Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Descarrilados >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Segundo parcial
Película: “Descarrilados”

Ayudante de trabajos prácticos: Lic. MIchel Fariña, Juan Jorge
Comisión: 9
Alumnas: Castro Toribio, Verónica Gabriela
L.U: 33. 587.0250
Ojeda Iglesia, María Eugenia
L.U: 33.770.5260
E-mail: eugeojeda@hotmail.com
veronik636@hotmail.com

2do Cuatrimestre de 2010.
Charles Schine, que trabaja como ejecutivo en una agencia de publicidad, es una de tantas personas que acuden cada mañana a su trabajo en el tren de Chicago. Hasta que un día pierde el tren que tomaba diariamente y conoce por casualidad a Lucinda Harris. A partir de ese momento, su vida cambiará. Lucinda es encantadora y atractiva. Aunque los dos están casados y tienen hijos, sienten una atracción irresistible. Las citas se van convirtiendo en copas después del trabajo y, finalmente, deciden consumar su relación en la habitación de un hotel. Lo que parece una aventura absolutamente perfecta se ve interrumpida cuando un desconocido irrumpe en su habitación. De repente, la vida de Charles se ve envuelta en una seguidilla de amenazas, violencia y crimen. No puede confesárselo a su mujer ni tampoco a la policía y se ve atrapado en un mundo extraño para él, que nada tiene que ver con su vida anterior.

1- Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.

El personaje del film Descarrillados que es tomado para hacer el análisis de responsabilidad subjetiva es Charles Schine. Se trata de un ejecutivo que trabaja en una agencia de publicidad. Cada mañana acude a su trabajo en tren, pero un día pierde el que habitualmente tomaba y es así como conoce por casualidad a Lucinda Harris.
Dicho encuentro casual desemboca en una seguidilla de citas que los lleva a consumar su relación en la habitación de un hotel. Lo que parecía ser una aventura perfecta, termina convirtiéndose en una pesadilla cuando entra en escena un criminal sin escrúpulos que, además de atacarles, no tarda en chantajear a la pareja con revelar su aventura a sus respectivas parejas.
La elección del personaje se debe a que esta situación que irrumpe interpela su acción, haciéndolo interrogarse sobre su responsabilidad en dicho momento. Se produce así una situación dilemática ante la cual Charles debe tomar una decisión y hacerse responsable de la misma.
Aquí el personaje se encuentra en una encrucijada entre responder a las amenazas del delincuente, o dar a conocer todo lo sucedido y realizar la denuncia en la policía.

2- Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
Para situar los elementos o las situaciones que conforman el circuito de la responsabilidad primero haremos un breve repaso en cuanto a como se concibe este circuito y sus componentes, para lo cual nos basaremos en el capítulo “Responsabilidad subjetiva y culpa” de Oscar D’ Amore partícipe del libro “Clínica y deontología” .
Este circuito es compuesto de tres elementos –o tiempos- que se vinculan entre ellos siguiendo la lógica del après-coup –efecto retardado-; el primer elemento es un tiempo 1 donde una acción o un decir sigue y persigue el estado de las cosas, es decir, se sitúa en el nivel de lo particular y moral –también en este nivel podríamos ubicar la cháchara del yo-. En un tiempo 2, inscripto efectivamente posterior al primero, aparece una situación brindada por el azar o por el efecto de la insistencia significante, efectos que descalabran lo consabido del primer tiempo, caída de los pilares imaginarios y los juegos de sentidos –tiempo de lo imprevisible pero también del lapsus, olvido, en fin, de las formaciones del inconciente.- Lo que media entre 1 y 2 será la hipótesis clínica que tratará de aventurar algo sobre ese esfuerzo de anudar lo desanudado, nivel de trabajo en el sentido .

Ahora sí, siguiendo con el film “Descarrilados” daremos lugar a los 3 tiempos que pudimos destacar en el personaje elegido para desarrollar el circuito de la responsabilidad:
En el primer tiempo podemos ubicar la escena en la que Charles y Lucinda deciden ingresar al hotel. Tiempo en el que lleva a cabo la acción, estar con la mujer dejándose llevar por su deseo, acción que se agota en el fin mismo, pero esta acción es interpelada por un Tiempo dos. Momento de lo imprevisible: algo no salió como Charles esperaba, algo lo excede. Es el momento en el que entra en escena la figura de un delincuente, que además de robarles le da una golpiza a Charles –dejándolo inconciente- y abusa de Lucinda.
3- Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

A continuación se establecerán dos elementos que se presentan en el circuito de la responsabilidad, el azar y la necesidad, y sus respectivos indicadores.
Por un lado, se entiende por Azar a la imposibilidad de previsión y anticipación; aquello que nadie espera, y que si es esperado, cuando llega no se está preparado.
En el film, Charles y Lucinda se disponían a pasar la noche juntos. Camino a consumar el acto ella se arrepiente de esto, decide bajar del taxi, es ahí que Charles la sigue. Parados en el medio de la calle, dan cuenta que a su alrededor había un hotel y deciden ingresar al mismo. A partir de esto, se puede plantear como azar el hecho de que ella haya decidido bajar del taxi justo en ese lugar, quedando casualmente frente a ese hotel al que deciden ingresar. Se podría inferir que si no hubiesen ingresado a dicho hotel, el ataque no hubiera ocurrido.
Por otro lado, se entiende a la necesidad desde su acepción lógica, como aquella vinculación directa entre dos estados o situaciones, pero que no agota en sí la posibilidad del pasaje de uno a otro –necesario pero no suficiente-. La necesidad es de carácter determinante.
En el presente caso, puede destacarse como un indicador de necesidad el hecho de que el delincuente haya ingresado a esa habitación del hotel y no a otra, esto a Charles lo excede. Que el delincuente ingrese a esa habitación, Charles no lo hubiese podido evitar, aquella situación ocurriría inexorablemente. Aquí la pregunta por la responsabilidad subjetiva, la responsabilidad de Charles, carece de sentido. Es algo que lo excede, es un suceso ajeno a su voluntad que no podría haber evitado.
Sin embargo, no hay nada que diga de un orden absolutamente necesario y suficiente para que estas situaciones efectivamente se cumplan, es aquí donde entra en juego la contrapartida de la necesidad: el azar.
En la conjunción azar-necesidad es donde se logra vislumbrar la responsabilidad subjetiva de Charles.
Es por esto que se puede decir que la escena del ataque en la habitación implica una combinación de azar y necesidad ya que el ingresar a dicho hotel, ocupar determinada habitación, y el no haber trabado la puerta brindaron las condiciones para que el extraño irrumpa en la habitación.

4- Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación a la responsabilidad jurídica.

A continuación se establecerán las coordenadas que aparecen y se vinculan con la hipótesis clínica a trabajar.
A partir de dicha hipótesis se puede comenzar a hablar sobre la responsabilidad subjetiva del personaje.
Se entiende por responsabilidad subjetiva aquella en la cual el sujeto es imputable en términos éticos y es culpable de lo que hace y dice, se trata de una singularidad que emite un sujeto y que lo interpela más allá de las fronteras de su yo. Es ese determinismo inconciente el que hace al sujeto responsable.
Es la culpa la que acompaña la interpelación y esta se convierte en “una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva, es una condición sin clivage. Es la culpa, lo que ob-liga a responder” . Así este tiempo 2, momento en que irrumpe el delincuente e interrumpe el acto sexual dejándolo fallido; resignifica al primero, el deseo de concretar el encuentro con Lucinda. Dicha interpelación deja aflorar la culpa en Charles, ya que se siente “impotente” al no poder hacer nada cuando abusan de ella. Dicha impotencia se ve reforzada cuando él ve que el delincuente concreta el acto de su deseo. Este significante también cobra peso al momento de no saber como responder antes las amenazas del agresor, posteriores al tiempo 2.
Es de suma importancia destacar que aquí la culpa y responsabilidad se anudan, no hay responsabilidad sin culpa. Charles se siente culpable de la situación dramática que tuvo que vivir Lucinda y de las consecuencias aparejadas.
Por último, se podría hacer referencia al significante utilizado, “impotencia” y ver los efectos yoicos aparejados. Se puede ver que este significante irrumpe en varias escenas como en las siguientes: en un primer momento se siente impotente cuando lo despiden de una de las mejores agencias de publicidad, luego se muestra impotente al no poder ponerle limites a su hija, debido a la enfermedad que sufre la misma. Y por último, se podría plantear como consecuencia de las escenas anteriores, el momento en el que Charles se angustia y su mujer entra en escena consolándolo, momento en el que ambos intentan llevar a cabo un encuentro sexual, el cual culmina fallido, mostrándose una vez más impotente ante una situación; en este caso “sexualmente”.
Se podría ver como la irrupción del significante, de este S1 de la cadena inconciente, causa estragos en el yo, empobreciéndolo, dejándolo castrado ante las situaciones que se le presentan. Debilitamiento narcisista que lo imposibilita actuar como quisiera y lo hace responsable de la postura a la que tuvo que advenir.
Concluyendo, se hace mención a la responsabilidad jurídica, aquella que restringe al sujeto y lo convierte en imputable en términos morales o jurídicos. Aquí el sujeto es autónomo con intención y voluntad. Es aquel capaz de responder por sus actos.
Puede verse reflejada en el film la responsabilidad jurídica cuando una vez que sufrieron el ataque, Charles decide llamar a la policía para hacer la denuncia, pero Lucinda le pide que no lo haga para resguardar a su familia. De esta manera se exponen a las extorsiones del delincuente, principalmente Charles.
Si en ese momento Charles optaba por llamar a la policía, esta decisión implicaba que ambos tengan que dar cuenta de lo sucedido, o sea responder a qué hacían en ese lugar o porqué estaban allí. Charles en un principio está decidido a responder por lo sucedido, pero ante el pedido de ella resuelven no hacer la denuncia y de esta manera des-ligarse de un problema asumiendo otro. O sea, escogen mantener a salvo ambos matrimonios y mantener en secreto lo sucedido. El no llevar a cabo la denuncia lo deja impotente, una vez más, y sin salida a Charles frente a las amenazas del delincuente. Este es el precio que debe “pagar” por callar todo lo acontecido.

5- Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra, el acto ético, lo universal-singular, la moral y lo particular y –si resulta pertinente-el efecto particularista.

En el presente caso, se llevara a cabo la articulación de los siguientes conceptos.
En primer lugar, se puede decir que durante el análisis el acto ético entra en juego dando lugar a que el sujeto se haga responsable subjetivamente de lo que le sucede, cosa que no puede hacer a través de su yo. De este modo, se podría ubicar como responsabilidad subjetiva la “impotencia” que Charles da en respuesta frente a las situaciones que lo exceden, respuesta inconciente que se despliega desde su singularidad.
Se podría analogar lo particular con la necesidad, lo particular planteado como aquello que prescinde del caso singular, universo preestablecido, que tiene las respuestas a todas las situaciones que puedan plantearse. Necesidad como lo inexorable, donde la pregunta por la responsabilidad subjetiva no da a lugar. En ambos casos coincide que la voluntad del sujeto no entra en juego. Si se toma como necesaria la situación en la que el ladrón entra a la escena, podría decirse que desde un análisis basado en lo particular Charles no tendría que responder por ello, ya que esta situación lo desborda. Aquí se plantearían las preguntas sobre qué se debería hacer y porqué
Al dejar de lado la responsabilidad del personaje, el efecto particular deviene particularista. Por aquello se entiende que lo singular no se admite. En el presente caso negar lo singular sería no darle lugar a que se despliegue en análisis el significante “impotente”, significante que condiciona lo singular de Charles y que lo hace responsable de lo que dice y hace.
Lo universal como campo donde el sujeto se constituye, propio de la condición humana, invariante y estructurante, lo propio es el lenguaje. La realidad se le re-presenta al sujeto mediante una legalidad simbólica, legalidad del no-todo, donde hay una falta, falta estructural que lo constituye como ser en falta, sujeto castrado, lo que posibilita que surja el deseo. Charles resultó “impotente”, resultó estar en falta.
Por otra parte, el azar intervino en la singularidad del caso, y permitió que esta se despliegue. Desborda aquello que se venía dando e interroga al sujeto mediante la pregunta, qué hacer allí donde no hay respuesta. Este segundo movimiento de la ética es el que abre un escenario dilemático al personaje –Charles - , en donde no hay respuestas predeterminadas sino que la situación misma es la que permite generar una respuesta (singular).

Bibliografía
• D’ Amore, O: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Domínguez, M.E. y Salomone, G.Z: Clínica y deontología. La transmisión de la ética. Volumen I, Fundamentos. Letra Viva, 2010. Buenos Aires
• Fariña, J.J.M: Ética. Un horizonte en quiebra. Eudeba, 2004. Buenos Aires.
• Fariña, Juan Jorge: Responsabilidad: entre necesidad y azar
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Bs. As.
• Salomone, Gabriela: El sujeto autonomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: