lamento. Lamento no ser la mujer perfecta que quieres que sea. Soy común y corriente. Nunca pretendí ser otra cosa”... “No, por supuesto que no” dice él. Ella dice: “Me gusta ir al teatro, bailar y jugar al tenis. Me gustan los juegos. Y los hombres que juegan juegos”… él se ríe y dice “Soy una fiera jugando al bridge”… Ella dice: “Eso sí que es emocionante… (ambos se ríen) Y tú me arrastraste por todos los museos de Venecia, parloteando acerca del milagro de los canales, y de los sistemas de drenaje de la laguna, o alguna tontería así… Hubiera sido más feliz jugando al golf en Sandwich”. Él se sonríe y se ríe… y reflexionando dice “Supongo que tienes razón… fue tonto buscar en el otro cualidades que nunca tuvimos”… “Si... si así fue... ¿Walter? ¿Por qué no derribaste la puerta si sabías que estaba con Charlie? Al menos podrías haber tratado de golpearlo”, dice y pregunta ella. “Él no valía la pena… o quizás soy demasiado orgulloso para pelear”, responde él. “No estoy tan segura sobre eso”, dice ella.
En la escena siguiente, es peligroso que los occidentales salgan del convento, por los ataques de los locales, ya que dicen que es obra del diablo británico porque no respeta sus tradiciones de quedarse con los cuerpos de sus familiares muertos por cólera en sus casas. Kitty ya había salido, así que Walter la va a buscar, y logra rescatarla de un grupo de chinos que la perseguían.
Esa noche, luego de volver de tomar unos tragos en lo del Sr. Waddington, tanto Walter como Kitty comenzaron a desvestirse cada uno en su habitación. Walter la observa cada vez con más frecuencia, y ella al notarlo, deja caer su vestido frente a él. Walter se le acerca rápidamente, la besa, se besan apasionadamente y terminan teniendo relaciones, y durmiendo juntos.
Luego, cuando Kitty y los niños del convento estaban bailando, ella se siente mareada, vomita y se desmaya. La Madre Superiora le dice que está embarazada. Después, Walter va a verla, preocupado porque ella se desmayó. Kitty le dice que está embarazada, que puede ser de hace 2 meses o más. “¿Soy el padre?” pregunta él. Y ella muy angustiada le dice que “francamente, no lo sabe… que lo siente”. “Bueno... ya no importa... ¿no?” dice y pregunta él... “No... ya no importa” responde ella. Kitty lo abraza y luego él también.
Se puede observar que el matrimonio Fane logra encontrar el perdón, y su relación empieza a cobrar sentido y fuerza frente a la adversidad.
Aparece un grupo grande de personas de un pueblito cercano, que también fue devastado por la epidemia del cólera, que huyen y buscan refugio en el pueblito de Mei-Tan-Fu. Walter se va al refugio, situado arriba al pie de la colina.
Más tarde, el Sr Waddington va a buscarla a Kitty para decirle que su esposo contrajo la enfermedad de cólera. Ella urgente va a verlo al refugio y decide quedarse con él. Él le dice que “esto se va a poner mucho peor antes de que estalle” y le pregunta si “¿está preparada para esto?”. Y ella le dice que “si”. Lo cuida, y se queda a su lado hasta que finalmente muere. Antes de esto, él la despierta llamándola. Ella le dice “¿estas despierto? ¿Te sientes mejor?”… Ella acerca la lámpara para verlo, y su aspecto está muy deteriorado… se sorprende al verlo, pero como que trata de disimularlo… “Perdóname” le dice él. “¿Perdonarte?… No hay nada que perdonar…” (murió) y ella llorando le dice “Walter… lo siento”.
Lo entierran. Ella vuelve a la casa y llora al agarrar sus papeles y el microscopio.
Luego, empaca todo y se va en barco.
En la escena final, han pasado 5 años, ella sale de una tienda de flores con su hijo Walter en Londes. Se encuentra con Charlie y hablan por unos minutos. Él le dice que sabe que ya pasó mucho tiempo, y que debería haberle escrito. Le dice que “estará en Londres por 3 semana y que podrían...”, ella lo interrumpe diciéndole “Adiós, Sr. Townsend”. Al irse el hijo le pregunta “¿Quién era él?”... “Nadie importante, cariño”, le responde Kitty.

El circuito de la responsabilidad:
El circuito de la responsabilidad se nos presenta de modo lineal y está compuesto por un tiempo 1 en donde hay una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en el que se encuentra el sujeto y en que supuestamente se agota en los fines para los que se realizó, este es un tiempo en donde el universo particular se mantiene en las certidumbres del yo.
¿Dónde podemos ubicar un tiempo 1 en la película “Al otro lado del mundo”?
Desde el comienzo de la película, dado que Kitty se casa con Walter, sabiendo que no lo ama, para alejarse de su familia, en especial de su madre.
Se mudan a Shanghai, y es allí donde ella se enamora y tiene un affaire con Charlie. Walter se entera de esta aventura y la obliga a Kitty a tomar una decisión, entre una demanda de divorcio escandalosa por adulterio, o viajar con él a un pueblito de China en el cual se ha desatado una epidemia de cólera. Kitty decide acompañar a su esposo en el viaje hasta ese pueblito de China.
Durante todo el viaje y aun habiendo llegado al pueblito, la relación entre Walter y ella es muy tensa. Tal es así que ella, llega y le escribe una carta a Charlie, diciéndole lo difícil o lo insoportable que es la vida sin él.

Hasta aquí, seguimos viendo que en Kitty no aparece ni la responsabilidad ni la culpa, sino que los hechos se muestran en concordancia con el universo del discurso en el que ella se halla inmersa.
Luego, ella va a visitar a su vecino y amigo, el Sr. Waddington, para llevarle un disco y para que éste envíe la carta por ella.

Aquí podríamos decir que algo del Azar se pone en juego, dado que no es casualidad que el Sr. Waddington dice conocer al Sr. Charlie Townsend, y hace varios comentarios respecto de él y de la esposa. Uno de los comentarios fue: “él tenía sus aventuritas”… Y el otro comentario más importante fue cuando dijo que: “una vez la oyó decir que le parecía muy halagador que las amantes de su esposo siempre fueran tan de segunda”. Como consecuencia de esto, Kitty no le da la carta al Sr. Waddington, sino que se la lleva a la casa y la rompe.
Con esta escena, observamos una segunda, y ya la última, decepción de Kitty con respecto a la personalidad y la forma de ser de Charlie. Se muestra como un hombre amable y seductor, pero en realidad es un “mujeriego” que sólo quiere seducirlas, no piensa en divorciarse de su esposa, ni poner en riesgo su carrera como diplomático.

El tiempo 1 se ve confrontado por un tiempo 2, en donde algo esta “señalando un exceso en lo acontecido”, tiempo en el cual aquel universo particular que era soportado en las certidumbres yoicas se quiebra emergiendo como posibilidad una pregunta acerca de cuál es la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo, tambalea el universo particular que se presentaba previamente como egosintónico y que ahora es resignificado y puesto en un lugar que compromete la integridad del yo, dado que sacude la completud de ese “universo” que lo sostiene… entonces aparece como egodistónico.

Podríamos mencionar el inicio del tiempo 2, cuando Kitty va a visitar a la Madre Superiora al orfanato, convento, y es allí donde se entera de que a Walter le encantan los bebés y que pasa todo el tiempo que puede en la guardería ayudándolos. Esa misma noche, Walter no va a cenar con ella. Así que ella le lleva la cena a la habitación en donde él estaba trabajando. Pero lo encuentra dormido entre los libros, los papeles, el microscopio, etc. Él se despierta, ella le da el plato con la cena, y él le pregunta si se le ofrece algo más. Kitty le pregunta qué es lo que está investigando, para tratar de acercarse a él y de demostrarle su interés. Pero él responde rechazándola, porque todavía no puede perdonarla.
Kitty empieza a ayudar en el orfanato, y a hacer todo lo posible para acercarse a Walter, para que sus vidas y su convivencia no sean tan infelices.
Kitty es constantemente interpelada por Walter y a responder por su infidelidad. Y ella decide responder a esto, insistiendo en acercarse a él y en encontrar su perdón. Muchas escenas y diálogos dan cuenta de que Kitty se siente culpable de haberlo herido a Walter al serle infiel:
-  Cuando le lleva la cena aquella noche.
-  Kitty ayuda en el convento limpiando y cuidando a los bebés en la guardería. Walter se sorprende mucho al verla allí, pero en un buen sentido.
-  Kitty es sorprendida por la Madre Superiora y por Walter mientras tocaba el piano y se divertía con los chicos del convento. Al verla tocar el piano, Walter recuerda la primera vez que la vio y que se enamoró de ella.
-  Esa noche, Ella habla de lo admirable que es la tarea que llevan adelante las monjas y que cree lo que él hace es increíblemente noble. Ambos se ríen al darse cuenta de que fue tonto buscar en el otro cualidades comunes que nunca tuvieron.
-  Cuando ella le dice que está embarazada, y (con lágrimas en los ojos y demostrando con su rostro culpa, arrepentimiento y dolor) le dice que francamente no sabe quién es el padre. Ella le pide perdón. Y él dice que eso ya no importa, y se abrazan.
Poco a poco, no sólo Kitty puede acercarse a Walter, logrando que él la perdone, sino que además ella se va enamorando de él, y Walter vuelve a encontrar en ella, esa mujer de quien una vez se enamoró.

La Hipótesis Clínica vendría a situarse como una naturaleza de ligadura, de lazo asociativo entre el tiempo 1 y el tiempo 2, al resignificar el tiempo 1.
En Kitty podríamos observar un deseo que la atraviesa constantemente que es la búsqueda de lograr amar y de ser amada.
Al comienzo de la película ella le dice a su madre que ya las mujeres no son obligadas a casarse a una determinada edad, sino que la mujer se casa por amor. La madre le pregunta si Walter estaría enamorado de ella, a lo que Kitty le responde que no sabe, y que lo importante es que ella no lo ama a él. Aquí se observa un momento de tensión, ya que la madre le dice que hasta cuándo cree que el padre la va a seguir manteniendo. Kitty se levanta y se va de la casa. Se encuentra con Walter quien la acompaña y le termina pidiendo matrimonio. Luego, al volver a la casa, escucha la conversación telefónica de su madre, quien se muestra muy contenta dado que la otra hija se casará en otoño y después dice que ella ya perdió las esperanzas con Kitty. Como consecuencia de esto, Kitty se casa con Walter y se muda con él a Shanghai. Ella no se casa con él porque lo ama, sino para alejarse de su madre.
Luego, Kitty cree estar enamorada de Charlie, su amante, hasta que éste la decepciona por segunda vez (tiempo 1) y es allí cuando Kitty comienza a tratar de acercarse a Walter y de conseguir su perdón. Ella logra ver que Walter es una gran persona, con una fuerte vocación de servicio y de ayudar al otro… comienza a ver una forma de ser de Walter que ella no conocía. Kitty empieza a enamorarse de él (tiempo 2).
Ella finalmente se enamora de él y Walter vuelve a reencontrarse con la mujer que había conocido, y se vuelve a enamorar de ella. Es decir, que Kitty finalmente está viviendo de acuerdo a su deseo de amar y de ser amada.

Podríamos ubicar el tiempo 3, que es el momento que verifica la responsabilidad subjetiva, es decir, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un Sujeto.
En la película analizada podríamos verlo, cuando Kitty se entera de que Walter contrajo la enfermedad de cólera e inmediatamente va a verlo y se queda con él a cuidarlo hasta que muere, aun sabiendo que eso es peligroso tanto para ella, como para su bebé. Aquí podemos ver un cambio subjetivo importante en Kitty al decidir estar con él hasta el último momento. Cuando él muere, ella llorando, le vuelve a pedir perdón. Durante el entierro, ella también llora y tiene en su rostro una profunda tristeza. Vuelve a la casa, y al ver las cosas de él… toma su microscopio y llora desconsoladamente, como nunca antes se la había visto llorar… lo vive como una pérdida muy importante. Ella estaba realmente enamorada de él.
Kitty vuelve a Londres y en la escena final, se observa cómo ella reacciona al encontrarse después de 5 años con su ex amante. Ella rechaza la invitación de Charlie de volver a verse y ante la pregunta de su hijo por quién era él... ella le dice “nadie importante”. Aquí también se vuelve a evidenciar un cambio importante en Kitty, dado que ella sólo acepta la idea de que su esposo fue el padre de su hijo, quien además también se llama Walter.

BIBLIOGRAFÍA

La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Cap. “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis” de María Elena Domínguez.

La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Cap. “Responsabilidad subjetiva y culpa” de Oscar D´Amore.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: