por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Prof. Tit. Reg. Juan Jorge Fariña

Segundo parcial

Película: Avatar, de Jim Cameron
Comentario: tres tesis sobre Avatar, de Jim Cameron por Michel Fariña, Juan Jorge

Docente a cargo: Levy Daniel, Gabriela

Estudiante: Marcelo Tomé DNI:24315375

Cuatrimestre: segundo

Año: 2010

Comisión:6

1)
El personaje sobre el cual se centra el análisis de responsabilidad subjetiva es Jake Solly. Una de las tesis que plantea el autor hace referencia a la explotación de minerales a cielo abierto, extracción criminal y violatoria del equilibrio ecológico. En la película hay dos personajes que representan a la compañía que extrae el Octanio, el coronel Quarithc y Selfirdge Parker un especie de presidente de la corporación quien se refiere al mineral como “el que paga todo, incluso la ciencia”. Para la empresa, que en esta situación ocupa el lugar del gran Otro, todo se mueve en torno a este valor. Valor que parece estar por encima incluso de un valor universal como el árbol sagrado, un ente que esta cargado con un valor simbólico muy importante, un ordenador universal para los nativos humanoides que rige como ley ancestral compartida por todos los grupos, por todas las tribus Na´vi.
En la segunda tesis se pone en juego Jacke. Este marín lisiado retirado, remplaza al hermano gemelo muerto. La compañía necesita de el, por su genoma, para desplegar su estrategia biopolitica. Vemos como Jake pasa por el campo del Otro para intentar cubrir algo de su necesidad “sus piernas”. Veamos el dialogo que el coronel tiene con Jack:

Q-Un avatar brinda inteligencia en el frente hostil. Nos da la posibilidad de conocerlos para forzarlos a cooperar o acabarlos si no lo hacen. Hablarás como un científico pero me reportaras a mi ¿crees que lo puedes hacer?
J-Claro que si señor.
Q-Bien soldado. Dame lo que necesito y veré que recuperes tus piernas.

Es aquí como queda posicionado frente al Otro. Un pacto, una deuda. El Otro nombra y da lo que el necesita a cambio se le pide que el lo reporte, Jack queda posicionado como objeto, el que ordena las piezas es esta maquina donde Jake, su información y los nativos tienen lugares asignados, todos objetos para conseguir un objetivo, el Octanio, el que paga todo.
Pero aquí algo sucede, esta es la hipótesis de Farinia. “El avatar designado a infiltrarse, es y a la vez no es el marine lisiado que le dio origen. Esto se expresa claramente en el modo que lo bautiza Neytiri: Jacksully. Ya no el nombre y apellido de un ciudadano americano, sino así un nickname, un apodo através del cual va emergiendo” imprevistamente un sujeto. Veamos el circuito de responsabilidad.

2)
Circuito de responsabilidad. En el primer tiempo voy a ubicar una acción que realiza Jake Solly. Para esto voy hacer referencia a las acciones que son formaciones del inconciente, acciones cumplidas de manera involuntaria que contienen un propósito que desconocido por el sujeto no se atribuye responsabilidad en relación a ella y que pueden ser resignificadas en un segundo momento. La acción que menciono es cuando el avatar se pierde en el bosque. Podemos ver acá que esta acción esta sostenida en principio en un Perderse Para el Otro, es una acción que esta enmarcada dentro de un universo particular, el universo de el responde a un pedido del Otro, el de infiltrarse en el mundo de los nativos para conocerlos. Es decir el comienza jugando con las plantas, por azar se cruza con unos animales donde comienza una persecución que lo hacen alejarse de sus pares. Se pierde en el monte, al a noche Naitivi lo encuentra, lo salva y lo lleva al su tribu. Lo lleva en medio de la vida de los “hostiles”. Cuando Jacke regresa dice haber dejado el avatar en el árbol de los nativos. En este sentido el perderse sigue dentro de la esfera del sujeto autónomo. Es decir perder el avatar pero siguiendo las órdenes de los superiores, Jake en este momento pareciera no perderse.
En un segundo tiempo voy a ubicar el momento en que Jacke se enamora de la vida de los Sumaticas y se enamora de Naitivi, es el momento de la pregunta, de algo que lo interroga. A tres meses de su misión, luego de volver de la conexión en que él en su avatar le hace el amor a Nativi, Jake se pregunta ¿Qué estas haciendo Jacke?. También en este tiempo ubicamos la pregunta que se hace ¿cual es la realidad? Algo se desliga del universo particular, hay un quiebre con este universo que guiaba y sostenía las acciones de Jacke . No estamos en el sujeto autónomo de lo particular. Hay un exceso que amenaza, una posible destitución subjetiva.
Es el momento en que Jake comienza a Perderse Del Otro, pero no se termina de ir.
Perderse del Otro en el sentido de aceptar su castración, aceptar la barradura del Otro y dejar de ser soldado, que algo coagulado en los significantes que aporta el Otro empiece a moverse. Estamos ante la presencia del deseo “Deseo que, indomesticable, no de deja atrapar por el significante: es entre significantes.”
Su misión esta terminada, la información que recolecto es valiosísima para el coronel y la compañía que extrae el mineral. El consiguió sus piernas. No obstante quiere probar hablar con los nativos para reubicarlos. Momento en que avizora la culpa, ya hablaremos sobre esto. Resuena entonces este reubicar, momento entonces en que se busca religar, se busca una explicación al exceso a eso que es disonante. Comencemos hablar entonces la hipótesis clínica: intentar religar, conectar el tiempo 2 con el tiempo1. Reubicar algo que interroga desde lo real que excede a lo simbólico particular. Pero ligar en el sentido de acomodar el tiempo 2 en relación al uno es como pedir disculpas de lo deseado, es acomodarse a lo particular nuevamente. Diferente es religar en el sentido de ampliar, es decir esto que exige una ligadura de los elementos disonantes mas allá del universo particular , supone poner en juego características del eje universal singular y de la lógica del no todo. Esto lo que hace es resignificar el tiempo uno.
Pero antes de seguir adelante es importante saber de que deseo hablamos. Al inicio de la película Jake comenta “Inconciente en el hospital con un agujero en el centro de mi vida
Soñaba que volaba, era libre, pero tarde o temprano siempre tenés que despertar”
Su hermano Tomas “era el científico no yo, el quería ser enviado años luz en el espacio para buscar las respuestas.” Con respecto a esto podemos acudir al concepto de negación de freud y ubicar Jake deseando poder encontrar respuestas, quizás no como científico pero si como sujeto del deseo, respuesta que tendrá que llegar luego de haber formulado las preguntas del tiempo 2. Con respecto del sueño muchas veces escuchamos estos relatos donde de repente comenzamos a volar, como si nuestros cuerpos tuvieran esa capacidad, entonces el deseo de otro cuerpo, el deseo de ser libre, el deseo de encontrar respuestas ya estaba de alguna manera en el tiempo uno. Ahora es que se hace mas claro al ser resignificado por el tiempo 2. Cuando Jake pierde su avatar Grace comenta en una comida la anécdota “lo ultimo que vimos fue su trasero desaparecer entre la maleza con una bestia furiosa persiguiendolo”. El dice “esto es algo que no se enseña” podemos resignificar entonces este momento desde el tiempo dos. Esto es algo que no estaba en los planes, no esta en los Instructivos, no estaba protocolizado, no siguió lo debido. Entonces este Perderse Para el Otro se convierte en Perderse del Otro. Cae el tiempo uno resignificado por el dos. Algo del objeto cae y da lugar potencial para la emergencia del sujeto, el tiempo de la responsabilidad donde el sujeto puede dar una respuesta. Entonces si la Hipótesis Clínica: De esto es responsable Jack, es responsable de su deseo de volar, de su deseo de ser libre, de liberarse, de perderse del Otro, de buscar sus respuestas.
Pero vale aclarar que hay varios personajes que se van alejando del Otro, de hecho todo el equipo de investigación se traslada lejos del coronel pero lo que distingue a Jake es el tercer tiempo.
Luego de terminar con la diplomacia según las palabras del coronel, la aldea del árbol es destruida. El camina “solo como un traidor, exiliado, alienigena, estaba en el lugar donde el ojo no ve, para poder verlos de frente nuevamente necesitaba llevar las cosas u otro nivel”
Cuando aparece su ave la mira y dice “a veces toda tu vida se reduce a un acto de locura, tenemos algo que hacer que no te va a gustar” va en busca de un ave que es el dios del cielo es el acto de dominar a Toruk Macto el se convierte en un ser elegido en conexión con lo sagrado. Se convierte en líder de la resistencia del pueblo nativo el que puede unir los clanes para defender el bien simbólico representado por lo trascendente del árbol sagrado. Cambio de posición en el momento de soledad que implica dejar de ser cómplice de la extracción de minerales a cielo abierto a un acto ético, otro nombre del sujeto.

3) Los elementos de necesidad y azar
Para hablar de necesidad tenemos que mencionar el sujeto autónomo, es el sujeto de la razón, de la voluntad, de la intención, el que responde por sus actos intencionales. Estamos en el campo de lo determinado, de lo inevitable de lo que es necesario hacer, son los hechos de la realidad los que determinan la acción. En este caso era necesario para Jack ir a Pandora, con ese trabajo pagaría sus piernas, era necesario someterse a lo que establecía la compañía, era necesario infiltrarse y recolectar información de los nativos con el fin de persuadirlos o someterlos por la fuerza, era necesario actuar así porque el ordenador es el valor del Octanio “el que paga todo”, estamos el terreno del deber, de lo que se debe hacer, de lo establecido en el orden particular. Parker dice “Tu hermano representó una inversión importante” y como el genoma es idéntico al tuyo todo marcharía sobre ruedas. Todo parece quedar ordenado en torno a estas determinaciones pero destaco el termino marcharía.
Acá irrumpe el azar, tenemos varios elementos. En principio Grace jefa del programa de Avatar interroga a Parker por la necesidad de un investigador no de un militar retirado y Parker responde, “suerte de que tuviera un hermano gemelo y suerte de que ese hermano no sea un dentista o algo así, lo asignare a tu equipo como escolta o algo así”. En la misma línea entonces ubicamos el acecinato del hermano, si esto no hubiera sucedido Jacke no estaría en esta situación. Otro elemento del azar lo podemos tener en el hecho de encontrarse con los animales en la selva, perderse luego de que una bestia lo persiguiera y finalmente encontrarse con la nativa. Grace dice “por motivos que no alcanzo a comprender los Sumaticaya te eligieron, que dios nos ampare”. Una científica convoca a Dios para entender una situación totalmente impensad previamente. Esa brecha que abre el azar irrumpe con lo establecido, irrumpe con lo coagulado por los significantes que porta el Otro, esa brecha se puede aprovechar o no, esa iancia que rompe con lo establecido permite que el deseo se ponga en marcha y ahí algo de la responsabilidad del sujeto del inconciente. Como se responde ante esto que no esta establecido. Acá podemos traer nuevamente lo que dice Jack cuando tras una serie de hechos azarosos su avatar se pierde en el bosque: “esto es algo que no se enseña”.

4)
Con respecto a la figura de culpa puedo ver dos, una ligada al universo particular donde el es originario. Y otra ligada al universo particular de los nativos.
Podemos pensar que si en un lado tenemos: la responsabilidad subjetiva sobre el deseo, la emergencia de la interpelación que convoca a lo singular; del otro lado de la moneda tenemos que esta interpelación convoca a una respuesta desde lo moral la deuda, el costo de este movimiento que repentinamente genera un alejamiento de lo particular. Entonces hay que responder a esto, se debe responder, se está obligado a responder a esto, hacer una retracción, volver sobre la acción. La respuesta puede ser: sentimiento de culpa, la proyección, la negación, la intelectualizacion, la formación sintomática.
El tiempo tres es otra respuesta posible, el momento del acto ético, otro nombre del sujeto, es el efecto sujeto donde ubicamos la dimensión ética.
Podemos ubicar algo de esta culpa cuando Jacke después de interrogarse ¿que estas haciendo?, vuelve y habla con el coronel quien le dice que creía que lo estaba traicionando porque hacia semanas que no se reportaba. Jake responde pidiendo un tiempo más. Pero también podemos ubicar la culpa cuando es convocado a dar una respuesta moral ante los nativos. Acá luego de la ceremonia el ya es uno de ellos y pide al jefe que retire a toda la tribu al bosque porque un ataque es inminente. El se plantea un deber, salvar ala tribu, un deber a aquellos que brindaron su confianza.
Ahora bien queda claro lo expuesto en el punto anterior, el no se queda con esta respuesta. La respuesta que da eleva las cosas a otro nivel. El nivel del acto ético, el nivel de la singularidad, Jack paso por la culpa, paso por el campo del Otro pero da una respuesta que genera un efecto sujeto.

5)
En Ibbieta encontramos un primer momento resignificado desde el segundo momento, donde ya se puede rastrear un deseo, un deseo de vivir, aprovechar despierto las últimas horas antes de ir al muro. El es responsable de querer burlar al Otro, querer salir de la alineación de Otro de querer engañarlo, responsable de su deseo de querer vivir. A lo que no accede Ibbieta es a un Acto que lo saque del campo del Otro, tenemos un llanto risa que responded a un compromiso entre el deber de dar la respuesta que querían los falangistas y la risa que proviene de su deseo de vivir. Pero lo cierto es que el sostiene al Otro, le da consistencia.
En Jake también podemos rastrear su deseo, el es responsable de buscar nuevas respuestas, deseo de libertad, deseo volar, el es responsable de perderse del Otro. Entonces a diferencia de Ibbieta sus acciones lo van alejando de la alineación del campo del Otro, logra acepar la castración del Otro, logra barrarlo, lo saca de lugar del ideal, a tal punto que se enfrenta con sus valores y realiza una acto donde se pone en juego algo de su verdad en el eje universal-singular.

Bibliografía:

- Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. BuenosAires.

- Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares.
Número3. Buenos Aires.

- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

- Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.

- Comentario: Avatara: tres tesis sobre Avatar, de Jim Cameron por Michel Fariña, Juan Jorge



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: