Inciio > Series > House Temporada 8 > Temporada 8 - Episodio 07 > Dead & Buried / Muerto y Enterrado
Dead & Buried / Muerto y Enterrado

Temporada 8 - Episodio 07

Autores: Anabella Baroffio y Yasmín Quintanilla

Palabras clave: Diagnóstico - Engaño - Consentimiento informado - Múltiple personalidad - Muerte - Adicción - Respuesta - Responsabilidad

Síntesis

El equipo médico recibe en el hospital el caso de Iris, una adolescente de 14 años de edad, que sufre de anafilaxis repentinas, sin tener ninguna alergia y que ningún médico puede explicar la verdadera causa de la sintomatología presentada por la misma. Sin embargo, House se interesa más en el caso de la misteriosa muerte de Drew, un niño de 4 años, cuyos riñones y pulmones colapsaron causándole la muerte, sin que haya mostrado previamente otros síntomas, y teniendo como consecuencia el diagnóstico erróneo del caso y el no descubrimiento de la verdadera causa de la muerte del niño. A pesar de que esto ocurrió hace cinco años, House se obsesiona por conseguir el verdadero diagnóstico, poniendo en riesgo su libertad condicional, ya que realiza las averiguaciones del caso sin el consentimiento de sus superiores. Mientras que por otro lado, Iris va presentando diferentes tipos de síntomas los cuales al ser analizados por el equipo médico van a permitir llegar a un diagnostico unívoco y preciso.

1- Comienza el capítulo con una charla entre House y su equipo (conformado por: Taub, Jessica Adams y Chi Park, Chase ausente en este momento) sobre una estación aeronaval (St Patuxent) en la que House parece estar interesado. En la misma charla él introduce un caso sobre un niño de 4 años a investigar mostrándoles los archivos con los datos registrados. Foreman entra a la oficina con un nuevo caso. Comenta las características del mismo, aludiendo el grado de dificultad en el diagnóstico que presentó para otras instituciones y profesionales. House le discute resaltando de la misma manera el grado de incertidumbre acerca del caso del niño que él pretende tratar. Finalmente Foreman desiste y cuando se está retirando, Jessica lee en voz alta, que el niño murió hace 5 años. House intenta excusarse aludiendo que por estar muerto es más interesante, dado que los niños de esa edad no mueren por el diagnóstico que se le dio, pero Foreman vuelve triunfante y le deja la carpeta del caso a trabajar. Taub trata de persuadir a House sobre las prioridades, diciéndole que sería mejor maximizar lo que se puede salvar: la chica de 14 años, la libertad de House, y sus “traseros”. A lo que House responde levantándose con ambas carpetas en la mano, y les deja la de la adolescente diciéndoles: “salven sus traseros”. House entonces se retira con el caso del niño.

2- Jessica, Taub y Chi debaten la historia de la paciente adolescente: Iris, mencionan un accidente a sus 2 años de edad en el cual su padre muere (lo consideran triste pero no pertinente), su fiesta de cumpleaños en la cual enfermó (lo consideran triste y pertinente), y lo último que comió: una torta de fresas, pero lo cual descartan por haber dado negativas las pruebas de alergia. Llega Chase. Jessica y Taub continúan debatiendo el caso y resuelven interrogar a la adolescente en ausencia de su madre sobre consumo de drogas, dado que esto podría ocasionar el cuadro. Iris lo niega, dice que sólo toma vitamina C algunas veces. Interrogan a su madre y ésta confiesa darle de tomar a Iris Diazepam engañándola con que es vitamina C. Se justifica diciendo que es una chica melancólica y que pretende relajarla, sin decírselo ya que según ella Iris no soportaría la idea de estar medicada. Taub le responde que eso puede estar causando los síntomas y deberían quitárselos. En ese momento, Iris vomita y Taub entonces piensa en algo más que los ansiolíticos.

House entra a la oficina de Wilson para pedirle ayuda con su caso, ante lo cual Wilson se sorprende dado que tiene a su equipo, y House le responde diciendo que de acuerdo con Foreman ellos solo están para diagnosticar a personas con vida. Wilson le advierte sobre el peligro de que esta transgresión lo haga volver a la cárcel si Foreman lo descubre y aún más, piensa en la probabilidad de que House tenga intenciones de hacerlo, dado que es consciente de la situación. House lo evade y le cuenta el caso. Wilson lo ignora queriendo persuadirlo de que es una mala idea. House mira la hora, exclama un grito y se va diciéndole que llega tarde a su clase de “manejo de la ira”. En esta clase, se encuentra el padre del niño muerto: Emory (alcohólico). House trata de llamar su atención hablando de la reacción que todos tenemos ante un niño muerto. Le pregunta datos de la salud del niño y Emory lo evita. Al final de la clase, trata de convencerlo para exhumar el cuerpo y averiguar qué fue lo que realmente mató a su hijo. Emory se niega y afirma que su ex esposa se negaría también. Emory intenta irse. House lo detiene y le dice:

- House: estás enojado porque tu hijo murió. Más que eso, porque no tienes respuestas. La gente necesita respuestas.
- Emory se queda pensando y dice: está en una cripta en el cementerio St. Jude.

En la clínica, el equipo de House resuelve hacer una prueba de embarazo a Iris. Ella y su madre se exaltan diciendo que nunca había tenido sexo ni novio, y en ese momento Iris pierde la sensibilidad en sus brazos.

3- House va al cementerio, soborna al cuidador para abrir la tumba del niño y averiguar si está en lo cierto sobre su teoría. Mientras intenta abrir el cajón, su equipo lo llama por teléfono para decirle que la adolescente está embarazada. Pone el celular en altavoz y hablan sobre el caso, mientras House intenta abrir el cajón. Cuando lo logra, se queda en silencio mirando el niño muerto por unos segundos sin parecer escuchar las palabras de su equipo. Luego continúan hablando del caso y resuelven hacer análisis de VIH y tomografía para descartar tumores. Finalmente House nota las manos y uñas del cadáver, consumidas, deterioradas. El análisis de VIH de Iris da negativo, y la tomografía muestra que no hay tumores. Cuando sale del tomógrafo, Iris recupera la sensibilidad de sus brazos, que ahora tienen hematomas.

4- House regresa a la clínica, discute con su equipo sobre los hematomas de Iris, resuelven hacerle análisis y revisar la casa de Iris. Foreman intercepta a House y le pregunta donde estuvo, House se burla y lo desafía a llamar a la compañía de monitoreo. Foreman dice que llamó y que le informaron que la estación aeronaval de St Patuxent estaba haciendo pruebas de señal de GPS e interrumpió la señal durante los mismos 45 minutos que House estuvo ausente. House se burla nuevamente y Foreman lo amenaza con mandarlo a prisión.

Wilson continúa advirtiendo a House en el almuerzo, le dice que es adicto a los misterios porque miente, descuida sus responsabilidades y no puede detenerse, sin medir las consecuencias. House se excusa diciendo que trabajar en un caso es su trabajo y se va enojado.
House cita a la clase en la que participa Emory a un bar excusándose de tener una “reunión” cerca del lugar, pero con el objetivo en verdad de revisar la casa de la ex esposa de Emory que se encuentra justo detrás de este bar. Averiguó que ella sale del trabajo a las 16 y retira a su hijo de la escuela a las 16.15, lo cual les da 20 minutos para revisar la casa. Emory parece dudar de hacerlo. Le pregunta con lágrimas en los ojos cómo se veía su hijo y House luego de un silencio le responde “lleno de paz”.

Chase y Taub revisan el cuarto de Iris, mientras charlan nuevamente sobre la depilación y una publicidad que Chase confiesa haber filmado. Encuentran cartas de amor escondidas, y películas pornográficas.

5- En la clínica, Iris relata sobre cómo conoció a su novio a los doctores Taub y Chase y a su madre una vez que le muestran el material que fue encontrado escondido en su habitación, aunque sigue negando la existencia del embarazo. Iris comienza discutir con su madre y le cuenta que la noche anterior él estuvo en el hospital y que la maltrató físicamente causándole los hematomas cuyo origen investigaban. La madre quiere realizar la denuncia, Iris se niega y en ese momento comienza a manifestar que está perdiendo la visión.

6- En la casa House, éste junto a Emory analizan el material recogido en la casa de la ex esposa de Emory realizando pruebas con líquidos y diferentes tonalidades de color esperadas, referenciando distintas causas de envenenamiento como por ejemplo: rosa: plomo; naranja: mercurio y rojizo significa arsénico; para poder descubrir la verdadera causa de la muerte del niño. Emory mira una cebra de peluche que tenía Drew y dice que él la llamaba “dezeer” porque no podía decir la palabra cebra y a causa de esto habían inventado entre ellos un idioma llamado “Drewismo”. House le pregunta a Emory ¿cómo fue que su ex esposa sobrellevo la muerte de su hijo?, a lo cual él respondió que ella nunca lloró ni si quiera en el funeral. Según sus palabras fue como si no hubiera sucedido y que él estaba totalmente afectado por el trágico momento.

- House: ¿Cómo lo sobrellevó tu esposa?, ¿cómo se lo tomo ella desdichada o enojada?
- Emory: ella lo manejó como si nunca hubiera sucedido. Nunca lloró ni siquiera en su funeral yo era un desastre y ella se sentó ahí…como si fuera una estatua.

El equipo y House debate acerca de los resultados de los estudios que le realizaron a Iris por su pérdida de visión temporal y a su vez miran el video que realizo el Chase para la televisión. House se retira diciendo que tiene hora clínica lo cual es mentira ya que él había citado a la madre de Drew engañándola con una supuesta campaña de vacunación. House le dice que él la citó para preguntarle por qué no le importa la muerte de su primer hijo que ni siquiera lloró en su funeral y que ya lo ha reemplazado por un “último modelo“, intentando provocarla. La madre de Drew reacciona dándole una bofetada sin mediar palabra. House le pide disculpas y le dice que no esperaba esa reacción ya que él creía que la muerte de Drew había sido consecuencia de una enfermedad trasmitida genéticamente llamada hipertiroidismo apático, la cual además de los problemas en los riñones, provoca apatía emocional, tal como ella parecía manifestar; inferido por House gracias a lo dicho por Emory sobre el no llorar en lo funeral y rehacer su vida rápidamente. Ella pregunta cómo sabe y él le cuenta que lo conoce a Emory del grupo que frecuenta. Ella le cuenta que Emory quedó devastado por lo sucedido y que ella se prometió que no le iba a pasar lo mismo. House la interroga acerca de quien cuidaba a Drew y ella le cuenta que su abuelo lo cuidaba. Luego le dice que hay dos tipos de personas, los que siguen adelante y los que no pueden, y que su padre mantiene la compostura pero en el fondo es igual que Emory. House se queda pensando en voz alta que entonces tiene dos personas en su interior. Se dirige a la habitación de Iris y la confronta diciendo que descubrió dónde vive su novio y que había tenido un accidente cuando él lo fue a buscar, lo cual Iris niega mediante insultos y lo acusa de estar mintiendo. House le pregunta:

- House: ¿cómo sabes que estoy mintiendo? ¿Cómo sabes que tu novio está bien?
- Iris: porque estoy aquí, imbécil.

7- Chase y Taub le cuentan a Iris y madre el diagnóstico de su enfermedad: trastorno disociativo de la personalidad o de personalidades múltiples. Que se presenta como una respuesta de la mente a un trauma severo, creando personalidades que no tengan que aceptar algo difícil de experimentar para la persona. Recuerdan el hecho del accidente pero Iris y su madre parecen desestimarlo porque ella tenía apenas 2 años. Luego les dicen que el diazepam estaba tapando el cuadro. Iris no entiende y su madre le confiesa el engaño. Chase propone realizar hipnosis como método para poder acceder a las múltiples personalidades de Iris y comparar sus síntomas.

El doctor Wilson trata de mediar entre House y Foreman. House parece entrar en razón y desistir pero luego se dirige a la casa del abuelo de Drew para averiguar qué cosas hacían mientras cuidaban al niño. Mientras charla con él, House escucha un ruido y le pregunta si está esperando a alguien y el abuelo parece no escucharlo y le pregunta: ¿Qué?, dejando entrever problemas de audición. Entran en ese momento la madre de Drew con su marido y comienzan a agredir física y verbalmente a House.

Los doctores Chase, Chi y Taub someten a Iris a hipnosis. Recuerda el accidente donde murió su padre culpándose por lo sucedido, ya que dice que ocurrió por ella no dejaba de llorar mientras su padre conducía.

8- El equipo analiza lo sucedido con Iris y sus síntomas, y concluyen que la niña padece cáncer.
House discute nuevamente con Wilson sobre que House no quiere escucharlo ni hacerle caso, y encuentra en las palabras de Wilson la solución del misterio de la muerte de Drew:

- Wilson: estoy de acuerdo, ¿sabes por qué? Porque soy igual de malo que tú. Sabía que harías oídos sordos, pero seguí hablando y hablando.
- House: tienes razón
- Wilson: tú no sabes ni siquiera lo que acabo de decir.
- House: eso es ridículo. Dijiste “bla, bla, bla, oídos sordos, bla bla bla”.

A partir de esto, House piensa en la posibilidad de problemas auditivos en Drew, por lo cual se dirige a la casa de la ex esposa de Emory y somete a su hijo a un estudio para evaluar su audición sin su consentimiento. Cuando ella lo ve sale corriendo y llama a su marido. House le dice que Drew murió a causa del síndrome de Allport, que se transmite genéticamente, produce insuficiencia renal, decoloración de las uñas e hipoacusia a altas frecuencias (sordera), debido a lo cual Drew inventaba palabras. De esta manera, salva la vida del nuevo niño que ella tuvo. Ella finalmente llora con Emory. La policía va a buscar a House.

Iris comienza a responder al tratamiento, Foreman quiere mandar a House otra vez a la cárcel, lo discute con Wilson y al final cambia de opinión, y lo castiga con 30 horas de clínica.

ELECCIÓN DEL PERSONAJE

El personaje que vamos a elegir para nuestro análisis es la madre de Drew, el niño fallecido hace 5 años y tomado como caso a investigar por House.

Nuestra elección se basa en que nos pareció un personaje que se puede comparar la situación de Truman. Ya que a lo largo de los 4 años que pasaron desde la muerte de su primer hijo Drew, permaneció sin cuestionarse ni manifestar ningún tipo de reacción ante este hecho que suele ser traumático para cualquier padre, como en este caso lo fue para su ex esposo Emory. Tal como en el caso de Truman, la madre de Drew no se interroga más allá de los límites de aquél diagnóstico que se hizo en el momento de la muerte de su hijo. Rehace su vida ajustándose a la explicación que le da ese diagnóstico y le alcanza para no querer saber más nada sobre el asunto y “no dejarse caer”, sino continuar con su vida como si nada hubiera sucedido, formando una nueva familia con un esposo e hijo al muy poco tiempo de sufrir la pérdida de su primer hijo; y luego de la separación de Emory. Pero va a haber un momento de viraje en el capítulo, en el cual esta mujer se va a ver interpelada por una situación que no le permite continuar con la apática actitud que mantenía frente a la muerte de su hijo.

Desarrollo Conceptual

Teniendo en cuenta el circuito de la responsabilidad, que propone Gabriela Z. Salomone en su texto “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”, se puede pensar en tres tiempos, los cuales son lógicos y no cronológicos. En el tiempo 1 se presenta una acción por parte del sujeto que se agota en sus propios fines.

El tiempo 2, es el tiempo de la interpelación, el cual abre el campo de la responsabilidad subjetiva. Es decir, es un tiempo que enfrenta al sujeto con la responsabilidad que lo atañe en relación a algo que desconoce de sí mismo y que surge en este segundo tiempo como un exceso en lo acontecido. El tiempo 2 se funda en la resignificación del tiempo 1, ob-ligando al sujeto a responder.

El tiempo 3, que implica el efecto sujeto, es una respuesta a la interpelación que implica una dimensión ética. Es decir que al hablar de efecto sujeto se habla del acto, y es ético porque es el acto en el que se produce un sujeto de deseo inconsciente. La interpelación subjetiva se pone en marcha cuando la Ley simbólica del deseo, obliga a retornar sobre la acción.
De lo anteriormente dicho, y con respecto a nuestro personaje, se podría localizar un tiempo 1 en la acción repetida e intencionada del personaje de seguir con su vida dejando atrás la muerte de Drew, con el objetivo, según ella, de no caer en la depresión y sufrimiento que su ex esposo expresa. Se asegura con esto, de des responsabilizarse acerca del sufrimiento que la muerte de su hijo puede causarle, y se rehúsa a asumir dicha muerte y tramitar la pérdida de su hijo. Con esta última mención a la tramitación de la pérdida, nos referimos al trabajo de duelo al cual el sujeto se enfrenta generalmente luego de una muerte. Este trabajo de duelo es descripto por Freud como "un proceso intra-psíquico, mostrando determinados rasgos como desazón profundamente dolida, cancelación del interés por el mundo exterior, pérdida de la capacidad de amor, inhibición de toda productividad” . [1] Mas adelante también nos dice: “La inhibición y restricción del yo es la expresión de su entrega total al duelo que no deja nada para otros propósitos e intereses." [2] Estos rasgos no se ven en nuestro personaje, ya que logra formar una nueva familia, tener un nuevo hijo y marido, y continuar con su vida como si nada hubiese ocurrido. No podemos determinar con exactitud si elaboró o no un proceso de duelo ya que no tenemos datos exactos de los momentos posteriores más cercanos a la muerte del niño, pero al parecer o según lo que cuenta su ex marido, nunca se la vio llorar ni angustiada como él sí lo está. De esta manera, se puede pensar en que nuestro personaje negó la posibilidad de hacer un trabajo de duelo o tramitar la pérdida de su hijo y en su lugar se dispuso a negar toda expresión u emoción con respecto al acontecimiento, ni siquiera llorando en el funeral del niño y dejar atrás todo lo que tenga que ver con él (dejar a su ex marido, esconder las cosas del niño). Tampoco podríamos aseverar que se trate de melancolía, ya que el principal rasgo que diferencia la melancolía del duelo es el rebajamiento del sentimiento de sí, y no es algo que se observe, por lo menos a simple vista, en nuestro personaje, ya que –como se dijo anteriormente- pudo formar una nueva familia, con esposo e hijo nuevo, y sostiene fehacientemente que lo que está bien es lo que ella hace siguiendo adelante con su vida. Esta actitud y acción del personaje, concuerda con el universo en el cual ella se halla inmersa. Ella misma le dice a House que hay 2 tipos de personas, aquellos que siguen adelante, y otros que no pueden. Dentro de los que no pueden, ubica a su ex esposo Emory y también a su padre, que según ella, si bien mantiene la compostura, en el fondo es como su ex marido. Y dentro de los que sí pueden salir adelante, se ubica a ella misma, que intenta de todas formas no involucrarse con nada del pasado y continuar su vida para no convertirse en lo que se convirtió Emory según ella: una persona alcohólica, depresiva y que no pudo encontrar un nuevo rumbo para su vida luego de lo acontecido.

El personaje elegido se ve interpelado en varias situaciones que la confrontan con la muerte de su hijo, y en la mayoría de las oportunidades en que esto sucede, ella reacciona de igual manera, repitiendo su acción principal: la negación (que puede pensarse como figura de la culpa y se tratará más adelante, ver punto 4) y cerrando el circuito cada vez. Estas situaciones en las que ella se enfrenta con el fallecimiento de Drew son durante la investigación de House: cuando él la cita engañándola por una campaña de vacunación; situación en la cual si bien reacciona con enojo dándole una cachetada a House (se puede vislumbrar ya en esto cierta interpelación de su parte), luego continúa afirmando que ella pretende seguir adelante con su vida sin involucrarse con su hijo fallecido ni nada que tenga que ver con él. Luego House va a la casa del abuelo de Drew, y nuevamente ella se muestra enojada pero con el objetivo de sacar a House del medio para seguir con su modo de vida o carácter, y no en cuanto a tomar otra posición. Y una tercera vez, en la cual este personaje se ve interpelado es cuando House va a su casa a examinar a su hijo, y si bien nuevamente la primera reacción es la misma: enojo y violencia hacia House; luego de que este último le menciona la palabra “genético” y le evidencia las pruebas que tiene -que Drew formaba palabras diferentes porque no podía oír bien, o el problema auditivo también de su abuelo- ella parece conmoverse de una forma diferente. Finalmente llora, diciéndole a Emory que ella extraña a su hijo también. Éstos suponen para ella indicadores de que algo anda mal con lo que ella venía sosteniendo y se ve interpelada por esos elementos disonantes, de lo cual algo le pertenece a ella. Aquí se puede ver entonces un tiempo 2, en que el universo particular de nuestro personaje, que antes se soportaba en las certidumbres yoicas, y que sostenía al sujeto guiándolo en sus acciones, ahora se resquebraja, tambalea, y posibilita la emergencia de una posición diferente del sujeto. La madre de Drew se quiebra en llanto luego de haber pasado 5 años sin derramar una lágrima y reconoce extrañar al niño, lo cual finaliza con la posición negadora que había adquirido y permite que quizás ahora pueda asumir su muerte y emprender un trabajo de duelo por su pérdida. No sabemos con exactitud si esto fue lo que pasó ya que el capítulo para nuestro personaje termina en esa última escena del llanto con Emory. Pero sí se puede inferir de lo sucedido, que esta nueva respuesta de nuestro personaje supone un cambio de posición como sujeto frente a las circunstancias, y no ya una respuesta negadora o evitativa como venía sosteniendo hasta entonces.

Tomando a Lacan, y nuevamente el texto de Gabriela Salomone, podría pensarse en el primer tiempo de nuestro personaje correspondido con la egosintonía, o el síntoma egosintónico, que como su nombre lo indica, se halla en sintonía con el yo conformándolo con aquello que hace a un rasgo propio del sujeto o su carácter, forma de ser. En el caso de nuestro personaje, sería lo relativo a estas dos formas de ser posibles entre las personas, dentro de las cuales ella se ubica entre “los que salen adelante”. Este síntoma egosintónico, concuerda también con nuestro personaje por ser un síntoma que no se interroga, tal como hace la madre de Drew continuando su vida sin cuestionarse sobre la muerte de su hijo ni por su actitud frente a esto.

En cuanto al tiempo 2 de nuestro personaje, podríamos corresponderlo con lo que llama síntoma egodistónico, ya que en este momento es cuando la madre de Drew pierde consistencia yoica a causa de la emergencia de lo real, haciendo tambalear y fallar el fantasma que hasta entonces la sostenía.

De acuerdo a lo analizado hasta el momento, podríamos inferir una hipótesis clínica que dé cuenta de la resignificación que el tiempo 2 hace sobre el tiempo 1, produciendo el cambio de posición en nuestro personaje, como así también para situar la naturaleza de la ligadura o lazo asociativo que hay entre ambos tiempos.

Según la clínica de la pregunta, que Lacan desarrolla en los años ’50, el sujeto neurótico usa su yo para no desplegar la pregunta que no tiene respuesta, y que genera por esto angustia. Tanto Freud como Lacan, proponen que hay dos significantes que no tienen respuesta: la muerte y la sexualidad. Por lo tanto, el sujeto puede implementar como defensa, distintos métodos para no acercarse a aquel lugar donde no hay respuesta a la pregunta, ya que este agujero en la simbolización produce angustia. Tal como nuestro personaje lo hace, el sujeto entonces, desvía su recorrido (recorrido plasmado sobre el grafo que Lacan propone) acortándolo y dirigiéndose al fantasma, para responder desde allí la pregunta de manera anticipada, y evitando de esta manera llegar al lugar donde la misma no tiene respuesta. Esta respuesta anticipada que ofrece el fantasma, brinda tranquilidad al sujeto ya que tapona la falta, la falta de esa respuesta que no está. A su vez, esta respuesta anticipada que conforma el fantasma, le brinda al sujeto un ser, que vela la cuestión fundamental que Lacan expresa como “el sujeto es falta en ser”. Este ser que el fantasma le provee al sujeto, le va a permitir accionar manteniéndose alejado del agujero que le produce angustia.

En cuanto a nuestro personaje, y pensando entonces en una hipótesis clínica que ataña a su situación, podríamos pensar que la madre de Drew recurre a la negación de la muerte de su hijo, para no tener que preguntarse acerca de esto y no acercarse así al borde del agujero, que le produce angustia por no tener respuesta ante eso, eso que proviene de lo real. Esto se puede relacionar y en algún punto quizás fundamentarse en las palabras de House hacia Emory, cuando le dice que él está enojado porque su hijo murió pero más enojado está por no tener respuestas, enfatizando que “la gente necesita respuestas”.

Puede pensarse que lo que lo mantiene angustiado y devastado a Emory, en contraposición con nuestro personaje, es la falta de respuesta para la muerte de su hijo, y no solo en relación al diagnóstico médico, sino también y más que nada en cuanto a la falta en la simbolización que tiene la muerte para él. En cambio, nuestro personaje, pareciera no querer encontrar respuestas sobre la muerte de su hijo porque eso la angustiaría, la acercaría al agujero. Fue entonces más fácil para ella desviarse del recorrido hacia la pregunta por la muerte, hacia el cuestionamiento y atravesamiento de la muerte de su hijo, evitando entonces encontrarse con el agujero que esto le produciría y manteniéndose alejada de ello mediante su posición adquirida gracias al fantasma que se construye. Ella se ubica como bien dice, dentro de las personas que pueden salir adelante, y en esto podríamos ubicar el ser que su fantasma le brinda. Un ser omnipotente (tiempo 1) que todo lo puede, y que sigue adelante sin mirar atrás, para no convertirse en lo que ella desprecia de Emory: una persona débil y devastada. Como se dijo anteriormente, ella proyecta en él, lo que le resulta inaceptable, y aquello que intenta negar para mantenerse alejada del borde del agujero. En el tiempo 2, pudimos ver que la madre de Drew finalmente se angustia, lo cual indica que su fantasma cae, falla. Toda su personalidad omnipotente tambalea y cae ante el encuentro con algo disonante para esa personalidad, algo que la sorprende, algo no sabido: que ella transmitió genéticamente la enfermedad a su hijo fallecido; y al parecer a su nuevo hijo también. Este hecho pone fin al ser que nuestro personaje se había construido para mantenerse lejos de la angustia, y posibilitó un cambio de posición en ella, permitiéndose mostrarse débil y sin negar sus sentimientos y sufrimiento por su hijo perdido. Este tiempo 2 entonces, esta noticia no esperada para nuestro personaje, la hace retroceder en el tiempo 1 y cambiar la posición negadora que hasta entonces mantenía.

La responsabilidad subjetiva se zanja en la grieta entre las categorías necesidad y azar. Por un lado la necesidad se refiere a lo determinado, a aquello que es externo al sujeto; en cambio, el azar se refiere a aquello fortuito, que implica incertidumbre y coincidencia.

ELEMENTOS DE NECESIDAD

Los elementos de necesidad que escapan a la voluntad de nuestro personaje son los siguientes:

• Condición genética de su padre. (Síndrome de Allport). El Dr. House termina arribando al diagnóstico de este síndrome en el abuelo de Drew, y de acuerdo a su condición genética, el traspaso del mismo a través de su hija, la madre de Drew.
• Enfermedad de Drew. Si bien, según House ella no padecía la enfermedad, se la trasmitió genéticamente a su hijo causándole la muerte.
• Muerte de Drew.

Sobre este mismo hecho de la muerte, o la enfermedad del niño y su condición genética proveniente de su padre, nuestro personaje nada podía saber ni hacer. Por lo tanto ubicamos estos elementos en el campo de la necesidad, ya que como se dijo anteriormente exceden a la voluntad del personaje.

ELEMENTOS DE AZAR

Podríamos pensar como elemento de azar el momento en que Emory le cuenta a House que su hijo Drew tenía un vocabulario propio. Si bien es parte del elemento de necesidad que atañe al síndrome que tenía Drew, se lo puede pensar como azaroso ya que Emory lo menciona al ver el peluche de su hijo y sin que House se lo cuestione. Y esto va a terminar siendo un elemento fundamental para el desenlace de la situación y el descubrimiento de la verdadera causa de la muerte del niño.

Otro elemento que se puede ubicar como azaroso es el momento en el cual House le pregunta al abuelo de Drew si esperaba a alguien y éste no lo escucha y le pregunta: “¿Qué?”. Si bien no es relevante en un primer momento, resulta luego un elemento fundamental para que House descubra el síndrome hereditario en el abuelo del niño y confronte con esta prueba a nuestro personaje.

Y un último elemento de azar y quizás el más importante es la conversación que House tiene con Wilson en la que este último menciona las palabras: “oídos sordos” y le permite a House cerrar la idea del diagnóstico e ir al encuentro con la madre de Drew.

FIGURAS DE LA CULPA

Principalmente podemos observar en nuestro personaje, una de las figuras de la culpa especificadas por Oscar D’Amore, esta es: la negación. Es la más evidente en ella, ya que su respuesta ante la muerte de su hijo fue taponar su sufrimiento continuando su vida, formando una nueva familia: nuevo esposo, nuevo hijo, como si nada hubiese pasado; y cabe destacar que en un periodo muy corto de tiempo ya que su nuevo hijo tiene unos 3 años aproximadamente y Drew había fallecido hace 5 años. Otro indicador de esta figura de la culpa, es lo que cuenta Emory sobre el funeral, enfatizando que ella ni siquiera lloró durante la ceremonia, que permaneció sentada como si nada. Se suman a este indicador, otros dos hechos que guardan cierta asociación: por un lado, el que ella ya no quiera saber más nada con Emory, lo cual encuentra su razón luego, en la charla con House cuando ella misma le dice que dejó a Emory porque tiene los ojos de Drew. Por otro lado, la pequeña caja con las cosas que quedaron del niño, las cuales guardaba fuera de la vista, en un viejo armario olvidado. Lo que estos dos últimos hechos también evidencian es una fuerte voluntad por deshacerse de todo lo que tenga que ver con su hijo fallecido o que le pueda recordar a él. Es decir, que se puede inferir que la madre de Drew, optó por dejar atrás la muerte de Drew, negarla, y no por asumirla y de esta manera no realizar el trabajo de duelo correspondiente.

Otra de las figuras de la culpa descriptas por D`Amore que se podría inferir en el análisis del personaje en cuestión, es el de la proyección ya que ella atribuye a su ex esposo los pensamientos que son inaceptables para ella misma, cuando caracteriza a las dos clases de personas: las que siguen adelante y las que no pueden ubicando a Emory y a su padre en la segunda categoría, y ubicándose ella dentro de la categoría de los que siguen adelante ya que luego de perder a su hijo pudo rehacer nuevamente su vida formando una nueva familia.
Según Oscar D’Amore, no hay responsabilidad sin culpa, a partir de lo cual se puede pensar la culpa como el reverso de la responsabilidad. La figura de la culpa se adhiere a un objeto insignificante, a un objeto sustituto, velando, de este modo, el campo de la responsabilidad. Esto se podría inferir en el caso analizado cuando el personaje analizado insiste en seguir con su nueva vida negando y no queriendo saber más nada sobre la verdadera causa de la muerte de Drew; ya que esto sería un signo de debilidad por parte de ella y opta por adjudicar dicha debilidad a su ex esposo y a su padre para no aceptarlo en ella misma. Por lo tanto, logra con esta actitud y las figuras de la culpa de las cuales se sirve, eludir la responsabilidad que supone asumir la muerte de su hijo y tramitar su sufrimiento como debería. Las figuras de la culpa aparecen en nuestro personaje velando la responsabilidad, que no aparece como tal, sino de forma invertida, como su reverso: la culpa.

Se puede dar un paso más, y articular el caso de la madre de Drew con el caso paralelo de Iris, que padece de trastorno de personalidad múltiple, y más que nada con la explicación que le dan los médicos sobre dicha enfermedad. Según la explicación de Chase este trastorno “se presenta como una respuesta de la mente a un trauma severo, creando personalidades que no tengan que aceptar algo difícil de experimentar para la persona”. Se ve claramente el paralelismo entre ambos personajes, ya que de la misma manera que Iris desarrolla este trastorno que vela el trauma que no quiere aceptar y que originó la respuesta con este trastorno, la madre de Drew responde a su propio trauma (la muerte de su hijo) con la personalidad fuerte y omnipotente que se crea en el tiempo 1 para taponar ese suceso que no quiere aceptar. Y que luego, tal como también le sucede a Iris, se va a ver enfrentada con una situación que la ob-liga a responder ante eso y finalmente aceptar lo acontecido de acuerdo a las circunstancias.

Referencias

- Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.

- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Freud, S., “Duelo y melancolía”. En Obras Completas, op. cit., t. XIV.

- Lacan, J., El Seminario. Libro 3: “Las psicosis”, Paidós, Buenos Aires, 1984.

- Michel Fariña, J. J. “The Truman Show. Mar abierto (un horizonte en quiebra)”. En Ética y Cine, Eudeba, 2000.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Salomone, G. Z.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito del análisis”. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Schejtman, F., “Las fantasías perversas de los neuróticos: síntoma, fantasía y pulsión”. En Schejtman, F. (comp.), Elaboraciones lacanianas sobre la neurosis, op. cit .

- Schejtman, F., “Histeria y Otro goce”. En Schejtman, F. (comp.), Elaboraciones lacanianas sobre la neurosis, op. cit.



NOTAS

[1Freud, S., “Duelo y melancolía”. En Obras Completas, op. cit., t. XIV. Pág. 242.

[2Freud, S., “Duelo y melancolía”. En Obras Completas, op. cit., t. XIV. Pág. 242.