Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Crimenes y pecados >

por 

FACULTAD DE PSICOLOGÍA
DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

PSICOLOGÍA, ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS

PARCIAL DOMICILIARIO

FECHA DE ENTREGA: 7/6/2010

CUATRIMESTRE: PRIMERO

CÁTEDRA: MICHEL FARIÑA

COMISIÓN DE TRABAJOS PRÁCTICOS: 23

PROFESORA: CORINALDESI, ANA CLARA

ALUMNAS: AGUILERA, MARÍA DE LOS ÁNGELES
31.962.981/0
SMUD, LAURA JULIA
30.565.990/0

INTRODUCCIÓN

Antes que nada, nos gustaría aclarar que el presente trabajo se propone responder las consignas de la segunda evaluación que propone la cátedra, a través de un corpus de texto organizado por los ejes que consideramos centrales, y dentro de los cuales se encontrarían todos los contenidos solicitados.
De cualquier forma presentamos las consignas enumeradas tal cual nos fueron presentadas por la cátedra, a continuación de esta breve introducción, y previas al desarrollo de nuestra producción y articulación entre el material teórico de la cátedra y el film “Crímenes y Pecados” de Woody Allen.

CONSIGNA SEGUNDA EVALUACIÓN

Para la segunda evaluación de la materia cada alumno -o pareja de alumnos- trabajará con un filme asignado por su docente de comisión de trabajos prácticos, acompañado de al menos un comentario sobre el mismo.
Se les pedirá que vean la película asignada, que lean cuidadosamente los materiales que la acompañan y que, guiados por la consigna que estamos difundiendo, realicen una articulación entre dichos materiales y los contenidos teóricos de la asignatura.
La asignación de los filmes y el resto de los materiales la hará cada docente -personalmente en los prácticos o a través del Aula Virtual- , requiriendo a los alumnos que deseen trabajar en parejas que lo comuniquen lo antes posible.

* * ** * *
Se transcribe a continuación la propuesta de trabajo para la SEGUNDA EVALUACIÓN:
El escrito deberá ser presentado a máquina (o equivalente), en Arial 11, justificado, a doble espacio, con una extensión de aproximadamente 5 (cinco) páginas.
Se recomienda que el trabajo se realice entre 2 alumnos de la misma comisión, aunque también puede ser elaborado individualmente.
La entrega deberá efectivizarse en la semana del 7 al 12 de junio de 2010, en las respectivas comisiones de trabajos prácticos.
Asimismo, el trabajo deberá ser enviado por correo electrónico a la siguiente dirección:
2010.etica.primer.cuatrimestre@gmail.com

El e-mail deberá llevar por título (subject del mail) el número de comisión seguido de guión bajo, apellido y nombre del alumno seguido de guión bajo y título del filme trabajado.
Ejemplo: 02_Perez Juan_Crímenes y pecados
El mismo título deberá constar en el archivo Word.

* * ** * *

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

CRÍMENES Y PECADOS
El título ya de por sí alude a una relación simbólica anudada a la historia de nuestro personaje en análisis, el protagonista del film a saber, Judah Rosenthal. Podemos decir que para él, un crimen entra en equivalencia con un pecado, es decir, un acto que atenta contra una ley como ser el respeto por la vida, calificado de criminal, entra en equivalencia con un acto mal visto ante los ojos de Dios, como heredero de los ojos de su padre. Hay una escena interesantísima en la película, en la que Judah, entra en diálogo con su familia del pasado, su familia de la niñez, cuando va a visitar la casa en la que había vivido de niño. En esta conversación, abre el interrogante acerca de un hombre que comete un crimen, sin darse cuenta que se refiere al hombre con el adjetivo “criminal”
El nombre del personaje principal del film hace alusión a Judas. Tras su decisión vivió su arrepentimiento como Judas, pero luego de pasado el tiempo, despertó un día lleno de sol, rodeado de toda su familia, todo era perfecto, y se alejó del árbol en el que Judas se ahorcó. Concepción y metáfora religiosa, entre otras, que actúa como telón de fondo de toda la historia, aunque Judah diga que es ateo. Según Sartre, un verdadero ateísmo consiste en la extensión del concepto de responsabilidad, y se es verdaderamente ateo cuando en la vida se demuestra que la responsabilidad gana definitivamente la escena, pero entonces… ¿Es Judah verdaderamente ateo? ¿Es verdaderamente responsable?
LOS TIEMPOS LÓGICOS DEL CIRCUITO DE LA RESPONSABILIDAD
TIEMPO 1: ACCIÓN QUE SE AGOTA EN LOS FINES PARA LOS QUE SE CREO
Judah ordena a Jack (su hermano) matar a Dolores, con la que mantenía una relación extramatrimonial desde hacía dos años, objeto que aparece como amenazante para nuestro protagonista.
TIEMPO 2: INTERPELACIÓN, FIGURAS DE LA CULPA
El Sujeto queda interpelado. Aparecen sentimientos de culpa, necesidad de confesar, temor ante la posibilidad de ser castigado, insomnio, nerviosismo, recuerdos de Dolores en los que disfrutaba de su compañía y no le era amenazante de su estructura familiar, ni financiera o su imagen moral ante la sociedad. Siente que hizo algo mal, y le hace un planteo a Jack, el cual le aclara que lo que debía haber confesado, era su relación con Dolores a Miriam, y no la muerte de Dolores porque eso es un “asesinato” ubicándolo claramente y conscientemente por fuera de la ley jurídica y lo que sería moralmente aceptable o correcto. Parece un cimbronazo al cual Judah responde con la metáfora de ser silenciado por su hermano él también en caso de hablar, tal como le habría ocurrido a “su víctima” (Dolores) al decir, que se aprieta un botón, y listo, el problema se esfuma.
TIEMPO 3: RESPONSABILIDAD SUBJETIVA, EFECTO SUJETO
En el encuentro entre Cliff y Judah, en el que el segundo le cuenta al primero su propia historia pero en tercera persona, pudiéndose tomar esto como un acto de desprendimiento de su responsabilidad al respecto del asesinato de Dolores, pero que sin embargo, lo hace posicionarse de un modo un tanto peculiar. Es decir, parece desentenderse del sentimiento de culpa, mientras que por otro lado, confiesa su conformidad con el acto si bien es interpelado nuevamente por Cliff cuando le pregunta cómo es que ese hombre puede vivir con algo así en la consciencia. Plantea que puede ver que es responsable, asumir su decisión, e incluso justificarla, pero lo interesante, es ver qué sucede con Judah como sujeto del inconsciente. Tras la interpelación sigue una respuesta defensiva del yo que torna el autorreproche en proyección para justificar su acto, es decir, que se muestra con motivos más que suficientes y valederos para justificar con el fin, los medios, es decir, Dolores era una amenaza, un peligro para él. Sería interesante plantearnos lo siguiente: ¿Sabrá Judah cuál fue el verdadero móvil de su accionar? Obviamente hacemos referencia a un móvil inconsciente, el cual podemos esgrimir en nuestro intento de Hipótesis Clínica…
Nos animamos a decir que no hay tiempo tres, ya que siguen apareciendo restos del sentimiento de culpa que se corresponden con el tiempo dos, y esto puede observarse cuando el protagonista le responde a Cliff que de vez en cuando el asesino se ve algo abrumado, pero eso luego se le pasa. Además, Judah no realiza un salto de la moral a la ética, más bien parece darse un particularismo, cuando la vida de otro ser humano entra en equivalencia con su posición familiar, económica y social. En ningún momento tras el sentimiento de culpa y el arrepentimiento, Judah siente que se equivocó, siente que debería haber enfrentado la situación asumiendo las consecuencias de la revelación de su secreto. El mismo lo afirma, cuando dice que no podría haber hecho otra cosa distinta a la que hizo.
Si bien consideramos que no hay un tiempo tres, una reconfiguración de las instancias psíquicas que suspendan el orden de la “conveniencia consciente” para dar paso a la evaluación responsable de la “conveniencia inconsciente” o deseo inconsciente de dar muerte a su objeto Dolores.
Ante un “ser inseguro” no hay nada más anestesiante que la comodidad social en cuanto al reconocimiento y la estabilidad de su estructura.
Busca solidez estructural afuera porque no la posee en su interior. Judah es un personaje inconsistente que resuelve sus problemas eliminándolos y no enfrentándolos, y con esto referimos a su posición como sujeto en cuanto a la realidad, que en este caso sería la situación triangular que constituye la verdad en cuanto a la mecánica relacional de los personajes.
En cuanto a los dos tríos relacionales que plantea Fariña en su comentario, podemos decir que encarnan el proceso que se da de fondo, detrás de este asesinato. Un hombre (Judah) entre dos amores, y una mujer (Halley) disputada por dos hombres. Nosotros nos preguntamos ¿Cabe realmente hablar de que Judah tiene dos amores o que está entre ellos? ¿Es el amor, como acto de dar lo que no se tiene, una alternativa posible para nuestro personaje de análisis?
También quisiéramos decir que en cuanto a las situaciones triangulares, se muestra la ambigüedad de sus integrantes en posición de tener que elegir, es decir, hablamos de los personajes de la historia de los cuales se espera una toma de decisión o posición en cuanto a la situación triangular, que en sí misma impone la necesidad de una respuesta por parte de ellos. Así como descartamos el uso del término “disputa” para la situación triangular de Judah, ya que no se corresponde con la actitud de Miriam, que en ningún momento se muestra ni en sospecha ni en control sobre la figura de su marido, ni siquiera ante comportamientos extraños del mismo, como cuando se retira de la reunión en su casa y se despide muy nervioso de los invitados para ir al encuentro con la muerte de Dolores, y más bien la “disputa” en este caso estaría entre Dolores y los bienes de Judah, dentro de los cuales podríamos ubicar a Miriam, pero más que como objeto de deseo, como un objeto más entre “sus bienes” Creemos que sí puede hablarse de “disputa” en cambio, en el triangulo de Halley, en el que claramente hay dos hombres aspirantes de su consentimiento amoroso. Pero, es muy interesante, que ambos, Judah y Halley eligen más de lo mismo, es decir, él elige un matrimonio tipo, y ella una pareja que volverá a engañarla. Es apropiado recordar la escena en la que Halley le explica a Cliff que sigue usando la alianza a pesar de estar divorciada (a causa de que le habían sido infiel con su mejor amiga, en su propia cama y comiéndose sus pistachos) para evitar que los hombres le pidieran citas, pero… ¿A qué tipo de hombres se refiere? ¿Acaso serán los que la tomarán como objeto de deseo?
Tanto Dolores como Cliff son personajes que muestran situaciones. Es decir, en el caso de que Dolores guardara silencio, sólo se mantendría escondida la realidad del matrimonio Rosenthal, escaso de pasión y lleno de comodidad. Y en el caso de Cliff, podemos decir que al ser rechazado, da estatuto de verdad y realidad a la frase que le dice a la sobrina que hace referencia a que la profundidad y la sensualidad ardiente no siempre triunfan, y que deja a Halley como una mujer que termina eligiendo lo aparente en lugar de lo profundo, personaje que inmerso en su “paciencia” no puede elegir un hombre que la ubique como objeto de deseo, y termina eligiendo uno que la ubique como un objeto más de su lista de mujeres. Y este último comentario utiliza el término “paciencia” empleado por Fariña, pero marcando la diferencia de nuestra observación al respecto en cuanto a la del autor.
Son dos personajes detonadores de verdad, la muestran, incluso al ser silenciados, tanto dándoles muerte o no correspondencia amorosa.
En cuanto a Judah podemos ver su transformación al final de la película. Termina convirtiéndose en su doble Lester, en un comediante, cuando luego de la tragedia, pasa el tiempo, y detrás del chiste, queda la verdad inconsciente que no pudo asumir, y la cloaca del mundo sin un Dios considerado por él como un lujo que no puede darse, deja de apestar a niveles insoportables (sentimientos de intensa culpa) y comienza a dar risa porque la pestilencia se fue esfumando en el tiempo.
COMPARACIÓN CONCEPTUAL CON CASO IBBIETA, NECESIDAD Y AZAR
El mundo sin un Dios es una cloaca. Y Dios es un lujo al cual Judah no puede entregarse así como así…
No quiero perderme ni dos horas de vida durmiendo… quiero vivir…
La necesidad establece una conexión entre causas y efectos, en cambio el Azar desconecta tal relación. La responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta que se halla entre necesidad y azar. Es decir, que cuando rigen por completo Necesidad o Azar, o una combinación de ambas, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad.
Aquí parecen mezclarse la risa y el llanto. En un tiempo 3 que no existe en el caso de Judah, y en cambio en el caso de Ibbieta sí, donde el azar, y la ausencia de deseo de dar muerte a Ramón Gris, permite la disolución del sentimiento de culpa, sin reacciones yoicas defensivas, es decir, en la misma sorpresa que deja perplejo al personaje que logra su cometido a saber, vivir por más tiempo, localizándose allí su deseo inconsciente ya esgrimido detrás de su frase dentro de la celda la noche antes del fusilamiento.
Caso Ibbieta: como elemento de azar ubicamos el hecho de que Gris decidiera guarecerse en el cementerio, y que Ibbieta mandara allí a los falangistas. Y como elemento de necesidad, ubicamos la determinación de los falangistas de condenar a muerte a Ibbieta en caso de no darles el paradero de Gris.
Caso Judah: ubicamos como elemento de azar el hecho de que Judah lea la carta antes que Miriam, lo cual cambiaría toda la secuencia de hechos de la historia, porque de haberla leído, la amenaza ya se habría concretado, y no sería necesario silenciar a Dolores. Consideramos que la existencia de la carta conjuntamente con la acción de enviarla por parte de Dolores, constituye un elemento de necesidad, ya que escapa a Judah, si bien, no determina su decisión de mandar a matarla, ya que podría haber hecho otra cosa, pero es verdad que es el detonante que lo pone en situación.
En ambos casos, de cierta forma, el azar tiene como consecuencia la muerte de una persona. Pero esto lo decimos aclarando que en el caso de Ibbieta, lo desresponsabiliza, y en el caso de Judah no, simplemente lo deja enfrentado a la amenaza de no silencio por parte de Dolores.
También señalamos, que a diferencia de Ibbieta, viola una ley, un orden jurídico, con una conducta tipificada como delito, y planificándola., y cuando dice o argumenta que él no fue, que en realidad su hermano mandó a alguien para hacerlo, también se desliga de los hechos como sujeto autónomo.
HIPÓTESIS CLÍNICA
Oscar D´amore nos explica que una Hipótesis Clínica es el movimiento que por medio de la retracción genera la resignificación porque aquella liga (ob-liga) a los elementos “disonantes” que se convierten entonces en un tiempo 1, es ya un tiempo resinificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retracción, hace que se retorne a la acción por la que se debe responder. Es decir, que la hipótesis clínica es el intento de explicar lo excesivo en esos elementos que le aparecen disonantes al sujeto produciendo o intentando producir alguna especie de respuesta o conjetura sobre la responsabilidad del sujeto en cuestión.
Podemos inferir a partir del comentario de Laura Sperber, que la lógica del no todo, de la cual Judah se escapa quedando atrapado en el espejismo de las imágenes, deja al sujeto como un todo completo que no puede darse el lujo de la ley.
¿Podemos decir que el deseo inconsciente de Judah es mantener estabilidad en la estructura?… pero… ¿de qué estructura estamos hablando? La inconsciente desde ya, que se mantiene por proyección en el mundo externo a través de los objetos investidos libidinalmente como ser la posición social, el nivel económico, la imagen ante la sociedad, la estructura familiar aunque no lo satisfaga en otro sentido, pero… ¿en qué sentido? ¿Por qué Judah elige en última instancia “proteger” la estructura familiar? ¿Por qué se deshace de la mujer que claramente le daba placer? ¿Qué tipos de placer podemos ubicar en la vida emocional de Judah? Cabe aclarar que el personaje califica a Dolores de “inestable” porque evidentemente amenaza “su estabilidad”, y Miriam, quedaría equiparada a un objeto más entre los bienes “estables” de nuestro protagonista. Descarta satisfacción física por la satisfacción que le genera la estabilidad de la estructura moral… pero entonces… ¿Qué lo llevó a iniciar una relación con Dolores, paralela a su matrimonio con Miriam? ¿Cuál es el deseo inconsciente de Judah que se juega a lo largo de todo el film?
Se supone que su deseo es la base de la Hipótesis Clínica, pero ¿Qué sucede con el deseo de Judah? Es decir, si un sujeto solo puede ser culpable de sus pecados y responsable de sus deseos, ¿Puede decirse que Judah es responsable? ¿Actuó en pos de su deseo inconsciente o como tapón del mismo?
Uno arrastra los pecados, y con el tiempo se olvida. Los racionalizamos, los rechazamos, para poder seguir viviendo. La tragedia es igual a la ficción. Los finales felices son para Hollywood. Y la realidad se arroga los finales injustos.
Cuando Jack dice que vive en un mundo real, y al finalizar la película, Judah esgrime lo mismo en su diálogo con Cliff ¿A qué tipo de mundo hacen alusión los personajes? ¿Qué es el deseo inconsciente? ¿Será pulsión de vida o de muerte tratando de expresarse y por eso Ibbieta quiere vivir más? ¿y Judah? ¿Qué desea Judah? Podemos decir que seguir viviendo, pero ¿En qué condiciones? ¿Rodeado de qué? ¿Qué posición toma en la situación triangular? ¿La enfrenta, huye, o la “suprime” apretando un botón y listo?

BIBLIOGRAFÍA

• Alemán J. “Nota sobre Lacán y Sartre: el decisionismo” en “Derivas del discurso capitalista: notas sobre el psicoanálisis y política”
• Badiou, A. “Ética y psiquiatría”. En reflexiones sobre nuestro tiempo. Ediciones del Cifrado, Bs. As. 2000.
• Domínguez María Elena “El acto de juzgar entre el dilema y el problema ético”
• Fariña Juan Jorge Michel “Ética un horizonte en quiebra” Ed. Eudeba, Bs. As. Argentina agosto 2008.
• Fariña Juan Jorge Michel, Gutierrez Carlos “Veinte años son nada” Causas y azares. Número 3, Bs. As.
• Freud S. “Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto: La responsabilizas moral por el contenido de los sueños” Ed. Amorrortu.
• Gutierrez Carlos “Ética: la causa del psicólogo forense”
• Salomone Z. Gabriela, DomÍnguez María Elena “La transmisión de la ética clínica y deontología” Volumen I Fundamentos, Tercera edición, Letra Viva Ed.
• Tomkiewicz Stanislas “Deontología y psiquiatría: Conferencia dictada el 17 de febrero de 1997 en la Universite de Geneve II”



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: