por 

Para la realización de este trabajo, analizamos el film Click, en donde Adam Sandler interpreta a Michael Newman, un arquitecto muy ocupado que trata de progresar en su trabajo, para poder ser exitoso en el mismo y brindarle una mejor situación económica a su familia. Para esto, Michael pasa el mayor tiempo de sus días trabajando, no satisfaciendo todas las demandas realizadas por su mujer Donna, interpretada por la actriz Kate Beckinsale y sus dos hijos; Ben y Samantha. Una de las cosas que más lo altera a Michael es que es incapaz de reconocer el control remoto de cada artefacto de su casa. Por eso, una noche, sale en busca de un control universal, ya que su hijo Ben le había dicho que los vecinos lo tenían. Cuando ingresa a la tienda, decepcionado por no encontrar dicho control remoto, se recuesta en una cama que estaba exhibida en dicha tienda, y luego se dirige a una puerta que tenía un cartel con la frase “más allá”. Aquél cartel le generó mucha curiosidad, por eso entró a través de dicha puerta y compró un control a distancia universal del cual recibe la advertencia de que realmente es universal y puede literalmente manejar todo, además de que no lleva instrucciones y no tiene devolución. El vendedor le dice que el advierte que Michael necesita ayuda, es por eso que le regala dicho control porque le hará la vida mas fácil, ya que hará todo por el. Pero, además le anticipa que mida las consecuencias de lo que está por hacer, advirtiendo: “es tu vida y tu tienes el control”. El control remoto alterará toda su vida, hasta que Michael se vuelve adicto a este aparato, ya que le permite adelantarse y saltar momentos aburridos de su vida, como por ejemplo, peleas con su esposa. Esto le permite no hacerse ningún tipo de problemas y priorizar los momentos de trabajo. Pero, Michael no contaba con que el control remoto tenga la propiedad de aprender lo que Michael gusta de avanzar y empieza a controlar por el mismo su vida. Mientras el control remoto avanza capítulos de la vida de Michael, éste se encuentra en piloto automático, es decir, no siente ni se involucra con las situaciones que transcurren a su alrededor. En determinados momentos, el control deja de gobernar su vida, para que el protagonista retome las riendas de la misma y vea cómo la vida que con tanta dificultad ha tratado de equilibrar entre su familia y su trabajo, se inclina totalmente a este último, perdiendo a su mujer y a sus hijos en el proceso de convertirse en alto ejecutivo de una firma multinacional. Lo que lo lleva a recurrir al vendedor del objeto, y cuestionarle por qué le hizo desperdiciar toda su vida. A lo que le contesta: “fue la vida que tú elegiste”, haciendo hincapié en la advertencia que le había realizado en el momento que Michael decide adquirir el control.
Al final de su vida, intenta hacer lo correcto y recuperar a su familia. Esto es concedido ya que, regresa al punto de inicio, donde compró el control remoto originalmente de su aventura, y se le da la oportunidad nuevamente de decidir si usa el control remoto, o toma el control de su propia vida. Michael elige tirar el control a la basura.
Tomando como ejemplo la situación desarrollada en este film, podemos ubicar los tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva. El tiempo 1 se encuentra caracterizado por el momento en el que un sujeto lleva a cabo una determinada acción. Este tiempo podríamos situarlo cuando Michael recurre a la tienda y adquiere un control remoto universal, para hacer su vida más sencilla.
También, podemos ubicar en esta historia un tiempo 2, que se define como el tiempo de la interpelación, el cual resignifica el tiempo 1, ya que el sujeto, o un tercero, se interroga por aquella acción que llevó a cabo en aquel tiempo 1. Este tiempo posibilita la emergencia de una pregunta por la posición que el sujeto tenía al comienzo del tiempo 1. Es el tiempo en el que emerge una singularidad que, en consonancia con lo universal, demuestra la incompletud del universo previo. Podemos agregar que “la interpelación apuntará a horadar el campo del saber, haciendo lugar a la producción de verdad”
En el film Click, ubicamos este tiempo 2 en el momento en que el control empieza a controlar la vida de Michael avanzando capítulos de su vida; durante estos avances, que podía durar años enteros, Michael se encontraba en piloto automático, no teniendo el propio gobierno de su vida, sintiéndose controlado por este aparato.
En cuanto a las categorías de azar y necesidad, las mismas suponen que hay algo azaroso, algo por fuera de la voluntad del sujeto en la historia. Michael ante la necesidad de facilitar su vida, recurre a una tienda en busca de un control universal. Pero, el azar le juega una partida diferente; ya que el control no sólo servirá para encender el televisor, sino que además, tendrá el poder de permitirle controlar otros aspectos de su vida.
La alienación a estas categorías supone la des-responsabilización e impide un cambio de posición. Sin embargo, tras la interpelación, nuestro personaje no justifica sus actos, ya que da cuenta de las circunstancias de su vida apelando al azar. Tomando como ejemplo, el momento en que Michael acusa al vendedor del control remoto de haberle hecho arruinar su vida, ofreciéndole un control que podía hacerle avanzar años de su vida, salteando momentos importantes de la misma. Además, se puede mencionar que en el tiempo de la interpelación, el vendedor responsabiliza a Michael sobre su deseo, diciéndole que el tenia el propio control de su vida, porque aunque el control tenía la capacidad de avanzar capítulos, era el propio Michael el que ponía en funcionamiento el control, y el que le daba las órdenes. Se puede afirmar en el caso de Michael que: “eso inesperado e impensado que le ha sucedido lo toca de cerca, realmente lo toca (…) Roza lo real…”
Entre la emergencia del tiempo 1 y 2 podemos ubicar la emergencia de una hipótesis clínica, en la cual se convoca al sujeto a responder por su deseo. En este caso, nos referimos al sujeto del inconsciente. Podemos agregar que “el sujeto es siendo (…) De eso debería dar respuesta, de la razón de su ser en la razón deseante, en lo calculable y también en lo incalculable, y no representable de su ser” . Se podría pensar que la razón de la acción llevada a cabo en el tiempo 1, es una razón deseante, que se encuentra ubicada del lado del inconsciente y no de la voluntad conciente.
En el caso de la película analizada, podemos situar esta hipótesis clínica en el momento en el que el protagonista del film recurre al vendedor del control remoto para cuestionarle que le había echo desperdiciar toda su vida, des-responsabilizándose de su deseo. En este momento, el vendedor le responde que había sido la vida que el había elegido, ya que el tenia el control de su propia vida. Como consecuencia de esta conversación, el vendedor hace que Michael se interpele por su propio deseo, lo cual lo convoca a responder desde la responsabilidad subjetiva. El deseo del protagonista está sostenido por la búsqueda del éxito laboral.
Cuando se plantea que el sujeto debe responder, no se hace referencia a la responsabilidad jurídica o normativa, según la cual el sujeto es autónomo, es decir, dueño de su voluntad, haciéndose cargo de sus actos manifiestos. En este caso, no nos referimos a la realidad objetiva, sino que en cambio, se trata de la realidad psíquica. Se interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, más allá de la acción voluntaria y consciente. Como sostiene la Teoría Psicoanalítica, toda acción supone una determinación o motivación inconsciente, supone un deseo no sabido, no conocido para el sujeto; pero que, aún desconocido, lo perturba y lo interpela. Este deseo no sabido genera culpa, es decir, que no hay deseo sin culpa.
Cabe agregar que “la culpa es una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva: es la culpa la que obliga a responder (…) Es necesario que la culpa ob-ligue particularmente una situación para que podamos ubicarnos en el circuito de la responsabilidad (…) La culpa de la que hemos estado hablando hasta aquí, depende de una operación eminentemente simbólica: la interpelación subjetiva”
Ahora bien, el sujeto del tiempo 3 no es el mismo que el del Tiempo 1, ya que, se produce un sujeto de deseo inconsciente. En el tiempo 3, el sujeto debe responder por su acción, es decir, responsabilizarse subjetivamente de la misma; produciéndose un efecto sujeto, que supone un cambio de posición del mismo. Ya que se produce una desestabilización del universo previo, mostrando la inconsistencia del mismo, en este momento el sujeto tiene que responsabilizarse de aquel saber no sabido, que es su deseo inconsciente. Aquí estamos hablando de una “responsabilidad que atañe al sujeto en relación a aquello que desconoce de si mismo”
En relación al film analizado, podemos ubicar este tiempo 3 en dos escenas diferentes. La primera de ellas es cuando se muestra en la película que Michael al final de esta vida gobernada por el control remoto, se encuentra internado muy grave en una clínica. Frente a una conversación con su hijo donde, éste ultimo le dice que suspenderá el viaje de luna de miel por tener que realizar un viaje de negocios. Ante esta situación, Michael teme que su hijo cometa el mismo error que el, el de descuidar a su familia. Es por eso que, sale corriendo de la clínica en busca de su hijo para decirle: “la familia es primero”. En este momento Michael muere. En esta escena se puede notar como Michael se hace responsable de su deseo de ascender en el trabajo, descuidando a su familia, sintiendo culpa por dicho deseo y tomándolo como un error.
Otra de las escenas donde se puede ubicar la responsabilidad subjetiva de Michael es cuando Michael despierta en aquella cama exhibida en la tienda. Desde ese momento se da cuenta que se le había otorgado una nueva oportunidad, es por ello, que cambia sus actitudes para con los demás, ya sea con su familia, así como también, empieza a valorar lo que tiene. Al llegar a su casa, tira el control remoto a la basura, eligiendo llevar el propio control de su vida. Además, decide pasar más tiempo con su familia, como por ejemplo, planeando un campamento.
Además, en este tiempo lógico 3 se puede observar la emergencia de un acto ético que coincide con el efecto sujeto. En este acto ético el sujeto cambia de posición con respecto a una anterior para responsabilizarse sobre su deseo inconsciente, para lo cual lleva a cabo un acto, se dispone a soportar su punto de inconsistencia, el no-todo.

Podemos mencionar como ejemplo las dos escenas desarrolladas anteriormente, cuando Michael le advierte al hijo que no cometa los mismos errores que él al descuidar a su familia, y cuando se le otorga una nueva oportunidad, y decide tomar una nueva posición frente a su vida, decidiendo prestarle mas atención a su familia.
Como dice Lacan, “de nuestra posición de sujeto somos siempre responsables”. En el caso de Michael, éste se responsabiliza de su deseo inconsciente de ser exitoso en su trabajo.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: