Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Antes que el Diablo sepa que estás muerto >

por 

09_NoceJoséManuel
El film elegido se llama “Antes de que el diablo sepa que has muerto”, del año 2007.

Se trata de la historia de dos hermanos, llamados Andy y Hank Hanson, de edad entre 30 y 40 años, quienes viven en Nueva York. Andy, el mayor de ambos, vive con su esposa. Su hermano menor, Hank, está divorciado y tiene una hija que vive con su ex mujer. Ambos trabajan en la misma empresa, aunque Andy tiene un puesto de mayor jerarquía. Sus padres, Charles y Nanette, viven juntos en las afueras de la ciudad, y también tienen una hermana, quien aparece muy pocas veces en la película.
La historia no está contada de manera lineal, sino que el director juega exponiendo distintas escenas intercaladas, haciendo saltos en el tiempo, yendo hacia atrás y hacia delante, mostrando varias veces algunas situaciones que implican a varios personajes pero con el foco puesto en uno de ellos cada vez, agregando en todos los casos nuevos datos. Estos flashbacks revelan las motivaciones de cada uno de los personajes, y nos permiten apreciar las características de cada uno de ellos.
El personaje sobre el que realizaré el análisis es Andy, el mayor de los hermanos. Andy es un sujeto que ha tenido una infancia difícil; en varios pasajes de la película denuncia no haber sido querido por sus padres, afirma no sentirse parte de la familia y considera que su vida misma no tiene sentido. Tiene un problema de adicción a las drogas, en la película se lo muestra inhalando cocaína en el trabajo, y muestra también que el sujeto suele ir a un departamento en el cual un dealer le inyecta heroína.
La primera escena de la película ubica a Andy teniendo sexo con Gina, su esposa. Ambos se encuentran de viaje en Brasil, la escena dura unos segundos y muestra cómo Andy durante el coito se mira al espejo de forma lujuriosa, mientras penetra fuertemente a Gina. Posteriormente nos enteramos de que su relación atraviesa un momento difícil, Gina mantiene en secreto relaciones sexuales con Hank, y aunque Andy aparentemente no sabe nada de esto, percibe que la relación con Gina está en crisis. En la habitación de Río de Janeiro, Gina le dice a Hank que si él dispone del dinero, ella estaría dispuesta a quedarse a vivir en Brasil para siempre. Andy considera que Brasil podría salvar su matrimonio, y además podría solucionar sus problemas y otorgarle un sentido a su vida. Quiere comenzar de nuevo, y Brasil parece ser la respuesta.
Para esto Andy necesita dinero, entonces idea un plan, en el cual incluye a su hermano Hank. Este último también necesita dinero, ya que debe varios meses de la pensión de su hija y su ex esposa le exige que le pague. Andy, que conoce la situación personal de su hermano, le propone una salida a sus problemas. Le explica que está pensando en asaltar un lugar, un lugar sencillo. Le dice que es “una operación en una tienda familiar”, fácil de robar, y con mucho dinero asegurado. Hank le pregunta de qué lugar se trata, Andy le dice que sólo cuando se comprometa a aceptar le dirá qué lugar es el que piensa asaltar. Luego de considerarlo, Hank acepta, y Andy le revela el sitio. Se trata del negocio de sus padres, una joyería ubicada en un centro comercial, la cual es atendida actualmente por Charles, y en donde ambos hermanos han trabajado y por lo tanto conocen a la perfección. Como es de esperar, Hank se niega, objetando que no pueden robar el negocio de sus padres. Aquí es cuando Andy le dice: “es como te dije, A mama and papa operation”, frase que es traducida al castellano nuevamente como “una operación en una tienda familiar”, pero que en este caso también podría ser leída como: una operación a mamá y papá. Hank duda ante la propuesta de Andy, pero éste último termina convenciéndolo ofreciéndole dos mil dólares por adelantado y recordándole cuánto necesita el dinero. Pero allí no termina la cuestión, Hank acepta y le pregunta entre risas “¿cuándo empezamos?”, a lo que Andy le responde riendo “no se trata de nosotros, sólo tu”. Argumenta esto diciendo que no puede ir al centro comercial porque lo reconocerían, ya que hace algunos meses ha estado allí por negocios. Ante las nuevas dudas de su hermano, Andy le dice que no se comporte como un niño y que lo haga. Le dice que el sábado en la joyería estará atendiendo sola una amiga de la madre quien trabaja allí los sábados, que compre un arma, un arma de juguete, que la señora no podrá reconocerla y que lleve a cabo el robo. Por último, le menciona que el futuro de ambos depende de ese robo. Con un rostro como el de un niño al que un hermano mayor lo fuerza a hacer algo, Hank termina aceptando. Pero Hank sabe que no se animará a hacerlo, por lo cual resuelve pagarle a un conocido suyo para que lleve a cabo el asalto.
Sucede que ese día sábado, la amiga de la madre tenía un compromiso y no se encontraba trabajando en la tienda, y Charles, quien cumplía años ese día, estaba renovando su licencia de conducir. Por lo cual, de forma imprevista y azarosa, la propia madre de los hermanos Hanson se encontraba atendiendo el negocio. A las 8 AM, según lo acordado, el ladrón ingresa a la joyería. El sujeto entra armado, con un arma real, y mientras realiza amenazas hacia Nanette comienza a robar las joyas. En determinado momento, el ladrón pierde de vista por unos segundos a Nanette, y ésta rápidamente saca un revolver de un cajón y le dispara. El ladrón recibe el impacto, pero desde el piso le devuelve el tiro a la mujer y esta cae. Con sus últimas fuerzas, Nanette logra meterle otro balazo al sujeto, quien atraviesa la puerta de vidrio y cae. El ladrón muere, Nanette queda en estado vegetativo. Al momento del robo, Hank se encontraba en un auto en la puerta de la joyería aguardando que el sujeto saliera de la tienda para huir rápidamente, pero al oír los disparos y ver el cuerpo del sujeto ensangrentado atravesar la puerta, escapa a toda velocidad.
Hasta este momento Andy y Hank no saben con precisión todo lo que ha ocurrido, sólo saben que el asalto ha fracasado, pero unas horas más tarde su padre los llama desde el hospital y allí se enteran de lo acontecido. La escena que sigue es contundente, Charles les informa acerca del estado de la madre, y la imagen lo muestra de fondo sentado en una silla conmovido e incrédulo, Hank aparece sentado a un lado y Gina sentada del otro, mientras que Andy se ubica parado, en un plano más cercano, dándole la espalda a la cámara y sin que se vea su rostro.
Voy a considerar como Tiempo 1 la acción en la cual Andy le explica el plan a su hermano Hank, un plan que tenía como único objetivo el robo del dinero de los padres, un robo que no tenía víctimas y que respondía a su necesidad económica. De esta manera, Andy considera que esa acción se agota en los fines claros de la obtención del dinero que según él ambos necesitan y sus padres no.
Para ubicar el Tiempo 2, quisiera relatar algunas escenas que me parecen relevantes. Cada una de ellas funciona, en palabras de Oscar D´Amore, como “vueltas interpelativas” de la acción realizada en el Tiempo 1. La primera de ellas es en el hospital, el día del accidente, Andy y su padre están caminando y Andy le pregunta a Charles por qué estaba la madre en la joyería, agregando luego que tenía entendido que no trabajaba más en la tienda.
La segunda es al día siguiente del robo. Andy le reprocha airadamente por teléfono a Hank que haya llevado a ese sujeto a la joyería y le recalca que él le había dicho que no llevara armas. Luego, ambos se encuentran en un bar, y con una furia visible Andy le echa la culpa a Hank por lo sucedido, le dice que por sus errores ha ocurrido el desastre. Hank le pide disculpas. Allí es cuando Andy, aún colérico, dice: “si tuvo que matar a alguien ¿por qué no lo mató a él?”.
La siguiente escena retorna al día del robo, Andy está solo en la habitación de su madre en el hospital, llorando, temblando y agarrándose la cabeza mientras observa a Nanette en estado vegetativo.
La cuarta escena es en el día del funeral de Nanette. Andy y Charles tienen un diálogo, sentados uno de espaldas al otro, en el cual Charles le pide disculpas por no haber sido el padre que esperaba y no haberle demostrado cariño, y le dice a Andy que realmente lo quiere. Éste le responde que lamenta no haber sido un buen hijo, pero que siempre sintió que Hank era el preferido por ser el menor y que aquel se escondía bajo su apariencia de buen chico. Luego de la charla, Andy emprende el retorno con Gina a su casa, y en un momento, en el medio del trayecto, detiene el auto y llorando desconsolado comienza a gritar que no era justo que su padre le pidiera perdón ahora, que era demasiado tarde para eso, que toda su vida había temido convertirse en alguien como su padre y que no era justo que ahora le pidiera disculpas, era demasiado tarde.
A partir de allí, la película se complejiza y suceden algunos hechos que se alejan del recorte por mí elegido, pero quisiera rescatar una última escena. Es precisamente la escena final de la película, ésta transcurre algunos días más tarde del robo. Andy se encuentra internado en un hospital, luego de haber sido herido por una bala. Charles, quien ha descubierto ya que su hijo ha sido el responsable del robo en la joyería, se acerca hacia él. Allí, Andy le dice a su padre consternado: “No fue mi intención lastimarla. Sólo necesitaba el dinero. Se suponía que no iban a usar un arma. Se suponía que ella no estaría en la tienda. Todo salió mal”. Charles le responde, con una expresión en el rostro que anticipa el desenlace, “está bien, Andy”, y lo calma. Luego de esto Andy logra dormirse, y en ese instante, su padre toma rápidamente una almohada y lo ahoga hasta matarlo.
En estas escenas seleccionadas se pueden apreciar distintas respuestas ante la interpelación subjetiva que obliga a retornar sobre la acción llevada a cabo en el Tiempo 1. En las primeras dos escenas se puede apreciar la negación y la proyección. En la primera, Andy reprocha el hecho de que su madre estuviera en la joyería, se aprecia que no culpabiliza al padre, o a la mujer que tenía que trabajar ese día, pero reprocha que se hayan dado así las cosas. En todo caso, culpa al azar por lo acontecido. En la segunda escena, le echa la culpa a Hank por lo sucedido. Aquí se ve clara la proyección, “si el culpable es otro yo no soy el responsable” , y en ese sentido, Andy se desliga de la responsabilidad por el desenlace inesperado y la muerte de su madre. En la tercera escena aparecen el remordimiento y la angustia, como figuras de la culpa. Pero ahora no se trata de la culpa proyectada, sino de culpa autoreferida. En esa habitación, solo frente a lo que queda de su madre, Andy se siente culpable. En la cuarta escena vuelve a aparecer la culpa cuando Andy comienza a gritar angustiado que era demasiado tarde para que su padre le pidiera disculpas. Efectivamente era demasiado tarde, la operación a mamá y papá ya había sido realizada. En la última escena aparecen, a mi entender, todas las modalidades de respuesta a la interpelación juntas. En la cita textual de lo que Andy, herido en la habitación del hospital, le dice a su padre, se puede apreciar la negación, la culpa autoreferida, la culpa proyectada y la responsabilización al azar.
Se observa que la interpelación se reanuda insistentemente sobre la acción realizada en el Tiempo 1, “esta insistencia es fiel al deseo inconciente en tanto no ha sido interpretado” , afirma Oscar D´Amore. Intentaré situar en este espacio un señalamiento pertinente sobre aquello por lo cual debe hacerse responsable el sujeto, aquello por lo cual debe responder Andy, en tanto sujeto deseante.
Y comenzaré por desarrollar aquello que he denominado “una operación a mamá y papá”. Aquí, la acción del robo cobra un sentido diverso al que podría considerarse inicialmente. Hay varias cuestiones a ubicar: la operación se produce en el negocio de los padres de Andy, este negocio es una joyería, y esto no me parece insignificante. Ocurre el día del cumpleaños de Charles, y sabemos que Andy desprecia a su padre, basta con escuchar sus palabras: “si tuvo que matar a alguien ¿por qué no lo mató a él?”. Pero esta aún no es toda la información que poseemos. Sabemos además que Andy siente que su hermano Hank ha sido siempre el preferido de los padres, quien se ocultaba bajo un aspecto inofensivo; Andy cree que sus padres lo han querido más que a él, llegando a sentirse ajeno a la familia. Y aquí es donde cobra valor el hecho de que haya enviado a Hank a realizar el robo a la joyería de los padres, en el día del cumpleaños de Charles. El significante joya merece ser considerado, teniendo en cuenta que “el deseo no se deja atrapar por el significante: es entre significantes” . El deseo de Andy parece haberse posado fugazmente sobre el significante joya . La joyería de los padres ha sido atacada, y precisamente quien realiza la maniobra es Hank, el preferido de Charles y Nanette, la joya de la familia, de quien no se puede esperar que haga algo malo, quien con su apariencia de niño bueno queda eximido de toda maldad. Pues bien, Andy, el día del cumpleaños de su padre realiza la operación a mamá y papá, esta operación tiene como objetivo mostrar lo que la joya de la familia es capaz de hacer. Este es el obsequio de cumpleaños de Andy para su padre.
Como comentario final, quisiera agregar que no se aprecia, a mi criterio, un cambio de posición subjetiva, un efecto sujeto, una respuesta en la dimensión ética. No habría a mi entender un Tiempo 3, ya que hasta la última escena el sentimiento de culpa se mantiene en Andy, y precisamente en el efecto sujeto el sentimiento de culpa se diluye. La respuesta de Andy ante la interpelación por su acto no hace desfallecer el particular previo, por lo tanto no es una respuesta desde la dimensión ética. El circuito de la responsabilidad puesto en marcha por la interpelación subjetiva se cierra de forma particular, se vuelve al surco de la moral, suturando el “quiebre del universo particular que sostenía al sujeto guiándolo en sus acciones” . “No hay singularidad en la vuelta al surco de la moral porque la respuesta resulta un taponamiento de la dimensión ética.”

BIBLIOGRAFÍA
Ariel, Alejandro “La responsabilidad ante el aborto”. Ficha de la cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
Ariel, Alejandro “En rojo: la responsabilidad por la transferencia”, en http://www.eticaycine.org/El-Color-de-la-Noche
D´Amore, Oscar “Responsabilidad subjetiva y culpa” En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol I: Fundamentos, Letra Viva, 2006
Domínguez, María Elena “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis” En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol I: Fundamentos, Letra Viva, 2006
Fariña, Juan Jorge Michel “Fantasmas. A propósito de El Secreto de sus ojos”, en http://www.eticaycine.org/El-secreto-de-sus-ojos
Mosca, Juan Carlos “Responsabilidad: Otro nombre del Sujeto” (Cap VIII) En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: