Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2010 > Balas sobre Broadway >

por 

PSICOLOGIA ETICA Y DERECHOS HUMANOS

PROF: Juan Jorge M. Fariña
Disparos sobre Broadway

Lic. Gabriela Daniel
Curso de verano 2010
Comisión 3
Schmidt, Fátima
LU 29170617
1558329024
fschmidt@directvla.com.ar

“El deber del teatro es transformar el alma humana, no solo entretener" con esta frase comienza la película en la cual tomare a David Shayne como personaje principal para poder establecer el análisis de responsabilidad subjetiva.
Bullets Over Broadway o Balas sobre Broadway (en su versión española) es una comedia de 1994, que está ambientada en los años 20 y es dirigida por Woody Allen.
El film entrelaza en su desarrollo, dos submundos diferentes: por un lado el teatro con la actuación y la farsa; y por otro un mundo oscuro protagonizado por gángsters, en el que priman la extorsión, los tiros y la muerte.
La película transcurre en Broadway donde John Cusack, quien representa el papel de David Shayne, encarna a un joven que intenta triunfar en esa ciudad como autor y director de su propia obra teatral. Ante la imposibilidad de que alguien financie su obra, acepta que un mafioso aporte el dinero para poder montarla. David tiene esa única opción, de lo contrario debería volver a los suburbios donde no tendrá ningún progreso en lo teatral.
En este contexto, el gánster Nick Valenti, interpretado por Joe Viterelli, le impone una condición. Su novia Olive Neal, interpretada en este caso por la actriz Jennifer Tilly, una bailarina de cabaret sin experiencia y con pocos dotes para la actuación, tendrá que ser la protagonista principal de la obra, ante lo cual David no tiene opción de rechazo.
Ante la presión que le genera, su asistente le aconseja: “Estamos en un mundo de caníbales no en un mundo ideal. Si quieres ver tu obra montada tendrás que hacer concesiones, la vida no es perfecta y además es corta y si no eres capaz de verla así mas vale hagas tus maletas y te vuelvas. Pienso que le establece una primera ubicación en el mundo del teatro, un mundo de negociación en el cual tiene que aprender a negociar. El mundo es así, un mundo de mascaras, representando un rol según la circunstancia. Son los demás los que te dan el papel y uno lo asume como puede”.
Eligen como primera actriz a Helen Sincler una actriz en decadencia, quien interpretará a Silvia Boston, pero es también quien adquiere un rol importante en las decisiones de la vida de David. David se encuentra ante situaciones que le generan angustia. Estando en su casa junto a su mujer, se despierta soñando y grita por la ventana -me he vendido, me he vendido. Haciendo referencia a que ha decidido aceptar el dinero para que le financien la obra -soy una puta, soy una prostituta, ¿quiero el éxito a ese precio? y la respuesta es sí. Acto seguido llama a su asistente y le exige -¡quiero a Warner Pursel! (Jim Broadbent) en el papel de el teniente, lo quiere a él y se acabo. Pero termina la frase antes de cortar diciendo - ¡no soy una puta!, pero ahora se lo dice a su asistente. Oliver tendrá el papel de la psiquiatra, un papel fundamental.
Transcurre la obra y David intenta acortar el papel de Oliver, pero la protesta de ella en su tono agudo y fuerte y la reafirmación de Cheech que niega esta posibilidad, acallan la decisión de David. Pero un giro importante producirá la obra cuando Cheech, el matón encargado de cuidar a Oliver y de que ella aparezca mucho en escena, empieza a introducir sus aportes en el guión, que en un primer momento lo dejan expuesto a David sobre el resto de los actores. David primero reniega de cambiar una sola palabra aportada por un matón con un coeficiente bajo, dice él. Su novia lo interpela diciendo que no proteja su obra de una buena idea y asiente su representante al comentario aclarando que si es necesario cambiar el sentido de la obra para que funcione, hay que hacerlo. En medio de esta gran confusión a la que David parece no tener salida. Él se enamora de Helen Sincler y le declara su amor, pero ella ante su declaración, repetidamente, en el film “le tapa la boca con la mano” y no lo deja hablar indicándole que guarde silencio.
Luego cobran vida dudas y angustias como consecuencia del estancamiento de su obra, donde sus actores reclaman que no comprenden lo que él escribe, diciéndole que porque escribe tan difícil todo, que así no son las cosas. En la primera escena del film David aparece discutiendo con su representante indicando que esta obra quiere dirigirla él, ya que las anteriores obras fueron modificadas. Los guiones cambiados por los actores y también por los directores que no entendían el sentido de su obra. Teniendo en cuenta que esta obra llevaba el mismo camino David comienza a permitirse los aportes de su elenco pero sobre todo los aportes de Cheech, pero con él siempre a solas. Es en silencio y podríamos decir, detrás de bambalinas, donde Cheech se convierte en el nuevo autor de esta “otra” obra. Hay una escena luego de un estreno en donde David le pregunta a Helen si lo quiere como hombre o como artista y ella le anticipa que no dudaría en entregar su cuerpo libremente al hombre que escribió esa obra (que ya no es su guion sino el de Cheech), David le pregunta si de la obra anterior no había nada bueno. Ella le comenta – solo las acotaciones. David manifiesta que siempre fue bueno para las acotaciones y brindan por un mundo ideal sin concesiones. Nuevamente es callado su decir. Otra vez se repite la escena donde “le tapan la boca” y no logra decir que esa obra ya no es de él. En medio de los estrenos de la obra, David le cuenta a su mujer que la ha engañado con Helen Sincler pero es sorprendido por ella cuando le informa que ella también lo ha engañado con un conocido suyo y mas aun indicándole que han elevado el sexo al tributo de arte. Finalmente la película tiene un final para todos inesperados.
En esta comedia cada personaje está exagerando un elemento de normalidad. Es el desarrollo de una condición que los hace tipo de, el matón, la prostituta, encarnan un tipo, por eso pueden interactuar en el teatro. En el teatro nunca son personajes comunes siempre están estigmatizados por algo, tienen alguna marca que los diferencia. Una marca que los califique como tipo. Un elemento que permite caracterizarlo y nombrarlo de determinada manera, el gángster, el matón, la actriz en decadencia. Presentan una cualidad en un grado extremo. El personaje de teatro va a desarrollar un aspecto para que podamos distinguirlo. Por eso es que nosotros no somos personajes trágicos, porque no mostramos un solo aspecto exagerado.
El sujeto del sufrimiento es el objeto propio del psicoanálisis, a través del circuito de responsabilidad subjetiva, intentare ubicar si finalmente tenemos el surgimiento de una singularidad en situación en David.
Tiempo 1 David se despierta soñando y grita por la ventana -me eh vendido, me eh vendido. Haciendo referencia a que ha decidido aceptar el dinero para que le financien la obra -soy una puta, soy una prostituta quiero el éxito a ese precio y se contesta- la respuesta es sí. Decide jugar el juego del teatro. Hacer concesiones. Elije la frase –soy una prostituta. Sin embargo podemos pensar que al dejarse pagar para poder montar su obra está eligiendo un significante en particular para nombrarse “prostituta”, como objeto vacio, que recibe y al cual le pagan para hacer algo. David lo grita para que todos escuchen. El se ha vendido, es una prostituta. Y quiere el éxito a ese precio. Freud nos dice somos responsables hasta de nuestros sueños, ya que ellos son representaciones del inconsciente, pertenecientes al sujeto.
Se deja pagar como una puta y asume la máscara que su entorno reclama, va a jugar el papel que le pide el entorno. “El tiempo uno se corresponderá con un síntoma egosintónico, un síntoma que al hallarse en la misma sintonía del yo parecería conformar aquello que hace a un rasgo del propio sujeto y se ágora allí en lo que podríamos llamar su forma de ser o carácter”
Así como Ibieta elige decir que Gris esta en el cementerio, jugando una broma, creyendo que mentía. Ibieta habré un juego en el campo del otro, en el campo de lo particular, de lo imaginario, es aquí el ser de la testarudez, el de la obstinación, el de la broma. David elige expresarse diciendo soy una prostituta, me he vendido creyendo que esta acción concluye ahí donde se la enuncio. Pero esta acción permite una primera iluminación, un aspecto oscuro pero necesario.
Tiempo 2 Una actriz del elenco le dice ante los cambios en el guión que hizo Cheech y él se atribuye como propios. – Por fin tienes pelotas.
“La figura fantasmática ha tambaleado y se revela el cortocircuito, el síntoma pierde su sintonía yoica y se transforma para su portador en objeto de queja y padecimiento de la cual quiere prontamente liberarse (…) un síntoma egodistónico. Si el fantasma hasta ese momento se había ocupado de que las cosas anden, lo real ha emergido aquí develando su falla en nombrar un objeto de deseo” . Ubico allí un gran tambaleo de su posición, donde “fracasan las legalidades constituidas” . Lo interpela como hombre, lo interpela en su posición ante su sexualidad. Creo que encuentra sentido esta primera frase “soy una prostituta, me he vendido”, ante la interpelación de la actriz que gritándole “ahora si que tienes pelotas” ante el guión que Cheech había escrito y que había captado toda su atención. Es a partir de ahí que deja de luchar por mantener sus ideas porque las ideas del otro, del matón, son mejores y el ya no se tiene que preguntar nada mas, sino solamente escuchar el discurso del otro. Por un momento queda totalmente pegado a las palabras de Cheech quien todo lo que dice y tiene es verdadero para él. Cheech es el verdadero artista dice David, en el silencio. Se convierte en el total autor de los guiones y David solo hace los comentarios. En un momento quiere decir que los cambios no son suyos pero el crédito de los beneficios son demasiado grandes y es acallado por los elogios de los cambios .El ya no quiere tener el poder de la palabra, porque decidió jugar el juego de las mascaras, y decidió que el otro tiene lo que él no puede tener. Ubico a esta interpelación en donde se da cuenta que “las pelotas las tiene el otro” y él solo es una “prostituta” que no tiene nada que decir más que comentarios. Pero su reacción ante esto es decidir mantenerse relajado, ya no esta nervioso por el éxito de la obra al contrario es Cheech el que quiere que todo salga perfecto. Creo que se relaja al ubicarse en un lugar, tomando el crédito ajeno del éxito. Podría establecer como figura de la culpa la negación. Todavía David no puede distinguir el verdadero alcance de esta interpelación, pero claramente se ve que hay un movimiento que quiere surgir, David no puede dormir, esta confuso, angustiado y distintas escenas lo siguen interpelando parecería que en su posición de Artista, pero en realidad por lo que esta siendo interpelado es por su goce. Helen ante el guión escrito por Cheech le dice que el guión anterior tenia buenas ideas pero artificiales y en las obras anteriores que leyó de él tenia el mismo problema. Ahora este guión esta lleno de pasión, vida y sexualidad. Cuando el intenta decirle que el guion no lo escribió él, ella le dice no hables y le tapa la boca. Reafirmando -entregaría mi cuerpo libremente al hombre que ha escrito esta obra con grandeza y fuerza. Tu no te habías encontrado esa es la diferencia de la otra obra con esta. David como escritor y autor descubre sus limitaciones porque no es capaz de expresar lo que los griegos denominan “pathos”, el sufrimiento, la pasión, la fuerza que tiene una tragedia o una obra, lo realmente fuerte de una obra. Y por esto David crea obras lineales, sin emoción dramática. El pathos necesariamente lleva a una crisis, a una situación de conflicto que debe ser resuelta y alguien quedará afectado. Por ejemplo en la tragedia griega hay muerte, aunque la causa sea azarosa, la muerte es necesaria como en Antigona.
El azar aquí pone a los personajes en una determinada situación. Si esa situación es de conflicto necesariamente habrá agonistas: unos pierden y otros ganan en una lucha de vida o de identidad. David creo que comienza a buscar su identidad más que sus ideales. El teatro griego es catártico porque permite al autor, al actor y al espectador ver representados sus propios conflictos. David en este caso encontraría su identidad por el efecto de purga o purificación que se denomina que catarsis. Es azaroso que un matón tenga el don del artista. Que se vuelve necesario para el éxito de la obra. Sin el no habría éxito alguno, por lo menos en la misma línea que venia el guión.
Ibieta en un segundo acto es interpelado por Garcia que le dice, mataron a Gris lo encontraron hoy en el cementerio. ¿En el cementerio?, Ibieta tiembla. Abre una interrogación del o que hizo cuando hizo la broma de mentir, se pregunta a parir del tiempo uno donde decido jugar una broma. Por eso el tiempo dos es el tiempo del sujeto de la interrogación. Tiembla porque la palabra de García lo alcanza, se pregunta respecto de su acto. Como David queda interpelado por la exclamación – ahora si tienes pelotas y lo lleva a interrogarse sobre su posición de artista y creador, sobre su posición sexual. Esto se produce a partir de un deseo inconfesable, algo que en ese decir - soy una prostituta se expreso disfrazadamente. Aquello que dijo en el tiempo 1 retorna abriendo juicio sobre la acción.
Tiempo 3 Ubico la respuesta y decisión – Me querías como artista o como hombre. Pero esta vez la pregunta es a su mujer, ella le dice podría querer a un hombre que no sea artista. Y él responde, estoy seguro de dos cosas que - No soy artista y que te quiero, y reafirma no soy artista. Ubico su reconocimiento en que no es artista no solo en que no puede escribir obras porque solo son lineales, sino que no es artista en cuanto a su posición ante su goce. Se reconoce en un lugar que antes se reconocía como completo. Delata su deseo, se implica con su deseo. Artista es el que crea, él no tiene la capacidad de generar, como un rol femenino en la posición de generar, de crear, de procrear, el no es creador. Pensando como él también da vida, pero como don de maternidad no de paternidad, él no puede generar el no tiene fuerza creadora. No tiene agallas. Ibieta en el tercer momento donde afirma ¡en el cementerio! Y rie y llora, es el momento de la responsabilidad subjetiva, el momento de la implicación del sujeto con su deseo, su deseo de vivir más tiempo y ante la pregunta del significante cementerio lleno de sentido para él, que nos da cuenta que no era una palabra cualquiera elegida por azar. Así como también no fue azaroso que David eligiera gritar soy una prostituta, me he vendido. Tomo esta escena volviendo a la otra escena donde Helen le dice que no dudaría en entregar su cuerpo libremente al hombre que escribió esa obra, al hombre que tiene esa fuerza de la que el carece y quiso atribuirse.
HC: David debe responder a la pregunta sobre su goce, su posición sobre la sexualidad. Algo hace mella. Su posición ante las mujeres y ante la pregunta de él como hombre, es lo que veo en juego en todo el film. Hay signos de que algo de un sujeto y en primera instancia ante la interpelación del tiempo dos hay pura negación, y por eso se relaja, porque el otro es el que tiene lo que el no. Hay un sujeto esperando por emerger. Ya que a través de la figura de la culpa hay algo de la responsabilidad subjetiva genuina. Dice ahora me siento libre que lo he dicho, eh dicho que no soy artista, se posiciona desde otro lugar para comenzar de nuevo y tomar su relación con su mujer desde otro lugar, no importa para él la explicación de porque no es artista si ante la nueva posición en la cual se halla y que antes estaba perdido. Tiene que responderse ante su posición de artista, como creador. Creo que es un reconocimiento de su posición, ante el enfrentamiento con su posición como hombre ante la sexualidad. Veo un sujeto que se sustrae a la serie de azar y necesidad. Hay un plus que no estaba. A modo explicativo también adiciono un dialogo, no menos importante, que tiene David con Cheech a quien escucha con toda su atención y le dice vos sos un verdadero artista y diría algo así como me gustaría tener eso que tenes vos y que yo no tengo. Para hacerse responsable el sujeto tiene que responder, pero no es cualquier respuesta la que puede dar. “La responsabilidad es una respuesta a la castración, y cada quien responde con su síntoma a la castración estructural, al agujero en la estructura: que no hay relación sexual (…) debe distinguirse el síntoma como respuesta responsable del sujeto – que por ella se destituye-, del síntoma que se usa para completar al Otro, que le da consistencia al goce del Otro vertiente ligada ala culpa. Efectivamente, el síntoma que se constituye en instrumento para hacer con el será es el que, del lado de la invención, hará el sujeto responsable de su – saber – hacer- ahí- con” . Saber hacer algo ahí con su deseo. Un acto creador de sujeto.


Bibliografía
 Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires.
 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
 Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
 Ignacio Lewkowicz (1998). Particular, Universal, Singular (Cap. IV); En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires
 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Salomone, Gabriela Z.: Consideraciones sobre la Ética Profesional: dimensión clínica y campo deontológico-jurídico. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: