Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El maestro de música >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Profesor Titular: Fariña Juan José

Segunda evaluación
- Película: El Maestro de Música (Gérard Corbiau, 1988)-

Comisión Nº 15
Profesora : Mercadal Gabriela

Alumnos: Camps Jimena L.U: 317048040
Lizarraga Federico L.U: 333093440

2° Cuatrimestre -2010-

Consignas:

1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, con signando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente el efecto particularista.

1. El sujeto elegido para el análisis es el protagonista del filme, el personaje de Joachim Dallayrac que encarna el actor José Van Dam. Joachim es un gran cantante de ópera, que luego de una larga y exitosa trayectoria en el canto, decide retirarse de los escenarios.
La película comienza con el último concierto de Joachim en el cual, luego de cantar, anuncia su retiro ante un público que aunque lo ovaciona queda sorprendido ante la noticia. Luego de su retiro Joachim crea una escuela de música, que, en un comienzo es destinada solamente a una joven alumna (Sophie) y luego incorpora, obligándolo, a otro joven (Jean). Estos jóvenes son quienes luego de varias clases con el maestro deberán competir, en un concurso de ópera, con el joven protegido de quien fuera el principal enemigo de Joachim en su época de gloria. Finalmente los alumnos de Joachim concurren al concurso, pero el maestro decide no quedarse con ellos dejándolos solos en la competencia. Los dos jóvenes se enfrentan en un duelo con el discípulo del príncipe y resultan triunfadores, en ese momento Joachim muere sin poder saber que sucedió en aquel concurso.

El motivo de la elección del personaje, se debe a que los sucesos de la película se desarrollan en torno a la vida de Joachim luego de su retiro. El anuncio de su retiro genera un cambio de posición en él ya que abandona el canto por completo para dedicarse a enseñar. Aquí cobra importancia su deseo, porque su decisión hace que su vida cambie, interfiriendo esto en su carácter, en su relación con los demás personajes.
El momento del anuncio de la renuncia no pasa desapercibido en su vida, si no que va a ser determinante en los hechos que se suceden luego y va a generar interrogantes en Joachim interpelando su deseo y su posición subjetiva.

2. Respecto del circuito de responsabilidad ubicamos el momento que abre el circuito en el cual se desarrolla un acto, este es el tiempo 2 y es el tiempo de la interpelación. En la película este tiempo lo podemos situar en la escena en la que Joachim anuncia el retiro de su actividad como cantante. En este momento se ve interpelado su deseo de cantar debido a que lo que acontece conmueve al sujeto y lo interpela afectándolo internamente. Este es el tiempo “donde el universo particular soportado en la certidumbre yoica se resquebraja, posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo del mismo” . Esto nos lleva a pensar que lo acontecido no pasa desapercibido en su vida ya que lleva al sujeto a pensar que pasó previamente, es decir en un tiempo 1.
El tiempo 1 es “donde se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone se agota en los fines para los que fue realizada” .
Este tiempo va a estar resignificado por lo acontecido en el tiempo 2. En este punto podemos señalar un tiempo 1 en el momento en el que Joachim brilla como un exitoso cantante lírico premiado con honores lo cual queda demostrado en la escena de su retiro en donde es ovacionado por el público presente. Allí el último canto es entendido concientemente por Joachim como una acción que tiene la determinación de un único objetivo, su retiro. Suponiendo que el objetivo se acaba en eso.
En el interjuego entre el tiempo 1 y el tiempo 2 se produce la retroacción del tiempo 2 sobre el 1, esto es lo que permite la aparición de algo del orden de lo singular que demuestre el “no todo” del universo previo junto con el derrumbe de los ideales que los sostenía. Surge el interrogante acerca de que fue lo que sucedió para que dejase de cantar, esto significa que hay una situación previa que se resignifica.

Con respecto al tiempo 3 es importante señalar que es el tiempo que implica la responsabilidad subjetiva en una toma de posición respecto al propio deseo, es decir un sujeto que “se haga cargo” de su deseo inconciente y que pueda darle curso al despliegue del mismo. Este tiempo no está presente en la película, ya que Joachim no se hace responsable de su deseo, es decir, siguiendo la lógica de los dos tiempos anteriores, en el filme este tiempo se puede pensar de dos diferentes formas, por un lado la interrupción del mismo por la irrupción de algo de lo real, su muerte y por otro lado la ausencia del mismo en un momento anterior al suceso de su muerte, cuando decide no quedarse acompañando a sus alumnos en la competencia, es allí donde se aparta la aparición de su deseo y evita hacerse responsable de él.

3. La responsabilidad subjetiva podemos situarla entre dos categorías: la necesidad y el azar. Por un lado, la necesidad refiere a lo determinado, aquello que le es externo al sujeto. Por otro lado, el azar es aquello que se encuentra ubicado por fuera de la voluntad humana, lo que es incierto. Si es posible referir los hechos o dichos de un sujeto a estas categorías, la distancia entre el tiempo 1 y el tiempo 2 se explicaría a través de las mismas volviéndose la situación pertinente sin que emerja cambio alguno en el sujeto. Así, lo estaríamos desresponsabilizandolo debido a que justificaríamos que hizo de tal o cual manera por determinismo o azar.
En relación al acto de Joachim, retirarse del canto sin que justifique el porque de su decisión, podemos señalar que no es un acto determinado por la necesidad y tampoco por el azar. Si bien durante el desarrollo de la película, Joachim da muestras de algún problema de salud el cual pueda afectar su carrera, no es este el motivo que justifica su retiro, ya que el interjuego entre el tiempo 1 y el tiempo 2 no puede ser explicado completamente por la necesidad y/ o el azar.
El acto de Joachim está del lado de lo que le es propio como sujeto, es decir que su decisión no está determinada por algo externo como lo son sus problemas de salud ni por algo del destino, si no que se trata de su propio deseo. Es su deseo inconciente el que está puesto en juego en esta decisión. Y por lo tanto el maestro es responsable de su acto como sujeto.
En este sentido, irresponsable es todo aquel sometido a algún Otro, sea bajo la forma de azar o las determinaciones del destino. En realidad, cuando las categorías de azar y necesidad no agotan lo acontecido, se zanja la responsabilidad subjetiva en medio de ellas, denotando algo de otro orden, algo que si bien le es ajeno al sujeto, le es propio; no es algo externo ni del destino sino que se trata de su propio deseo.

4. En cuanto al Ser de la Responsabilidad planteamos la siguiente hipótesis clínica sostenida desde un interrogante: ¿De qué es responsable el sujeto?
En la película vemos como el protagonista no se hace responsable, ya que de lo que tiene que hacerse responsable es de su propio deseo.
Joachim amaba cantar y su deseo estaba puesto en esa actividad, al retirarse de los escenarios no es a lo único que renuncia, ya que deja de cantar también en otros ámbitos más íntimos y se siente molesto ante los cuestionamientos de los demás.
Esta renuncia al canto por parte de Joachim pone en evidencia la relación que existe entre el deseo y la falta. En este punto podemos señalar que lo que no puede soportar Joachim es el encuentro con esa falta que le produciría un eventual fracaso en el canto. El no poder ver la falta se explica con el hecho de retirarse antes de fracasar en algo en lo que había sido exitoso siempre. Joachim no puede encontrarse con su propia castración y renuncia a su deseo de cantar por miedo a perder sus honores.
Por otro lado, el no poder encontrarse con la “no completud” del sujeto hace que le sea insoportable encontrar errores en sus propios alumnos como así también el hecho de no concurrir al concurso muestra que no podría tolerar una eventual derrota por parte de los jóvenes.
Es importante señalar que el no poder enfrentarse con la falta, ya sea en él o en sus alumnos que lo representan, impide que el deseo pueda llevarse a cabo, es decir que no se motoriza el deseo.

Un posible tiempo 3 en el que el sujeto se hace responsable de su deseo podría plantearse que Joachim actué de forma diferente luego de su renuncia. Podría haber creado una escuela de música donde poder seguir vinculado a lo que ama pero desde otro lugar, desde el lugar de la experiencia y la enseñanza, brindándoles a sus alumnos sus conocimientos y su apoyo. Una posible escena que tenga en cuenta el hacerse responsable estaría ubicada en el momento en que sus alumnos concursan, si el hubiese estado presente allí estría enfrentando ese momento difícil de la competencia que lo haría enfrentar con la falta tolerando tanto el perder en la competencia como el ganar.

5. De acuerdo a las categorías de la moral y la ética, podemos señalar por un parte que, la moral de lo particular remite a aquel efecto de grupo y sistema de códigos compartidos. Esto lo podemos ubicar en la película al momento en que Joachim, de acuerdo al universo del discurso compartido y consensuado, “debe” anunciar su retiro al público presente. En el “deber anunciar”, se observa algo de la pauta moral, la obligación moral, la cual se corresponde con los sistemas particulares. Su conducta se ubica como una conducta social que ejerce entre otros.
Ahora bien, por otra parte, de acuerdo a lo propiamente humano aparece lo referente a la ética, la cual si bien puede soportarse en tales imaginarios de la moral, siempre los excede. Lo universal-singular de la ética no puede ser colmado por ningún sistema moral. Esto se ve en el tiempo 2, donde surge lo propiamente humano en Joachim cuando se pone en juego su deseo, deseo que le es propio y lo singulariza como sujeto. Este tiempo aparece como un indicador que señala un exceso en lo acontecido, aquí el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la aparición de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo del mismo, este es el momento propicio para la emergencia del universo previo junto con la caída de los ideales que allí lo sostenían. Lo singular es el modo en que en la vida de Joachim, irrumpe algo que desorganiza su posición anterior. Lo singular del acto ético posiciona a Joachim como un sujeto frente a su soledad, frente a su deseo y por lo tanto frente a su castración.
Si la moral remite a cierta contingencia, la ética va más allá y el tiempo 2 evidencia ese más allá necesario para la emergencia de un acto creador en el que el sujeto deja de ser creado por el Otro y comienza a crear.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: