Inicio > Films > Anticristo / Farinelli > Lascia ch’io pianga

Lascia ch’io pianga

por Michel Fariña, Juan Jorge

Lascia ch’io pianga (Déjame que llore) es el aria más conocida de la ópera Rinaldo, compuesta por Georg Friedrich Händel y estrenada en el King’s Theater de Haymarket (Londres) el 24 de febrero de 1711. El texto es de Aaron Hill, quien se basó a su vez en el poema épico Gerusalemme liberata de Torquato Tasso, traducido luego al italiano por Giacomo Rossi.

En su estreno participaron dos de los "castrati" más famosos de la época, Nicolo Grimaldi "Nicolini" y Valentino Urbani. La denominación "castrato" (del italiano castrato, castrado, o en el plural "castrati") refiere al cantante sometido de niño a una castración para conservar su voz aguda (de soprano, mezzo-soprano o contralto).

La castración consistía en la ablación del tejido testicular sin que, por lo general, se llegara a cortar el pene. Mediante esta intervención traumática, se conseguía que los niños que ya habían demostrado tener especiales dotes para el canto mantuvieran, de adultos, un registro de voz agudo capaz de interpretar voces características de papeles femeninos.

El origen de esta práctica se sitúa hacia el año 1550 en que se conservan los primeros documentos referentes a cantantes castrados en Roma y Ferrara. De hecho, la castración con fines musicales se practicaba casi exclusivamente en Italia.

Los castrati tuvieron una gran popularidad ya que aunaban en su voz la ternura de un niño y la potencia y fuerza de un adulto. Fueron voces muy codiciadas y aplaudidas. Uno de los más famosos castrati fue Carlo Broschi más conocido como Farinelli.

En 1994 Gérard Corbiau realizó el film que recrea la historia de Farinellli, marcada por un vínculo enfermizo con su hermano mayor, compositor frustrado, quien explotaba la voz de Carlo para que interpretara con exclusividad sus obras. Hasta que finalmente Farinelli accede a las partituras de Händel y decide cantarlas en público. El aria Lascia ch’io pianga se puede escuchar en la escena culminante del film, con la presencia del propio Händel en la sala, quien se ve conmovido hasta el colapso por la interpretación de Farinelli.

Lascia ch’io pianga
mia cruda sorte,
E che sospiri la libertà!

l duolo infranga
queste ritorte
de miei martiri
sol per pietà.

Déjame que llore
mi cruel destino,
a la espera de la libertad.

Y que el dolor desgarre
la agonía de mis martirios
solo por piedad.

En 2009 Lars von Trier volvió a utilizar el aria Lascia ch’io pianga en el prólogo de su film Anticristo. Y una vez más, en un contexto de relación tortuosa, en este caso entre un terapeuta y su paciente, que devienen marido y mujer, vínculo que desencadenará en lo peor. En la escena inicial del film el aria de Händel, interpretada por la soprano canadiense Karina Gauvin, suena mientras se produce el estrago del cual la pareja ya no se recuperará:

La tercera versión del aria que vamos a proponer es la recreada por Bo Widerberg en 1995 para su film "La belleza de las cosas" (Lust och fägring stor). Ambientada en Suecia durante la Segunda Guerra Mundial, narra una historia también marcada por un vínculo con características incestuosas, esta vez entre una profesora y su alumno de 15 años. La secuencia narrativa de la relación entre ambos puede seguirse mientras suena el aria, interpretada por Lesley Garret:

Tres filmes. Tres versiones del aria. Los versos escogidos por Händel señalan la marca del déficit: déjame que llore mi cruel destino (…) y que el dolor desgarre la agonía de mis martirios. Déficit que sigue a los vínculos incestuosos: en Farinelli, la indiscriminación entre dos hermanos; en Anticristo, el matrimonio entre un terapeuta y su paciente; en La belleza de las cosas, la relación entre un púber y su profesora. La elección del aria por parte de los directores no ha sido algo calculado, pero sostendremos que tampoco es obra del mero azar.

Hay algo en el pathos que trasunta el aria, algo intangible que alimenta las reflexiones contemporáneas sobre ética y música [1] . Corresponde a los espectadores apreciar el alcance de esta cuerda, a la vez conceptual y profundamente emotiva.



NOTAS

[1Ver al respecto el Volumen 7 Número 2 de Aesthethika, de Junio 2012, destinado íntegramente a explorar esta articulación http://www.aesthethika.org/-Volumen-7-Numero-2-

Película:Anticristo / Farinelli

Titulo Original:Antichrist / Farinelli

Director: Lars von Trier

Año: 1994

Pais: Dinamarca

Otros comentarios del mismo autor:
• Actos Privados
• Buena Vida Delivery
• El fondo del mar
• El Hombre Elefante
• El Protegido
• Fin de semana de locos
• Harry Potter
• Historias mínimas
• I...como Ícaro
• Inteligencia artificial
• La gran estafa
• Los secretos de Harry
• Memoria del Saqueo
• Potestad
• Río Místico
• La Reina
• Sentencia Previa
• Sentencia Previa
• Whisky Romeo Zulu
• Dr. House
• Diario de una pasión
• Spot publicitario
• Antonio Pezzino: ilustraciones de emergencia
• Borges y el doblaje: setenta años después
• La memoria del cine
• Contornos de lo Real. La verdad como estructura de ficción
• El sustituto
• Whisky Romeo Zulu
• House M.D.
• Crash into me
• Plan de vuelo
• El lector
• Pecados capitales
• El espinoso sujeto. El centro ausente de la ontologìa política
• El curioso caso de Benjamin Button
• El secreto de sus ojos
• Superman Returns
• Avatar
• El Origen
• Choca contra mí
• Doctor Muerte
• Lars and the real girl
• El discurso del Rey
• The King´s Speech
• Un método peligroso
• Festín diabólico
• Publicidad Fernet 1882 "ansiosos y un capuchón"
• La piel que habito
• Un método peligroso
• El artista
• House M.D., Temporada 6, Episodio 10: Wilson
• Antigone: una lectura ético-musical
• El vuelo
• ¿Quién mató a Mariano Ferreyra?
• Metegol
• Una relación particular
• Hannah Arendt
• PS!
• The Truman Show
• Agua para Elefantes
• Relatos salvajes
• Breaking Bad
• Candilejas
• La larga noche de Francisco Sanctis
• A Roma con amor
• La Llegada
• Julieta