Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El color de la noche >

por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos
Humanos

PROFESOR TITULAR: Lic. Fariña, Juan Jorge Michel

DOCENTE AYUDANTE: Lic. Serué, Dora Alejandra

COM: 28

ALUMNAS: Paetz Lorena DNI 31.070.138

Romano Luisina DNI 30.603.490

1er. Cuatrimestre 2010

PELICULA: EL COLOR DE LA NOCHE (Color of night)

Director: Richard Rush
Actores: Bruce Willis, Jane March, Lesley Ann Warren, Rubén Blades, Brad Dourif, Lance Henriksen, Kevin J. O’Connor
Año: 1994
Síntesis Argumental: El analista Hill Capa (Bruce Willis) es un Psicólogo que ejercía su carrera en Nueva York pero paso una eventualidad, el suicidio de una paciente que afectada emocionalmente decide tirarse desde la ventana de su consultorio en plena sesión. El analista sufre una grave crisis y deviene daltónico, no puede ver el color rojo, el de la sangre.
Un colega a la vez amigo llamado Jim lo invita a su casa en Los Ángeles California, para ayudarlo a despejarse y olvidarse de lo acontecido. Jim le cuenta su preocupación por las amenazas de muerte que recibe y que tiene la ligera sospecha de que proviene de uno de los pacientes que integran un grupo de terapia. Una noche lo asesinan a Jim.
El Lic. Capa comienza por asistir a las reuniones donde eran las terapias comentando lo sucedido y se hace cargo de las sesiones. El grupo se compone de:
Sondra (ninfómana), Clark (nervioso y compulsivo), Casey (aquejado de complejo de Edipo), Buck (que sufre depresiones tras el asesinato de su mujer y su hija), y Richie (un adolescente drogadicto).
La investigación no queda aquí, decide inspeccionar a cada uno en sus hogares; por lo que empieza a seguirlos, a observarlos. Todos los pacientes tienen características que pudieron dar origen al asesinato, surgen las confusiones, mientras esto ocurre una chica se atraviesa por el camino de Hill muy inocentemente, acabando en una atracción. La chica tiene doble identidad es Rose (Jane March) es integrante de los pacientes del psicólogo, solo que cambia su sexualidad a chico y en apariencia a través de una personalidad bastante ingenua e introspectiva. Pero finalmente Hill con sus hábiles estrategias psicológicas y movimientos va abriendo paso para llegar a ella.
Rose involucra a todos los participantes de la sesión, incluso al mismo Lic. Para desviar la atención y no generar la menor sospecha además de la protección a través de sus aliados.

Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
El personaje sobre el cual se centra la responsabilidad subjetiva, aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconciente, sujeto no autónomo que por definición no es dueño de su voluntad, ni de su intención; es el licenciado Capa (que personifica Bruce Willis). Alejandro Ariel, propone que por la manera en que el terapeuta manejo la transferencia, el suicidio de la paciente se produjo allí, en ese preciso momento y no en otro.
El autor da cuenta de este manejo por los elementos que detallaremos a continuación: El analista esta cansado de escuchar lo mismo de la paciente (de su queja ante el psicoanálisis y ante el prestigio otorgado a los terapeutas, etc.). Parece ser entonces que el terapeuta ya tiene una respuesta anticipada de lo que la paciente va a decir y por lo tanto no interpreta, ya que según Alejandro Ariel, para interpretar es necesario abstenerse y no interponer la propia interpretación.
El analista tiene una idea tomada a priori de lo que va a decir la paciente. No permite que la queja y la desesperación sigan un curso indeterminado, siempre plantea la
misma pregunta ¿quien te persigue hoy?. Nunca se le ocurre preguntarle porqué esta tan enojada, e insiste con que por la transferencia el odio es dirigido hacia él, pero como el problema no es con él hay que develar quien la persigue (según el terapeuta ella misma). No se da cuenta de que la paciente lo acorrala, que lo pone en un callejón sin salida, que le esta transfiriendo su propia desesperación y que él no puede manejarla. Por eso siempre las mismas “interpretaciones” del terapeuta.
Según Alejandro Ariel el terapeuta intenta hacer un cierre de sentido impidiendo que el camino hacia la cura se siga abriendo, esa intervención adquiere responsabilidad, por el hecho de que el terapeuta no puede sostenerla, la deja sola en el espejo y ella cae al vacío literalmente.

Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
El circuito de la responsabilidad está compuesto por tres tiempos lógicos no cronológicos. El mismo, implica la ocurrencia de una situación aislada y recortable como iniciativa o acción, un primer tiempo donde el sujeto lleva adelante una acción, la cual se agota en los fines para la que fue efectuada. Un segundo tiempo, donde el sujeto es interpelado por aquel acto, que vive como ajeno pero que le pertenece. Se resignifica entonces, su acción. Por último, un tercer tiempo, (que puede estar o no) donde el sujeto debe poder responder por sus actos. Debe asumir su responsabilidad subjetiva. Podríamos situar como tiempo 1, la situación analítica en la cual el terapeuta tiene una idea anticipada de lo que le ocurre a la paciente. Plantea una pregunta recurrente: ¿quién te persigue hoy?. La respuesta de la paciente es de enojo y queja constante sobre la figura del analista.
El tiempo 2, lo observamos en el momento en el cual el terapeuta pide a la paciente que se mire al espejo porque así se va dar cuenta de quien es el que la persigue. Ella pregunta ¿en que espejo keres que me mire? En ese momento el comprende que ella se va a matar, de pronto da cuenta del espejo en el que él desistió de sostenerla, cuando intenta hacerlo ya es tarde. El terapeuta ve por el reflejo del espejo que la paciente va a tirarse por la ventana pero no llega a agarrarla y se queda perplejo.
La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito de la responsabilidad. La culpa obliga a una respuesta ad hoc a la interpelación que corresponde al tiempo 2 del circuito. A partir de esto se funda en su resignificación el tiempo 1, da cuenta de una respuesta que aun no siendo todavía el tiempo 3, aquel de la responsabilidad subjetiva, responde a la interpelación. Es una respuesta particular que implica regresar al curso moral, no hay allí singularidad, porque la respuesta da como resultado un encubrimiento de la dimensión ética.
Como respuesta a la interpelación existen varias posibilidades, una de ellas es la formación sintomática, una forma de dar lugar a la interpelación. Nos parece que el personaje del terapeuta ha llegado hasta este punto luego de la escena, en la cual la paciente se convierte para él solo en un color derramado en el piso. La histeria es el resultado, la respuesta que el terapeuta encuentra para anidar el trauma, provocando un síntoma. Por no haber contenido a la paciente, ya no puede distinguir el color rojo.
Esta posibilidad como respuesta a la interpelación se diferencia del tiempo 3, en el cual la responsabilidad subjetiva se sostiene en el efecto sujeto en acto y se diluye la culpa. Nos parece que el protagonista no ha llegado a establecer un tiempo 3 porque quedo ligado a una formación sintomática y por lo tanto no elaboro la culpa.

Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
Según lo planteado en el teórico dictado por el profesor Juan Jorge Michael Fariña “Responsabilidad: entre necesidad y azar” “la muerte es un ejemplo del orden de la necesidad. No sabemos cómo ni cuándo, pero hasta nuevo aviso todos sabemos que algún día vamos a morir. No existen argumentos ante la muerte. La muerte es lo inexorable, aquello frente a lo cual no hay palabras” Nos parece que el elemento que se corresponde con la necesidad es la muerte de la paciente, en algún momento la muerte le iba a llegar. La necesidad implica la dimensión de la determinación, de lo calculable, lo que pertenece al orden de la certeza, y que, por lo tanto, está por fuera de la acción del sujeto.
El azar es algo que irrumpe por fuera del encadenamiento causal, son aquellos fenómenos que no podemos predecir su resultado; que están por fuera del sujeto. En este caso la figura del analista no puede responder frente a la acción de su paciente. El azar es algo que genera incertidumbre. Nos parece que el elemento que se corresponde con el azar es el suicidio. Si la paciente no se hubiera tirado por la ventana del consultorio ese día, podría haberlo hecho otro día, y de otro modo, ya que tenía anteriormente intención de llevarlo a cabo, esto se puede observar en la primera parte de la película, en donde hay una escena en donde la paciente se pone un revolver en la boca, luego se lo saca y lo guarda en su cartera.

Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica
Retomando la cuestión sobre el Circuito de la Responsabilidad y sus tiempos lógicos, la responsabilidad subjetiva recae sobre el protagonista (el analista), es evidente que la figura de la culpa recae sobre él mismo, ya que mediante los elementos de necesidad y azar que surgen en esta situación analítica con la paciente, el sujeto (analista) empujado por la culpa, se ve obligado a responder ante eso que se le impone; es decir que no fue producto de su elección.
En la película luego de la escena del suicidio, en una conversación que mantiene el protagonista con su amigo y colega, éste le comenta que en la primera plana del diario la noticia es que la familia de la paciente quiere iniciarle acciones legales. Inferimos que esto se debe a que la familia duda de que éste haya realizado un desempeño correcto en su trabajo.
Según lo que planteamos anteriormente respecto del sujeto de la responsabilidad subjetiva, vemos que en este punto la posición del analista (sujeto) es diferente ya que ahí ocupa el lugar de un sujeto de derecho, es decir, que es imputable de hecho, por lo tanto se lo considera capaz de responder por sus actos. La responsabilidad jurídica acota la responsabilidad al campo de la conciencia, de la intención. Es decir, que según lo planteado por el autor D´Amore en “Responsabilidad subjetiva y Culpa” (..) “solo si se es responsable “jurídicamente” puede imputarse culpabilidad.”
Siendo en el caso el protagonista un sujeto no considerado según el marco jurídico inimputable, será por lo tanto un sujeto llamado a responder por sus actos, en el caso de que la justicia lo dictamine como tal; de lo contrario se lo declarara no culpable y por lo tanto no estará obligado a responder.
La dimensión de la responsabilidad subjetiva difiere en esto ya que el sujeto siempre es llamado a responder, por lo tanto siempre será culpable.

Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
Tanto en el filme “El color de la noche” como en el cuento de Sartre “El muro”, los personajes se enfrentan ante una situación dilemática, en la cual encontramos los tres elementos: Necesidad, azar y responsabilidad.
En el caso del film la muerte representa el orden de la necesidad y el suicidio el orden del azar. La grieta que puede surgir entre esos dos polos conceptuales da lugar a que surja la pregunta sobre la responsabilidad subjetiva, en este caso en la figura del personaje del analista. ¿Cómo se ubica el sujeto ante lo que le sucedió?
En el cuento “El muro” encontramos un escenario similar, ubicamos dentro del orden de la necesidad la acción llevada a cabo por el protagonista Ibbieta con un fin específico (burlarse de los falangistas en cuanto al escondite de su compañero Ramón Gris). En cuanto al orden del azar éste esta representado aquí por la elección de la confesión mentirosa por parte de Ibbieta que finalmente termino sin saberlo, diciendo la verdad (Gris estaba escondido donde él había dicho, en el cementerio), y ante esta situación se plantea el mismo interrogante que en la película; acerca de cómo se ubica el sujeto frente a lo sucedido. En el caso del film, según lo planteado en el comentario del mismo por Alejandro Ariel, la pregunta en relación a la responsabilidad giraría en torno al uso del manejo de la transferencia y en el caso de “El muro” la pregunta seria en relación a la responsabilidad de Ibbieta por haber hablado y por su deseo de seguir viviendo.
En el caso del personaje de Ibbieta se podría pensar que la culpa allí tiene un efecto estructural, por el deseo cumplido de seguir viviendo y la culpa por haber enviado a su compañero Gris al cementerio. En el caso del personaje del terapeuta la culpa tiene un efecto sintomático ante el suicidio de la paciente, ya que a partir de allí el analista no puede volver a distinguir el color rojo.

Bibliografía:

 Ariel, A.: En Rojo. Comentario sobre el film “El color de la noche” (Color of night) de Richard Rush.

 D´Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Material Audiovisual. Película “El color de la noche” de Richard Rush.

 Michel Fariña, J.: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de Cátedra.

 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

 Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: