Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Descarrilados >

por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS

SEGUNDO PARCIAL

Cátedra: Juan. J. Fariña

Profesora: Dora Serué

Co ayudante: Tamara García Karo

Comisión: 24

Alumnos:
Cerruti, Nicolás L.U: 32.983.313/0
e-mail: nico_ce@hotmail.com

Cos, Ingrid L.U: 31.328.333/0
e-mail: ingru2003@hotmail.com

Segundo Cuatrimestre, 2010.

CONSIGNAS DE EVALUACIÓN
1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente el efecto particularista.

Síntesis de la película:

El film “Descarrilados” trata sobre la historia de Charles, un hombre de negocios, exitoso, quien convive con la esposa y la hija (quien padece diabetes). Lejos de ser feliz, la relación entre el marido y la esposa se presenta fría y distante. Un día como cualquier otro, viajando en el tren camino a su trabajo, Charles conoce por accidente a Lucinda, una mujer atractiva que, al igual que él, se la presenta en una relación marital poco satisfactoria.
Tras una serie de encuentros y con una fuerte atracción manifiesta por parte de ambos, deciden ir a un hotel con el fin de mantener relaciones sexuales; pero, una vez dentro de la habitación, son atacados por un hombre quien, luego de robarles el dinero, golpea a Charles dejándolo indefenso y viola, frente a éste, a Lucinda.
Días después Charles, de vuelta de su trabajo, en su casa y pensando que todo había acabado, recibe una llamada del delincuente quien, extorsionándolo, le pide una suma de dinero a cambio de su silencio; si no pagaba 20 mil dólares, le revelaría a la esposa su acto de infidelidad.
Imposibilitado de hacer la denuncia, por pedido de Lucinda (quién argumenta que perdería tanto a su hija como a su marido y además menciona haberse hecho un aborto), y con la culpa por no haberla protegido, Charles accede a realizar el pago.
Tiempo después encuentra que el delincuente, a quien se lo denomina “el francés”, se encuentra en su casa, con su familia, haciéndose pasar por un socio de trabajo. La razón de esta nueva intromisión es el pedido de 100 mil dólares, nuevamente a cambio de su silencio y la seguridad e integridad de su familia.
Ante esta situación, Charles contrata a un amigo suyo, ex convicto, con el fin de que éste persuada coactivamente a “el francés”; pero en el intento, el amigo es asesinado y Charles se convierte en un sospechoso del crimen.
El pago de los 100 mil dólares lo debe realizar cuando “el francés” lo llama desde el departamento de Lucinda amenazando que la mataría y continuaría por su esposa e hija. Entre la espada y la pared, realiza el pago, dilapidando de esta manera todo el dinero ahorrado por años para el tratamiento de la enfermedad de su hija.
Una vez realizado el pago, y al ir a darle la noticia a Lucinda de que todo se había acabado, se encuentra que en el supuesto trabajo, Lucinda era una secretaria; a su vez, el departamento donde ella vivía era uno de renta temporal y ya se había marchado. Luego de muchos indicios, toma conciencia de la estafa de la cual fue victima. A partir de esto, opta por intentar recuperar el dinero. Descubre, que ella y “el francés” eran una pareja que se dedicaba a estafar hombres con idéntico modus operandi. Tras seguir cada uno de sus pasos, decide cuando Lucinda lleva a una nueva victima al hotel, dispuesta a montar nuevamente la escena, interrumpirlos y recuperar su dinero. Resultado de esto es la obtención nuevamente del dinero y, tras una importante balaceada, la muerte tanto ella, como de la nueva victima y un cómplice de los estafadores. El “francés” recibe un disparo, pero no muere, algo que se descubre en los minutos finales.
Concluyendo la película, Charles se encuentra dando clases en una prisión ya que, para contratar a su amigo había estafado a la empresa en la cual trabajaba, por lo cual tenía que hacer servicio comunitario. Dicha prisión es la misma en la que se encuentra “el francés” y Charles, habiendo programado esto, consigue asesinarlo vengándose por completo.
En la escena final, cuando él regresa, se muestra un escenario opuesto al del comienzo, en el cual Charles es recibido por su esposa y donde pareciera, la unión y la calma son protagónicos.

Respuestas:

1) Consideramos que una acción similar a la que toma Ibbieta en el cuento “El Muro”, en hacer algo sin pensar que va a traer consecuencias, restándole significación a esa acto, es la de Charles cuando acepta el pago del pasaje del tren, por Lucinda. El primer motivo por el que comienza a acercarse a ella es con la finalidad de reintegrarle el dinero en un encuentro amistoso. A medida que pasa el tiempo comienzan a tener encuentros diarios, donde la atracción toma el lugar protagónico. Es por ello que él decide dejarse llevar por esta atracción, lo que después dará lugar a una experiencia por completo inesperada. En cuanto al deseo inconciente, así como podemos interpretar a la respuesta de Ibietta (“el cementerio”) como el deseo de vivir un rato mas, pensamos que el protagonista es guiado por un deseo inconciente de tener una mujer con la que se sienta satisfecho, atraído y deseado. Sustentamos esto también con las primeras escenas, donde no hay acercamiento entre los esposos y se complementa cuando la hija recalca que entre él y su esposa ni siquiera se saludan al despedirse, dando indicadores para pensar una relación en crisis.

2) El circuito de la responsabilidad se plantea en tres tiempos, no cronológicos, sino lógicos. Se plantea un tiempo uno (T1) en el cual el accionar del sujeto se agota en el acto mismo; hay una conducta con un determinado fin. Este T1 no posee una significación propia ya que la misma cobra significación recién en un T2. En el tiempo dos (T2) el sujeto recibe de la realidad indicadores que señalan que algo fue más allá de lo esperado en el tiempo uno. Es un momento es donde el sujeto se ve interpelado, en el cual algo disonante le pertenece. En caso de aparecer una respuesta de trasformación subjetiva, puede considerarse como un tiempo tres (T3), ya que al verse interpelado, algo de su deseo que es propio, lleva a tomar decisiones las cuales dan como resultado un sujeto diferente al que era en el tiempo 1.
Siguiendo el circuito de las líneas lógicas de la responsabilidad se pueden ubicar las siguientes escenas como referentes a cada tiempo.
El tiempo uno es a partir que conoce a la protagonista aceptando el pago del pasaje del tren, aquella mujer que elije conocer, en encuentros acordados sostenidos por la atracción. Es por esto que van a un hotel con el fin de tener relaciones. Consideramos que el protagonista vive la aceptación del pago y la relación con esta mujer, como un acto que se agotara en sí mismo: es decir, una posible aventura como cualquier otra, que no involucra más que esa dupla.
En el hotel, los irrumpe en la habitación un supuesto delincuente, “el francés”, que además de robarles, lo golpea, dejándolo por completo indefenso; y además “viola” a Lucinda, siendo el protagonista espectador de ello, lo que lo hace sentir culpable a lo largo de la historia, por no poder defenderla.
El tiempo dos, cuando Charles se ve interpelado, lo ubicamos cuando lo llama por primera vez “el francés” para extorsionarlo, pidiéndole dinero y amenazándolo de contarle lo sucedido a la esposa si no le pagaba. A partir de ahí, la historia cobra un matiz de persecución por parte del delincuente demandando cumplir con reiterados pedidos de dinero. Charles, impulsado por el sentimiento de culpa, llega a pagar cien mil dólares que eran los ahorros que habían reunido a lo largo de mucho tiempo y esfuerzo, dado que la necesitaban para afrontar los problemas de salud que padecía la hija. Prefirió sostener la mentira a costa de todo sacrificio económico. Toma un giro que él nunca pensó como posible a partir de la simple aventura que sostiene con esta mujer. Creemos que allí es donde se abre una situación que escapó a su dominio, estas amenazas constantes no eran esperables por él aún después de sufrir el asalto. Y allí es donde vemos que cobra lugar un tiempo uno.
El tiempo tres lo ubicamos cuando decide recuperar los cien mil dólares. Investigar qué sucedió a partir de una serie de mentiras que va descubriendo a partir del desencuentro con Lucinda. Tras el pago, él va a buscarla, para hacerle saber que la persecución había terminado y se encuentra con que el puesto laboral de ella era ficticio, sucediendo a eso, fue a su departamento, donde también descubre que era temporal su estadía ahí. Allí es donde toma una actitud contraria a la que venía sosteniendo. Comienza a repetir la rutina que tenía para encontrase con ella y descubre que todo era una trampa de esta mujer y “el francés”. Al tomar conocimiento de la estafa de la que fue victima decide llevar a cabo la irrupción de la puesta en escena que armaban para sus victimas en el mismo hotel. Esa noche muere Lucinda y otro cómplice, quedando “el francés” herido. El tiempo tres, continua hasta el final de la película, donde se descubren todas las maniobras que el protagonista hace para poder asesinar al francés. Como ultima escena se ve un protagonista diferente, con un matrimonio que pareciera haberse transformado para mejor.

3) La necesidad se presenta como aquello forzoso, exacto, inexorable e inflexible, que puede pensarse como destino. Ubicamos que son los horarios establecidos del tren los que cobran esta significación en la película. El protagonista tomaba siempre a la misma hora en la misma estación este tren para llegar a su trabajo. Pueden observase dos hechos azarosos. En primer lugar, el retraso en el horario que habitualmente salía. El motivo que lo llevo a eso fue el ayudar a su hija con unos deberes a la hora del desayuno. En segundo lugar, el hecho de haberse quedado sin dinero (lo que llevara a aceptar el pago del boleto por Lucinda), ya que se muestra que la esposa se lo saca de la billetera y luego se va en la escena descripta. Ambos motivos los consideramos azarosos dado que son externos al sujeto, casuales, accidentales y no premeditados por el protagonista.

4) Hasta que el protagonista descubre a Lucinda como estafadora, él, impulsado por sus sentimientos, se siente culpable por no haber podido defenderla en la supuesta violación en la escena del hotel. Dicha culpa es producto de la interpelación subjetiva, ya que Charles en su bagaje de valores, posicionado desde su moral, consideraba obligatorio defender a la mujer del abuso sexual.
Desde la teoría, el yo se ve acreedor de una deuda generándole esta el sentimiento de culpa; ubicamos en Charles este sentimiento por no haber podido defender a Lucinda. Condicionado por esto, asume la responsabilidad de afrontar al delincuente econonómicamente. Pensamos que defender a su familia con las exigencias económicas del delincuente es también producido por el sentimiento de culpa que le genera al poner en riesgo tanto a la esposa como a la hija. Refuerza la culpa el hecho de haber utilizado el dinero que estaba destinado al resguardo de la salud de su hija.
Sostener todos los deseos del delincuente ubica a Charles en una posición de evitación en lugar de aceptación de la responsabilidad; teóricamente podríamos definir esto como una posición culpogena frente al conflicto, ya que el protagonista manifiesta la culpa en esta situación.

5) La categoría de lo universal se presenta como un conjunto de situaciones dadas hasta un momento histórico en una determinada sociedad; dicho conjunto no es cerrado, ya que en todo momento un singular puede hacerse presente y poner de relieve una falla en el universo, demostrar su incompletud y su necesidad de ser ampliado con el fin de incluir esta nueva situación.
Una situación dilemática se hace presente en el momento en que el detective (tío del amigo asesinado del protagonista), conociendo la responsabilidad de Charles en la muerte del francés debe decidir si lo da a luz o si por el contrario, calla. Charles estaba cumpliendo una condena por estafa a la empresa en la que trabajaba, razón por la cual tenía que dar clases a los prisioneros; haciendo uso de esta situación, estratégicamente elige la misma prisión en la que estaba encarcelado el francés, y de esta manera introduce un cuchillo escondido en su ropa, asesinando al mismo. Este crimen, en caso de ser denunciado, se caratularía de asesinato premeditado. La decisión que toma el detective podría llegar a pensarse como un acto ético, ya que pareciera no considerar a Charles como un asesino potencial y un peligro para la sociedad; por lo cual, opta por no denunciarlo.
Un caso de particularismo se da cuando Lucinda pretende que Charles no denuncie la violación y el robo (lo cual sería una obligación civil) ya que en caso de realizar la misma su matrimonio y vida personal se verían sumamente perjudicadas. De esta manera, Charles se ve obligado a lidiar con la situación de forma personal, afrontando todas las demandas económicas que el delincuente ejercía sobre él.
La categoría de lo particular se refiere al conjunto de valores morales de una sociedad dada en un momento determinado. Un ejemplo del deber desde la moral de Charles es haber debido defender a Lucinda, ya que el hombre es visto como quien debe defender a la mujer.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: