Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El lado profundo del mar >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA
PSICOLOGIA ETICA Y DERECHOS HUMANOS I
SEGUNDO PARCIAL
Prof. Adj. Regular: Fariña, Juan Jorge Michel
Alumnas:
Guarnido Maria Eugenia L.U
Pidal Vanesa Giselle L.U 31208889 0
Comision Nro: 9
Docente a cargo: Fariña, Juan Jorge Michel
Fecha de entrega: 10/06/2010

Consignas de la Evaluación

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

1. Tomando en cuenta el comentario propuesto por Oscar D Amore titulado “Roban a un Padre”, se puede decir que el personaje en el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es el de Beth Cappadora.
La historia se torna en relación a la familia Cappadora cuando su hijo de tres años llamado Ben desaparece. El hecho se produce cuando Beth Cappadora asiste con sus tres hijos (Vincent, Ben y Kerry ) a un evento que realizaban ex alumnos de la escuela a la que había asistido, cuando la mujer quiere registrarse en el hotel , ve que había demasiada gente en el lobby del mismo y decide pedirle a su hijo Vincent que cuide a su hermano Ben, en este momento en el que Beth se acerca al mostrador para registrarse, su hijo Ben desaparece. En este momento comienza una búsqueda desesperada por parte de la mujer hasta sucumbir en una profunda depresión. Nueve años después, y luego de haberse mudado a Chicago, un niño de 12 años golpea la puerta de los Cappadora para ofrecer sus servicios como jardinero, en ese instante Beth descubre que ese niño podría ser su hijo Ben y gracias a la ayuda de una detective, y de su cámara de fotos, descubre que su hijo ha vuelto y que vive a solo dos cuadras de su casa. La familia Cappadora de esta manera se pone en marcha para que restituyan a Ben a su hogar de origen.
El análisis de la responsabilidad subjetiva se puede apreciar cuando Beth comienza a considerar la idea de dejar ir a Ben , ahora llamado Sam, con su padre adoptivo al que este tanto anhelaba, Beth asume que tiene que tomar una decisión, debe reaccionar al respecto dado que Sam no se adapta a su nueva vida, en el texto Mosca J.C titulado , Responsabilidad, otro nombre del sujeto, el autor dice “La responsabilidad interpela a un Sujeto, quien debe, o puede, dar “respuesta”, responder, por su acto. La responsabilidad se refiere a la singularidad de un Sujeto en acto.” “El interés está puesto en la subjetivación de una acción, si es así ya no será una acción cualquiera, sino una que recae finalmente sobre el Sujeto, poniéndose éste en acto”.
La hipótesis Clínica podemos explicarla de la siguiente manera: Ben Cappadora había desaparecido, había sido robado. Cuando aparece después de nueve años, ya no era Ben Cappadora, sino Sam Karras.
No se pudo restituir el objeto niño, pero si se logró con éxito la restitución legal, aunque para Beth eso no fué suficiente ya que lo que se le habían devuelto era a Sam Karras y no a Ben Cappadora.
No se produce la restitución simbólica que es lo que a Beth la hace sentir vacía, había algo que no podía explicar, la imagen que sostenía en su mente no coincidía con la imagen real actual. Beth buscaba huellas que surtieran efecto en este nuevo niño, algún elemento que restituyera las marcas de la infancia de Ben.
Ese niño ya no era su hijo en el plano de la simbolización.
La búsqueda sin objeto es lo que pone en marcha la decisión de Beth de devolverle a Sam a su padre adoptivo.

2. Circuito de responsabilidad:
En un primer tiempo lógico, el cual está compuesto por una acción o conducta que inicia el sujeto para llegar a un fin , podemos ubicar la escena en donde Beth asiste a la fiesta aniversario con todos los graduados de su colegio secundario en un importante hotel de la ciudad de Chicago con sus tres hijos. Allí sucede la desaparición de su hijo Ben dado que, al haber tanta gente en el hotel, Beth le pide a Vincent que se quede cuidando a Ben y que no se muevan del lugar en donde estaban, para ella poder registrarse en recepción:
“Vincent, quiero que tomes a Ben de la mano. Bien fuerte. Puedes mirar todo y estar parado sobre este carrito. Pero tómalo de la mano mientras mami le paga a la señora”.
Cuando Beth vuelve, encuentra solo a Vincent, Ben no estaba. Comenzó a buscarlo alrededor, al no encontrarlo, comenzó a preguntarle a cada una de las personas si lo habían visto; entre todos realizaron una búsqueda organizada para poder encontrar a Ben, pero fue en vano. Pasaron cinco horas y Ben no aparecía, Beth entra en un estado nervioso crítico luego de varios días y meses de intensa búsqueda se encontraba en un pozo depresivo.
Como segundo tiempo logico, en el cual el sujeto recibe indicios de que la acción emprendida en el tiempo 1 (constituido, resignificado y ademas fundado por el tiempo 2) estuvo mal, que fue más allá o más acá de lo esperable, y recibe además elementos que lo interpelan respecto de la acción emprendida en el tiempo1, podemos situar, de esta mandera, la escena en donde Ben después de nueve años desaparecido, aparece tocando el timbre de la casa de la familia Cappadora (su familia biológica) Kerry abre la puerta y saluda amablemente a ben (lo conoce del colegio) inmediatamente se acerca Beth a la puerta lo mira a Ben y entra en un estado de shock. Ben la saluda y le ofrece su trabajo, cortar el pasto de su jardín, Beth acepta y Ben se dirige a su casa (a solo dos cuadras) para buscar la cortadora de césped. Beth guiada por la intuición de madre se dirige a una habitación donde guardaba su cámara de fotos, y espera ansiosa desde la ventana que Ben aparezca, a penas lo ve entrar con su cortadora de césped, le saca una innumerable cantidad de fotos para presentarlas en el juzgado.
Era Ben, con 12 años, pero no era el Ben que había desaparecido, era otro niño con otras costumbres impregnadas, ahora era Sam Karras, la familia Cappadora comienza entonces a realizar los trámites necesarios para que el niño sea devuelto a su hogar, cuando lo logran la felicidad irrumpe en el mismo nuevamente. Pero esa felicidad se opaca cuando el niño no logra adaptarse a su nueva familia y pide ver a su padre adoptivo, momento en el cual, Beth Cappadora comienza a pensar en la posibilidad de que Sam retorne a su anterior casa, Beth, aquí podemos ubicar un tiempo 3, en el cuan Beth sabe que tiene que tomar una decisión, trata de convencer a su marido y decide dejar ir a Sam, hecho que paradójicamente hace que luego el niño vuelva por decisión propia a la casa de los Cappadora.

3. En el film, podemos ver como el azar permite que la familia Cappadora recupere a su hijo desaparecido, dado que este último fue quien , de manera azarosa, se anuncia en la casa de los Cappadora para ofrecerse para cortar el césped.
Nos interesa ver qué hace la protagonista con este elemento del azar que aparece, entonces, podemos decir que frente a esta situación, y dada la necesidad de Beth de recuperar a su hijo, interroga a su hija Kerry preguntándole de donde conocía al niño y donde vive, al enterarse que vive a solo dos cuadras, realiza los arreglos para que el niño vuelva a su casa y así poder tomarle fotos y verificar , gracias a una imagen fotográfica que le había proporcionado la policía sobre como seria Ben en diez años, si ese niño que apareció en su puerta era el niño que ella tanto había buscado.
Hay dos modos distintos en los cuales el sujeto puede confrontar al campo de la responsabilidad, por un lado, la responsabilidad subjetiva interpela al sujeto más allá de las fronteras del yo, asentándose en la noción de sujeto del inconsciente, por el otro lado, la responsabilidad jurídica se plantea en función de la noción de sujeto autónomo, la cual restringe la responsabilidad al terreno de la conciencia. El sujeto de derecho es aquel que puede considerarse autónomo, capaz de hacerse responsable por las decisiones que toma. Por su parte. Freud responsabiliza al sujeto de aquello que desconoce de sí mismo, aquello de lo que el sujeto considerado autónomo no puede dar cuenta.
La hipótesis clínica se sitúa en la retroacción del tiempo 2 con el tiempo 1, siendo un efecto particular de cada sujeto. En Beth, podemos ver como renuncia a su deseo de recuperar a su hijo para que este pueda ser feliz, dado que el niño que recupera no es Ben Cappadora sino Sam Karras, al ceder a su deseo en función de la felicidad de su hijo, Beth reacciona, toma una decisión y lo deja volver al hogar donde fue criado.

4. Tomamos como figura de culpa a Beth Cappadora ya que ella, sede el deseo de recuperar a su hijo Ben y ser una familia como lo eran antes de la desaparición del mismo, en función de lo que siente que tiene que hacer para que Sam (Ben) sea feliz junto con su padre George, esto la lleva a tomar la difícil situación de dejarlo ir (responsabilidad subjetiva). Situación que se ve reflejada en la escena en la cual lo lleva a casa de George y se queda en el auto viendo como se aleja y se abraza con su “padre”.
La culpa por obligar a Sam/ Ben a vivir con ellos y adaptarse a su familia es lo que hace que Beth responda y decida dejarlo volver a su hogar.

5. En el cuento "El muro" de Jean Paul Sastre, podemos situar que el azar (dato natural y externo al sujeto, está por fuera de la condición humana) le jugó una mala pasada a Gris. Ibbieta quiso burlarse de esos oficiales severos y tuvo que pensar en decir alguna mentira para salvarle la vida a Ramón Gris, dijo que estaba escondido en el cementerio, Ibbieta sabía que él estaba oculto en la casa de su primo, pero esta vez el azar se tornó negativo, vino de la mano de la verdad y así fue como Gris perdió la vida. En cambio en el film "El lado profundo del mar”, lo azaroso se presenta positivamente, ya que Ben aparece llamando a la puerta de la casa de los Cappadora, su verdadera familia. El universo conspiró para que los puntos de intersección entre la condición humana y el orden natural se cruzaran en el momento y el lugar exactos y así fue como Ben Cappadora ausente durante tanto tiempo, vuelve a casa.

El Lado Profundo del Mar
Ficha Técnica
Titulo Original: The Deep End of the Ocean
Dirección: Ulu Grosbard
Producción: Kate Guinzburg, Steven Nicolaides
Guión: Stephen Schiff, Kenneth Hixon Jr.
Reparto: Michelle Pfeiffer, Treat Williams, Jonathan Jackson, John Kapelos, Whoopi Goldberg, Ryan Merriman, Cory Buck, Alexa Vega, Michael McGrady, Brenda Strong, Michael McElroy, Tony Musante, Rose Gregorio, Lucinda Jenney y John Roselius.
País: Estados Unidos
Año 1999
Género: melodrama
Compañía : Productora Columbia Pictures Corporation
ARGUMENTO
La película nos introduce en la vida de la familia Cappadora compuesta por Beth, Pat y sus hijos , Vincent , Ben y Kerry. La historia comienza cuando Beth llega al hotel donde se va a celebrar una reunión de su antigua escuela. En el hall del hotel se encontraban varias personas lo que provoca que Beth deje a su hijo menor (Ben) al cuidado del mayor (Vincent) mientras los pierde de vista por un momento para poder registrarse. Ben, su hijo de tres años, desaparece. La desesperación de Beth comienza en el momento de la desaparición de su hijo menor, hecho que hace que Beth comience a buscarlo incansablemente hasta sucumbir en una profunda depresión. Nueve años después, los Cappadora se mudan a Chicago para abrir un restaurante y a Beth le parece ver su propio hijo desaparecido, en el chico que corta el césped de su patio trasero. Frente a esta situación, Beth comienza a tomarle fotos a Sam y, con la ayuda de la misma detective de policía que años atrás la había ayudado en la búsqueda de su hijo, Beth, su marido Pat y su hijo adolescente Vincent ven como la familia vuelve a estar completa con la reaparición de Ben, que ahora se llama Sam y que ha sido educado por su padre adoptivo, George. El conflicto se sitúa cuando Sam no se adapta a su nueva vida, hecho que provoca que su madre tome una decisión sobre que hacer al respecto.
Bibliografía

D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
D’Amore, O.: Roban a un padre. En ética y Cine. www.eticaycine.org
Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: