por 

Facultad de Psicología
Psicología, Ética y Derechos Humanos
Segundo Parcial

Universidad de Buenos Aires
Cátedra: Fariña
Comisión: 5
Ayudante de trabajos Prácticos: Omart elizabeth
Pesino carolina
Alumnas: Lanata Laura- L.U.: 264713010
Recalde Vanesa- L. U.: 322685520
Fecha: 17 de Noviembre de 2009

Ben x

Relatos extraídos de la película Ben x (2007)
La historia se trata de un joven llamado Ben que tiene Asperger, el mismo vive con su madre y su hermano menor. Sus padres están separados y el padre formo una nueva familia con otra mujer. De pequeño había recibido cierto maltrato de parte de los padres a quienes les costaba mucho aceptar la enfermedad de su hijo y no sabía bien como tratarlo ni manejarse con él. Sin embargo en la actualidad la madre cambio mucho con Ben y es muy sobre protectora, lo controla excesivamente en sus horarios y sobre todo estaba especialmente pendiente de su ritmo cardiaco, porque no debía excederse, haciendo que este mantuviera una vida muy rutinaria. Concurría a un colegio normal debido a que consideraban que era un chico con una inteligencia brillante y que podía responder a la curricula como cualquier otro sujeto. Ben en lo personal se destacaba en los juegos de computadora y siempre participaba con la misma compañera de juego, con la cual fue creando una fantasía amorosa. Veía los sucesos de su vida como si fueran parte del juego, como si estuvieran incluidos en el mismo.
En el ámbito escolar la relación con sus docentes era buena ya que era un alumno que se destacaba por sus conocimientos a pesar de ser introvertido. Los profesores lo valoraban por ser un buen alumno sin hacer diferencias con los demás, y en varias ocasiones lo defendían de las agresiones de sus compañeros, dado que Ben no hablaba. Sus compañeros por lo contrario lo agredían y se burlaban de él por sus diferencias (temblor en las piernas, puños cerrados, no comunicarse con sus pares).
Hubo un episodio en el colegio durante el transcurso de una clase donde el profesor defiende a Ben poniendo en ridículo a sus compañeros que le tiraban bolas de papel en la cabeza. Al finalizar la clase los compañeros lo agarran, lo suben arriba de una mesa donde le bajan los pantalones mientras se ríen y se burlan de él, al mismo tiempo todos lo filman con sus teléfonos celulares. Uno de ellos observo la situación y tomo la cámara filmadora que llevaba Ben (siempre consigo con el que filmaba todo lo que podía dejándose él por afuera siempre) e intento captar la imagen de los compañeros mientras filmaban y se reían de Ben. Ante la situación él miraba a los compañeros y ante los gritos y las burlas solo reacciono subiéndose los pantalones y luego de que todos se retiraron rompió la ventana con una silla. El director lo cito en la dirección exigiéndole que cuente lo sucedido y el mantuvo el silencio tanto con este como con su madre.
Al día siguiente, al salir del colegio los compañeros se lo llevan a una plaza donde los golpean y lo drogan. Su madre al ver que no llegaba busca en la computadora de Ben para ver si encontraba algo, ve el video que habían filmado sus compañeros en el episodio del colegio. Sale a buscarlo, finalmente lo encuentra, ya en su casa frente a la computadora le muestra el video y le pregunta que es eso, a lo que Ben no responde y comienza a romper todo. Luego va al baño, al mirarse en el espejo se encuentra nuevamente con su imagen previa al estado de éxtasis que le generaron las pastillas, debido a esto rompe el espejo, el cual toma en la mano intentando cortarse las venas y de la presión que genero cerrando el puño donde tenia el vidrio se corta.
Al despertarse, luego de un descanso, recordó que tenía el primer encuentro con su compañera de juego en la estación de tren. Al llegar y verla se acerca y no le habla, luego se suben al tren, se sientan en el mismo asiento y cuando la chica le habla sin saber que era el chico que estaba esperando, él no le responde y se baja del tren. Al darse cuenta que la perdió para siempre intenta tirarse bajo el tren pero se arrepiente.
Luego vuelve a su casa y junto con la ayuda de sus padres, planea un simulacro de suicidio. En la escuela hicieron un recordatorio en su memoria y de improvisto en pantalla grande aparece él hablando, rectificando que esta muerto, y dice que antes de morir a uno se le aparecen todas las escenas de su vida, y proyectan la escena del colegio, dejando al descubierto las imágenes de las personas involucradas en el hecho. Concluye diciendo que debía elegir entre morir sin escape o escape sin muerte, dejando por sentado que elegía seguir viviendo.

Tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad
El circuito de la película esta centrado en Ben donde podemos situar el tiempo uno luego de la escena del colegio y la posición que él toma ante lo sucedido manteniendo el silencio, basado en sus convicciones y sin dudar, esto hace referencia a la realización de una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que se agota en los fines para los que fue realizada. Desde el eje universal podemos decir que Ben se encuentra dentro de un mundo simbólico, forma parte de él, y si bien le cuesta comunicarse a través del habla, puede expresarse y ser parte de ese universo.
Podemos ubicar la necesidad la cual tienen efectos trascendentales ya que Ben no solía hablar y tampoco lo hace luego de la situación en el colegio la cual no lo llevo a decir algo de lo ocurrido, sino que se mantuvo en su posición de permanecer en silencio llevado por la necesidad. Aquí también podemos ubicar el azar que irrumpe en el momento donde la madre revisa la computadora de Ben queriendo encontrar algún dato para hallarlo y termina encontrando el video donde sus compañeros lo burlan bajándole los pantalones. Es a partir de esta situación de azar que se desencadena el tiempo dos. Tiempo que se halla confrontado con el tiempo uno, tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebrajaba posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo del mismo, momento propicio para la emergencia de una singularidad donde el sujeto se vio interpelado por ciertos elementos disonantes y algo de esa diferencia que le pertenece. En cuanto a la película podemos situar este tiempo en la situación donde Ben es interpelado por la madre sobre el hecho sucedido en la escuela y este reacciona rompiendo todo y también se autoagrede, es aquí donde podemos ubicar la culpa del sujeto, una culpa generada por un sentimiento inconsciente que se produce como primera respuesta a la interpelación, la cual se da antes de que el sujeto asuma una responsabilidad subjetiva. La interpelación que realiza la madre exige una respuesta mas allá de lo que el yo quiera responder, porque se genera una deuda a esa interpelación, y esa respuesta que Ben le da lo lleva nuevamente a lo moral. Ese sentimiento de culpa produce un taponamiento de la dimensión ética, aquí aun no hay singularidad, porque esta vuelta a la moral implica que sigue actuando sobre lo particular. A partir de aquí comienza a hacerle ruido aquello que él había decidido mantener en silencio, produciendo efectos significativos en él, donde se interpelaba ante la posición que había mantenido ante lo sucedido, queriendo en estos momentos cambiar su posición, esto también esta en relación con el momento donde se mira al espejo y se vuelve a encontrar con la imagen de él mismo, se enoja y rompe el espejo queriendo cambiar su perspectiva. En este tiempo el sujeto consideramos que se encuentra aun dentro de lo particular, ya que esta inmerso en un contexto con códigos y normas establecidos donde a partir de la interpelación de la madre, él se cuestiona su accionar dentro de ese contexto particular, donde da cuenta que ya no se siente parte de ese universo. En este universo particular al que pertenece actúa la moral, y es por eso que Ben siente culpa de su accionar, lo evalúa como moralmente malo y se reprocha por ello. A partir de este tiempo dos se produce un efecto retroactivo provocado por la interpelación, donde se resignifica ese tiempo uno, es por esto que el sujeto puede dar una respuesta perteneciente a la dimensión ética, diluyéndose así el sentimiento de culpa.
A partir de aquí podemos ubicar entonces la nueva perspectiva que adopta Ben donde funda el universo de la singularidad caracterizado por no estar establecido a priori, poniendo en evidencia la incompletad del universo. Es en este momento que Ben toma la decisión de hacer algo con aquello que le estaba sucediendo, y decide preparar un suicidio ficticio junto con su familia, para dar fin a esta muerte sin escape tal como la definía él, haciéndose responsable de lo que le sucedía realizando un cambio de posición. Ben en estos momentos se hace cargo de lo que dice y hace, a través de esto podemos dilucidar que actúa la responsabilidad subjetiva, que implica al sujeto del acto, donde el acto ético coincide con el efecto- sujeto, concediéndole un plus, poder hacer algo mas allá de las coordenadas. Todo este giro lo ubicaríamos como un tiempo tres ya que se encuentra confrontado con una falta ante la cual decide responsabilizarse éticamente.
Con respecto a la hipótesis clínica podemos ubicarla respecto de la posición de vínculo de dependencia que tiene el adolescente con la madre, respecto a que Ben no habla, no dice nada porque es la madre la que siempre responde por él. Por lo tanto se podría pensar que en el momento que el reacciona es porque es la madre quien lo interpela, no respondiendo ya por él, sino que es ella la que pregunta esperando una respuesta a la situación, donde se corta de alguna forma el vínculo de dependencia. Podríamos decir que el conflicto se reafirma con el sometimiento que tiene hacia la madre. Esto se ve en los recuerdos que él tiene de niño, el trato agresivo de sus padres hacia él, no permitiéndole que tome decisiones, obligándolo a realizar lo que ellos creen conveniente, y ya más en la adolescencia controlando sus tiempos y acciones.

Bibliografía
-  Michael Fariña, J. y Gutierrez, C: (1996) Veinte años no son nada. Causas azares. Numero 3. Buenos Aires.
-  Mosca, J. C. (1998) responsabilidad, el otro nombre del sujeto. En ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
-  Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
-  D`amore, O.: responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: fundamentos. Letra viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: