Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > El hombre araña >

por 

El trabajo que realizaremos, será en base a la película “El hombre araña”. Allí ubicaremos el circuito de la responsabilidad subjetiva articulando las categorías pertinentes con el recorte de una subjetividad en situación.
El análisis recaerá sobre el personaje de Peter Parker, quien a partir de una acción aparentemente sin importancia, comenzará una serie de cambios que lo llevarán a una completa trasformación como sujeto. Se intentará dar cuenta para ello de su responsabilidad subjetiva, la cual se desplegará en tres tiempos lógicos, y se ensayará una hipótesis clínica para dar cuenta de la irrupción de su deseo.

Peter Parker es un joven que vive con sus tíos y los ayuda en sus tareas domésticas. Además asiste a la escuela y tiene un amigo (Harry Osborn). A Parker le interesa la ciencia y estudia mucho. Además está enamorado de Mary Jane Watson (una chica que estudia en su mismo colegio); sin embargo, Peter no se anima a acercársele.
Parker es el típico alumno del que se burlan sus compañeros, suele llegar tarde a tomarse el auto-bus escolar (motivo de más burlas) y nadie lo quiere cerca. Peter soporta estos maltratos.

Esto constituye el universo particular de Peter Parker. Justamente, lo particular refiere a las normas, tradiciones que hacen a un grupo social determinado en un tiempo específico y en un lugar determinado. Es decir, un sistema de códigos compartido (7).
(Destaquemos que es a partir de ese terreno particular, que lo universal-singular puede presentarse de un modo específico.)

Peter Parker, en una exposición de arañas modificadas genéticamente, es picado por una. A partir de entonces, adquiere poderes extra-ordinarios. Entonces, aprovechando sus nuevas habilidades, en vez de ir a la escuela y escuchar a su tío (que una vez le dijo: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”), había comenzado a hacer luchas para recaudar dinero (de este modo pensaba comprarse un auto para impactar a la chica que le gustaba). Sin embargo, cuando fue a cobrar la plata que le correspondía, le pagaron menos cantidad que la prometida.
En ese momento, entró un ladrón a robarle al dueño (el hombre que debía pagarle a Peter). Este dueño le pide a Parker que detenga al delincuente; pero Parker no hace caso, sino que decide desentenderse del asunto diciendo: “ese no es mi problema” (aquí ubico el primer tiempo del circuito de responsabilidad, ya que el personaje lleva a cabo una acción para conseguir ciertos fines. Es una acción calculada que se agota al conseguir sus objetivos. Este es un sujeto de la certeza, de la convicción (6)).
Hasta este momento, continua manteniéndose el universo particular de Peter, ya que no se cuestiona su accionar ni se muestra arrepentido. Por lo tanto, no se ve interpelado, no tiene lugar la culpa entonces tampoco se hace responsable subjetivamente.

Luego, Peter va a su casa. En el camino, se encuentra con que su tío Ben fue asesinado. Los policías tratan de calmar al muchacho, y le dicen que tienen al asesino rodeado en un edificio. Por lo tanto, Parker va a buscarlo a aquel edificio. Cuando lo tiene frente a los ojos, nota que es el ladrón que dejó escapar con el dinero (aquí surge un llamado a que alguien responda, Parker es llamado a responder, el sujeto es interpelado. Por lo tanto, este es un segundo tiempo lógico en el circuito de responsabilidad: las cosas fueron más allá de lo esperado y el sujeto no puede desentenderse de eso, porque eso interpela al sujeto, lo interpela respecto de la acción llevada a cabo en el primer tiempo. Este segundo tiempo es un suplemento respecto del anterior. Porque hay un exceso y el universo particular soportado en las certidumbres del yo se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo (6)).

En ese sentido, una serie de hechos aparentemente sin importancia (como dejar escapar al ladrón), se ven confrontados con un segundo tiempo que marca una interrogación, una pregunta que resignifica lo acontecido previamente y ubica una inconsistencia que parece señalar una emergencia de lo singular. Es en este sentido que hablamos de lo universal-singular, es un punto de exceso que destotaliza aquel universo previo (3).

Precisamente, a partir de este segundo momento, se resignifica el primer tiempo y aparece en Peter la idea de que pudo detener al asesino de su tío; si hubiera hecho lo correcto, Ben estaría con vida. Parker no puede dejar de pensar en la última vez que había visto a su tío: Ben había querido decirle algo: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.
En fin, en Peter aparece el autorreproche, la culpa. Esta última, en general, oculta las posibilidades para ser sujeto de la responsabilidad. Justamente, la figura de la culpa es el reverso de la responsabilidad: la culpa vela y devela algo de la responsabilidad. Devela en el sentido que nos permite un camino por donde rastrear algo de la responsabilidad. Precisamente, es la culpa la condición del circuito de responsabilidad, es la culpa la que obliga a responder (5).

(Cabe aclarar, que justo que el delincuente que Parker deja escapar, mate a su tío y no a otro cualquiera, es azaroso. Precisamente, el azar es casual, contingente, accidental, es decir, un suceso que acontece sin que el hombre pueda dominarlo.)

Hipótesis Clínica:
En un primer momento Peter Parker está inmerso en un universo particular, donde vive con sus tíos y va a la escuela. En determinado momento, Peter adquiere super-poderes por la picadura de una araña. Sin embargo, en cierta situación, decide no usar sus habilidades y deja escapar a un ladrón, porque este último le había robado a un hombre que no había sido honesto con Parker. Hasta este momento. Peter que, como todo neurótico, padece una inconsistencia de ser, busca garantías en el Otro, porque no soporta la castración. Esto tiene que ver con el universo particular de Peter y lo que se espera de él: justamente, cuando su tía y su tío le preguntan qué le pasa porque los ven raro. Parker les miente sobre sus nuevos poderes y trata de sostener la imagen que ellos conocían de él.
En un segundo momento, cuando Peter, usa sus poderes para encontrar al asesino de su tío, descubre que aquel era el delincuente que había dejado escapar. Es entonces donde se resignifica la primera situación y aparece la culpa. El universo de Peter desfallece. El sujeto es interpelado a responder. Se trata precisamente de soportar que el sujeto es castrado (pero no con la culpa), de hacerse responsable de su castración, por lo tanto de su propio deseo. Sólo así podrá saber hacer. Porque Parker es responsable, es responsable de desentenderse de las palabras de su tío: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Será a partir del suplemento de este segundo tiempo que Peter podrá hacer algo con aquellos poderes que posee y con ese mandato del tío (determinación).

Precisamente, a partir de la interpelación del tiempo dos y de la consiguiente culpa, Peter decide hacer algo con aquellos poderes que tiene y con el mandato de su tío: luchar contra los delincuentes. Es allí donde ubico un tercer tiempo en el circuito de responsabilidad, donde el sujeto hace algo con el efecto sujeto, queda atravesado por esa verdad (5). Peter cambia su posición subjetiva.
Y, en este tercer tiempo ubicamos el acto ético, es un acto que produce un sujeto diferente al anterior, un sujeto de deseo inconciente. Justamente, el sujeto del acto coincide con la responsabilidad subjetiva (5): ahora Peter Parker es El Hombre Araña. Su posición subjetiva ha cambiado y también su universo.

Bibliografía:
1-Dominguez, M. E.: La singularidad en los códigos de ética: ética y deontología. Y Addenda. El doble movimiento de la ética contemporánea: ¿una lectura posible sobre la singularidad en los códigos? En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
2-Lewcowicz, I: Singularidades codificadas. En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
3-Lewcowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
4-Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la trasmisión de l ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
5-D´Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
6-Dominguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: fundamentos. Letra Viva, 2006.
7-Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (cap II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (cap IV). En ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Materia: Psicología Ética y Derechos Humanos.
Cátedra: I
Profesor Titular: Juan Jorge Fariña.
Docente a cargo de la comisión: María Elena Domínguez.
Comisión 10.
Segundo cuatrimestre del 2009.
Alumno: Ramiro Borghiani.
D.N.I. 31.469.922



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: