por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Prof. Regular Titular: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Ayudante de Trabajos Prácticos: Lic. Mariana Pacheco

Comisión 20

Camila Rojas LU: 341557150
Yael Sarsa LU: 339152900

1er Cuatrimestre Año 2010

Síntesis argumental
Contextuada en un futuro lejano, Avatar relata la historia de Jake Sully, un marine lisiado que, tras la muerte de su hermano gemelo, es convocado a completar la misión de la que éste formaba parte. Para dicho fin el protagonista es llevado a un planeta llamado Pandora el que se encuentra habitado por una raza llamada Na´vi.
En aquel lugar estaba instalada una base militar cuyo objetivo era la explotación de un costoso mineral que se encontraba en la tierra de aquellos nativos. Al mismo tiempo, en el laboratorio ubicado en dicha base, se desarrollaba el Programa Avatar el cual era dirigido por la científica Grace, destinado a crear cuerpos orgánicos idénticos a los de los Na´vi, a partir de la combinación de ADN nativo y ADN de aquel humano que controlaría mentalmente al avatar. El objetivo de este programa era lograr la confianza de los nativos para luego negociar diplomáticamente su traslado de lugar, y así extraer de sus tierras el mineral tan preciado.
Como marine experto en tareas de reconocimiento, Jack Sully es convocado por el Coronel Quaritch para que se involucre con los nativos y así obtener información relevante para la misión. A cambio de esto el coronel le promete recuperar la movilidad de sus piernas. Jake Sully acepta el trato y logra infiltrarse y ser aceptado como uno más del clan Omaticaya. Quien guía su aprendizaje en las costumbres de esta tribu es Neytiri, hija del jefe del clan y futura interpretadora de Eywa, la deidad de ellos. Su involucración en esta nueva cultura producirá efectos inesperados en su vida, que lo conducirán a tomar la decisión de formar parte del clan, no como un avatar, sino como “jakesully”.
Comentario de Michel Fariña
En su comentario sobre el film, Michel Fariña describe unas serie de cuestiones relacionadas con dilemas ético-tecnológicos que caracterizan nuestro tiempo. Los tres temas que recorren la película se pueden resumir en: Mercado contemporáneo y ritos ancestrales, Biopolítica y Bioética.
• El primero hace referencia al manejo capitalista de los recursos naturales, cuya obtención se logra a través de la minería a cielo abierto la cual atenta contra el equilibrio ecológico. Esto puede verse claramente en la película cuando el Coronel Quaritch y su equipo militar se dirigen a explotar el “árbolcasa” en busca del valioso mineral, sin contemplar las consecuencias que traería aparejado para el planeta.
Otro elemento importante es el carácter simbólico y espiritual de la sepultura, representado mediante los árboles sagrados que resguardan la memoria de los ancestros. Cuando los militares deciden explotar los minerales que se ubican bajo esos refugios espirituales, atentan contra el pasado de los nativos.
• El segundo se vincula a la utilización de un dispositivo tecnológico en el que el ADN se constituye en factor de control poblacional. Por medio de la creación del avatar, como fruto de avances tecnológicos y genéticos, se busca el sometimiento de la población Na´vi. Esto dará lugar a una serie de consecuencias no previstas: Jake Sully se vale del dispositivo (avatar) para convocar a los clanes y hacer frente a la amenaza militar.
• El tercer tema implica la relación ética de los humanos con la flora y fauna. En vinculación a esto pueden observarse en el film dos polos opuestos. Uno de ellos representado por Neytiri y Grace: Neytiri al instruir a Jakesully en el cuidado y respeto por la vida de animales y plantas; y Grace por el valor científico y biológico que otorga a la naturaleza del planeta como riqueza en sí misma. En el polo opuesto ubicamos la posición de Selfridge quien justifica la devastación y explotación de la tierra argumentando que “son sólo árboles”.
Análisis de la Película
Para poder emprender un análisis de la película será necesario efectuar un recorte situacional de la misma. Ubicamos el momento histórico como un elemento del orden de la necesidad. El planeta Pandora contaba con un valioso recurso natural del cual los humanos buscaban apropiarse, valiéndose para esto del cuerpo militar. Jake Sully era un marine lisiado cuyo hermano gemelo había sido asesinado, debiendo por esto reemplazarlo en el programa Avatar emprendido en el laboratorio de la base militar ubicada en Pandora. Dicho reemplazo se torna necesario ya que ambos hermanos compartían el mismo genoma humano, imprescindible para poder controlar mentalmente al avatar, y debido a que implicaba una importante inversión para la compañía. En este sentido, se trata de una situación que es ajena a la voluntad del protagonista, limitando sus posibilidades de elección.
Como evento del azar podemos señalar el encuentro con Neytiri, el personaje femenino principal. Se trata de una coincidencia en tiempo y espacio, un suceso que no ha sido previsto. Neytiri es quien se encargará de instruir a Jake sobre la cultura y creencia de su pueblo, pudiendo así convertirse en un miembro del clan.
Es posible delimitar el circuito de la responsabilidad subjetiva en relación al personaje Jake Sully. Dicho circuito está compuesto por un Tiempo 1 el cual podemos ubicar en la escena en que, una vez en Pandora, el Coronel Quaritch manda a llamar al protagonista para encomendarle una misión. Ésta consiste en infiltrarse entre los nativos por medio del avatar y proporcionarles información relevante para el objetivo, argumentando que un soldado de reconocimiento en un cuerpo avatar sería de extraordinaria utilidad. Jake acepta la orden y el coronel le ofrece a cambio recuperar la movilidad de sus piernas.
El protagonista había afirmado desde el comienzo de la película que nunca se es un ex-marine, que siempre se tiene la actitud, esto hace que la aceptación de la orden del coronel este en concordancia con el universo particular en que se halla inmerso: aceptar órdenes de su superior; citando a Calligaris, el objetivo de Jake no era atentar contra los nativos sino poder desempeñar exitosamente la tarea encomendada. Podemos decir que para el protagonista dicha misión tiene como único fin cumplir con la orden que le fue impartida y recibir a cambio sus piernas, suponiendo que allí se agotaba la acción.
A lo largo de la película podemos identificar ciertos indicios que nos permiten ver que dicha acción excede los fines para los cuales fue realizada. Un ejemplo de esto es la escena en la que el protagonista manifiesta: “Todo está al revés, como si el interior fuera el mundo real y aquí el imaginario. Apenas recuerdo mi vida anterior. Ya no sé ni quién soy.” Vemos que comienza a haber un resquebrajamiento de su universo particular al preguntar por el yo.
Otro momento que ilustra este pasaje entre el Tiempo 1 y el Tiempo 2 es la escena en que el Coronel Quaritch le reclama no haber recibido ningún reporte suyo en dos semanas y le comunica que su misión ya está cumplida, que un transbordador lo espera para volver a la tierra y recuperar allí la movilidad de sus piernas. Sin embargo Jake le dice que sólo queda una cosa por hacer para convertirse en hombre: se trata de una ceremonia en la que se pasa a formar parte del clan para siempre, para los Omaticaya la misma representa un segundo nacimiento. Agrega también que de esta forma será uno de ellos y podrá negociar el traslado. Puede decirse que con esta última frase Jake intenta disfrazar su verdadero deseo, haciéndolo concordante con los signos y discurso del Coronel.
Es después de este momento que podemos plantear un Tiempo 2 en el circuito de la responsabilidad. Dicho tiempo está marcado por la situación en que el Coronel, luego de haber iniciado el ataque, discute con los científicos del laboratorio y expresa que ahora entienden a los Na´vi gracias a Jake. Seguido a esto, devela una grabación en la que el protagonista declara que no existe nada con lo que ellos puedan negociar el traslado de los nativos de su “árbolcasa”. Al descartar la diplomacia como opción el Coronel concluye que todo será más sencillo. En este preciso momento, en el que Jake escucha sus palabras, es interpelado y convocado a responder por su acción en el Tiempo 1. Al aceptar la orden del Coronel algo que estaba por fuera de lo previsto por él se puso en marcha. Es entonces cuando su universo particular (obedecer órdenes) soportado en sus certidumbres yoicas (ser un marine perteneciente a la fuerza militar) cae llevando a un cuestionamiento por la posición del yo.
A partir de esta interpelación surge una deuda, un sentimiento de culpa como respuesta a la misma. Como indicador de esto mencionamos la escena en la que Jake dice: “Así es como se hace, si alguien se sienta sobre la basura que quieres se vuelve tu enemigo y así justificas el tomarla.” Esta frase al ser impersonal, en el sentido en que no se dirige a nadie, atribuye la responsabilidad a todos; y es por esto mismo que si es de todos no es de ninguno. Es así como Jake se desentiende de la responsabilidad por su accionar. A su vez, la frase da cuenta de que para el protagonista el discurso militar carece de todo sentido.
Un segundo indicador que podemos tomar es el intento de Jake de volver al “árbolcasa” para convencer al clan de su traslado y evitar así la muerte de muchos, que de otro modo sería inevitable. Consideramos a este momento como un intento fallido del protagonista por expiar sus culpas. Al mismo tiempo se desliga de la culpa proyectándola a un tercero, Selfridge. Esto puede verse claramente en la siguiente frase: “No va a querer esa sangre en las manos, créame, déjeme convencerlos, ellos confían en mí.” Aquello que proyecta no es más que lo que él siente ante la posibilidad de cargar con la muerte de los nativos, y atribuye dicho sentimiento a un otro.
En función de los tiempos así establecidos, es posible plantear una hipótesis clínica que permita dar cuenta del cambio de posición de Jake entre el tiempo 1 y el tiempo 2. Podría decirse entonces que en el tiempo 1 el personaje se encuentra sujetado por un discurso ajeno, que cree propio, dormido en los signos del otro. Su discapacidad en relación a la movilidad de sus piernas, podríamos pensarla además de real y física, como una metáfora, respecto a la posición limitada y restringida de Jake dentro del universo del discurso militar. Esta posición puede verse en la película en su acatamiento sin cuestionamientos a la orden del coronel.
Ya en el tiempo 2 puede verse al personaje, posicionado en un nuevo lugar, distinto al del tiempo 1, ya no limitado por sus piernas ni por el discurso del otro. Jake ha encontrado sus piernas, su libertad en un lugar distinto al que había previsto. Las piernas del Avatar no solo le permitirán caminar de nuevo, sino un nuevo caminar. A Jake ya no le interesaban las piernas que le había prometido el coronel en un tiempo anterior, el ya tenía unas nuevas. Esta diferencia entre ambos tiempos le pertenece al sujeto, se trata de su deseo inconsciente de emprender una nueva vida, sin restricciones, por fuera del otro. Jake es responsable por ceder su deseo inconsciente, el deseo de una vida nueva.
Desde el comienzo de la película pueden observarse indicadores que dejan entrever este deseo inconsciente cuando dice: “soñaba que volaba, que era libre”. En una escena posterior, ya inmerso en la cultura de los Na´vi, cuando logra volar montado en un ave exclama que nació para eso.
Otro indicador de este deseo inconsciente, puede situarse cuando el coronel le dice a Jake que su misión ya finalizó, que ya podría volver a la tierra y tener sus piernas, y frente a esto Jake le plantea que aún le queda algo por hacer. Esto que le resta hacer es una ceremonia que le permitiría convertirse en hombre, y que era considerada por los Omaticaya como un segundo nacimiento. Para Jake Sully este “volver a nacer”, era de gran importancia porque simbolizaba el inicio de una nueva vida. A su vez, consideramos el personaje de Neytiri como un “puente” entre su antigua vida de marine y el surgimiento de un nuevo sujeto.
En este punto podemos resignificar una frase que el coronel pronuncia, luego de darle la orden a Jake, en el primer tiempo: “yo veré que recuperes tus piernas, tus verdaderas piernas”. Si las piernas las tomamos como una alusión a la vida del sujeto, la pregunta es ¿Cuáles serán sus verdaderas piernas a partir del tiempo 2? ¿Las de nativo o las de Jake Sully el marine?
A partir de lo antes dicho, podemos decir que el circuito no se cierra en un Tiempo 2, sino que podemos hablar de un Tiempo 3. En este tiempo el sentimiento de culpa se diluye en el efecto Sujeto, es aquí donde Jake asume su responsabilidad y toma una decisión: “Debía llevar las cosas a un nuevo nivel. A veces toda tu vida se define por una loca acción.” Luego de esto decide montar a “Última Sombra”, un ave legendaria, de gran simbolismo para el clan. Es esta decisión en soledad, desligada de su particular previo, la que da lugar al acto y a la producción de un Sujeto. Se trata de una singularidad en situación que constituye un exceso respecto de las totalizaciones ya dadas, ampliando así el universo del sujeto. Este accionar de Jake es algo que nadie esperaba pero tampoco representa una transgresión. En su decisión asume una nueva posición, él es ahora un miembro de los Omaticaya, apropiándose de los símbolos de su nueva cultura, y es desde este nuevo lugar que lleva a cabo su acto; y se posiciona no como uno más del pueblo sino como líder de la resistencia.

Es posible realizar una comparación conceptual entre los personajes de Ibbieta (“El muro” de Jean Paul Sartre) y Jake Sully. En el primer tiempo del circuito de la responsabilidad, se puede observar a un sujeto afirmado, que sabe lo que hace y dice, y tiene una clara intención y voluntad. Hay un sujeto que cree que su acción finaliza en los fines para los cuales fue realizada.

Ibbieta Jake Sully
• “Gris está escondido en el cementerio”. Esta frase tenía como fin burlarse de los falangistas, de puro “testarudo” que era. • Obedecer la orden del coronel y cumplir con su misión de marine, a cambio recibiría sus piernas.

En el tiempo 2 encontramos a ambos personajes interpelados pos algún elemento de la situación, el cual señala que hubo un exceso respecto de la acción del tiempo 1. Los personajes son convocados a responder por dicha acción.
Ibbieta Jake Sully
• Momento en el que el panadero le dice a Ibbieta que los falangistas mataron a Gris, que lo habían encontrado en el cementerio. • Momento en que Jake se ve y se escucha en una grabación ofreciéndole datos a los militares.

En el tiempo 3, en ambos casos, se puede ver la aparición de la responsabilidad subjetiva y el surgimiento de un nuevo sujeto en una posición diferente a la del tiempo 1.
Ibbieta Jake Sully
• Risa y llanto. Frente a la confesión del momento dos. • Decide hacer una “loca acción”, montar el ave legendario y luchar a favor de los Na´vi.

Ibbieta Jake Sully
Azar • Coincidencia en el tiempo entre la pelea de Gris con el primo y la broma. Por azar dice la verdad al mentir. • El encuentro con Neytiri.
Necesidad • Etapa del franquismo en España. • Contexto histórico:
Explotación de la tierra en Pandora por parte de los militares y el programa Avatar vinculado a ellos.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: