por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Etica y Derechos Humanos

Prof. Adj. Interino a cargo: Juan Jorge Michel Fariña

PARCIAL DOMICILIARIO

Docente: Federico Ludueña

Comisión: 08

Alumno: Rafaldi, Mauro Jesús – L.U: 324372830

Sayol, Ana – L.U: 326705000

El análisis de la responsabilidad subjetiva de la película “El Placard” se centra en el personaje de Francois Pignon, un contador de una empresa que se dedica a fabricar condones.
La película comienza con la toma de la foto anual de la empresa, en la que él, como no entraba en el cuadro, decide no salir (“posición objetiva”: luego explicaremos a que nos referimos). Luego, en el baño de hombres, oye una conversación entre el fotógrafo y el Jefe de Personal (Felix Santini) en la que se entera que será despedido de la fábrica en la cual trabaja hace veinte años.
- pobre- dice el fotógrafo
- es un idiota- dice Santini
Se ve también una conversación entre su jefa del departamento de contaduría (Srta Bertrand) y la secretaria de esta sobre su despido.
- es muy aburrido- dice la secretaria
- pero es muy buen contador- dice la Srta Bertrand
- pobre- dice la secretaria
Pero cuando Francois les pregunta si ellas sabían algo, le dicen que no.
Lo primero que hace Francois es tratar de llamar a su ex-mujer de la que él sigue enamorado pero ella no quiere atenderle el teléfono. Luego nos enteramos que hace 2 años que no se lo atiende y que hablan mediante los mensajes que él le deja en el contestador. Su hijo tampoco quiere atender el teléfono, piensa que es aburrido y no le interesa verlo. Francois se siente insignificante, siente que su vida está vacía y hundido en una suerte de depresión intenta suicidarse. Cuando todo parece reducirse a un círculo vicioso de depresión, sentimientos de vacío y desesperanza y la muerte aparece como la única solución, algo sucede. Su nuevo vecino (Belone), quien no por casualidad es un psicólogo de empresas retirado, entra en escena de forma impositiva, lo fuerza a que le cuente por que se quería tirar por el balcón. Francois, quien realmente no quería hablar con él, termina agradeciéndole que lo salvara. Es allí cuando se produce un primer giro en el film.
Su vecino le propone que "salga del placard", es decir, que se declare homosexual, aunque no lo es, por lo que esto requeriría una farsa y así podría evitar ser despedido ya que la fábrica no querría entrar en conflicto con la comunidad homosexual.
Francois acepta la propuesta y logra no ser despedido. El Universo se presenta como completo al poder dar cuenta de toda la situación. Pero en un segundo giro del film "aquello que era ya no es".
La hipótesis clínica (lazo asociativo entre el TIEMPO 1 y EL TIEMPO 2) que la autora Elizabeth Ormart propone al respecto es que “Monsieur Pignon se ha acomodado a las exigencias de los otros, es un individuo adaptado. Sus pretensiones se reducen a mantener un trabajo en el que su opacidad sea tolerada para mantener a una mujer y a un hijo que no lo toleran (…). De un empujón está afuera, de la foto, del trabajo, de la vida.” Como dice la autora, este “empujón” hace tambalear su fantasma (su Universo, el discurso en que se halla inmerso).
Para nosotros, esto se puede ver en la necesidad de un discurso de un Otro (amigo-padre-autoridad) que aparece ante la situación de vulnerabilidad. El indicador sería la forma en que acepta la intromisión en su vida y la propuesta (un tanto impositiva) de su nuevo vecino Belone.
Una segunda hipótesis que se nos ocurre a nosotros es acerca de la elección de la simulación de la homosexualidad para conservar el trabajo. Así como la elección de la palabra “cementerio” para Ibbieta, tampoco consideramos inocente la elección específica que realiza Francois. Si bien le es sugerida, o impuesta esta posibilidad, el en ningún momento busca otras opciones. Podríamos suponer que la elección podría estar sujeta a una necesidad de romper con el molde de su vida y con “la manera en que los otros lo miran” (Belone).
1º TIEMPO: el personaje lleva adelante una acción determinada, en concordancia con el universo del discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, que el personaje entiende que se agota en los fines para los que fue realizada.
Consideramos como primer tiempo lógico del circuito de responsabilidad, el momento en que acepta llevar a cabo el plan que le “sugiere” el vecino. Como indicador situacional podemos marcar el momento en que le entrega a Belone las fotos para que las falsifique. Tomamos este momento porque consideramos que es el momento en que la decisión que se ha tomado no tiene vuelta atrás. Al día siguiente, Francois tiene dudas sobre el plan ya que no sabe cómo va a hacer para simular ser gay. Le pregunta a Belone si ya ha enviado las fotos y este le dice que sí.
Relacionándolo con el cuento “el Muro”, podemos ver que también en este cuento, el personaje decide realizar una acción pensando que los fines de esta serán solamente los que él consideró. Por ello, decide realizar una broma a los falangistas y enviarlos a perder el tiempo buscando a Gris en el cementerio.
2º TIEMPO: es una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen en aviso de que algo anduvo mal. Su acción iniciada en el tiempo 1, fue más allá o más acá de lo esperado. Tuvo resultados que el personaje no esperaba. Es en este tiempo que el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo. “Su pretendida farsa ha sido calculada para reinsertarlo en su apagada existencia pero esto no tiene retorno. El calculo anticipa una verdad incalculable” ( Ormart) . Esa verdad incalculable se vera más adelante.
El segundo tiempo lo consideramos en base a las respectivas repercusiones que tuvo hacia cada personaje secundario (Felix Santini, Srta Bertrand, Frank, el hijo).
En primer lugar esta el cambio de actitud que tiene Félix hacia el. Aquí interviene un elemento de azar que Francois no podría haber tenido en cuenta. Sucede que el jefe de Santini decide hacerle una broma y le dice que si no muestra un cambio radical en su forma de tratar a los homosexuales en general y a Francois en particular, su trabajo corre peligro. Esto desemboca en una cena con Francois, un regalo a este por su santo, una pelea de Felix con su mujer que lo abandona y una invitación final a Francois a vivir con él. Ante la negativa, tiene un arranque de violencia en el que trata de matar al personaje principal, lo echan del trabajo y lo internan.
En segundo lugar está el momento en que la jefa, intrigada sobre la veracidad de las fotos decide comprobarlo “en carne propia”. Una noche, en la que se habían quedado tarde por trabajo, lo indaga sobre la veracidad de la historia y de las fotos pero Francois insiste en que es todo real. En un momento que él se recuesta, ella decide fijarse si tenía en el brazo el tatuaje que tenía la persona de la foto. Esto continúa con una acusación de Francois al presidente de la empresa, de abuso sexual de la Srta Bertrand, impulsada por su vecino, y su posterior extinción de contrato.
Y por último el cambio de actitud de Frank hacia su padre. Cuando lo ve en el desfile gay al que el presidente de la empresa lo “invita” a ir, entiende que su padre no es tan aburrido como él pensaba y acepta ir a verlo y comer con él sus “fideos con salsa de tomate y albahaca”. De un momento para otro se convierte en su confesor y su hijo prende un cigarrillo de hachis durante el almuerzo.
Como podemos ver, algunas de las consecuencias inesperadas de la decisión tomada en el tiempo 1 son positivas para el personaje y otras son negativas para él y para los otros personajes.
Esto encuentra el punto de relación con el caso Ibbieta en que su acción iniciada en el tiempo uno fue mas allá de lo esperado. Lo que para Ibbieta era una broma a los falangistas termina siendo la condena de su amigo, ya que intervienen elementos de azar, como la pelea de Gris con su primo y la decisión de este de esconderse en el cementerio. Igual hemos visto que la elección del cementerio no tiene tanto de azaroso como podríamos pensar.
3º TIEMPO: el tercer tiempo es aquel en el que el sujeto realiza un cambio de posición subjetiva, y se hace cargo de su posición inicial que lo llevó a tomar la decisión, que si bien él esperaba que tuviera determinados resultados, fueron otros los que se dieron.
Como separamos el tiempo 2 en 3 resultados para con 3 personajes secundarios diferentes, haremos lo mismo con el tiempo 3.
En primer lugar, cuando Santini es echado de la empresa por atacarlo, él habla con el presidente de la empresa para que lo reincorpore y le arman una fiesta de bienvenida.
En segundo lugar, cuando el presidente decide echar a la Srta Bertrand y promover a Francois al puesto que ella dejaba libre, él habla con el presidente para que eso no sea así, lo cual también genera un cambio en la forma en que esta lo mira, que desemboca en un romance entre ambos cuando él le reconoce que fue todo una farsa.
El último cambio de posición subjetiva involucra también a su ex mujer. Ella, quien no lo había querido atender durante dos años, lo invita a cenar cuando lo ve en la televisión. En la cena, le exige una explicación. Por fin él, logra darse cuenta que no seguía enamorado de ella sino que había estado obsesionado, se lo dice, le dice que no es gay y que lo hizo para sostener su empleo. Pero cuando ella le dice que se lo va a decir al hijo, él la frena y le dice, -te prohíbo que lo hagas, vos lo criás mal y ese chico necesita un padre, homosexual o no-. Vemos el cambio de posición subjetiva con relación a su familia.
Vemos aquí las verdades incalculables que antes habíamos mencionado. La homosexualidad de Santini, el amor de su jefa hacia él y la realidad de sus sentimientos hacia su ex esposa y los de ella hacia él (“sos una mujer mezquina que nunca supo darme ni una gota de amor” le dice).
Ahora vamos a aclarar a que nos referíamos con posición objetiva y con cambio de la misma. En la foto del principio de la película, Francois acepta no salir en la misma para que no se pierda más tiempo con la toma, para no molestar. La película termina con la toma de la misma foto, un año después, en la que Francois otra vez no salía. La diferencia está en que esta vez, decide empujar a todos, y sacar del cuadro a los dos homofóbicos que lo habían golpeado en el garaje.

Como elemento de necesidad presentes en la película podemos señalar la situación crítica que se le presenta cuando se entera que va a ser despedido. Este hecho le genera un dilema de vida, tal como en la historia de Sartre, donde Ibbieta debe elegir, su vida o la de Gris. Consideramos la supervivencia del más apto (en este caso expresada en la supervivencia del más necesario en el trabajo) como elemento que la naturaleza le impone al personaje y sobre la cual este no puede realizar cambio alguno. Se ve obligado a elegir entre algo muy malo o la muerte, elección última de todo ser humano.
Como elementos de azar podemos establecer en primer término, el hecho de que en el mismo momento en que toma la decisión de intentar terminar con su vida, aparece el personaje del nuevo vecino, quien casualmente había atravesado una situación similar y estaba dispuesto a ayudarlo.
Así, entre la necesidad y el azar, se configura la responsabilidad como dice Fariña. Entre una situación sobre la que no tiene control alguno y que lo obliga a actuar y la intervención del azar, queda conjugado su aceptación del discurso del Otro en un primer momento (la propuesta de Belone) y su posterior cambio de posición subjetiva que desemboca en su reconocimiento de que se había dejado decir qué hacer durante toda su vida, porque se sentía insignificante. Adopta una posición de decisión.
Como figuras de la culpa podemos ver primero una culpa proyectada al gatito que le hace conocer a Belone (es una forma irónica y disimulada de culpar a Belone) cuando lo golpean en el garaje. Le dice- si no fuera por ti, sería un desocupado pero estaría sano-.
Luego si podemos ver las figuras de la culpa auto referenciales que aparecen cuando se generan resultados negativos de las acciones que llevó a cabo en el tiempo 1. Vemos remordimiento por la farsa que está llevando a cabo, vemos auto reproches, y por último arrepentimiento con el intento absurdo de volver todo a 0, diciendo la verdad a todos.
Teniendo en cuenta que la farsa que lleva a cabo Francois no genera daños y perjuicios sobre ninguno de los otros personajes, más que los citados, que él mismo se ocupa de resarcir, no podemos hablar de responsabilidad jurídica.
CONCLUSION:
Francois debía elegir entre entregarse a su destino de ser ignorado, insignificante, dejándose vencer por la depresión y hasta tal vez acabar con su vida o enfrentar su existencia y desafiar la “completud” de su Universo. En esto, al personaje le cabe una responsabilidad. Se espera de él una respuesta que suponga un cambio en su posición frente a las circunstancias. En esta transformación en la que debe “asumir” la vida, él mismo será el primer sorprendido.

BIBLIOGRAFIA:
C. Mosca: “Responsabilidad: Otro nombre del sujeto”
J. Fariña: “Responsabilidad: entre necesidad y azar”
D´amore: “Responsabilidad subjetiva y culpa”
Domínguez: “Los carriles de la responsabilidad: el circulo de un análisis”
E. Ormart: Comentario sobre la película.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: