por 

Para llevar a cabo la consigna del segundo parcial de la materia es necesario el análisis de una película que articule las categorías referidas a “la responsabilidad subjetiva y su circuito”.
Para ello elegí la película “BABEL”, del director mexicano Alejandro Gonzalez Iñárritu.
La trama de la película es la siguiente:
La película está basada en la Torre de Babel, en la cual, se unen todas las etnias. En este caso, se unen mediante un rifle, que es regalado por un japonés, a un marroquí, éste se lo vende a otro marroquí para defender a sus rebaños. Con este rifle, los hijos del marroquí, hieren a una estadounidense, y a su vez los hijos de la estadounidense, están con unos mexicanos. Por lo tanto, se unen diferentes etnias, como dicta la leyenda de la Torre de Babel.
Para abordar el tema de la responsabilidad subjetiva elegí una de las historias narradas en la película; aquella que se desarrolla en Marruecos en el interior de una familia musulmana que se dedica a cuidar cabras en la montaña.
Yussef es el segundo hijo varón de Abdullah Adboum, y hermano menor de Ahmed. La historia comienza a desarrollarse cuando Abdullah decide comprarle a su vecino Hassan un rifle para proteger a sus cabras de los chacales. En esta escena, los niños, que habían acompañado a su padre, le piden si pueden probar el arma.
El primero en probar su puntería es Ahmed, el hijo mayor, pero éste falla, Luego es el turno de Yussef, el cual acierta su puntería, por lo cual es premiado por su padre con un abrazo y comparado con su hermano mayor por haber errado el disparo. En esta situación, Yussef mira a su hermano y se ríe de él por no haberle dado al blanco.
Un día común de trabajo, el padre manda a sus dos hijos con el rifle a la montaña para que maten a los chacales que asechan a las cabras. Una vez en la montaña los niños dan rienda suelta a sus travesuras infantiles y deciden probar el rifle, para ver si, como había dicho su vecino y antiguo dueño del arma, las balas tenían un alcance real de 3 kilómetros. El primero en disparar fue Ahmed, que al hacerlo se queja porque dice que las balas no tienen el alcance que Hassan les había asegurado. Luego es el turno de Yussef, quien burlándose de su hermano lo desafía e intenta demostrar que el problema no es del rifle sino de la mala puntería de Ahmed, y al disparar da en el blanco.
Debajo de la montaña en la que se encontraban los niños pasaba una ruta por la cual en ese momento, a lo lejos se observaba un micro. Al verlo Ahmed le dice a Yussef que le dispare al micro para ver si la bala llegaba hasta este, y Yussef lo hace. Luego del disparo, el micro sigue su curso por unos segundos pero después se detiene, y los niños salen corriendo.
En una escena siguiente, durante una cena familiar, la esposa le pregunta a Abdullah porque se había retrasado en llegar a la casa y este le responde que en el camino la ruta estaba cortada porque unos terroristas le habían disparado a un micro con turistas y habían matado a una mujer norteamericana. Al escuchar el relato de su padre, los niños se miran aturdidos, porque sabían que la muerte de la turista no la habían provocado terroristas, sino que fue el disparo de Yussef. Igualmente permanecieron en silencio sin decirle nada a sus padres de lo sucedido.
Luego de unos días la policía de Marruecos comienza a investigar el asesinato indagando a quien pertenecía el rifle del cual había salido la bala que impactó en el cuello de la estadounidense. Tras la investigación, los policías averiguaron que el dueño del rifle era Hassan, lo van a buscar y lo hostigan para que diga si fue él quien disparó, pero éste confiesa que no fue ya que había vendido el rifle a su vecino.
Cuando la policía va a buscar a Abdullah, en el camino se encuentra con los dos hermanos y les preguntan si conocían la casa de la familia Adboum (sin saber que eran los hijos), y Yussef, al darse cuenta de que estaban buscando al culpable del accidente, les da un camino equivocado y ambos niños se van corriendo hacia su casa para avisarle a su padre que lo estaban buscando.
Una vez frente al padre, Ahmed le confiesa que Yussef fue quién disparó al micro, que mató a la turista y que además espiaba a su hermana mientras esta estaba desnuda. Yussef reacciona contra su hermano queriéndole pegar y acusándolo de que fue él quien disparó primero.
Abdullah decide llevarse a sus dos hijos para ocultarlos de la policía. Cuando están escapando son interceptados por la policía, que comienza a disparar contra ellos, los cuales se ocultan tras una piedras. Ahmed se asusta, comienza a correr y recibe un disparo en su pierna. El padre se arrastra hasta donde estaba su hijo herido, y Yussef se queda solo tras las piedras con el rifle, con el cual comienza a dispararle a la policía. Al ver esto, el padre le grita que suelte el arma e intenta acercarse para quitársela, en ese mismo momento Ahmed intenta huir nuevamente pero esta vez recibe un nuevo disparo que lo mata. El padre se vuelve hacia su hijo muerto y lo toma entre sus brazos llorando. Yussef, al ver lo sucedido, arroja el rifle y se encamina hacia los policías diciendo: “yo fui el que disparó el arma, ellos no hicieron nada, fui yo. Mátenme pero salven a mi hermano”.

A partir de la historia narrada podemos abrir el circuito de la RESPONSABILIDAD SUBJETIVA de Yussef por la muerte de la turista norteamericana y de su hermano Ahmed.
Por un lado el elemento azaroso de la situación lo constituye el hecho de que la bala haya impactado en el cuello de la mujer y no en algún otro lugar del micro.
El Primer Tiempo es un acto mediante el cual un sujeto manifiesta una intención, de la cual cree conocer su causa y su finalidad. Tiene relación con el sujeto de la convicción, que sabe lo que hace, o sea que entiende que su acción se agota en el fin.
En esta historia podemos ubicar como primer tiempo la acción de Yussef de dispar al micro para probarle a su hermano el verdadero alcance del rifle y su mala puntería. En dicha acción vemos que la intención de Yussef no era herir a los pasajeros, sino desafiar a su hermano. La acción de disparar el rifle para Yussef se agotaba en ese fin.
El Segundo Tiempo es la percepción de las consecuencias del acto primero. Son indicios que recibe el sujeto de que algo aconteció fuera de su control, o cálculo previsto. Los mismos lo interrogan, Interpelan. Algo que no estaba en su conciencia se juega allí.
Acá podemos ver que la acción del primer tiempo se resignifica, cobra un nuevo sentido para Yussef al enterarse de que su disparo había matado a una turista. La acción realizada por el personaje no se agotó en los fines esperados por él, sino que trajo otra consecuencia inesperada: la muerte de un ser humano.
Este segundo tiempo resignifica al primero, y esto no sucede sin dejar huellas: Yussef, al enterarse de que con su acto mató a una mujer y que la policía está buscando al culpable comienza a sentir miedo, se angustia, porque sabía que él era el culpable de esa muerte. Pero Yussef en este primer momento no siente remordimiento por haber matado a la mujer, sino que proyecta la culpa en su hermano, lo cual se ve cuando al confesarle Ahmed lo sucedido a su padre, Yussef le dice que fue el hermano el que disparó primero.
La muerte de la norteamericana no produce en Yussef una implicación subjetiva por el acto realizado. El camino hacia la responsabilidad subjetiva del protagonista se abre en un Tercer Tiempo en el cual el sujeto rinde cuentas por su acto, modifica su posición subjetiva. Este tercer tiempo del circuito aparece en la historia cuando se produce la muerte de Ahmed, ya que la muerte del hermano interpela a Yussef, lo cual no había sucedido con la muerte de la turista. Al ver a su hermano muerto en los brazos de su padre, aparece en su mente el recuerdo de él y su hermano jugando y riendo en las montañas, y allí es cuando se produce la implicación subjetiva de Yussef por su acto en el primer tiempo. Esto hace que arroje el arma y se entregue a la policía haciéndose único responsable por lo sucedido. Por lo tanto, es la muerte del hermano la que interpela a Yussef y resignifica la acción de dispararle al micro para desafiar a su hermano ahora muerto.
A partir de este tercer tiempo podemos formular la Hipótesis Clínica: en la figura de Ahmed, de su hermano mayor, Yussef depositaba tanto mociones de amor como de odio. Su hermano era, por un lado, su rival en la lucha por el amor y el reconocimiento del padre, y por otro lado, su compañero de aventuras y de juegos.
Yussef desafiaba a su hermano constantemente porque necesitaba sentir que ganaba sobre su hermano, es decir, sentir el reconocimiento de su padre de que él era mejor que su hermano mayor. Esto se ve en la película cuando Yussef desafía a Ahmed y le dispara al micro, porque sabe que tiene mejor puntería que su hermano, y eso lo hace ser mejor ante los ojos de su padre.
Pero todas las mociones hostiles depositadas en el hermano, las cuales ocultaban y empujaban hacia atrás los sentimientos tiernos hacia él, desaparecen en el momento en que ve a su hermano morir frente a su padre, ya que a partir de allí no debe preocuparse mas por luchar con su hermano por el amor de su padre, debido a que su “rival” está muerto. Por eso los sentimientos de odio hacia Ahmed ya no tienen sentido, y dejan salir a la luz a los sentimientos de amor hacia su compañero de aventuras. Allí es cuando yussef entiende que su hermano ya no está mas y decide hacerse responsable por su muerte, culpándose a si mismo frente a la policía y limpiando el nombre de su hermano y de su padre, y demostrándole a su padre que fue él y no Ahmed el culpable de lo sucedido.

En la trama de la película se puede ubicar el despliegue de una singularidad en el personaje de Yussef. Para poder abordarlo, necesariamente, hay que remitirse a las categorías de lo moral – particular y lo universal.
Según el Lic. Fariña “Lo universal constituye aquel rasgo que es propio de la especie: su carácter simbólico.” Lo universal no alude a lo general, en tanto no se define por el “todos” cuantitativo. Se puede decir que lo universal “no existe sino a través de lo singular y paralelamente, el efecto singular no es más que una de las infinitas formas posibles de realización de lo universal.”
En este sentido, se puede conjeturar que en este caso, lo universal remite a la creencia de que matar a otro ser humano está mal, lo cual es propiamente humano, ya que los animales matan a otros de su misma especie para sobrevivir, situación inconcebible para la moral humana.
Ahora bien, remitirse al plano de lo moral – particular, conduce a pensarlo como el soporte imaginario en el cual se sostiene lo universal – singular.
Lo moral se asocia con las costumbres de un contexto social, comporta un carácter relativo que depende de una época histórica y una cultura determinada.
En esta película, se ubica lo moral – particular en la cultura musulmana para la cual en la familia el hombre es el que manda, el que decide, y la mujer queda por detrás del hombre, tapada por éste. Por lo tanto los hijos varones son los realmente valiosos, los que van a llevar adelante a la familia cuando el padre no pueda hacerse cargo. Por otra parte, el primer hijo varón es el único heredero de la herencia familiar, es el sucesor del padre, el que va a quedar en su lugar.
En último término, se hace referencia a la categoría de lo singular como aquello que posibilita a un sujeto tomar una posición respecto de lo moral – particular y lo universal que lo atraviesa.
Podemos ver en la singularidad de Yuseff que es atravesado tanto por lo universal como por lo particular de su cultura, ya que el hecho de que como consecuencia de su acción se haya producido la muerte de mu hermano mayor, primogénito de la familia, lo lleva a cambiar su posición subjetiva frente a la muerte. En un primer momento, cuando se entera de que su disparo produjo la muerte de una turista, Yussef sintió miedo porque sabía que matar a otro ser humano esta mal, en su cultura, y en cualquier otra, pero esa muerte no lo llevó a modificar su posición subjetiva frente a su actuar, no sintió culpa por esa muerte. La culpa solo sobrevino cuando la muerte recayó sobre su hermano varón, el primogénito de su padre. El hecho de ver a su hermano mayor muerto en los brazos de su padre lo hiso darse cuenta del peso que tenía esa muerte para su padre, y eso hiso que se responsabilizara por esa muerte y se entregara a la policía. La respuesta se hizo acto ético, ya no es la respuesta de la moral, es una respuesta de lo singular de Yussef.

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Segundo Parcial
Psicología, Ética y Derechos Humanos

FIGLIOLO CECILIA
DNI: 30411268
Cátedra: Juan Fariña
Ayudante de TP: Eduardo Laso
Comisión Nº 8



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: