Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2010 > Código de honor >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I: Prof. Juan Jorge Fariña

Segunda evaluación
Film The Pledge, de Sean Penn (2001)

Comisión Nº 7
Profesor: Eduardo Laso
Ayudante: Montesano, Haydee Susana

Alumna:
Agüera, Sabrina S. LU. 305862120
Te: 156-168-5681 / sabrina_aguera@hotmail.com

Curso de Verano 2010

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. ¿Cuáles son los elementos comunes entre el caso presentado y el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre)?

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

El Juramento
“Sra. Larsen: ¿Quién hizo esto?
Of. Black: Tratamos de averiguarlo, Sra. Larsen.
Sra. Larsen: ¿Me promete que lo hará?
Of. Black: Si. Si, Sra. Larsen. Le prometo que lo haré.
Sra. Larsen: ¿Por la salvación de su alma? Lo jura, por la salvación de su alma sobre esta cruz hecha por las manos de mi hija
Of. Black: Si. Si, por la salvación de mi alma”
El comentario del film Código de Honor (The Pledge) se centra en el análisis del lugar que ocupa frente a la responsabilidad subjetiva el personaje principal de la misma, Jerry Black. Oficial de policía a punto de retirarse que se involucra en la investigación de un crimen macabro, cuya víctima es una pequeña niña. Cuando Jerry se ve ante la tarea de tener que informar a los padres sobre la muerte se su hija, la madre, que no puede entender como puede ser que exista alguien capaz de cometer semejante crimen fuerza a Jerry a prometer que va a encontrar al asesino de la nena.
¿Por qué se compromete Jerry a cumplir algo que él sabe que en realidad no sabe si podrá cumplir o no? ¿Por qué un juramento que al momento de pronunciarlo no parece tener mayor valor va cobrándolo a medida que transcurre la investigación al punto de comprometer el porvenir de la persona? Incluso cuando el caso se encuentra ya cerrado y se atrapó al supuesto asesino, y los padres mismos ya obtuvieron una respuesta, aún así Jerry no puede desprenderse de el, llevando a cabo su propia búsqueda del asesino.
Según nos muestra el film, Jerry es un hombre cuya vida se centra en el deber y el cumplimiento del mismo que su profesión implica. Es una persona solitaria, sin conexiones afectivas, que con respecto de su vida personal se limita a definirse como “dos veces perdedor” en relación a sus matrimonios. La conexión afectiva y el deseo de algo más, más allá del deber, será dado por las circunstancias mismas que se desarrollan en cumplimiento del mismo, cuando se involucre sentimentalmente con Lori.
A punto de salir de vacaciones, ante la idea de lo inconcluyente del caso, resuelve comenzar su propia investigación. Es así que, encuentra nuevas víctimas y otros escenas parecidas entre sí, llega a saber que el asesino sigue una serie, donde mata niñas de similares características, siguiendo un mismo patrón y logrando identificar ciertas coordenadas de su accionar que lo llevan a tramar un plan.
Compra una estación de servicio al costado de la ruta, ubicada en un lugar estratégico, que le permitirá un buen conocimiento de las personas que circulan, esperando ubicar al asesino y en los avatares de la investigación Jerry conoce a Lori, quién atiende el bar al que concurre en el pueblo, ella es madre de una niña de 8 años que posee características similares a las de las víctimas del asesino que él busca. Madre y niña pasan a ser parte del plan para atrapar al asesino, dado que Jerry decide aprovechar el parecido de la niña para atrapar al asesino, utilizando en su favor una secuencia de necesidad que sigue el asesino.
Si bien su primer acercamiento a la madre fue intencional, luego de haber conocido a Chrissy, la situación va más allá y él se encuentra con todo aquello de lo que carecía al momento de su retiro, encuentra un lugar en el mundo fuera de su profesión, como esposo y padre, un proyecto de vida y una perspectiva de futuro pero eso lo que arriesga al poner a Chrissy en peligro.
La situación sale de acuerdo a lo esperado por Jerry porque la niña llama la atención del asesino. “El Mago” se acerca a Chrissy y sigue el mismo ritual que con las víctimas anteriores, hasta pactar un encuentro para el día siguiente en el bosque. Cita de la cual él se entera y lejos de desbaratarla, decide que utilizará a su favor para atraparlo.
En la resolución de la historia, cuando la niña aguarda al “Mago” junto al lago, mientras la policía y Jerry rodean la zona para lograr apresarlo y el asesino no aparece, descubrimos la intervención del azar que hizo que el asesino muriera en un accidente.
Jerry pone en juego su responsabilidad como padre, proteger a la niña, para ponerse en complicidad con el asesino. Se convierte en su cómplice por entregarla para ser asesinada, porque ¿Qué hubiera ocurrido si el asesino hubiera aparecido? Él asume que tendrá el control pero tuvo suficientes avisos previos que lo exaltaron, lo hicieron vacilar y le dieron la pista de que las cosas podrían no salir como fueron planeadas. Sin embargo decide llevar a cabo el plan.
A su vez, sabe que podría haber atrapado al asesino de otra forma distinta a la elegida, sin poner en riesgo a Chrissy. Pero Jerry como buen pescador sabe que: “…con los peces depredadores lo mejor es la carnada viva”.
Él, creyendo que se agotará en sus propios fines, pone en marcha un accionar a fin de cumplir con su promesa y hacer justicia, desconociendo que había desatado algo que iba más allá de su control. Así, cuando el azar le devuelve la jugada, el plan no termina como debiera porque el asesino no aparece, y en él surge la desesperación
Ante la interpelación que plantea el desenlace de la escena, el encuentro con lo real que se plantea en ella que lo confronta con su accionar, el sujeto no hace acto, recurre a la negación, negación de su responsabilidad, negación de la realidad, respondiendo por vía patológica, perdiendo la razón. Jerry paga su culpa mediante la locura quedando, indefinidamente, a la espera de que el asesino aparezca. Aparezca y resignifique sus acciones, lo redima y lo coloque en la posición del héroe que cumple con su promesa.
Es durante esa espera, un tiempo después de lo ocurrido, que aparece la palabra del sujeto y la asunción de la culpa, sentimiento de culpa, bajo la forma del “Ella lo dijo”. Refiriéndose a las últimas palabras proferidas por Lori donde lo tachaba de “maldito bastardo” y “maldito loco”.
Al llevar a cabo su estrategia, que consistía “en pensar como él, tratar de saber de su goce y tentarlo con otra niña…Jerry retrocede en su deseo de padre para cumplir con un mandato del Otro, mandato que es leído en una vía que lo pone en una secreta comunidad de goce con el asesino que persigue: ambos ofrecen una niña en sacrificio, uno por goce sádico, el otro por deber.”
Ciertamente, el juramento pronunciado a Jerry le costó su alma.

El azar y la traición
Al final de la película vemos a Jerry traicionado por el azar al igual que Ibbieta, el personaje de “El Muro”, con la diferencia de que en el cuento el azar logra que el prisionero cumpla con su palabra y su “premio” es continuar con vida; en la película, el azar lleva a que Jerry no logre cumplir con su palabra viéndose burlado, apareciendo como loco y descubriéndose a la vez, su propia traición, situación que abre a la interpelación de Lori que enfrenta al sujeto con su propia accionar.
Ante la interpelación de Lori sobre cómo pudo hacer eso, cómo pudo poner en riesgo a la niña a la cual debía proteger, sabiendo que el final podría haber sido distinto y la escena montada podría haber costado su vida. El sujeto debe responder a la interpelación pero en este caso Jerry no dice nada, responde con el silencio, el silencio de su propia perplejidad ante la situación.
Ambos son traidores y ambos terminan traicionados por aquello que se encontraba más allá de su control, el azar.
Tiempos Lógicos del circuito de responsabilidad subjetiva en Jerry

1º tiempo: Chrissy le cuenta a Jerry que conoció al “Mago”, éste le dio chocolates en forma de puercoespines, como a las víctimas anteriores y arreglaron un encuentro para el día siguiente en el bosque junto al lago. Jerry planea utilizar esta circunstancia para engañar al asesino, utilizando a la niña como carnada y así, lograr atraparlo.
2º tiempo: El plan cae, ya que el asesino no acude a la cita. Muere en el camino en un accidente tránsito. Jerry queda cuestionado por la situación, que no logra entender, por los policías que lo acompañaban que lo ven como a un loco que no quiere convencerse de que el asesino ya fue atrapado mucho tiempo antes. Finalmente, por Lori, la madre de la niña, quién le cuestiona como pudo llevar a cabo un plan tan horroroso, colocándola en peligro cuando debía en realidad de cuidarla, a la vez que pone en entredicho lo vivido anteriormente, que a la vista de lo ocurrido se convierte en una farsa, en un medio para un fin.

Bibliografía
 Apuntes de Clases
 Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Fariña, Juan Jorge: Responsabilidad: entre necesidad y azar
http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/informacion_adicional/obligatorias/071_etica/index.
 Laso, Eduardo: Los impasses del deseo y el deber. Comentario del Film Código de Honor, de Sean Penn.
http://www.eticaycine.org/Codigo-de-Honor
 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
 Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: