por 

1- El comentario del film “el Lector” (“The Reader”) hecho por M. Fariña y D. Serué, es utilizado como punto de partida para profundizar y ejemplificar conceptos tales como responsabilidad subjetiva, la vergüenza, y otros tantos conceptos que se aclararán en el presente trabajo. El personaje sobre el cual se centra el análisis de Responsabilidad subjetiva es el de Hanna. Y no podemos plantear esto sin decir que la hipótesis clínica refiere a quién debe hacerse responsable (cargo) de qué y por qué. En este caso, la hip. Clínica refiere a que Hanna debe hacerse cargo de los crímenes genocidas que cometió o de los que fue participe. Aún haciéndose cargo también de su analfabetismo, el cual sirve de refugio a Hanna para “no leer” lo que realmente sucede y por lo cual siente vergüenza. ¿Cuándo puede hablarse de Responsabilidad subjetiva en el personaje?¿Cuándo toma conciencia de lo qué realmente declaró en el juicio?¿Qué se jugó del orden de lo ICC para qué Hanna se declare culpable de un crimen por el que se la juzga solo por el hecho de no enfrentar su vergüenza por su analfabetismo?
Tomando las palabras de Salomone, la Responsabilidad subjetiva interpela al sujeto mas allá de las fronteras del yo, sentando bases en la noción de sujeto del inconsciente; esto es porque el psicoanálisis plantea un determinismo ICC que hace que el sujeto sea responsable por definición. La Responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con lo que perteneciéndole le es ajeno, “es siempre imputable en término éticos”. En el film, Hanna es juzgada y condenada a cadena perpetua por los hechos genocidas que se le imputan. De acuerdo a los comentarios de Serué acerca del film, entendemos un nivel de responsabilidad subjetiva que respecta a la declaración de Hanna como “culpable” de un crimen que no cometió por otro que si le pertenece: El analfabetismo la avergüenza: haty figura de culpa por eso. Se puede resaltar el no saber leer y no solo libros sino también leer la situación que le toca vivir: Prefiere agravar su situación en pos de ese dolor de la humillación, de la vergüenza. Y es la vergüenza que nos pone en camino de un sujeto interpelado por aquello que le pertenece aunque sea vivido como ajeno y que lo perturba. Para la concepción subjetiva, Hanna es responsable de aquello que dice (declaración culpable), aquello que calla (vergüenza) y aquello que desconoce.
La función del análisis no es la de justificar su sacrificio sino la de interrogarlo. El analfabetismo es un síntoma: ser leído por otro. Es responsable subjetiva, ya que sin culpa no hablaríamos de tal concepto, y es en la figura de la culpa que se simboliza el analfabetismo como un síntoma. Cuando Hanna,a punto de recuperar su libertad nuevamente, se reencuentra con Michael, quien le pregunta acerca del pasado de Hanna (interpela el acto) y ella responde con un ¿”nuestra historia de amor?” desentendiéndose de qué quería el preguntarle. Ella en la cárcel aprendió a leer y eso le importa. Michael sostiene la imposibilidad de aproximarse a alguien que participó de un genocidio sin interrogarse sobre ello. Mediante su distancia, da a leer a ella que, para él, su acto es imperdonable. Hanna, que finalmente ha superado su analfabetismo, “alcanza a leer en Michael este último pre-texto” y luego mediante cierto ritual, se suicida. Es allí donde podemos hablar de la culpa, porque pudo leer aquello que realmente hizo, aquello que realmente cometió. Para culminar se afirma entonces, que no hay responsabilidad subjetiva sin culpa: No estamos hablando de culpa en el sentido tradicional…la culpa de la que hablamos en el presente informe, depende de una operación simbólica que vimos ejemplificada en esta película: la interpelación subjetiva.
2- El circuito de la responsabilidad se nos presenta de modo lineal y está compuesto por un tiempo 1 en donde hay una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en el que se encuentra el sujeto y en que supuestamente se agota en los fines para los que se realizó, este es un tiempo en donde el universo particular se mantiene en las certidumbres del yo, luego un tiempo 2, el de la interpelación subjetiva, ligada al tiempo de la acción(1) es ya una obligación a responder: la interpelación exige respuesta.
La respuesta puede ser una figura de la culpa, debe responder a la acción del primer tiempo para completar el acto subjetivo. Entiendo la situación planteando la escena del juicio donde Hanna es interpelada por los jueces, ella no hace caso a esas preguntas: no comprende por qué las demás niegan haber hecho lo que hicieron. No tiene problemas en explicar a los jueces cómo llegó a ser guardia de un campo de concentración: simplemente ofrecían un trabajo y ella lo tomó. Y explica con énfasis que no liberó a las prisioneras de un edificio en llamas porque su tarea consistía en impedir que escapen. Así, Hanna se declara “culpable”- marco aquí la Acción, el tiempo 1. Hanna cumple su condena sin interpelarse lo que ocurrió, parece distraída en el tiempo con una “Negación” (fig. de la culpa) y aprendiendo a leer con lo que Michael le ofrece, entretenida en mandarle cartas a él para que la “historia de amor entre ello” no culmine…Hanna no se pregunta el porqué en la cárcel. Desarrollando el síntoma de analfabetismo, angustiada por ello, comienza a preocuparse por empezar a leer, debido a las grabaciones de libros que Michael le envía desde el exterior (sin acercarse a verla). “Hanna comienza a leer”, comienza un período de lectura y como se ha mencionado no sólo de libros. Cuando Michael la visita llamado por la Sra. De la cárcel, para que se “haga cargo de ella” al salir de la prisión, dándole alojamiento y trabajo, es cuando se produce el encuentro de ambos protagonistas. Allí, Hanna continúa negando su Acto sin hacer caso a su declaración del Acto 1, como si no entendiese que está pagando una condena por un crimen genocida. Él introduce una pregunta, una acción, le pregunta por el pasado de ella y Hanna responde por la historia de amor, haciendo caso omiso al crimen por el qué pregunta Michael. EL hombre, ya no consigue acercarse a Hanna: Sostiene la imposibilidad de aproximarse a alguien que participó de un genocidio sin interrogarse sobre el. Allí, Hanna se interpela acerca de lo ocurrido. Cuando recupera su alfabetismo, “lee” esa acción de Michael, “lee” la situación ocurrida, el rechazo de su amante, lee que hay algo mas por lo que se la juzga y es imperdonable, al menos por quien ella ama todavía. De hecho, cuando Michael se va, ella se acerca como para un encuentro mas cercano, tal vez un abrazo o un gesto de aprobación, y Michael se va sin saludar si quiera. Ella vuele a su celda, junta sus cosas, se sube sobre una mesa cargada de libros, según el comentario de Serué, “y allí donde los libros no la sostienen” se suicida ahorcándose. “Es en ese instante de vértigo, en esa cuerda que se tensa, allí hay sujeto” La imposibilidad de Michael es la via por la que retornan a ella los efectos de su acto, para que pueda ella finalmente leerlos. Alli donde acción e interpelación se entrelazan, es que emerge una verdad no sabida, intolerable para Hanna, aali hay sujeto, allí hay responsabilidad. Allí hay acto subjetivo.
3-Si “Necesidad” establece una conexión entre causa y efecto, “Azar” desconecta esa relación. Necesidad hace referencia a(lo que J. C. Mosca denomina “determinación”) aquello que inexorablemente ocurrirá, de lo que no sabemos cómo ni cuándo pero sucede. Puede llamarse también “destino”. Mosca, relata que” a responsabilidad del sujeto se halla en la grieta entre necesidad y azar: es decir cuando rige completamente una de ellas o hay una mezcla de las dos no podremos mencionar la Responsabilidad. Pero, si existe una grieta entre ellas se jugará completa la Responsabilidad. Frente a lo complejo de la realidad, se puede incurrir en dos errores comunes: o bien, asignar responsabilidad donde no la hay y se juega algo del órden de la nec. O el azar, o de lo contrario, quitarle responsabilidad por asignación de estos conceptos cuando en realidad debe responderse por esta acción. En la película el lector, remitiéndonos a la situación plantada anteriormente (en el punto 2) No hay nada de azar o necesidad que se juega en el discurso. Podemos plantear el porqué del encuentro entre Hanna y Michael en la corte. Si bien ellos no se ven y ella es acusada y el un estudiante de derecho, no hay nada de lo causa y efecto para atribuir este encuentro a la necesidad. Considero que no hubo ningún hecho anterior que los siente a el de tstigo jurista el caso y a ella de acusada. Si, en este caso, correspondería hablar de Azar. No citando Responsabilidad en este encuentro en ninguno de los personajes, ya que prima el Azar, y se produce una desconexión entre causa y efecto. Si nos remontamos a como se conocen Hanna y Michael, podemos pensar que Hanna se acerca a Michael enfermo parado azarosamente en los pasillos de la casa de ella. Ella lo acompaña hasta su casa. Pasa bastante tiempo hasta que el se recupera y va a agradecerle a Hanna el gesto que tuvo. Comienza allí una historia de amor entre ambos, con diferencia de edad significativa, el estudiante y ella trabajadora en un tren. Podemos pensar algo del azar en esta historia como fue mencionado, pero lo que no podemos dejar librado al azar es el hecho de que ella lo acompañe hasta su casa ni el gesto de Michael de retribuir su ayuda. Se puede hablar aquí de necesidad si bien ninguno de los personajes mostro conscientemente la intención de que algo ocurra entre ellos, la causa provoco determinado efecto. Aquí comienzan a sucederse varios hechos de causas y efectos que no podemos reducir al azar. Aunque también podemos decir, que inconscientemente en ambos protagonistas “algo se jugó” para que se produzca tal unión que desencadene una relación de amor tan prolongada, aquí podemos hablar de que la responsabilidad pero esta aparece en un papel posterior, continuando la relación, donde la grieta entre necesidad y azar se desvanece, donde no prima ninguno de ellos, allí aparecerá la responsabilidad del sujeto.
4- Recordando, que, en este caso, la hip. Clínica refiere a que Hanna debe hacerse cargo de los crímenes genocidas que cometió o de los que fue participe. Aún haciéndose cargo también de su analfabetismo, el cual sirve de refugio a Hanna para “no leer” lo que realmente sucede y por lo cual siente vergüenza. Teniendo en cuenta los tiempos lógicos del acto, ya mencionados, la situación planteada como tal y el análisis propuesto, analizaré las figuras de la culpa que aparecen. Como respuesta a la interpelación subjetiva, se abren un abanico de posibilidades de respuesta. La respuesta como tal donde se configura el acto subjetivo, acción e interpelación se entrelazan. O, bien, se pueden formar las figuras de la culpa: Angustia, Síntomas, Intelectualización, renegación, proyección, Negación. En ellas la culpa no favorece al efecto sujeto (entendido como acto ético-donde se produce el sujeto de deseo ICC). Quedarse en ellas implica no completar el acto subjetivo. Estas figuras de la culpa pueden verse en Hanna, sobretodo la negación, que puede verse por ejemplo en la frase se Hanna : los muertos están muertos y que en la cárcel aprendió a leer; o en la pregunta de Michel acerca del pasa contestando ella por la historia de amor. Se acentúa el síntoma del analfabetismo, hay proyección en algún punto ella dice que obedeció ordenes y cumplió a la perfección su trabajo (obediencia debida).
La responsabilidad jurídica refiere puntualmente en la intención para definir la culpabilidad, partiendo de la concepción de sujeto. El sujeto del Derecho es el sujeto autónomo: de voluntad e intención. Capaz e hacerse responsable de sus acciones y decisiones. Considero que Hanna en vista de su falta de dominio de sus facultades intelectuales pierde su capacidad de autónomo y por tanto se considera que no no está en condiciones de gozar de la libertad de intención. Desde este discurso ¿tuvo plena conciencia de los actos por los que se la acusa?¿conocía realmente el sentido de la selección de las mujeres?¿sabía que se le estaba imputando?¿escribió la carta donde ella se responsabiliza de los hechos? Se puede pensar que su analfabetismo, y los rasgos de personalidad, la llevaron a cometer esas acciones en busca de responder fielmente y consecuentemente con las autoridades que la contrataron… Depende de qué discurso se sostenga es el juicio personal que podemos mantener. En algún momento ambos discursos se entrelazan, Michael, estudiante de derecho, se pregunta por intervenir con la apreciación del analfabetismo de Hanna, con lo cual bajarían la pena, pero asi traicionaría el deseo de Hanna, haciéndose ella plena responsable desde su posición de sujeto que decide callar por temor a humillación.
5- Conceptualmente, el caso de Ibbieta en el texto “el Muro” refiere a un sujeto Ibbieta, quien delata a su compañero Gris, por razones según el inexplicables, ya que en un intento por salvarlo y caer en su destino de muerte, delata a su amigo frente a los militares, enviándolo directamente a la muerte. Hanna en la película”el Lector” se declara culpable de un hecho que si bien cometió tampoco fue entendido por ella como tal debido a su analfabetismo y su vergüenza por declararlo. Luego al tomar consciencia de sus actos se quita la vida. En ambas situaciones, el acto de la interpelación resignifica la acción ¿involuntaria? Mejor llamada ICC de delatar en el primer caso de Ibbieta y de culparse en el caso de Hanna. En ambos algo del orden de lo inconsciente se jugó para la declaración que ambos personajes hicieron sin tener pleno conocimiento e intención de realizar. Ibbieta en su deseo Icc de “vivir un poco más” y Hanna en su deseo por mantener oculto su analfabetismo lo resignifica cuando”lee la responsabilidad que le toca”. Sin juzgar ninguna de las acciones de los protagonistas, podemos hablar de Responsabilidad subjetiva de ambos luego de interpeladas sus acciones.
Ambos protagonistas de análisis, estaban también bajo régimen militar a la hora de realizar sus acciones. EL porque debía decidir entre su vida o la de Gris; y Hanna porque tras el régimen nazi ella era quien cometía actos de genocidio obedeciendo órdenes de superiores cumpliendo su trabajo”…es difícil responder ante esta situación y desde lo jurídico sería respaldado por obediencia debida en el caso de Hanna…pero, de acuerdo con el texto de Calligaris, el sujeto es responsable de accionar bien en su labor y no concentrado en la matanza. Si hay obediencia no hay acto y esto reduciría responsabilidades. Ante una situación dilemática la salida es dar responsabilidades a quien les toque (desde lo jurídico y desde lo psi donde no somos tan libres porque todos tenemos responsabilidad ICC). Por último ambos textos nos permiten confrontarnos con hechos reales que dan cuenta de la responsabilidad en casos que suelen ser tomados a la ligera, dándole peso a factores como necesidad, azar , destino los cuales, quitan responsabilidades de hechos que quizás desde el discurso jurídico sean aceptables pero desde el discurso subjetivo no podemos dejar de prestar atención. Somos responsables de lo que hacemos, decimos, y sobretodo sentimos, a nivel Cc e Icc. Sería interesante plantearse donde se entrelazan ambos discursos para no quedar atado a una sola posición dejando de lado la subjetividad o por el contrario dejando de lado el discurso jurídico y caer en errores constantes de responsabilidad.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: