Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El club de la pelea >

por 

Facultad de Psicología
Universidad de Buenos Aires

Psicología Etica y Derechos Humanos

Catedra I: Fariña, Juan Jorge Michel

Segunda
Evaluación

COMISION: 23
HORARIO: Jueves de 11 a 12.30 hs.

Ayudante de T.P: Ollier Alejandro

 Luciana Bartalo L.U. 31930544-0
mellilu85@hotmail.com

 Ivanna Kunin L.U. 32385762-0
ivannaskunin@hotmail.com

2do Cuatrimestre 2010

“El club de la pelea”
País: Estados Unidos
Año: 1999
Título internacional: Fight club
Guión: Jim Uhls , basado en el libro de Chuck Palahniuk
Director: David Fincher
Actores: Edward Norton, Brad Pitt, Helena Bonham Carter.

Resumen de la película
Jack (Edward Norton), el narrador en el transcurso de la película, es un empleado de una empresa de automovilística que sufre de insomnio. Su médico se niega a recetarle medicación y le aconseja que asista a un grupo de apoyo para ser testigo de casos más severos. Jack asiste a un grupo de apoyo de víctimas de cáncer testicular y, después de convencerles de que él también está aquejado de la enfermedad, encuentra una liberación emocional que le cura el insomnio. Se convierte en un adicto a los grupos de terapia y a la farsa de pasarse por víctima, pero la presencia de otra impostora igual que él —Marla Singer (Helena Bonham Carter) — le molesta, por lo que negocia con ella para evitar encontrarse en las mismas reuniones.
Durante un vuelo de regreso a casa después de un viaje de negocios, Jack encuentra su apartamento destrozado por una explosión. Llama a Tyler Durden (Brad Pitt), un vendedor de jabón a quien había conocido en el avión, y se reunieron en un bar. Una conversación sobre consumismo hace que Tyler invite al narrador a quedarse en su casa; después, le pide al narrador que le pegue. Ambos se enredan en una pelea a golpes fuera del bar, para que Jack posteriormente se mude a la dilapidada casa de Tyler. Continúan teniendo más peleas fuera del bar, cosa que atrae a un puñado de curiosos. Las peleas pasan al sótano del bar, donde forma un club de lucha.
Marla sufre una sobredosis de pastillas y telefonea a Jack para que la ayude; la ignora, pero Tyler contestó a una de sus llamadas y la salva. Tyler y Marla comienzan una relación, y Tyler avisa a Jack de que nunca le hable a Marla sobre él. Se van formando más clubes de lucha a lo largo del país, convirtiéndose en una organización anticapitalista y anticorporativista llamada "Project Mayhem", con Tyler como líder. Jack reclama a Tyler que quiere estar más involucrado en la organización, aunque Tyler de repente desaparece. Tras la muerte de un miembro (Bob) del "Project Mayhem", Jack pretende dar por cerrada la organización, e intenta reencontrar a Tyler. En una de las ciudades, un miembro del proyecto llama a Jack: Tyler Durden, entonces llama a Marla desde su habitación de hotel y descubre que ella también cree que es Tyler. De pronto ve a Tyler Durden en la habitación, y éste le explica que son personalidades disociadas dentro del mismo cuerpo. Tyler controla el cuerpo de Jack cuando éste está dormido.
Después de la conversación Jack se desmaya y queda inconsciente. Al despertar, descubre por el registro de llamadas de teléfono que Tyler había hecho llamadas durante su desvanecimiento. Desenmascara los planes de Tyler de quitarse deudas a base de destruir edificios que contienen registros de compañías de tarjetas de crédito. Cuando intenta contactar con la policía, encuentra que son miembros del proyecto también. Intenta desactivar explosivos en un edificio, pero Tyler le somete y se desplaza a otro edificio para ver la explosión. Jack, hostigado a punta de pistola por Tyler, se da cuenta que al compartir cuerpo con Tyler, él también está sujetando la misma pistola. Cuando Jack acepta su personalidad (Tyler Durden) se dispara en la mejilla haciéndole saber a su otro yo (Brad Pitt) que no lo necesita más en su vida. Tyler se desploma con un orificio de bala en la parte trasera de la cabeza, por lo que Jack deja de proyectarle mentalmente. Después miembros del "Project Mayhem" le traen a Marla secuestrada, creyendo que es Tyler, por lo que los dejan a solas. Se detonan los explosivos, tirando abajo los edificios, mientras Jack y Marla observan la escena, tomados de la mano.

ANÁLISIS
El protagonista de nuestro análisis es Jack quién a partir de una acción determinada, se verá envuelto en una serie de sucesos que pondrán en juego su consistencia como sujeto. Se intentará dar cuenta de su responsabilidad subjetiva, cuyo circuito se desarrolla en tres tiempos lógicos.
Para comenzar, ubicaremos las categorías de universal – singular y particular; categorías que no pueden comprenderse por separado. Ubicamos como universal en esta película el deseo, querer ser otra persona, hacer otra cosa de su vida, aquello que nos atraviesa a todos. Esto universal está unido a lo singular, porque puede tomar distintas formas de acuerdo a la singularidad de cada sujeto. En esta película lo singular, lo que hace tambalear las consistencias previamente instituidas, una de las infinitas formas posibles de realización de lo universal lo ubicamos en como el protagonista logra hacerse cargo de su deseo a través de su personalidad disociada y terminando con esta (disparandose en la mejilla, matando a Tyler). Y por último lo particular, aquello que como código regula una situación, lo que tiene que ver con la subjetividad de la época y con los códigos instituidos lo ubicamos en el ideal social aceptable, lo cuál observamos en una de tantas escenas cuando Jack concurre a su trabajo como todos los días, después de haber peleado la noche anterior y tener la cara llena de moretones, su jefe se le acerca y le dice que no lo ve bien y que se tome un descanso, y le señala la camisa manchada de sangre; esto tiene que ver con ese ideal socialmente aceptable, en el que la lucha libre entre personas comunes que no se dedican a esto como un deporte, suele ser sancionado por la sociedad como una barbarie, siendo que para nuestro protagonista era una liberación y descarga emocional. Hay una escena en la que esto se ve claro, cuando después de una fuerte pelea, en la que finaliza cuando Jack ve su sangre en el piso mientras piensa: “después de pelear todo en tu vida pierde volumen (…) después de eso (viendo su sangre en el piso) todos nos sentiamos aliviados”, haciendo prevalecer su deseo.
Lo moral tiene que ver con el orden social, con la conducta social de un sujeto entre otros, los “deberes del sujeto frente a la ley”, tal como lo indica Ariel en el texto “Moral y Ética”. Es temática, siempre tiene un tema en particular y además es temporal, está ubicada en relación a una época determinada. También es subsistencial, permite algún ordenamiento de la existencia del sujeto en lo social, lo cual la ubica en relación con la categoría de lo particular. Situamos a la moral, cuando el médico receta a Jack a concurrir a un grupo de autoayuda para que vea lo que realmente es el dolor, dado que la moral dará las respuestas para relevar la angustia, y es entonces cuando Jack cura su insomnio y conoce a Tyler, su Otro Yo disociado.
Lo ético es, a diferencia de lo moral, no la posición de un sujeto en relación a los otros, sino la posición del sujeto en soledad, por eso mismo es que se relaciona con las categorías de universal – singular. Es atemporal, no tiene que ver con una época determinada, es atemático porque no tiene un tema en particular y es existencial, tiene que ver con el orden de la existencia más allá de la temporalidad en la que viva el sujeto. Pero no es una persona la que es ética, sino sus actos. El acto ético tiene un carácter suplementario respecto a la moral, ya que se trata del sujeto y el sentido singular de su acto. Vemos como en Jack se enlaza un dilema ético entre dejar su vida cómoda en el condominio para mudarse con Tyler para no volver a su vida rutinaria, siendo que el acto ético se observa hacia el final de la película, cuando Jack se responsabiliza de lo cometido durante la disociación de su personalidad, hasta llegar a confesarlo a la policía para evitar la detonación de las bombas en los principales edificios de las cuentas de tarjetas de crédito y así evitar el desenlace final. Aquí aclaramos que encuentra que los policías también eran parte del "Project Mayhem", debiendo huir de ellos hasta confrontarse finalmente con Tyler.
A continuación indicaremos algunas cuestiones centrales para enriquecer la articulación, como ser azar, necesidad y responsabilidad.
El Azar es lo que tiene que ver con la incertidumbre, lo casual, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión, al deseo y a la voluntad del sujeto, en el caso de Jack observamos la secuencia de los actos que había cometido su otro Yo de la cuál hasta el final de la película, era totalmente ajeno. La Necesidad es aquello sobre lo que el hombre no puede incidir, lo forzoso, lo riguroso, lo inflexible, como la personalidad de Tyler se va imponiendo sobre Jack, y la necesidad de convertirse en otra persona, ser Tyler.
La Responsabilidad se ubica entre la necesidad y el azar y es aquello que interpela al sujeto a responder por su acto, a hacerse cargo de éste. Esta responsabilidad la referimos a la singularidad de un sujeto en acto, definiendo la emergencia ética, la cuál detallaremos indicando los tres tiempos lógicos correspondientes.
La Responsabilidad Subjetiva se configura a partir de la noción de sujeto del inconciente, sujeto no autónomo, que no es dueño de su voluntad e intención. Freud señala que las acciones involuntarias, como lo que le sucede a Jack al incorporar a Tyler a su vida, es un propósito inconciente; las mociones inconcientes se expresan de modo desfigurado a través de las operaciones fallidas, encontramos en las mismas un sentido, un significado que se asocia al propósito inconciente. Vemos como en la pelicula el propósito inconciente de Jack y su necesidad es querer ser ese otro, distinto a él, dejar su vida monótona y comenzar a hacerse cargo, inconscientemente, de su deseo.
En el primer tiempo lógico del circuito de la Responsabilidad, el sujeto realiza una acción que cree que se agota en los fines para la cual fue concebida, donde las motivaciones inconcientes se expresan más allá de la voluntad e intención del Yo. El Yo desconoce que los olvidos reiterados son el signo de un conflicto que el sujeto no se dispuso a resolver por la vía de la decisión. Teniendo en cuenta que Jack no se da cuenta de la disociación que hay en él, no hay conciencia de eso, hasta el final de la película. Ahora bien, encontramos el primer momento cuando se incendia su departamento y Jack recurre a Tyler en busca de ayuda, un lugar para dormir esa noche, sin saber que surgiría una amistad y no volvería al condominio con las comodidades a las que estaba acostumbrado y hasta obsesionado, ya que lo único que hacia en las noches de insomnio era realizar compras telefónicas de muebles.
En las formaciones del inconciente se mantiene esa división del sujeto, algo extraño irrumpe y quiebra todo sentido, el Yo se desorienta frente a esto que le es ajeno. Lo que le sucede a Jack, que mantuvo durante todo el tiempo su personalidad disociada, extraña para él y se desorienta hacia el final de la película cuando Tyler se va repentinamente y él piensa: “Estoy solo, mi padre me dejo, Tyler me dejo y sabia la segunda regla del club: no hacer preguntas”, cuando comienza a buscarlo por todos los puntos de EEUU en los cuales había generado un club de la pelea, al llegar a un bar un hombre le dice "Ud. es el sr Durden, usted me hizo esto" señalando la cicatriz en la mano, la misma que le habia hecho Tyler a Jack para demostrarle que podia enfrentar la situación. Como el efecto inesperado, y ahí es cuando empieza a rememorar los eventos sucedidos, como ser que la cicatriz se la habia hecho el mismo, y se escucha al narrador (Jack) decir: “Yo solía ser un chico gentil, ahora soy la vida desperdiciada de Jack, soy el inflamado sentido de rechazo de Jack”.
Aquí encontramos un segundo tiempo lógico del circuito, cuando algún indicador que señala algo no previsto, hace que se interpele la posición que el sujeto tenia al comienzo del mismo, por lo cual decimos que el tiempo 2 resignifica al tiempo 1. Es a partir de la muerte de Bob, otro personaje amigo de Jack que pertenecía al club y al "Project Mayhem", cuando Tyler le dice: “¿Porque crees que incendie tu departamento?, deja de tratar de controlar todo y déjalo ir”, luego Jack descubre que Tyler había desaparecido, llega a ese bar y comienza a rememorar todos los actos cometidos, como formar los club de la pelea, iniciar el proyecto para quebrar la historia financiera, y lo que había hecho con Marla, despreciándola en el día y retornando a ella por la noche.
Una vez que Jack toma conciencia de lo sucedido, surge la interpelación subjetiva, es decir, la misma se pone en marcha cuando la ley simbólica del deseo, obliga a retornar sobre la acción. No hay deseo sin culpa, por lo tanto, implica retornar sobre la acción. Freud señala que el sujeto es responsable de todo lo que hace, ya que se expresan en ese accionar los deseos inconcientes. Jack se hace responsable de los actos cometidos, no queda pegado a la culpa, se resignifica el Tiempo 1. Por lo tanto hay responsabilidad subjetiva y surge el tercer tiempo lógico del circuito de la Responsabilidad, es decir, el sujeto toma una posición ética frente a la acción, se hace responsable de sus actos, de su deseo. Hay un cambio de posición subjetiva, cuando Tyler le dice “todo lo que deseabas soy yo, poco a poco estas convirtiéndote en Tyler, esto queríamos la historia financiera quebrada (señalando los edifcios que luego serian detonados)" y Jack contesta "soy responsable de todo, pero no de esto" (ya que intenta desactivar las bombas), luego de tomar conciencia de los sucedido, los club de pelea que habia formado en todo el país, la muerte de Bob en un atentado de los miembros del proyecto del cuál él era el lider, y además hacerse responsable, de asumir y hacerse cargo de los actos cometidos, afronta la situación disparándose un tiro, matando así a Tyler (simbólicamente), terminando de alguna manera con su personalidad disociada, renunciando así a su posición Narcisita. En esta renuncia, por la vía de su deseo, es lo que da a su acto una verdadera dimensión ética.
BIBLIOGRAFÍA
• Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En algunas notas adicioanles a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984,
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cáp. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). El interés ético de la tragedia (Cáp. V). Del acto ético (Cáp. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: