Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Benjamin Button >

por 

El curioso caso de Benjamín Button
(David Fincher, 2008)

Finalizada la primera guerra mundial nace en N. Orleáns un niño envejecido. Su padre horrorizado al ver su aspecto lo abandona inmediatamente en la puerta de un asilo de ancianos. Allí el niño es refugiado por una empleada quien lo criará a pesar del diagnostico que el medico le ha dado: pocas probabilidades de que el niño sobreviva, dado el estado de deterioro físico que presentaba, ya que poseía todos los males de un hombre de 80 años.
Benjamín representaría el deseo de aquel relojero del relato de Daisy; Que el tiempo vuelvo atrás y así quizás nos traiga devuelta a nuestros hijos a la vida. Su vida será el mismísimo paso del tiempo en dirección contraria de lo natural. Ira contemplando a lo largo de su vida como todos envejecen y mueren, mientras el envejecido va rejuveneciendo.
La idea de muerte se hace presente desde el inicio al final del film, la muerte como algo inevitable que nos llega sin importar la edad que se tenga. Considero oportuno citar la frase de Heidegger: No por ser viejos uno esta más cerca o más lejos de la muerte que cualquier hombre. La muerte será tan inminente para él como para el niño. Frase que retomara Ludueña para abordar la cuestión de modo diferente: en lugar de inmediatez, proponer lejanía absoluta de la muerte. No inmortalidad, sino distancia lógica . Para explicar esto recurre a la llamada Primer Paradoja de Zenón de Elea: se trata de la Dicotomía y de Aquiles y la Tortuga. La Dicotomía dice: que un corredor no podría nunca llegar a su meta si ésta se halla a cierta distancia de la partida. Para llegar desde el punto A al punto Z, el corredor debe antes pasar por la mitad del camino, punto b. Y luego debe también pasar por la mitad de la distancia entre b y Z, punto c. Y así continuar, acercándose infinitamente al punto Z, pero nunca alcanzándolo.
A--------------------b---------c----d—e—Z
Resulta una paradoja que la serie es infinita pero en si se puede llegar a la meta. Tomando la Dicotomía como modelo lógico, podemos decir que al ubicarse a alguna distancia de la muerte, el viejo está tan lejos de ella como el joven. No hay posición individual privilegiada con respecto a la muerte, salvo la del hombre como especie con respecto a otros seres vivientes. Por ende, el viejo mantiene su posición de responsabilidad aun en los momentos que sólo luego, retrospectivamente, serán calificados de últimos .
La hipótesis que plantea Fariña es, de lo antedicho, lo que nos ejemplifica la historia: si la experiencia es intransmisible, la sabiduría en cambio no es otra cosa que el efecto de una transmisión. De un legado, en el cual en Benjamín Button será doble: hacia su padre y hacia su hija.
Hacia a su padre en tanto lo acepta como tal, acepta su herencia y sus condiciones de acompañarlo en su lecho de muerte. Acepta que el padre esta dispuesto a ser tal, a pesar de haberlo abandonado.
Siguiendo la misma línea, en cuanto a su hija, él no la abandona. Ella fue concebida en el momento en el cual Daisy y Benjamín se encontraban cercanos a coincidir en edad y en aspecto físico también. Ambos sabían que Benjamín iría rejuveneciendo con el paso de los años, llegando a ser nuevamente un bebe y con todas las limitaciones que eso le conllevaría para ejercer el rol de padre; Asimismo ella debería, con el paso de los años, cuidar a 2 bebes: a su hija y a su hombre.
Por lo anterior expuesto ubico este momento como el Tiempo 1 del circuito de responsabilidad, entendiendo que en tal el personaje lleva adelante una acción, una conducta orientada por un determinado objetivo y entendiendo que tal iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida . Ubicando la responsabilidad subjetiva en el actor principal: Benjamín Button, entendiendo como tal aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconciente; sujeto no autónomo que, por definición no es dueño de su voluntad e intención .
Si me remito al texto “El muro”, el acto que realiza Ibbieta al burlase de los falangista para prolongar su vida, se ubicaría dentro de este T1. Burla que será condicionada por el azar y la ignorancia de que aquel lugar elegido era el verdadero en donde se encontraba Ramón Gris.
Volviendo al film: ¿Cómo responde a la interpelación Benjamín? Dejará a otro hombre la crianza de Caroline, para que ella pueda saberlo como padre el día que su madre esté dispuesta a legitimar su lugar. Hará lugar a su deseo de vivir libremente su juventud, renunciando a estar con su hija y con la mujer que amo toda su vida. Esta decisión la ubicaré en el Tiempo 2 del circuito de la responsabilidad.
En cuanto a la noción de culpa aquí ubicada, según D´amore es el estadio previo a la responsabilidad subjetiva. La culpa podría ser una respuesta posible ante la interpelación que el T1 activa en el sujeto luego que se produjo la retroacción al T1, es la que ob-liga a responder. La culpa obstruye el circuito en el caso de que el sujeto se quede aferrado a esa postura. Se cancelaría así la oportunidad de desplegarse el interrogante acerca del propio deseo, que realizado en soledad es el verdadero acto ético. En Benjamín su responsabilidad esta en es vivir libremente su juventud sin ser padre y sin que su rejuvenecimiento conlleve una carga para su mujer.
Lacan enuncia que la única cosa de la que puede ser culpable un Sujeto es de haber cedido en su deseo. El yo no es propietario del deseo, pero el Sujeto es responsable de su puesta en acto.
El personaje de Sastre, Ibbieta se ubicaría en este T2 al recuperar su vida bajo la amenaza de ser asesinado y niega su responsabilidad bajo la coartada del azar y del destino. Su deseo fue salvar su vida e invoca al azar liberándose de su acto, se libera el Sujeto de toda responsabilidad borrando su acto. El personaje es responsable de haber deseado vivir.
El circuito cierra en el Tiempo 3, con la aparición del efecto sujeto. Responde a la interpelación pero desde la dimensión ética. Realizar el acto ético en donde algo de su deseo se pone en juego. Es una posición del sujeto frente a la soledad, no a la posición en lo social por su relación a los otros, sino una posición frente a lo que esta dispuesto a afirmar y a firmar . En Benjamín el nuevo posicionamiento subjetivo es la paternidad, se diluye el sentimiento de culpa plasmado en su Diario los fragmentos temporales de su vida y sus deseos de haber estado junto a su hija en momentos importantes. El relato del mismo aliviara en el presente la muerte de Daisy otorgando a su hija las memorias de su padre. Introduzco el cambio subjetivo de Benjamín en el Tiempo 3 al escribir el Diario antes de perder la memoria producto de su inminente rejuvenecimiento corporal pero no del estado mental; Ya que el mismo termina siendo un niño con demencia senil propia de la vejez. Dicho cambio subjetivo se produce en el lecho final de la vida de Benjamín y en la de Daisy.
Para realizar el cierre del T3 con lo que nos demuestra el Diario es que siempre hay una oportunidad por mas infinita que sea para cambiar las cosas. La vida no se acaba hasta que se acaba, y con ella la responsabilidad. Ni un momento antes .
Como dice aquella de canción: “Es que la muerte esta tan segura de vencer que nos da toda una vida ventaja”. Será en lo singular de cada sujeto lo que haga con esa ventaja con la cual cuenta.
Incluyo la enfermedad de Benjamín dentro de la combinación del azar y la necesidad, ya que cuando en una situación rige por completo el orden de necesidad, la pregunta por la responsabilidad del sujeto carece de toda pertinencia. Si responsable es aquel del que se espera una respuesta no se obtiene ninguna del orden de lo biológico en cuanto al origen de ese mal otorgado al niño.
Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Cuando rigen por completo Necesidad o Azar, o una combinación de ambos, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión . Si bien Benjamín no tiene otra elección no por eso será ni más ni menos responsable de sus actos, esto se verá reflejado cuando el mismo responde por su acción efectuada en el T2. El mas explicito ejemplo del film de cómo actúa la necesidad y el azar es el accidente que sufre Daisy en Paris, donde Benjamín expresa que “La vida es una serie de incidentes, en donde las vidas se entrecruzan y todo esta fuera de nuestro control”.
La muerte es un ejemplo del orden de la necesidad, es lo inexorable, aquello frente a lo cual no hay palabras . Como cuando Ibbieta se entera de la muerte de Gris no hace más que llorar de la risa o reír hasta llorar, me remite al inminente final del film donde el huracán esta arribando a N. Orleáns. Como ultimo cuadro se presenta el reloj del inicio con su segundero marcando hacia atrás y el inútil fin que le dio el relojero al querer deterger el tiempo, detener la muerte.-

ETICA Y DERECHOS HUMANOS
CAT. I. FARIÑA, JUAN JORGE MICHEL

SEGUNDA EVALUACION

Alumna: Cuello, Verónica Gisella
LUN: 31049262/0
Com: 2
Profesor: Adelqui del Do, Oscar

BIBLIOGRAFIA
• Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos aires.
• D´Amore, O. Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I. Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J. & Gutiérrez, C. “Veinte años son nada”. Causas y azares. Numero 3. Buenos Aires.
• Fariña, J. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra.
• Heidegger, Martín, El Ser y el Tiempo, Fondo de Cultura Económica, 1980
• Ludueña, Federico. La responsabilidad en la vejez. En Memorias de las XVI Jornadas de Investigación, Facultad de Psicología UBA, 2009
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z. El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: