por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Materia : Psicología Ética y Derechos Humanos
Cátedra: I
Profesor a cargo: Fariña, Juan Jorge Michel
Profesor de prácticos: Laso, Eduardo.
Comisión: 8
Día y horario de Cursada: Miércoles 21.30 a 23.00 hs.
Segundo parcial
Fecha de entrega: 18/11/2009
Alumna:
• Piriz Patricia L.U 30.277.645 patricia.piriz@cnaart.com.ar
patriciapiriz07@yahoo.com.ar

Se transcribe a continuación la propuesta de trabajo para la SEGUNDA EVALUACIÓN.
Para el abordaje de la consigna, se sostienen las mismas condiciones que han regido la confección del primer escrito, exceptuando que, en esta ocasión, se podrá optar por realizar el trabajo individualmente o entre 2 alumnos de una misma comisión de trabajos prácticos. Se recuerda que la extensión de 5 páginas es sólo indicativa –cuando el desarrollo conceptual lo justifique, escritos más extensos serán igualmente aceptados.
La entrega deberá efectivizarse la semana del 3 al 8 de Noviembre de 2008, en las respectivas comisiones de trabajos prácticos.

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente- el efecto particularista.

Película: Closer
Género: Drama.
Año: 2005
País: Estados Unidos
Producción: Mike Nichols, John Calley y Cary Brokaw
Director: Mike Nichols.
Guión: Patrick Marber, basado en su obra teatral “Closer”.
Duración: 98 minutos.

Sinopsis

La película trata de cuatro personajes que se conocen e interactúan por azar, acorde a distintos acontecimientos que se suceden desde el primer instante de la película. Así la trama gira alrededor de las elecciones sexuales de cada uno de ellos, agrupados en dos parejas londinenses que se conocen, hieren, enamoran y vuelven a herirse, llevando a un caos cada una de las historias y desenlaces.
La película comienza con Alice y Dan ( Natalie Portman y Jude Law) caminando por la calle; se produce un cruce de miradas, que se sostiene mientras que caminan en dirección a encontrarse entre medio de la multitud. Cada vez es más clara la atracción que se produce entre ambos, hasta que un accidente disuelve la situación y Alice queda tendida en la calle inconciente. Dan se acerca, ella despierta y le dice “Hola extraño”. Esta escena produce un viraje en la vida de Dan, quien hasta ese momento trabajaba como periodista escribiendo obituarios, está de novio, se muestra sujeto a una rutina en su vida sin mayores sobresaltos ni cambios. Alice, se describe como indigente, recién llegada a la ciudad tras haber terminado “algo así como un noviazgo”, como lo explica, en la ciudad de Nueva York. Sin equipaje, sin ningún objeto más allá de lo puesto, con su cabello rojizo y corto, seductora, y con un “Dan” sumiso, de traje, con un trabajo que el mismo menciona que adquirió por falta de talento para ser realmente periodista, finaliza la primera escena de la película, encontrando en la siguiente, un viraje en las subjetividades de estos integrantes.
Dan se encuentra en una sesión de fotos para la edición de su primer libro, que se trata de la vida de Alice, ex nudista y actual novia; la fotógrafa, Anna (Julia Roberts) una mujer separada y fina, abandonada por su marido por una mujer mas joven, profesional, se encuentra con Dan, con quien genera un clima de atracción y terminan besándose a pesar de la aclaración de ella, “no beso a desconocidos”. Alice, quien a cambiado a esta altura su aspecto físico, se encuentra vestida mas sobria así también su color de pelo, está trabajando de mesera, cambiando su trabajo anterior de stripper, pasa a buscar a su novio Dan, por la sesión de fotos. Siente un clima extraño al saludarlo y al subir a la sesión de fotos escucha desde el baño una conversación de Dan y Anna en donde el le ruega volverse a ver. Ella se niega haciendo mención a que se encuentra en pareja y no quiere problemas. Alice decide realizar unas fotos, por lo que Dan se retira de la escena, y cuando ambas mujeres se encuentran solas, en medio de la sesión, Alice cuenta haber escuchado la charla entre ellos dos. Anna dice no haberle robado nada, y Alice solo insiste en que le tome la foto, donde su rostro angustiado queda retratado.
La película continúa con Dan, chateando con extraños en un sitio de conversaciones para adultos, en donde se cruza, sin saber con quien habla, con Larry (Clive Owen), dermatólogo, futuro novio de Anna. Dan finge ser una mujer y se apoda “Anna”, llevando adelante la escena, en la cual Larry es capturado por los relatos ardientes de “Anna”, y acuerdan un encuentro al día siguiente en un acuario, para conocerse y tener una cita en un hotel.
En esta cita, Anna se encuentra por casualidad sentada en el acuario, ya que, como menciona en la charla que mantiene con Dan en la sesión de fotos, le gusta ir a este lugar a retratar extraños. Se produce una charla graciosa entre Larry y Ana, lo que termina con un paseo y el comienzo de una relación amorosa.
Cada uno mantiene su vida hasta que transcurrido un año, Anna realiza una exposición de sus fotografías, a la cual concurren Alice y Dan, ya que la foto de Alice había sido expuesta en la muestra. En este encuentro, donde se ven los cuatro protagonistas compartiendo el mismo espacio físico por primera vez, se dan lugar dos charlas. Una entre Alice y Larry, quien se presenta mientras ella observa su fotografía, y otra entre Anna y Dan, en donde ella lo llama “Cupido”, relatando la charla por Internet que había mantenido por casualidad con quien actualmente y gracias a ese suceso es su novio.
Desde este momento en adelante, la película gira en torno a todos los cambios de elección de pareja que realizan cada uno de los protagonistas, argumentando distintas razones, produciendo virajes en sus vidas, lo que los posiciona mas relacionados que nunca y a su vez mas distantes también.
Estos personajes se cruzan y las miradas pueden decirlo todo, como dije anteriormente, desde la escena inicial en donde Dan y Alice (Natalie Portman) se conocen en la calle.

Análisis de la película

Para dar comienzo al análisis propuesto para el presente trabajo, he seleccionado al personaje de Dan, protagonizado por Jude Law. Análisis a través del cual intentaré abrir algunos interrogantes acerca de la responsabilidad en el personaje seleccionado, ubicar el circuito de responsabilidad subjetiva desplegado en sus tres tiempos lógicos, esbozar una hipótesis clínica que permita sostener el cambio de posición las categorías lógicas de universal, singular, particular.
Son distintos los motivos por los cuales dicho personaje considero que es representativo para la presente propuesta. La temática del amor, eje de la película, posiciona de antemano la relevancia del film como posible de análisis, si comprendemos este tema no en relación a un sentimiento, sino como modo de comunicación, código compartido culturalmente, y que exige una respuesta por parte de todo sujeto frente a su deseo, lo cual puede volverlo responsable o preso de él. Código que interpela a responder, cuando el deseo puja por hacerse oír, y el Sujeto debe dar respuesta. Buscaré explicitar el personaje de Dan en tanto sujeto que desde el campo de la responsabilidad subjetiva, concepto que desarrollaré a continuación, se sujeta al deseo, a los avatares de la ley y el lenguaje.
Volviendo al film, lo que ubicaré como Tiempo 1 en el Circuito de la Responsabilidad es la acción de nuestro personaje, Dan, cuando chatea en un sitio exclusivo para adultos de la Web, con Larry (Clive Owen). Dan se hace pasar por mujer, y adopta, ante la pregunta de Larry, el nombre de “Anna”. Mantienen una charla erótica, que termina con una cita al dia siguiente en un Acuario, para finalizar supuestamente el encuentro en un hotel.
Desde una perspectiva teórica entonces, vemos como las motivaciones inconcientes se expresan más allá de la voluntad e intención del yo de nuestro personaje, característica especial de este primer momento del circuito. Es importante destacar que en este primer tiempo la acción determinada se realiza en concordancia con el universo del discurso en que el sujeto se halla inmerso y que supone se agota en los fines para los que fue realizada. Podemos pensar que en esta “azarosa” elección del nombre Anna, para llevar adelante la charla con Larry, pueden estar presentes los signos de un conflicto que el sujeto no se dispuso a resolver por la vía de la decisión. Podemos tomar la actitud “bromista” de Dan sobre la sexualidad de Anna, y la descripción liberada que realiza de ella en la Web y la escena en la cual Anna y Dan se conocieron y besaron; él finaliza la charla acusándola de “moralista” por negarse a continuar viéndolo, porque el se encuentra de novio; vemos que puede pensarse en alguna relación entre estas dos escenas en tanto está más cerca de un anhelo de Dan que de un simple chiste. De todas formas no es el objetivo del presente trabajo establecer líneas de sentido según nuestras conjeturas, sino por el contrario, lo que se busca es poder alcanzar una hipótesis clínica acerca del acto del sujeto en cuestión.
En un segundo Tiempo del circuito, puede tomarse la escena de la Exposición de Fotos de Anna. Allí se encuentran los cuatro personajes de la película y la escena transcurre con las dos parejas intercambiadas. Anna y Dan charlando en un rincón; Alice y Larry en otro presentándose mutuamente frente a la foto de ésta. La charla de Anna y Dan produce un giro en la actitud de éste, cuando ella explica cómo se conoció con su novio. Cuenta brevemente, sin mayores descripciones, la broma que Dan realizó en Internet, y como cuando envió a Larry, sin conocerlo, a encontrarse supuestamente con Anna en el Acuario, ella justo estaba allí realmente, ya que, como había mencionado en la escena donde ella y Dan se besan por primera vez, le encantaba ir a los Acuarios a tomar fotos de gente desconocida. Ella le dice “Gracias, Cupido”, frente a lo que Dan queda estupefacto, en silencio y perplejo por unos segundos. Su chiste había generado que ellos dos se conozcan, y que actualmente estuviesen de novios. Esa es su sensación. Es recién en este momento donde la frase de Anna, “Gracias Cupido” interpela al sujeto. La interpelación, retroactivamente, lo lleva a resignificar esa escena por Internet, y lo lleva a que todo pase a tener un nuevo sentido para él. Dan pide enfáticamente hablar con Anna, pero ella se niega, diciendo que no hay más nada que decir. La expresión atónita de nuestro personaje, en palabras de Salomone, G: “ nos pone en la pista de un sujeto interpelado por aquello que, aunque vivido como ajeno, le pertenece, y perturba su intención conciente confrontándolo a un punto de sin-sentido. Esa hiancia, ese punto de inconsistencia, lo interpela, llama al sujeto a responder” . Este tiempo 2, donde la frase de Anna le señala un exceso en lo acontecido en aquella escena, es un tiempo en donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo. “Momento propicio para la emergencia de una singularidad que, en consonancia con lo universal, demuestre la incompletud del universo previo junto con la caída de los ideales que allí lo sostenían”.
Aquí es posible establecer un lazo entre las dos escenas, plasmando una hipótesis clínica que nos permita significar el movimiento que se produce en el sujeto. Algo produce un quiebre del universo particular de Dan, que lo sostenía y guiaba en su accionar; pero en este momento el sujeto se encuentra ante la posibilidad de la destitución subjetiva. El protagonista se encuentra en una relación con Alice, en donde se siente culpable de dejarla, por todo lo que ella lo necesita. Podemos ver el viraje que se produce entre Alice y Dan en sus posiciones dentro de la relación. Dan buscaba su “musa”, que lo ilumine y muestre el camino; búsqueda de ese Objeto completo, que todo responda, que todo lo sepa, que todo lo cubra; algo que sabemos perfectamente es imposible estructuralmente de encontrar. Objeto perdido en la fundación del sujeto, en los inicios del mismo, irrecuperable y condición de la existencia del deseo y de la vida misma. Pero no sólo no encuentra su musa, sino que por el contrario, el se encuentra cumpliendo este papel para Alice, quien es dependiente de el y sostiene de esta manera un lugar que el proyecta para otro.
Volviendo al film, Dan se siente interpelado por la mirada de Anna en la muestra fotográfica, y puede generar un movimiento en su vida, separándose de Alice, sincerando su deseo, su intención de dar curso a lo que considera que realmente puede ser la felicidad.
Dan tiene tintes de héroe romántico. Es el poeta, hombre bello, sensible, y exalta el lugar femenino depositando anhelos, frustraciones e ideales que jamás podrán ser satisfechos por una mujer de carne y hueso. El llama a Alice “una visión” en esta primera escena de la película. Ese es el impulso que mueve a Dan, el busca entre las multitudes a su musa, para que lo ilumine, lo ciegue y lo eleve del mundo de la monotonía. Esta descripción de un objeto de amor idealizado, completo, que lo enceguezca, que lo complete en su existencia, no puede permitirnos más que una evocación a la primera relación de amor de todo individuo, la relación tierna, amorosa de todo sujeto por su progenitor, relación de completud, temprana, que hace falta decaiga aún para dar curso a la culminación del Complejo de Edipo, proceso lógico estructurante de la vida psíquica de todo sujeto. Nos encontramos ante la dificultad de permanecer en la elección de un objeto de amor “barrado”, en términos psicoanalíticos, es decir, incompleto, estructuralmente como el mismo sujeto en cuestión.
Podemos dar lugar al Tercer tiempo necesario del Circuito de la Responsabilidad, tiempo que “verifique la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un $” . Este tercer tiempo, producto de la reimpresión del tiempo dos sobre el uno, producto de la resignificación que esta reimpresión genera, dará cuenta de una respuesta por parte del sujeto que advierta un cambio de posición frente a sus circunstancias; en palabras de Salomone Gabriela: “… de allí la potencialidad de un tiempo 3: el de la responsabilidad” . Responsabilidad que en relación a aquel propósito inconsciente que ajenamente a la voluntad del yo, propició la acción. En el caso del presente film, el tercer tiempo es ubicado en la misma escena anterior, tiempo en donde Dan logra dimensionar las repercusiones de su accionar en la broma que presta al actual y casual novio de Anna. Como bien indica Freud: “el chiste, modelo de todas las formaciones inconcientes, permite que el yo del sujeto, quien sostiene la ilusión de ser dueño de lo que dice y hace, se enfrente al momento de desorientación al que lo confronta la caída del sentido” . Entendiendo lo ocurrido en el film no como un chiste literalmente, sino una broma por parte de Dan hacia Anna, el juego que plantea en la Web, vemos como cree ser dueño de sus palabras hasta el momento en el que toma conocimiento de las consecuencias de su acción y cae el sentido de los supuestos motivos que movilizaron su acto. Aquí es donde el sujeto se nos vuelve responsable. Responsable de lo que desconoce de si mismo
Es importante finalmente, poder distinguir de manera clara a que hacemos mención en relación a la responsabilidad subjetiva del personaje citado, ya que dadas las características del film, rodeada de infidelidades y secretos, puede pensarse que Dan es responsable, en tanto realiza una elección de pareja, volviendo transparente sus sentimientos a su novia, y liberando el terreno para una relación sincera y fructífera. No es esto lo relevante del personaje para el presente trabajo. No es la responsabilidad moral lo que está en juego, no se está realizando un juicio de valores acerca de si es válido o no el proceder del actor. Lo relevante es, que el sujeto es siempre imputable, pero no en términos morales sino éticos. Y ante esto Dan da respuesta. “[El campo de la responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con aquello que perteneciéndole le es ajeno. Ajenidad que, en términos freudianos, no es causa de inimputabilidad]… [Los motivos de la acción responsabilizan al sujeto]” . Dan, en la escena en la cual toma conocimiento de las consecuencias de su broma cibernética, broma hasta ese momento, en el cual comienza a leer el trasfondo de ese accionar, se acomoda en relación a esto último, generando un viraje en su vida. Posicionándose de otra manera frente a su deseo. Podríamos decir, que el deseo del protagonista logra irrumpir en el plano imaginario permitiendo iluminar otros objetos pasibles de ser elegidos en tanto destinatarios de su amor. Dan logra oír, si bien provisoriamente a su deseo.
A modo de conclusión, el enlace asociativo, formulado como hipótesis clínica en relación al personaje de Dan, intentando no producir un enlace entre significantes que sólo obturen la posibilidad de cuestionamiento real del sujeto analizado, sino por el contrario que nos permita hacer surgir la pregunta acerca la responsabilidad del sujeto pero ¿ante que?; no hay otra respuesta que no sea ante su deseo. Deseo anudado en nuestro personaje, en objetos de amor idealizados, sujetos a la primera infancia, imposibilitando, intolerando la incompletud del otro, impidiendo un vinculo mas real con otro semejante, exactamente por este motivo, por no poder ubicarlo como tal, sino que actúa eliminando aquello que ya no resulta idealizado.
La respuesta subjetiva del personaje en análisis, como bien plantea Salomone en su texto, no es otra cosa que una respuesta a la castración y cada quien responde con un síntoma a la castración estructural, al agujero en la estructura: que no hay relación sexual.
El cambio de lugar, si bien provisorio como puede finalmente pesquisarse en la película acerca de Dan, no impide poder ver el reconocimiento de este lugar no deseado en relación a su vínculo de amor que sostenía con Alice, saliendo del síntoma como lugar usado para completar al Otro, que le da consistencia al goce del Otro, vertiente ligada a la culpa. Dan logra dar prioridad a su deseo ante la mirada de Anna en la muestra fotográfica. Y esto es un punto de quiebre, de responsabilidad ante su deseo, que permitirá delimitar la posición subjetiva de este sujeto.

Bibliografía de Consulta

• Closer (película); Director: Mike Nichols.- Producción: Mike Nichols, John Calley y Cary Brokaw - Guión: Patrick Marber, basado en su obra teatral “Closer”.- Año: 2005 - País: Estados Unidos - Género: Drama.- Duración: 98 minutos.

• Fariña, Juan Jorge Michael En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires 1998.

• Salomone, Gabriela y Domínguez, María Elena, Clínica y Deontología, la transmisión de la ética, Consideraciones de la Ética profesional: dimensión clínica y campo deontológico-jurídico. Letra Viva ediciones, Buenos Aires, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: