Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El lado profundo del mar >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Facultad de Psicología

Segundo Parcial Domiciliario
Materia: Psicología,Ética y Derechos Humanos
Cátedra: I Prof. Tit. Reg. Juan Jorge Fariña
Comisión: 28
Profesora: Dora Serué
Alumnas: Goicoechea Virginia L.U 331998912/0
Vargas Yesica L.U 32273028/0

1º cuatrimestre 2010

Consigna de Evaluación

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

Estas consignas serán realizadas teniendo en cuenta a la película: "El lado profundo del mar" y el comentario de Oscar D’Amore: "Roban a un padre"

1. Responsable es aquel de quién se espera una respuesta. Sin embargo podemos diferenciar dos formas de responder. Por un lado, la responsabilidad jurídica llama a responder a un sujeto autónomo, consciente y capaz de responder por sus actos. Por otro lado, la responsabilidad subjetiva interpela al sujeto más allá del yo, implica dar una respuesta frente a lo que le sucede al sujeto, conceptualizando a éste como sujeto del inconsciente, que no es autónomo, ni dueño de su voluntad, ni de su intención; pero es responsable de aquello que desconoce de sí mismo.
En el comentario "Roban a un padre" realizado por Oscar D’Amore el analisis de la responsabilidad subjetiva se centra sobre el personaje de Ben Cappadora/Sam Karras, quien debe responder frente a la situación desencajada: "No eres Sam, sino Ben". En el texto D’Amore sostiene que tuvo lugar una restitución legal que sin embargo no tuvo efecto en lo simbólico. Sam/Ben fue tomado como un objeto de restitución, un objeto que no se sabe a que familia pertenece, quién es dueño de su propiedad legal ¿Cappadora o Karras? y en esa posición de objeto queda desresponsabilizado. Sin embargo a partir de dos situaciones D’Amore considera que se abre un espacio para que Ben/Sam responda: la decisión de su madre de dejarlo volver con su padre adoptivo y la posición de su padre adoptivo que lo acompaña en esta situación nueva para Ben/Sam. Creemos que a partir de estas situaciones el niño es considerado como sujeto en su singularidad más allá de los intereses particulares de sus familiares, por eso se abre un espacio para que responda. Se pueden ubicar algunos indicadores que dan cuenta del cambio de posición subjetiva. En un principio la familia Cappadora intento mostrarle a Ben/Sam cosas de su pasado como Ben y enseñarle a ser un Cappadora, sin embargo estos intentos no resultaban, como dijimos anteriormente la restitución legal no había tenido aun efectos en lo subjetivo, y cuanto más se insistía, más era reenviado a ser Sam Karras. En relación a esto consideramos pertinente relatar una escena de la película: Cuando Beth le muestra a Ben/Sam ropa de cuando era bebé, él reconoce el olor a cedro que la ropa tenia por estar guardada en el baúl, sin embargo cuando su madre le preguntó si lo recordaba, él le dijo que no, que quizás lo recordaba de la casa de su abuela adoptiva. La escena que el autor cita como indicador de un cambio de posición subjetiva es justamente la escena en que Ben/Sam le cuenta a su hermano Vincent que el olor a cedro de la ropa le recordó el haber estado escondido en el baúl. Podemos pensar que allí hay un sujeto que se hace cargo de eso que antes desconocía, que asume su responsabilidad subjetiva y tras ese momento cambia el curso de los acontecimientos. En ese olor a cedro encontró un elemento que restituyó las marcas de Ben Cappadora.

2. Respecto de la responsabilidad del sujeto se puede señalar un circuito de la responsabilidad constituido por tres tiempos lógicos, no cronológicos. El tiempo uno implica que todas las acciones e intenciones se llevan a cabo en concordancia con el universo de discurso del sujeto, nada se cuestiona, todo cierra. Podemos pensar que el tiempo uno se despliega en todos aquellos momentos en que para Sam Karras nada se cuestiona, él es hijo de la familia Karras, inclusive hasta los momentos en que él, aún habiendo sido restituido legalmente a su familia de origen, no quiere saber nada de Ben Cappadora. En la escena en que el olor a cedro le recuerda algo, él atribuye ese olor a una elemento de su universo hasta ese momento constituido: "quizás me recuerde a la casa de mi abuela"
En el tiempo dos algo cuestiona la solidez del universo constituido del tiempo uno, resignificándolo. Abre una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo y la posibilidad del surgimiento de una singularidad que demuestra la incompletud del universo previo. Podríamos ubicar este tiempo a partir de que para Ben/Sam el olor a cedro lo interroga y abre la posibilidad de que él pueda querer saber acerca de su origen. Esto lo podemos ver en una escena en la que el visita a su hermano y juntos recuerdan una vivencia de su infancia en la que Ben/Sam estaba encerrado en el baúl con olor a cedro.
Hasta ahora dijimos que el tiempo dos interroga y resignifica el tiempo uno, y a partir de esto se abre la posibilidad del tiempo tres, donde se verifica la responsabilidad subjetiva, implica una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un sujeto, es otro nombre del sujeto. En la película se puede ver que a partir de que Ben/Sam resignificó este olor a cedro como una marca de su verdadera identidad, se produjo un cambio en su vida, tomo una decisión que no sabe donde lo va a llevar, decidió volver a vivir con su familia de origen. Esto se puede ver en la ultima escena de la película donde su hermano le pregunta si va a ser para siempre, y él le dice: "no lo se, quizás si".

3. En toda acción humana hay tres dimensiones: necesidad, azar y responsabilidad. Las dos primeras (azar y necesidad) no son atribuibles a la responsabilidad pero la convocan, ya que llaman al sujeto a responder. La responsabilidad se puede pensar como el polo tensionante entre necesidad y azar, ¿Frente a eso qué le toco (necesidad) y coincidió (azar) que elige hacer el sujeto? ¿En qué posición se ubica (responsabilidad subjetiva)?
Entonces la necesidad puede ser definida como aquello que no atañe al sujeto, no tiene nada que ver con la voluntad ni con la intención del mismo. En la película consideramos que el hecho de que Ben/Sam haya sido robado y se le haya impuesto una vida construida a partir de una mentira, es algo que le tocó, queda del lado de la necesidad porque no tuvo que ver con su voluntad, sino que fue algo impuesto por otro.
Con respecto al Azar que tiene que ver con la coincidencia, la incertidumbre. podemos ubicar el hecho de que la familia Cappadora se haya mudado de ciudad justo a dos cuadras de donde viva Ben/Sam, y él haya ido a ofrecerse para cortar el pasto. Consideramos que esto es pura coincidencia.
Estos dos elementos convocan al sujeto a responder de alguna manera, lo interpelan a tomar una posición frente a lo que se dio.

4. Teniendo en cuenta el personaje de Ben/Sam podemos pensar que aparece la negación como una de las figuras de la culpa. Consideramos que la situación en que se le da a conocer su nueva identidad como Ben funciona como una interpelación subjetiva y es apartir de esta operación que surge la culpa, como un paso obligado hacia la responsabilidad subjetiva. Tras esta noticia Ben/Sam no quiere saber nada, quiere seguir con su vida como si nada hubiera pasado; entendemos esto como una figura de la culpa, la negación. En este personaje esta figura de la culpa funcionó como un paso hacia la responsabilidad subjetiva, ya que como dijimos anteriormente, tras un tiempo, luego de esta negación, empieza a abrirse un camino en el cual Ben/Sam permite interrogar-se acerca de su identidad.
En otros de los personajes que aparece la negación como una de las figuras de la culpa es su hermano Vincent. Pudimos ver a lo largo de la película, algunas escenas que dan cuenta de esto. Por ejemplo, la escena en la que él encuentra una foto de su hermano, y no le da importancia y luego cuando su madre le pregunta acerca de si había visto las fotos, él le dice "yo no pienso mucho en eso". Además, Vincent, a partir de que apareció su hermano, empiezaó a actuar de manera indiferente para con Ben/Sam. Recién al final de la película, Vincent le dice a Ben/Sam que él le había soltado la mano aquel día
en que se había perdido. A partir de esta escena, podemos entender el comportamiento anterior de Vincent como una figura de la culpa.

5. Para comparar el caso de la película con el caso de Ibbieta del cuento de Sartre "El Muro" haremos referencia a los tres tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad.
El tiempo uno en el caso de "El Muro" es cuando Ibbieta frente a los falangistas decide hacer la jugarreta y les dice que: Ramon Gris está en el cementerio. En este primer tiempo hay un sujeto bien afirmado, dueño de la situación, consciente de lo que hace y dice, con una intención, es el tiempo del ser de la testarudez. Podemos pensar que en la película este tiempo transcurre durante los momentos en que Sam/Ben no quiere saber nada sobre su origen, está seguro de su vida como Sam Karras, no se cuestiona nada; el olor a cedro no lo interroga, sino que es interpretado desde su universo de discurso.
Un tiempo dos en "El Muro" es cuando Ibbieta frente al panadero Garcia, se entera que mataron a Ramon Gris, que no estaba en la casa de su primo, sino en el cementerio, Ibbieta le pregunta al panadero: ¿en el cementerio?. Es el tiempo de un sujeto desvanecido, sujeto de la perplejidad , de la interrogación que resignifica el tiempo uno, lo interroga y hace caer la consistencia que existia hasta ese momento. En la película a partir de un momento el olor a cedro del baúl comienza a interrogar a Ben/Sam, dando cuenta de la incompletud de ese universo que para el parecía cerrado, abriendo la posibilidad de que se interrogue acerca de su origen.
El tiempo tres en el caso del muro, es cuando Ibbieta exclama:¡En el cementerio!. Se sorprende por aquello que ha producido como sujeto de deseo, sin planear de manera consciente las consecuencias de su jugarreta a los falangistas, esta frase que pronunció estaba en relación con su deseo de seguir viviendo.
En la pelicula el tercer tiempo lo ubicamos a partir de que el olor a cedro es resignificado y ubicado como una marca de la historia de Ben/Sam lo que permite el surgimiento de algo de lo singular, incluso de una vida nueva



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: