Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Descarrilados >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos.

CÁTEDRA I

TITULAR: Prof. FARIÑA, Juan Jorge.

SEGUNDO PARCIAL: Análisis del Film “Descarrilados”

COMISIÓN: 15

ALUMNA: SREIDER, Yanina Soledad. L.U.: 345645810.

SUINO, María Paz. L.U: 351380150

FECHA DE ENTREGA: 25 de Octubre de 2010

Introducción
A través del siguiente trabajo se realizará el análisis del film “Descarrilados” con el propósito de sugerir, a través de uno de sus personajes, un circuito de responsabilidad, con sus tiempos lógicos, y finalmente proponer una hipótesis clínica orientada sobre la base de los mismos.
A lo largo del trabajo, también se incluirán las categorías de necesidad y azar, culpa y responsabilidad y ficción y farsa.
Con el fin de esclarecer los tiempos de la responsabilidad subjetiva, se describirán brevemente algunas escenas de la película, articulándolas con textos varios trabajados en la cátedra.

A modo de índice, presentaremos a continuación el recorrido de nuestro trabajo:
• Ficha técnica del film.
• Sinopsis del film.
• Análisis del film desde las escenas elegidas: Circuito de la Responsabilidad.
• Hipótesis Clínica
• Posible tiempo tres del circuito de la Responsabilidad.
• Referencias Bibliográficas.

FICHA TECNICA
TITULO: Descarrilados
TITULO ORIGINAL: Derailed
GENERO: Thriller
DIRECCION: Mikael Håfström
GUION: Stuart Beattie
INTERPRETES: Clive Owen, Jennifer Aniston, Vincent Cassel, Melissa George, Addison Timlin
FOTOGRAFIA: Peter Biziou
MUSICA: Edward Shearmur
MONTAJE: Peter Boyle
ORIGEN: Estados Unidos (2005)
DURACION: 106 minutos
CALIFICACION: Apta para mayores de 16 años
WEB: http://www.weinsteinco.com/derailed/
DISTRIBUIDORA: Buena vista
TRAILER: Quicktime
FECHA DE ESTRENO EN BUENOS AIRES: 16 de febrero del 2006
COPIAS EN SU SEMANA DEL ESTRENO: 45
DATOS PARA DESTACAR:

SINOPSIS:
¿Es posible que un pequeño error pueda modificar la existencia para siempre? Como si las cartas ya hubieran sido echadas, Descarrilados explora las consecuencias de las decisiones equivocadas.
La historia se inicia con el desajuste de un horario que derivará en una verdadera tragedia. Los acontecimientos que le siguen a los minutos retrasados derivan en una pregunta ucrónica, “¿qué hubiera pasado si el protagonista hubiese llegado tiempo a su tren?”.
Charles Schine (Clive Owen) es un ejecutivo publicitario que suele tomar el tren de las 08.43 para ir a trabajar. La película comienza el día en que pierde el tren y conoce a Lucinda Harris (Jennifer Aniston). Charles está casado con Deanna y tiene con ella una hija; la cual desde niña sufre de un problema en sus riñones. Lucinda también está casada y tiene una hija. A pesar de ello surge entre ellos una atracción magnética. Se encuentran para almorzar, toman algo después del trabajo hasta que la ardiente relación culmina en la habitación de un hotel. La aventura supuestamente perfecta se convierte en una pesadilla cuando LaRoche (Vicent Cassel), un brutal desconocido, irrumpe en la habitación y los amenaza con un arma, golpea hasta dejar inconciente a Charles y abusa sexualmente de Lucinda. Luego de esta situación deciden no hacer la denuncia ya que pondrían en juego sus familias por haber estado allí en ese momento.
Esta situación transforma a la relación ilícita en una tortura peligrosa y violenta. El supuesto ladrón comienza a chantajear pidiéndole a Charles enormes sumas de dinero para mantener su silencio. Incapaz de confesar el affair a su esposa, su vida se llena de engaño, chantaje y delito, atrapado en un mundo que no conoce y que no muestra huellas de su vida anterior. Charles decide perder el dinero que venían ahorrando con su mujer hacía años para el tratamiento de su hija con tal de no confesar aquella situación que podría poner en riesgo su relación matrimonial. Charles a través de varias escenas en las que encuentra ciertos indicios va descubriendo que en verdad todo lo que ocurrió fue una estafa hacia él de parte de Lucinda y su pareja. El personaje sigue esos indicios hasta que se encuentra en el mismo hotel mirando que lo mismo que le han hecho a él se lo hacen a otro hombre y se mete en la habitación en que se va a producir el supuesto crimen y le cuenta al hombre lo que le están por hacer. Todo termina en un tiroteo en el que Lucinda, el supuesto ladrón y la victima resultan baleados. Él sale del hotel como si no hubiese sido parte del crimen ocurrido recuperando finalmente su dinero.

Análisis del film desde las escenas elegidas
El film “derailed” presenta controversias de principio a fin comenzando por su título: Si bien en español este se ha dado a conocer como “Descarrilados”, en su idioma original, la palabra “derailed” no responde necesariamente a la acepción plural ni sexuada de dicho adjetivo; este detalle es destacable ya que deja a total criterio de la audiencia la interpretación acerca de los personajes. Quién o quienes están descarrilados y porqué son las preguntas iniciales sobre las cuales es posible comenzar a buscar un personaje que atraviese los tiempos de la responsabilidad subjetiva. Dicho circuito será estudiado sobre el personaje principal (interpretado por Clive Owen), tomando para ello una serie de escenas.
• Primer tiempo: Tomaremos algunas escenas de cómo Charles va llevando a concretar una relación con Lucinda: - Charles y Lucinda se conocen en el tren, se produce una atracción entre ellos. - Charles busca, en la página de la empresa donde ella le comentó que trabajaba, el teléfono para ubicarla y así arreglan para ir a comer. –Otra escena en la que ellos están comiendo en un restaurante y Charles llama a su esposa diciéndole que va a llegar tarde a su hogar porque tiene que trabajar, ocultándole que estaba en realidad con Lucinda. Esa noche terminan en el Hotel por comenzar una relación sexual, cuando un extraño armado, irrumpe, les roba sus pertenencias, golpea a Charles, viola a Lucinda, los amenaza para que el crimen permanezca en secreto, y se retira.
Tomamos estas escenas en las que se ve claramente la acción de Charles como primer tiempo del circuito de la responsabilidad. Su objetivo es, claramente tener una aventura con Lucinda; al concretarlo, el personaje supone que su accionar termina en el aquí y ahora. Con respecto a los factores por los cuales se da esta serie de situaciones, nos encontramos frente al azar (En la primer escena del tren; si Charles nunca hubiera perdido el habitual, probablemente ningún hecho subsiguiente hubiera ocurrido) y al hecho de que el personaje actúa conforme a su deseo inconciente. Así como también podría mencionarse que la necesidad aparece también como un factor en juego en estas escenas, ya que él se toma el tren para ir a trabajar, es una cuestión fáctica, que debe ser así por una cuestión de necesidad de trasladarse hacia su lugar de trabajo.
• Segundo tiempo: Luego de esta situación, hay una escena en la que Charles se está bañando y le suena el teléfono. La llamada corresponde al supuesto ladrón que lo empieza a amenazar y a chantajear pidiéndole una gran suma de dinero a cambio de no decirle nada a su mujer sobre su relación con Lucinda. Podríamos pensar esto como una figura de la culpa, es decir que Charles evita de todas formas que la mujer sepa de aquel encuentro ya que siente culpa por esto, por poner en riesgo a su familia llevando a cabo su fantasía amorosa, inclusive hasta poner en peligro la vida de su propia hija, utilizando el dinero de los ahorros que la pareja tenía para su tratamiento de diabetes. Nos encontramos frente al tiempo de interpelación; este tiempo dos, tiempo que lo pone sobre aviso de que algo anduvo mal. Las cosas fueron más allá de lo esperado generando interrogantes en el personaje, y fundando así el tiempo 1.
Podría verse que el personaje se mantiene en este tiempo 2 en algunas otras escenas:
A través de diferentes indagaciones, Charles descubre que ha sido engañado y estafado; que todo lo que le ha ocurrido ha sido planificado por Lucinda y su pareja. Para llegar a esta conclusión, el personaje encuentra diferentes indicios:
-  En una ocasión la va a buscar a su trabajo y cuando pregunta por Lucinda le señalan a otra persona. Cuando pregunta por la mujer que el ya ha visto en ese lugar, se entera de que no se llama de esa forma y de que no era consultora financiera como ella le había contado.
-  Luego ve a Lucinda en el tren haciendo con otro hombre lo mismo que había hecho con el, seduciéndolo hasta lograr que el hombre accediera a entablar una relación amorosa con ella.
-  Estas situaciones lo llevan a seguirlos hasta situarse en el mismo hotel, en la misma habitación en la que él fue engañado, solo que ahora el otro hombre ocupa su lugar; Charles va en busca de venganza.
Puede verse que quiere resarcirse del daño que generó por este acto, intenta por todos los medios vengar a aquellos que lo extorsionaron y recuperar el dinero que era para el tratamiento su hija y que él había perdido por no hacerse cargo de lo que había hecho. Esto podría verse como otra figura de la culpa, aunque no la asuma como tal sino mediante la venganza a los otros, proyectando la culpa en los demás. Podría pensarse como una respuesta que tiende a la recomposición yoica frente a la formación inconsciente. “El Yo es una adalid de lo particular, responde para estabilizar la tensión que produce la interpelación, es decir, la respuesta moral es tranquilizadora en relación a otro tipo de respuesta” que podría hacerlo sentir culpa de lo que ha hecho. La respuesta a la interpelación del tiempo dos es el llamado a responder para volver al surco de la moral, que quedaría dentro de lo particular, no aparece la singularidad porque la respuesta es ya un taponamiento de la dimensión ética.

El sujeto se ve interpelado por estos elementos disonantes que se generan entre aquella acción que parecía no conllevar ningún problema para él y aquella situación que lo pone sobre aviso de que algo anduvo mal, de que aquello fue más allá de lo esperado, y algo de esa diferencia le pertenece. La re-significación del tiempo 1, se explica mediante alguna hipótesis que explique clínicamente este movimiento, al cual el sujeto esta obligado a responder y es la que abre la posibilidad de acceder a un tercer tiempo que es el de la responsabilidad subjetiva, donde el sujeto debería hacerse responsable por su propio deseo inconciente. Actuar conforme a este implica una decisión tomada por fuera de lo moral, de la ley y del temor. Charles, tiene la posibilidad de elegir responsabilizarse subjetivamente por su deseo inconsciente pero, al contrario, decide en todo momento evitar confrontarse con ese deseo que le pertenece: Ha sido extorsionado, engañado, pero nada parece tener que ver con él; nada parece formar parte de ninguna decisión que él haya tomado en una primera instancia (Nos encontramos así frente a la farsa a la que someten al personaje, pero nada nos indica que este se haga cargo de la situación por la que está pasando), desde un principio se sirve de mecanismos tales como la negación: Por ejemplo cuando le dice a Lucinda que pueden hacer la denuncia a la policía porque en última instancia ellos no llegaron a hacer nada. A lo cual ella le responde que aquello no implica que de todas formas ellos no se hubieran salido de la línea, dice: “Fuimos al hotel y comenzamos.. y no paramos a causa de la conciencia de nuestros corazones”, sino porque fueron atacados.
Pensamos que este movimiento reactivo podría ser explicado por una hipótesis en relación a una negación de la castración del Sujeto, una búsqueda de primacía del principio del placer en contraposición al mundo real en el que prima el principio de realidad, en el cual aparecen sus frustraciones y limitaciones a sus deseos. Al hablar del complejo de castración podemos decir que el sujeto es responsable de su deseo de transgredir dicha amenaza y esto lo observamos en sus reiteradas búsquedas de ese otro lugar: “(…) tan pronto como discierne el peligro de castración, el yo da la señal de angustia e inhibe el proceso de investidura amenazador en el ello (…) por medio de la instancia placer-displacer”. Charles es responsable de su acto porque este se inscribió desde su deseo.
En cuanto a la hipótesis clínica, ésta fue formulada sobre la base de una serie de escenas que sitúan al personaje en un lugar de escape frente al deseo de paternidad; entendemos que Charles inconcientemente rechaza a su hija, por no acercarse esta al ideal del yo propuesto por su padre: Tomamos una escena en la que el personaje debe ayudar a su hija con sus estudios, presentando por ello un cierto malestar; le pide que baje el volumen de la música y, debido a la enfermedad de la niña, se escuchan las máquinas que esta tiene conectadas; frente a esto, su padre le pide que la vuelva a subir. (Se muestra intolerante frente al sonido de las máquinas que requiere su hija debido a sus problemas de salud). La siguiente escena que nos confirma este rechazo inconciente es aquella en la cual cuando están en el tren, Lucinda le muestra una foto de su hija, que mira como con cierta expresión de ternura y luego ella le dice: “Los hijos hacen que todo valga la pena, ¿No?”, pregunta que, siendo o no retórica, Charles no responde. Entendemos así, que podría pensarse que su hija no vino a ocupar el lugar de su deseo de paternidad, este la desplaza, no puede aceptar su enfermedad y por ahí podría pensarse que no sostiene su imagen narcisista como padre. Probablemente por esta razón busca escapar de aquello inaceptable como hombre, de eso que le genera cierto malestar que es su vida familiar luchando frente a la enfermedad de su hija. También el hecho de que ponga en riesgo la vida de la niña pagando con el dinero destinado a su salud, para evitar hacerse cargo de aquel acto infiel, nos confirma, o al menos, suma validez, a esta hipótesis.

• Consideramos que no existe en este circuito un tiempo 3: El personaje no presenta a lo largo del film, instante alguno en el que se responsable de su deseo inconsciente. Charles no se apropia de su responsabilidad subjetiva, e incluso evade reiteradas veces su responsabilidad jurídica. Creemos que una forma en la cuál Charles hubiera mostrado tomar las riendas de su responsabilidad subjetiva frente a su deseo inconsciente, hubiera sido quizás empezar una terapia en la que pueda descubrir qué parte de su historia hace inaceptable a esa hija que sufre de una enfermedad, ¿Qué es lo que esa hija está moviendo de su propia vida que genera un malestar? ¿Habrá venido él como hijo a ocupar el deseo de sus padres? ¿Habrá sido aceptado y apoyado en sus errores y faltas? ¿Podrá él mismo aceptar su barradura, su falta estructural? ¿Y la de aquel que venga al lugar del Otro? Comenzar a preguntarse por estas cuestiones permitiría una apertura hacia lo universal, la posibilidad de advenimiento de un Sujeto Responsable, sería una forma de acercarse al agujero, acercarse a la falta que motiva su deseo y así hacerse responsable subjetivamente por su deseo Inconsciente.

Referencias

• “Introducción al narcisismo”. S. Freud (1914)
• “Inhibición, síntoma y angustia” . Cap VII S. Freud (1925/6)
• “La transmisión de la ética. Clinica y deontología”.Parte III: Ética y responsabilidad. G.Z Salomone. M.E Dominguez.
• “Responsabilidad subjetiva y culpa en la transmisión de la ética. Clínica y Deontología”. Vol I (2006)
• “El muro”. Jean Paul Sartre (1939)
http://www.peliculasyestrenos.com/peliculas-de-thriller/descarrilados.php (Sinopsis del film)



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: