por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Materia: Ética y Derechos Humanos

Docente a cargo: Michel Fariña, Juan Jorge
Comisión: 9
Alumna: Karina del Castillo
D.N.I: 26.627.264
Segunda Evaluación
Fecha de entrega:10 de Junio del 2010

1- Teniendo en cuenta el comentario del film “Camila” de Faletti Marcos y Vezzaro Claudia, el análisis de la responsabilidad subjetiva, se centra uno de los protagonistas principales, Ladislao Gutierrez.
Respecto a la responsabilidad subjetiva los autores sostienen que esta, “se consolidaría en las instancias finales de la trama dramática debiendo pagar por esa culpa, con la cautividad del cuerpo y con su muerte.”1
En el transcurso del film el personaje de Ladislao va asumiendo distintas posiciones con respecto al discurso social y a su propia subjetividad.
Ladislao se encuentra en gran parte del desarrollo del drama fragmentado por la constante tensión entre discursos divergentes.
En el inicio del film se presenta a Ladislao como un joven sacerdote, atravesado por el discurso instituido acorde al contexto socio-histórico particular. Tanto su actitud como sus accionar se hayan en sintonía con los mandatos vigentes.
En la película ocurre un asesinato que conmociona al pueblo. La muerte del librero por parte de partidarios del régimen rosista suscita en el joven párroco una actitud critica y reflexiva sobre los hechos ocurridos. Estos cuestionamientos hacen que las cúpulas o referentes del poder vean a Ladislao no ya como un párroco sumiso sino como un personaje que escapa de la norma y cuestiona lo instituido.
Al poco tiempo de llegar al pueblo Ladislao conoce a Camila, ya que ella es miembro de una de las familias mas tradicionales y aristocráticas del pueblo. Además el es amigo del hermano de Camila, el cual también es sacerdote.
Camila y Ladislao se cruzan frecuentemente pues ella al igual que las mujeres de su época, concurría asiduamente a la Iglesia.
En muchas escenas se hace evidente, en el cruce de miradas y en algunos diálogos que surgen entre ellos, que algo del deseo esta emergiendo entre los dos. En Camila esto no solo es evidente sino que se ve claramente. Mientras que en Ladisloa se infiere algo de este deseo no solo por las miradas sino también porque se despliega una serie de acciones(como castigos corporales, fiebre...) que nos permiten inferir que hay una relación conflictiva en su posición como sacerdote y la emergencia de este deseo, del que nada se quiere saber.
“Algo del propio deseo inconsciente se ha puesto en juego, y el lo sabe, aunque no admita tal reconocimiento. Adviene entonces el sentimiento de culpa que lo lleva a infligirse castigos corporales.”2
En una de las escenas Camila se declara e interpela directamente a Ladislao, esto implica que ya hay un circuito subjetivo. Surgió el deseo inconsciente, hay una interpelación y un sentimiento de culpa. La culpa, es entendida como una respuesta a esta interpelación, es decir que ya hay una respuesta por parte de Ladislao, todavía no una respuesta subjetiva, pero una respuesta en si.
Finalmente Ladislao sede a este amor y actúa, confirmando su propio deseo. Movilizado por este amor y dando lugar al deseo escapan juntos a Corrientes.
Luego de unos meses, son reconocidos por un sacerdote que visitaba el lugar donde ellos se habían radicado y son denunciados.
El no haber aprovechado el poco tiempo que tenían para huir abre una serie de interrogantes que pone en evidencia la conflictiva interna de Ladislao, con respeto a los distintos discursos que lo cruzan.

En el film y en el comentario de Faletti/Vezzaro, se ve claramente la continuidad y discontinuidad que adopta el comportamiento de Ladislao en relación a los distintos momentos que va posesionándose frente a su deseo.
Es decir, que presenta cambios de posición respecto a los diferentes mandatos que atraviesan, pero para Faletti/Vezzaro al final del film se puede verificar “una posición mas consolidad en relación a su propio deseo”.3

2- Ciruito de la responsabilidad

T1: se realiza una acción determinada que se supone se agota en los fines para los que se realizo

T2: indica que hubo un exceso en el T1, entonces se interpela retroactivamente la acción. En el T2 se resignificar lo sucedido en el T1
Esta interpelación posibilita la emergencia de la singularidad.
Retroactivamente podemos hallar el lazo de asociación entre T1 y T2, la hipótesis clínica, la cual es una construcción.
Si la interpelación tiene lugar, las respuestas son múltiples, una de ellas puede ser la de la responsabilidad subjetiva, y en ese caso estaríamos en el T3.

T3: es el de la respuesta subjetiva, donde desde la singularidad se da una respuesta a ese acto.

Teniendo en cuenta este circuito de la responsabilidad la lectura que hago sobre la película “Camila” es el siguiente:

T1: miradas y charlas entre Ladislao y Camila

T2: Ladislao es interpelado por Camila, esto hace que surja en el un sentimiento de culpa. La culpa le obliga a dar una respuesta al mismo tiempo que resignifica el T1.

T3: Ladislao responde frente a este a deseo, por lo que podemos hablar de una respuesta subjetiva, donde surge el efecto del sujeto. Es decir, responde por el acto donde se produce un sujeto de deseo inconsciente.

3- Como elemento de azar y necesidad presente en la situación podemos remarcar el haber sido reconocidos por el sacerdote que estaba de paso en el pueblo, donde Camila y Ladislao se habían instalado.
Escapando de Buenos Aires cambian sus identidades y rehacen sus vidas juntos lejos de las miradas de aquella sociedad disciplinaria y normalizadora. Huyen a un pueblo de Corrientes donde pueden vivir ese “amor prohibido”.
El azar se presenta en esta historia de manera firme. Pese a esto no podemos dejar de considerar que todo acto incluye algo de azar y algo de necesidad. No existen actos determinados.
La necesidad y el azar van a dar cuenta de esa cuota de incertidumbre en el accionar. Al tomar una decisión como el escaparse del pueblo y cambiarse de identidad, se esta haciendo uso de la libertad de elegir. En este caso ellos estuvieron movilizados por el deseo, pero el azar es parte de las consecuencias posibles de todo actuar.

4- El joven párroco aparece personificando la figura de la culpa.
El sentimiento de la culpa es una condición para el circuito de la responsabilidad, no hay responsabilidad subjetiva sin culpa.
La culpa se presenta en Ladislao obligándolo a responder. Con este sentimiento el paga la deuda que tiene con su deseo. El en un principio trata de eludir este deseo, tal es así que frente a esta interpelación responde con una serie de síntomas, como auto castigo, confesión y fiebre.
Mas tarde, Ladislao logra responder apelando a la emergencia del sujeto, es decir da una respuesta conforme con su deseo.
La responsabilidad subjetiva es aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconsciente.

Existen distintos tipos de responsabilidades, la responsabilidad jurídica y la responsabilidad subjetiva, ambas reclaman posiciones subjetivas diferentes.
La responsabilidad subjetiva tiene relación con aquello que perteneciendo al sujeto le es ajeno.
La responsabilidad jurídica es una de las formas de la responsabilidad moral, las dos responden a una misma lógica.
Dentro de la responsabilidad jurídica, la culpa no es mas que la imputabilidad de un daño, por el que hay que pagar. Decir que hay culpa, es decir que hay un daño por el que hay una deuda donde se esta obligado a responder. Responsabilidad y culpa se limitan a expresar dos aspectos de la impunibilidad jurídica.
La razón y la intención son elementos que ligan desde el ámbito jurídico la responsabilidad y la culpa.
Entonces si el actuar estuvo objetivamente presente la razón y la intención, se lo imputa responsable y consecuentemente culpable.
En un primer plano y ubicándonos en la particularidad del contexto socio-histórico y cultural donde tiene lugar la historia de Camila y Ladislao, su acto fue condenado y repudiado por la sociedad en la que vivían.
Este amor prohibido, fue sancionado por las normas morales y éticas de la época. Se los imputo responsable de su actuar y por lo tanto fueron declarados culpables. Esto implico no solo que fueran encarcelados sino también fusilados.
Responsabilidad subjetiva y responsabilidad jurídica son dos cosas diferentes, la primera tiene que ver con la singularidad y la segunda esta atravesada por el particularismo, y en este caso el particularismo de una sociedad legitimada, portadora de un discurso de poder instituido que intentaba normalizar y homogeneizar las subjetividades.

5- “El Muro”, es un cuento Sartre, el mismo transcurre en España durante la guerra civil española. La historia relata los últimos momentos de grupo de prisioneros republicanos que son condenados a muerte, siendo arrogados a un sótano donde pasaran la noche y esperar que se les de muerte a la mañana. Entre los miembros del grupo se encuentra Ibetta, que es el protagonista del relato.
Luego de pasar una larga noche Ibetta es trasladado para ser fusilado, pero antes es interrogado y se le pide que para vivir denuncie el lugar donde se esconde un líder anarquista.
Pero a Ibetta ya no le importa nada, solo sabe que va a morir. Entonces decide burlarse de sus captores y habla, pero para mentir y engañar al otro. Ese juego, esa burla, le salió mal porque el líder anarquista estaba de verdad escondido, donde el había dicho.
La burla resulto ser verdad por lo que la muerte de Ibetta fue aplazada.
En esta historia se juega el azar, como un factor que quiso que su elección de una confesión mentirosa termine siendo verdadera.
Esto inesperado, no calculado por Ibetta lo toca de cerca y permite pensar la posición del sujeto frente a esta cuestión.
Si bien en este cuento aparece la cuestión de azar y destino, hay algo que interpela al sujeto, y es que quizás Ibetta tenia el deseo secreto de seguir viviendo. Ibetta recupero el tiempo bajo la amenaza de perderlo y negando su responsabilidad, en su deseo de vivir, volvería a perderlo.
Ibetta es responsable de su deseo de vivir y con su burla, salvo su vida.

Camila”, es una film basado en una historia verídica, que ocurre en un pueblo de Buenos Aires, a mediados del s XIX.
Esta dramática historia de amor cuenta las vicisitudes de un amor prohibido, entre un cura y una joven aristocrática. Ambos huyen a otra ciudad hasta que son azarosamente reconocidos y condenados a la pena de muerte.
Tomando el personaje de Ladislao analizamos el circuito de la responsabilidad y como esta se fue desarrollando entre la casi constante tensión que percibía Ladislao. Acá al igual que en el cuento del “Muro”, aparece el azar, pero no como un elemento determinante que lleva al sujeto a interpelarse por su acción, sino como un factor mas en el relato.
La interpelación y el sentimiento de culpa aparece en Ladisloa, mucho antes que el elemento del azar. Se le pide una respuesta mucho antes, el azar solo viene a presentar una vez mas la serie de conflictiva interna de Ladislao.

BIBLIOGRAFÍA

-  “Camila”, 1984- Argentina
-  Comentario: Faletti, Marcos/ Vezzaro, Claudia
-  Salomone, G: El sujeto dividido y la responsabilidad. Clínica y Deontología
-  D´Amore, O: Responsabilidad y Culpa, . Clínica y Deontología
-  Mosca, J: Responsabilidad otro nombre del sujeto, en Etica: un horizonte en quiebra.
-  Jinkis, J: Vergüenza y responsabilida
-  Fariña, M: 20 Años son nada. Causas y azares

CITAS

1,2,3- Comentario: Faletti, Marcos/ Vezzaro, Claudia



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: