Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Antes que el Diablo sepa que estás muerto >

por 

ANTES QUE EL DIABLO SEPA QUE HAS MUERTO

TITULO ORIGINAL: BEFORE THE DEVIL KNOWS YOU ARE DEAD.
DIRECTOR: SIDNEY LUMET
PRODUCTOR: MICHAEL CERERZIE, WILLIAM GILMORE, BRIAN LIUSE,
PAUL PARMAR.
GENERO: THRILLER – DRAMA
ORIGEN: EE UU
AÑO: 2007

Sinopsis

Charles (nuestro personaje de análisis) y Nanette Hanson criaron a sus hijos tradicionalmente. Poseen una joyería que les ha permitido brindarles a sus hijos una buena vida.
Andy, el mayor de los hermanos, es un ambicioso ejecutivo casado con Gina, una atractiva mujer. A pesar de esto, esconde su adicción a las drogas, los problemas económicos que esta sobrellevando su empresa, el fracaso de su matrimonio. Hank, el menor, es el favorito del matrimonio Hanson, pero a diferencia de su hermano mayor, es el fracasado de la familia. Esta divorciado de su mujer y tiene una hija la cual adora. Tiene serios problemas económicos por lo que tiene una deuda con su ex mujer debiéndole varios meses de la cuota de alimentos de su hija. Tiene una amante, de la cual esta muy enamorado, pero no puede casarse con ella, ya que es la esposa de su hermano, Gina.

La realidad muestra que Andy se ha endeudado para mantener su extravagante estilo de vida y su carísima adicción a las drogas. Su vida se esta desintegrando por momentos y esta desesperado. Hank entra en la misma desesperación al no poder responder ante la demanda de dinero de su ex mujer y de los pedidos de su hija. Los problemas a los que se enfrentan estos dos protagonistas son muchos, pero el principal motivo de para unirlos son sus deudas y la búsqueda de una salida fácil a todos sus problemas monetarios.
Andy tiene un plan para solucionar la situación: robar una importante joyería, la de sus propios padres. Sin armas y sin violencia. Pero sabe que no puede hacerlo solo, pues decide invitarlo al negocio a su hermano. Para comprometerlo le paga un adelanto de sus honorarios, ya que así evitara que se eche para atrás. al saber que el establecimiento que pretende robar es el negocio de sus padres Charles y Nanette Hanson. Hank se horroriza pero finalmente acepta.
El plan establecido por Andy es que su hermano tendría que entrar en la joyería apenas la empleada abra el negocio, tomaría las joyas y saldría con el botín, los padres cobrarían el seguro, ellos venderían las joyas y nadie sospecharía ni saldría lastimado. Comprometido Hank decide buscar entre sus amigos del bar que frecuenta a Bobby, un ladrón conocido para que éste le ayude a llevar a cabo el robo ya que no tenía el valor para hacerlo él mismo. Pero cuando su cómplice decide actuar por su propia cuenta, las cosas no salen como ambos esperaban. Bobby saca un arma y no es la empleada la que abre el local sino que es Nanette, la madre de los hermanos. Ella se enfrenta al ladrón resultando gravemente herida, en esa acción Bobby cae muerto. Hank esperando afuera para huir con el botín y ve el cuerpo de Bobby despedido en la calle, sin saber que era su madre quien estaba agonizando huye de la escena. Ninguno de los hermanos esperaba que algo saliera mal e intentan ocultar todo lo planeado.
Entonces se centra en escena Charles, quien horrorizado observa la situación: el robo del negocio y la agonía de su madre. Frente a esta agonía, y tras la insistencia de Andy, toma la decisión de “dejarla ir”. Finalmente Nanette muere.
El film muestra durante el velatorio una escena en donde se encuentran padre e hijo (Andy) declarándose sus sentimientos. Relación en la que el padre le expresa “no haber logrado ser el padre que su hijo quería”, disculpándose por esto; y el donde Andy le expresa su demanda de cariño y la deferencia que sus padres mantuvieron entre el y su hermano, al cual siempre consintieron por ser el menor de los hermanos. Le expresa “¿estas seguro de que soy hijo tuyo? a lo que Charles responde con una bofetada.
Los hermanos tras ocultar la responsabilidad del crimen, atraviesan situaciones en las que corren peligro sus vidas y las de otros, siendo una de ellas la que lleva a Andy recibir un disparo por el cual termina internado en una clínica.
Harto de la lentitud de la policía y ante la falta de interés de las autoridades Charles comienza a investigar el asesinato de su esposa, con la única pista que tiene, el nombre del delincuente muerto, sin siquiera suponer que la culpa de toda esta agonía la tienen sus propios hijos, y descubriendo tras investigaciones y pistas que la idea del plan fue de su propio hijo Andy. Esta verdad devastadora hace reaflorar en el toda su bronca y mata a su propio hijo vengando la muerte de su esposa.

Análisis
Nuestro análisis recae sobre el personaje de Charles, padre de los hermanos, análisis a través del cual intentaremos dar cuenta de su responsabilidad subjetiva, desplegada en tres tiempos lógicos. Una vez expuesto esto, se intentará esbozar una hipótesis clínica.
Para comenzar, ubicaremos las categorías de universal – singular y particular; categorías que no pueden comprenderse por separado. Lo universal, lo ubicamos en el concepto justicia, aquello que nos atraviesa como a todos, que es propio de la especie. Esto universal esta unido a lo singular, es como la justicia es concebida por nuestro sujeto, como esta internalizada. Nuestro personaje frente al hecho de saber que fue si hijo quien ideo el plan, el cual termino con la muerte de su esposa, recurre a la justicia por mano propia. En ves de entregar al hijo, decide matarlo el mismo declarándolo culpable de su accionar. Lo particular en este caso seria la manera que tiene cultura de concebir la justicia, es un sistema de códigos compartidos. En la sociedad norteamericana, como en muchas otras, es de común acuerdo que cuando alguien se encuentra culpable frente a un determinado hecho un juez debe juzgar el accionar e indicar la condena. En nuestro film vemos como el personaje elegido, acude en un primer momento a la policía, para que ellos busquen al responsable del crimen y cumpla una condena. En este eje ubicamos lo moral, la cual tiene que ver con los deberes que tiene el sujeto frente a la ley, la cual esta ubicada en relación a una época determinada. Ubicamos esto, cuando Charles se dirige a la policía para que investiguen el crimen.
Ubicaremos ahora las categorías de azar, necesidad y responsabilidad.
El azar es aquello de cual no somos responsables, es algo que el sujeto no elije. Tiene que ver con la incertidumbre, lo casual, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión y a la voluntad del sujeto. En nuestro caso la decisión de Charles es investigar sobre la muerta de su esposa, lo que aparece como azaroso y esta totalmente fuera de sus planes es descubrir que fue su propio hijo el que ideo el robo. La necesidad es aquello sobre lo que el hombre no puede incidir, lo forzoso, lo riguroso, lo inflexible. Esto lo podemos ubicar en el hecho de que el no quede conforme con saber que el que realizo el robo este muerte, y tenga la necesidad de saber mas y de poder investigar sobre el hecho. Esta necesidad puede estar relacionada con la falta que siente con su esposa frente a lo sucedido.
La responsabilidad se ubica entre la necesidad y el azar y es aquello que interpela al sujeto a responder por su acto, a hacerse cargo de éste. Tiene que ver con la singularidad de un sujeto. En la película Charles, tiene que responder al hecho de saber que su hijo fue el que ideo el plan.

El circuito de la responsabilidad tiene tres tiempos. Puntearemos un primer tiempo, donde el sujeto lleva adelante una conducta con determinado fines, en el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebida.
Un segundo tiempo, donde el sujeto recibe de la realidad indicadores que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal. El sujeto es interpelado por aquel acto, que vive como ajeno pero que le pertenece. Se resignifica entonces, su acción. Finalmente, un tercer tiempo, que puede estar o no, donde el sujeto debe poder responder por sus actos. Debe asumir su responsabilidad subjetiva.

El primer tiempo lo ubicamos en el comienzo de la investigación de Charles sobre el robo a su joyería, ya que no queda conforme con lo sucedido. Es una acción que se agota en sus fines, saber la verdad.
Como segundo tiempo ubicamos la escena en el cual Charles descubre que el que ideo el plan fue su propio hijo. Si bien el personaje buscaba un culpable, no esta en sus planes que ese fuera su hijo. Es algo totalmente inesperado para el sujeto.
Charles es interpelado por este hecho, el cual lo llama a responder frente a este. La interpelación es exigencia a la respuesta mas allá de lo que el yo quería responder. La interpelación le exige una deuda al sujeto por la que tiene que responder.
Como responde el sujeto frente a este hecho, lo vemos en el tiempo tres, el cual verifica la responsabilidad subjetiva.

Hipótesis clínica

La hipótesis clínica intentará dar cuenta de cómo y por dónde juega el deseo del sujeto. Y que hacerse cargo de ese deseo, asumirlo, implica para él tomar una decisión.
Como dice Lacan en su seminario sobre la Ética en el Psicoanálisis “de la única cosa de la puede ser culpable un sujeto es de haber cedido a su deseo”
Este deseo no le pertenece al yo, si no más bien este lo desconoce.
Nos preguntamos cual es el deseo de nuestro personaje. Podríamos suponer que era vengar la muerte de su esposa, deseo “escondido” por la necesidad de saber la verdad y hacer justicia. Cuando se entera que su hijo fue el que ideo el plan que llevo a su esposa a la muerte, algo en el cambia, esto lo hace tambalear y el yo se ve atravesado por el deseo.
El fantasma ha tambaleado, el síntoma pierde su sintonía yoica y se trasforma en objeto de queja y padecimiento de la cual quiere prontamente liberarse
Saber la verdad y lo que esta implica, y reconocer a su hijo como autor de plan que llevo a la muerte de su compañera, se convierte en un síntoma para el sujeto. Una carga que cada vez se le hace más pesada y no puede sostener.
No encuentra salida a esta situación, más que matando, nada menos que a su propio hijo.
No solo movido por la venganza, sino que también podemos pensar que el se sintió responsable de lo sucedido. Al fin y al cabo el fue el que crío a su hijo y el que contribuyo a que su hijo sea como es. La culpa por no haber sido un padre ejemplar y por no estar a la altura de lo que su hijo esperaba, sumado a su propia cuota en la situación, hace que el sujeto se someta a su súper yo, exigente y demandante. Y así, no pudiendo soportar esa exigencia, podemos suponer que el camino más fácil es acabar con la vida del otro, que lo pone en falta como sujeto. De esta manera queda su hijo como ese otro faltante, culpable, haciendo de esta manera que el sea un sujeto sin barrar, ya que no puede soportar estar en falta con su mujer por haber fallado como padre, y tampoco reconocer como padre y por lo tanto responsable en algún punto del accionar de su hijo.

Bibliografía.
D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cáp. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). El interés ético de la tragedia (Cáp. V). Del acto ético (Cáp. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Domínguez María Elena: Los carriles de la responsabilidad: el circuito del análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: