por 

Psicología, Ética y Derechos humanos

2° Parcial domiciliario

Alumna: Cailotto Anabella D.N.I.: 32.188.268
Profesora: Samolevich Ianina
Comisión: 1
1° cuatrimestre - 2010

Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
La responsabilidad subjetiva, a diferencia de la responsabilidad jurídica, confronta al sujeto con aquello que perteneciéndole le es ajeno. Ajenidad que no es sinónimo de inimputabilidad sino que los motivos inconscientes de la acción responsabilizan al sujeto. Es decir, responsabilidad que atañe al sujeto en relación a aquello que desconoce de sí mismo.
El personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Monsieur Pignon. Este personaje, divorciado y con un hijo que lo considera aburrido, pierde el trabajo. El se describe a su vecino, Jean Pierre Belone, como “un desastre, sin mujer, sin hijos y ahora sin trabajo”. Frente a esto, su vecino le propone recuperarlo mediante la “salida del placard”. Pignon acepta esta propuesta, con el fin consiente de conservar su trabajo. Con esta idea no solo recupera su trabajo sino que se vuelve padre para su hijo. En el texto sobre la película, Elizabeth Ormart dice: “el joven prefiere un padre homosexual a un padre aburrido. Las insignias de homosexual han operado como credenciales de paternidad y ahora tiene existencia como padre”. Lo que lo que hace que se “vuelva” padre no es su homosexualidad sino que esto le dio es estatuto de sujeto deseante. La autora explica diciendo: “lo que funda la función paterna es la perversión, per-version, pere-version, o sea, en la perversión hay algo de la función del padre, versión es decir, orientación. La versión de padre, la versión de su deseo, es lo que funda realmente su función de padre, de que su deseo sea causado por un objeto. Para Monsieur Pignon, el deseo estaba aniquilado. El deseo estaba aplastado por la obediencia. La obediencia obsesiva como modalidad de protección contra la falta, había hecho del protagonista la sombra de un hombre, la fachada de un padre […] y en tanto sujeto deseante, barrado, en falta, puede representar la ley y transmitirla a su hijo”.
Esta podría ser la hipótesis que plantea la Omart.

Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
El circuito de la responsabilidad consta de tres tiempos lógicos. El primer tiempo lógico es donde el sujeto realiza un acto con intención consientes para llegar a un objetivo. Es el tiempo de las certezas, en donde el sujeto cree que tiene todas las respuestas. Según Alejandro Ariel, un acto implica una decisión tomada por fuera de los otros, sin los otros. Es una decisión de alguien que no se retrasa, que no se precipita, que no se calcula y que no espera. Este autor considera al acto no como una acción. En la película este primer tiempo lógico sería “la salida del placard” con el objetivo de preservar su empleo.
Siguiendo a Ariel, un acto implica una decisión que tiene consecuencias para quién lo produce y también para los otros. Esto queda ejemplificado en la película en el personaje de Santini, quien tiene problemas matrimoniales por comprar un pulovers color rosa para Monsieur.
El segundo tiempo, es la del sujeto interpelado por aquello que, aunque vivido como ajeno, le pertenece y perturba su intención consiente confrontándolo a un punto de sin sentido. Este punto de inconsistencia llama al sujeto a responder. Como dice Elizabeth Ormart “el misterio de su incierta sexualidad le presta un brillo fálico perdido y se vuelve objeto de seducción, de amor y rivalidad. Se vuelve un hombre, incluso un padre”, este podría ser el segundo tiempo lógico en donde Monsieur Pignon consigue algo más de lo que se proponía en el primer tiempo.
En la película, el último tiempo lógico podría ubicarse cuando frente a una conversación con su jefe, Pignon le dice: “soy un mentiroso, no un homosexual”. Con esta frase queda claro que Pignon se hace responsable de llevar a delante una mentira, hacerse pasar por homosexual.

Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
Cuando Monsieur Pignon está en el balcón de la casa a punto de tirarse, se escucha la voz de su vecino diciendo: “no se tire ahí sobre mi coche”. Esta frase hace que el protagonista de un paso atrás sobre la acción que iba a realizar. Seguidamente a esta escena el mismo vecino expresa, mediante un papel que arrogado por debajo de la puerta, “devuélveme mi gato”. Se refiere a un gato se encontraba en el balcón.
Estas dos situaciones estarían relacionadas con el azar. El sujeto no puede hacer nada frente al azar, frente a lo inexorable.

Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
Anteriormente se hablo del acto no como una acción sino como decisión. El acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva, mientras que acción está del lado de la responsabilidad jurídica. Gabriela Salomone cita a Jinkis, este propone que por el solo hecho de “saberse” culpable de un acto permite, al sujeto, la posibilidad de una responsabilidad subjetiva. Junkis define responsable de la siguiente manera: “no digo consciente de lo que hace ni que se hace cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice”. Además dice: “responsable, aquel de quien se espera una respuesta”. Es decir, que para que allá una respuesta se tiene que pasar primero por la culpa, en la que ya no cuenta la intención consciente pues introduce la dimensión deseante. La culpa como condición para el circuito de la responsabilidad, es la que obliga a responder.
En una de las escenas de la película, se encuentra Monsieur Pignon en la casa de su vecino (luego de haber sido golpeado por ser homosexual), este le dice al gato: “por tu culpa estoy así… si no hubiera fingido ser lo que no soy, no me hubieran pegado”. Esta podría ser un tipo de respuesta por medio de la proyección, en donde si el culpable es el otro yo no soy responsable.

Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre)
Lacan expresa que de la única cosa de la que puede un sujeto ser culpable es de haber cedido su deseo. El sujeto cede en el deseo para amoldarse a los mandatos del superyó. Renuncia al deseo para gozar del sometimiento. A Ibbieta se le atribuye el deseo de sobrevivir a cualquier precio, así como a Monsieur se le puede atribuir el deseo secreto que “volverse un padre para su hijo”. En ninguno de los dos casos los personajes cargan con la culpa de traicionar el deseo pero si ambos cargan con la responsabilidad de sus actos. Ibbieta no es responsable de la muerte de Ramón Gris, así como Monsieur no es responsable de que los demás crean que es homosexual. Ambos si son responsables de querer engañar al Otro.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: