por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

SEGUNDA EVALUACIÓN

2º CUATRIMESTRE DE 2009

PROFESOR TITULAR: MICHEL FARIÑA, JUAN JORGE

AYUDANTE T.P: Lasso Eduardo

ALUMNAS:
SCHETTINO, YANINA DNI: 29134475
HEJDA, DEBORAH SABRINA DNI: 29041949

COMISIÓN: 8

CONSIGNA DE EVALUACIÓN
Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).
En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.
Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.
Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.
Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

Film seleccionado

Título: “Apasionados”.
Director: Jusid, Juan José.
Intérpretes:
*Echarri, Pablo (Nico)
*Duplaa, Nancy (Lucia)
*Verbeke, Natalia (Uma)
Guión: Alex Ferrara & Marcela Guerty & Raúl Becerra & Juan José Jusid, sobre una idea original de Juan José Jusid & Carlos Luis Mentasti.
País: Argentina.
Año: 2002.

Recorte del film
Para realizar el presente trabajo seleccionamos la película “apasionados”. La historia girará en torno a tres personajes principales que son: Nicolás (protagonizado por Pablo Echarri), Lucía (protagonizado por Nancy Duplaa) Y Uma (protagonizado por Natalia Verbeke). Para realizar este trabajo nos centraremos en el personaje de Nicolás.
Lucía Y Nicolás son pareja. Uma es la mejor amiga de Lucía y quiere tener un hijo pero no encuentra al candidato adecuado y decide embarazarse mediante inseminación artificial. Descubre que Nicolás reúne las características adecuadas para ser el padre de su hijo. Esta le pide A lucía que le “preste” a Nicolás para la donación de semen. Lucía al comienzo se muestra reticente pero luego decide ayudar a su amiga para no verla sufrir y establecen condiciones.
Las condiciones son que de ninguna manera habría contacto sexual entre Nicolás y Uma y que luego de embarazarse, Uma se iría a España por el período de un año para no interferir en la pareja .De este modo Lucía acepta la propuesta y es ella quien se lo plantea a Nicolás. En un comienzo él no quiere, argumentando que es una locura, pero luego, acepta debido a las insistencias de ambas mujeres.

Análisis:
El circuito de la responsabilidad esta compuesto por un tiempo 1 donde se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que se supone, se agota en los fines para los que fue realizado .
Encontramos en este film el primer tiempo del circuito de la responsabilidad en la elección de Nicolás de aceptar donar su esperma para que Uma, la mejor amiga de su novia, pueda embarazarse mediante inseminación artificial.
Cabe destacar que en un primer momento Nicolás se niega a aceptar la propuesta argumentando que es una locura, esto nos sitúa en un particular epocal que sostiene una moral determinada. El lugar geográfico y el momento histórico-social en el que se desarrolla la historia que transmite el film nos sitúa en el marco de determinados valores que el sujeto tiene en cuenta a la hora de evaluar su elección. Tener un hijo con la amiga de su pareja no es esperable, ni moralmente correcto. Nicolás responde a esto, en un primer momento, argumentando que es una locura. Luego, tras las insistencias de Uma y Lucía, acepta.
La donación de esperma se da de un modo particular. Lucía les alquila una habitación en un lujoso hotel y ellos van vestidos elegantemente. El plan era que Nicolás depositara su donación en un aparato que Uma lleva para realizar aquel procedimiento siendo el contacto físico totalmente ajeno a los objetivos.
Al momento de llevarlo acabo el azar se hace presente, el aparato se cae y se rompe. Tras sucedida esta situación Uma se angustia mucho señalando que justamente era el día en que estaba ovulando y le sobreviene un ataque de asma.
A consecuencia de lo sucedido y para reparar el daño, Nicolás propone realizarlo por vía normal y es así que deciden mantener relaciones sexuales para que ella pueda quedar embarazada.
Aquí se rompe un pacto acordado por los tres participantes del triangulo. Pacto que consistía en el no contacto sexual. Se rompe con ese pacto que forma parte de un particular.
Este momento resulta de capital importancia ya que esta escena sexual deja entrever algo que excede a los actores de dicha escena. Ellos se desean, disfrutan de la situación. Es decir, aparece algo de otro orden y que va más allá de los objetivos establecidos en la acción del tiempo 1. La situación va más allá de lo previsto.
Esta situación remite al tiempo 2, y representa una interpelación del sujeto.
En este tiempo del circuito de la responsabilidad el “sujeto recibe de la realidad indicadores que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal. Las cosas fueron más allá- o más acá- de lo esperado”.
Se puede pensar que esta escena sexual excede lo acontecido y resignifica el tiempo 1. Este momento de interpelación exige una respuesta por parte del sujeto.
A partir de la interpelación se pueden producir diferentes tipos de respuestas: el sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualización, la formación sintomática, el sentimiento inconsciente de culpa.
Parecería ser que la respuesta de Nicolás frente a esta interpelación en un primer momento es el mecanismo de negación. Él sigue con su vida como si esa interpelación no se hubiese llevado a cabo. “Sin duda es más sencillo querer des-ligarse del asunto, no saber nada de ello”
La interpelación exige respuesta y genera deuda, culpa y obliga a responder a esa interpelación. La culpa hace que se retorne sobre la acción por la que se debe responder.
Uma en un primer momento cumple con lo pactado en lo referido a su viaje a España, pero regresa antes de lo previsto ya que argumenta sentirse sola. Aquí podemos situar nuevamente la ruptura de un pacto.
Es a partir de su vuelta a Buenos Aires que comienza a tener más relación con Nicolás. La relación entre ambos se torna cada vez más estrecha, Nicolás comienza a hacerle regalos, a preocuparse por ella, a preocuparse por el bebé.
Uma se muestra con Nicolás como una mujer dulce, sensible, con un deseo muy fuertemente establecido de ser madre. Todo esto parece convocar a Nicolás, quien de todos modos sigue con su vida cotidiana negando cualquier posibilidad de encuentro verdadero con eso que lo convoca.
Lucía comienza a hacerle planteos amorosos, se muestra celosa de la proximidad de Nicolás con Uma. La relación de la pareja empieza a tambalear. A consecuencia, deciden emprender un viaje para encontrarse como pareja.
Es necesario destacar que Nicolás deseaba tener un hijo, y que había hablado con su novia sobre el tema. Lucía, que es una mujer de negocios y muy ocupada en sus asuntos, se niega rotundamente.
A su vez, Lucía se muestra con Nicolás como una mujer fría, no le demuestra demasiado cariño. Ella ya tiene una hija. Cuando su hija era bebé Lucía había tenido que viajar algunos meses por cuestiones laborales y fue Uma, su mejor amiga, quien crió a la niña en el transcurso de esos meses.
Volviendo a la situación actual, la pareja decide casarse. Lucía se muestra entusiasmada con los preparativos para la ceremonia y para la fiesta, mientras que Nicolás lejos de mostrarse interesado por estos asuntos piensa en Uma y en comprar regalos para el bebé.
Luego de que el sujeto se ve interpelado responde mediante el mecanismo de negación, y algo de la culpa se hace presente.
De esto daría cuenta el viaje con su pareja, la decisión de casarse, como modos de tapar aquel deseo por el cual siente culpa.
Al respecto Lacan dice: “solo es culpable quien cedió en su deseo”. La culpa pone en marcha el mecanismo de retroacción que va de un tiempo 2 a un tiempo 1. Es de este modo que la acción del tiempo 1 es resignificada, a posteriori, por la retroacción que se pone en marcha en un tiempo 2.
Pero es recién en un tiempo 3 que el sujeto logra hacerse responsable de su deseo, aquí aparece la dimensión ética del acto ya que el sujeto se responsabiliza por su deseo dejando a Lucía, su pareja, en el altar para salir corriendo a la clínica donde Uma esta dando a luz a su hijo.
Podemos observar como nuevamente interfiere el azar en la vida de Nicolás, es decir, en el preciso momento en que Nicolás se esta por casar, Uma se encuentra internada a punto de parir a su hijo.
Es en este momento en que Nicolás se entera que su hijo esta por nacer en donde se hace cargo de su propio deseo y opta por no casarse y además dejar a su pareja para ir en busca de Uma, ver nacer su hijo y quedarse con ellos.
Este tercer momento da cuenta del efecto sujeto, de la responsabilidad subjetiva, de un singular que emerge para romper con un particular sostenido hasta el momento.
Nicolás actúa conforme a su deseo, por eso se habla de acto ético.
Encuentra en Uma una mujer que lo aloja, que muestra que lo necesita, que puede aceptar y hacerse cargo de la posición materna. Esto contrasta con la posición de Lucía que se muestra como una mujer poderosa, completa, que no necesita nada.
El deseo de Nicolás de tener un hijo (posición paterna) y la de ser un hombre para una mujer (posición masculina) se aloja en la mujer que es Uma, permitiéndole dar cauce a su deseo. De esta manera podemos establecer, como nombramos anteriormente, que existe un lazo asociativo entre el tiempo 1 y el tiempo 2, lo cual nos hace pensar en una hipótesis clínica, que creemos, puede estar relacionada con esto.
El hecho de que Nicolás se haga cargo de su propio deseo implica que algo del orden de lo inconciente se ha despertado, ha salido a la luz, ha devenido conciente.
Finalmente Nicolás se hace cargo de su elección, cumpliéndose esto con otra mujer, un cambio en su subjetividad, un acto ético, una relación ética con su deseo.

Bibliografía
- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Fariña, Miguel Angel “The Thuman show”.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: