Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Benjamin Button >

por 

PSICOLOGÍA ETICA Y DERECHOS HUMANOS

PARCIAL DOMICILIARIO

PELÍCULA: “El curioso caso de Benjamin Button”

Profesor: Eduardo Laso

Ayudante: Alejandra Martínez

Alumnas: Blanco, Noelia
Cobos, Eliana

Comisión: 4

Primer cuatrimestre de 2010

1) Tomando en cuenta el comentario sobre el film.
¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

Consideramos que el análisis de la responsabilidad subjetiva se centra en el personaje de Daisy, ya que la película se desarrolla a partir de su estado crítico de salud, cuando decide contarle a su hija, Caroline, la historia de su gran amor: Benjamin.
Daisy, enferma en la cama de una clínica, le pide a Caroline que tome un libro de su bolso, en el que está plasmada la historia de Benjamin, redactada por el mismo. Los relatos serán también novedosos para Daisy, que confiesa haber carecido de la valentía para abordar la lectura en soledad.
Atribuimos a éste personaje responsabilidad subjetiva, teniendo en cuenta el concepto que Gabriela Salomone propone en “El sujeto dividido y la responsabilidad”; Responsabilidad subjetiva a partir de la configuración de sujeto del inconciente, no autónomo, cuyas acciones son ejecutadas partiendo de un propósito desconocido por el actor. Nos situamos aquí, en el orden de un saber no sabido.
Por lo tanto, la responsabilidad en Daisy radica en el hecho de haber ocultado a Caroline su devenir. Responsabilidad de la que será protagonista hasta el momento, en que retrospectivamente, se convierta en el último. La vida no termina hasta que termina y con ella la responsabilidad, siguiendo ideas de Ludueña.
Haciendo hincapié en el momento crítico por el que Daisy atraviesa, elige darle lugar a la palabra, entendiendo que aunque la muerte se presenta como un hecho próximo e inevitable, tiene la oportunidad de darle a la situación, una significación propia. Introduce “el morir” como posibilidad y motor, para comunicar una verdad; gracias a la cual Caroline conocerá otra realidad.

En el comentario del film, Fariña propone como hipótesis que el viejo mantiene su posición de responsabilidad hasta el último momento de la vida, ni un instante antes.
Interpretamos de esa hipótesis que el autor desprende como figuras de responsabilidad a Daisy y al Sr. Button, padre de Benjamin. En ambos casos, situamos como indicadores, el hecho de que los personajes han negado a sus hijos la posibilidad de conocer su verdadera historia, de conformar su identidad a partir de los hechos certeros de la vida.

2) Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

En el comentario del film no se sugiere explícitamente el circuito de responsabilidad; sin embargo, a partir de la hipótesis propuesta entendemos que el circuito de responsabilidad está dado del siguiente modo:
Momento uno: la decisión de Daisy de ocultarle a Caroline su verdadera historia. Este hecho será resignificado a partir del momento dos: estado crítico de salud, proximidad a la muerte. Es éste suceso el que lleva a Daisy a la interpelación, posibilitando el cuestionamiento de su acontecer, de su posición frente a la muerte.
Como sostiene Domínguez, éste circuito deja al descubierto el quiebre del universo particular que guiaba al sujeto en sus acciones. De éste modo lo hace tambalear frente a una probable posición subjetiva.
Esta falla en el circuito inaugurará el lugar mismo del deseo. En el caso de Daisy, la interpelación permitirá revelar su deseo inconsciente de confesarle a Caroline su verdadera identidad antes de partir. Es en éste punto donde Freud ubica la responsabilidad, a partir del propósito inconsciente, que ajeno a la voluntad del Yo da lugar a la acción.
En términos freudianos el aprés coup es el que liga los momentos uno y dos para dar lugar al momento 3 en el cual es necesario responder.
Esta ligazón es la que da lugar a la hipótesis clínica. En nuestro caso, la ligazón se corresponde con el deseo inconsciente de Daisy de develar su verdad.
El momento tres se constituye a partir de la respuesta dada por el sujeto que implica de su parte una toma de posición. La manera de responder puede ser diversa, en forma de: negación, proyección, culpa, síntoma o responsabilidad; ésta última es la que asume Daisy, lo cuál implica una lectura de su deseo y hacerse responsable del mismo.
Ubicamos entonces como momento tres la decisión de comunicarle a Caroline que Benjamin es su padre, esto manifiesta la posición responsable que asume Daisy al momento de morir.

3) Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

Encontramos en la historia como elementos de azar el momento en que Benjamin y Daisy se conocen en el asilo de ancianos.
Ubicamos como indicadores el hecho de que al ser abandonado Benjamin por su padre en las escaleras del asilo, donde es adoptado, encontrando un lugar donde vivir. Lugar en el que también Daisy pasará tiempo de su infancia visitando a su abuela, quien se hospeda allí.
En éste punto situamos el azar, posibilitando que Benjamin y Daisy se conozcan.
Hablamos del azar tomando en cuenta lo propuesto por Mosca, azar como hechos casuales que tocan de cerca a un sujeto y frente a lo cual se torna imposible volver al punto inicial.
Desde que se conocen siendo Benjamin, un niño viejo y ella una pequeña niña sienten una profunda conexión; al pasar el tiempo se hace notorio que Benjamin va enjuveneciendo y Daisy sigue el normal curso de crecimiento.
Podemos situar como elementos de necesidad de ambos dejar que el tiempo transcurra para encontrarse en un momento propicio para el inicio de su relación.
Consignamos como indicadores de dicha necesidad que cada uno transito su vida libremente adquiriendo experiencia, hasta llegar al punto en sus edades cronológicas y apariencias físicas coincidieran

4) Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna responsabilidad jurídica.

La figura de la culpa que aparece relacionada con la responsabilidad subjetiva en nuestro trabajo es Daisy.
Ya que como dice Oscar D´Amore en el texto Responsabilidad subjetiva y culpa,”No hay responsabilidad subjetiva sin culpa”.
El hacerse responsable implica garantizar una respuesta, una respuesta en relación directa a una deuda. Contraer dicha deuda es contraer una culpa. Entonces esa misma deuda es la que obliga a responder; es en éste punto donde se asume la responsabilidad subjetiva.
Siempre que se es responsable, se es culpable: de lo que se dice y se hace, sin que uno sea consciente de ello. Entramos en términos del deseo inconsciente del sujeto.
Lo que pone en marcha todo este circuito es justamente la interpelación subjetiva; es decir dado el tiempo dos del circuito donde se produce la interpelación, es la culpa la que obliga (retrospectivamente) a interpelarse y vuelve al tiempo uno. Es la culpa la que hace a la retracción por lo que se debe responder
En el caso de Daisy, como dijimos anteriormente, es la situación misma de estar pronta a morir que provoca la interpelación (tiempo dos). Se interpela por haberle ocultado toda la vida la identidad a su hija (tiempo uno).
Esa interpelación queda posibilitada por la culpa, la cual lo obliga a responder, contándole la verdad (tiempo tres).
No hay forma de evitar la respuesta, ya que la interpelación lo exige.
De ésta manera Daisy cedió en su deseo, de ahí viene el sentimiento de culpabilidad que la obliga a responder. La pregunta que siempre efectuaba Lacan, es justamente ¿Has actuado conforme al deseo que te habita?, la cual está en estrecha relación con lo que estamos hablando.
Además de la responsabilidad subjetiva, cabe en Daisy responsabilidad jurídica, ya que le negó la verdadera identidad a Caroline, lo cuál es un derecho universal. Ella portó un apellido que no le correspondía, que no le pertenecía.
Ahora como adulta tiene la tarea de aceptar o rechazar la filiación con su padre verdadero. Claro está que Benjamin tomó la decisión de irse, al darse cuenta que iba enjuveneciendo y que iba a ser más hijo que padre. Por otro lado, es a la vez este hecho el que ha dado lugar a Daisy a constituir una familia.
También en el padre de Benjamin recae responsabilidad jurídica, ya que al abandonar a su hijo, lo esta privando de su identidad, esta desligándose de la responsabilidad de proveer a este nuevo ser los cuidados necesarios para su supervivencia.
Sin embargo, por circunstancias de la vida y dueño de sus propias decisiones, Benjamin perdona a su padre, y nos enseña que siempre se puede volver a empezar. El mismo hombre que lo abandono al nacer, será a quien acompañara, hasta sus últimos minutos de vida.

5) Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El Muro” de Jean Paul Sartre)
Comparamos la película asignada con el caso de Ibbieta desde dos aspectos: el azar, siguiendo la conceptualización de Mosca, y la posición del sujeto frente a la vida, a partir del texto original.
En el primer caso, Ibbieta es persuadido para que delate el paradero de Ramón Gris, ofreciéndole a cambio seguir viviendo. El protagonista sabiendo que Gris se escondía en la casa del primo, toma la decisión de mentir, de burlar, y por tal motivo dice: “en el cementerio”.
Mosca atribuye a lo sucedido la calificación de azar. Disentimos con el autor, ya que, si lbbieta se hubiera arriesgado a decir un lugar de los infinitos posibles donde podría estar, desconociendo el paradero, hablaríamos de azar. Sin embargo, Ibbieta sabiendo (o creyendo saber) donde se encontraba Gris, elije faltar a la verdad modificando el lugar. La responsabilidad que debe asumir es la de haber jugado una broma, que tuvo un final inesperado.
En el caso de la película entendemos que sí es totalmente azaroso el hecho de que Benjamín y Daisy se conozcan en el asilo. No hay contribución consciente de ellos para que dicha situación se despliegue. Si bien reconocemos allí que el factor azar posibilita su encuentro, de ambos dependerá lo que hagan frente a ésto. Tendrán la responsabilidad de asumir el sentimiento que los habita, y como actuarán de allí en más
En el segundo caso, el protagonista, se plantea la noche antes de ser fusilado, ¿qué es lo que le da valor a la vida: lo que hicimos en ella o la muerte?
A partir de ésto, se cuestiona si tiene sentido alguno lo que enfrentó para sostener sus ideales, siendo que el final es para todos el mismo. Entiende que la muerte es un suceso más de la vida, y más tarde o más temprano, todos seguirán el mismo camino.
Sin embargo, lucha contra el sueño para no desperdiciar sus últimas horas. Entendemos que es en este punto donde se interpela, se cuestiona si valoró cada momento vivido. Es habitual que los seres humanos cometamos ése error: no darnos cuenta de la importancia del día a día. Vemos en la vejez reflejado el punto cercano a la muerte y no asumimos que todos, tanto el niño como el anciano, estamos próximos a ella. Es justamente, el estar enfrentados a una situación límite lo que hace que reflexionemos sobre nuestro acontecer.
Es precisamente ésta situación la que ejemplifica la película: Daisy en sus últimos momentos, se cuestiona cómo ha vivido. Se pregunta si fue acertada su manera de proceder. Es la muerte la que da valor a su vida.
En el caso de Benjamin, vemos que es la muerte la que motoriza su accionar diario. Al creer que el final se acerca, vive cada momento como si fuera el último.
En conclusión, consideramos que lo que el film nos enseña es que deberíamos valorar cada instante como si fuera el último, ya que uno no sabe que tan cerca o tan lejos puede estar la muerte.

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con los del módulo 4
Estableciendo conexión con el modulo 4, podemos decir que en la película se ven relacionados 3 factores: la naturaleza, el propio cuerpo y la relación con el semejante. Esta interrelación se manifiesta a partir de los fenómenos denominados desastres y catástrofes.
Identificamos como perteneciente al orden del desastre, el huracán que azota la ciudad donde está internada Daisy y el hecho de que Benjamin nazca viejo, ya que son fenómenos objetivos, que están por fuera de la voluntad humana y que pertenecen al orden de la naturaleza. Son hechos no previsibles y ante los cuales el hombre carece de herramientas para enfrentarlos.
Si hablamos de catástrofe, hacemos referencia a fenómenos que exceden las capacidades simbolizantes de los sujetos cuando es excesiva la magnitud de un evento. Lo relacionamos con el estallido de la primera y segunda guerra mundial que tiene lugar en la película. Son sucesos desencadenados por el actuar del hombre, y por lo tanto están a su disposición las herramientas para enfrentar dicha situación o remediarla.

Bibliografía

*Mosca, J. C(1998): Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

*Salomone, G. Z: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. 1: Fundamentos. Letra viva, 2006.

*D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. 1 : Fundamentos. Letra viva, 2006.

*Michel Fariña, J & Gutierrez, C. (1996): Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires

*Jean Paul Sartre: El muro.

*Desastres y catástrofes. Ficha de la cátedra. Mimeo.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: