Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > El secreto de sus ojos >

por 

SEGUNDO PARCIAL
ETICA Y DERECHOS HUMANOS

“El secreto de sus ojos”

Profesor: Eduardo Laso
Alejandra Martinez

Alumnas: Noelia Blanco
Eliana Cobos

Comisión: 4

Primer cuatrimestre de 2010-06-21

Tomando en cuenta el comentario del film ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto?. En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

Ubicamos la responsabilidad subjetiva en el personaje de Ricardo Darín, “Benjamín Esposito”, ya que habita en él un deseo inconsciente, un saber no sabido, pero, sin embargo, actúa conforme a éste. Luego de la muerte de Pablo Sandoval, decide irse a Jujuy para estar a salvo, Irene lo va a despedir a la estación de trenes, es un momento en el cual se puede ver que hay un sentimiento mutuo, pero ninguno se hace cargo de lo que siente. El siguió su vida y luego de 25 años cuando retorna a Buenos Aires a raíz de diversos acontecimientos, como el comenzar a escribir la novela, se interpela y sale a la luz el deseo inconsciente y se responsabiliza ante el mismo.
Se hace responsable de su historia, de su modo de vivir. Termina respondiendo por sus actos, se termina haciendo cargo de su accionar
“ (…) si el hombre por el lenguaje habla sin saber lo que dice, aquel deseo lo vuelve responsable de lo que dice, mientras las formas de traicionarlo, que parecen converger en ese no-saber, envuelven al sujeto en las brumas flotantes de una culpabilidad morosa”
Cuando el personaje de Benjamín, se despierta entre sueños y escribe en un papel “TEMO”, se deja vislumbrar que aparece algo de su deseo trastocado por el lenguaje. En verdad el temía y amaba, temía hacerse responsable por no saber, por la incertidumbre que le producía el hacer conciente de su deseo y amaba a Irene, pero no podía hacerse cargo de tal sentimiento.
Ahora bien, tomando en cuenta el comentario del film, la responsabilidad subjetiva recae sobre “Ricardo Morales”, el personaje que encarna Pablo Rago. El autor nos propone pensarlo desde el punto de si le cabe algún tipo de culpa, desde lo subjetivo, debido a que es él mismo el que se condena durante toda su vida a vivir de recuerdos, y más aún si inferimos que al condenar a cadena perpetua al asesino de su esposa, se condena a sí mismo.
Según nuestro criterio está influenciado por la subjetividad de la época, el poder judicial inoperante en la Argentina, lo hizo actuar de ésta manera, ya que no consigue justicia por la vía apropiada.
Morales condena al asesino de su mujer, y lo encierra, la tortura que le impone es la de estar en cautiverio sin hablar, solamente encerrado en 4 paredes, es la destrucción misma del semejante. No le gustaba la idea de la muerte para Gómez, si no que pague día tras día lo que hizo con “vida”.

Los indicadores que propone Juan Fariña, los toma de 5 escenas, ellas son:
1) Cuando Esposito lo va a visitar a la casa donde vivía en el campo, y ve en la repisa un portarretrato con la foto de Liliana. Uno se puede preguntar, por qué aún sigue viviendo de ese recuerdo, qué es lo que le pasa que no puede cerrar ese capítulo.
2) Cuando Esposito descubre en el álbum de fotos a un hombre que la mira de una manera muy especial. Se lo muestra a Morales, éste se pregunta como no lo des-cubrió antes, si el mira siempre las fotos.
3) Cuando Morales habla con la mamá de Gómez, y ésta le confiesa que Liliana y su hijo fueron noviecitos. Algo que el no deseaba saber.
4) La escena de la violación, donde se oye “basta mi amor” de parte de Liliana. El autor lo relaciona como algo de lo que no quería hablar Morales, por eso no le habla a Gómez cuando está en cautiverio.
5) Cuando Benjamin, a causa de la confesión de Morales, deja aflorar su deseo.

Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
Tomando en cuenta la película, ubicamos como momento 1 ; La decisión de Benjamín Espósito de viajar al norte, escapando de sus enemigos. Es en el tiempo 1 en el que se lleva a cabo una acción determinada, que se corresponde con el universo de discurso del sujeto.
En el momento 2, ubicamos la decisión de Benjamín de comenzar a escribir una novela, contando el caso que más lo había impresionado en su vida. Es éste el momento que lo interpela, que aparece como desequilibrante y lo lleva a cuestionar su modo de vida. Escribir le hace recordar y a partir de la rememoración de sus años de juventud, se pregunta por qué había dejado ir a su gran amor, la Doctora Irene Mendendez, sin nunca haberlo confesado.
Luego de 25 años se reencuentran, ella ya casada y con hijos, con una vida hecha. Sin embargo el comentario de la Dra. Fortaleció su cuestionamiento interno; “ Por qué en aquél momento no me pediste que me valla con vos?”
La interpelación iniciada por la escritura de la novela se refuerza y desestructura más aún con dicho comentario. Se produce en éste momento una resignificación de lo acontecido en el momento 1, por qué se actuó de dicho modo? ¿Se ha tomado en aquella oportunidad la decisión correcta? ¿Se es feliz con el presente que dicha decisión trajo como consecuencia?
En en éste segundo momento donde tiene lugar una acción que confronta al tiempo 1, que señala un exceso en lo acontecido. Esto permite el surgimiento del cuestionamiento yoico, cuestionamiento sobre la posición adoptada por el sujeto en el momento previo. Es aquí donde se posibilita la caída de los ideales que lo sostenían.
El tiempo 3, que se impone, obligando a responder y hacerse cargo al sujeto de sus acciones, hace su aparición; Aunque muchos años han pasado, Benjamín Esposito decide enfrentar y vivir éste amor. Se hace responsable, se hace cargo del posible error que cometió y está dispuesto a asumir los riesgos que hoy implica cambiar ése camino.
El tercer tiempo del circuito exige una toma de decisión por parte del sujeto, un posicionamiento frente a la realidad. En ésta instancia es donde queda ubicada la responsabilidad subjetiva, a partir de tres tiempos lógicos..
Este circuito entonces, es mediante el cual queda plasmado el accionar de un sujeto en la vida y su posición frente a dicha decisión.

Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

Cuando hablamos de azar, nos referimos a aquellos sucesos que ocurren sin que haya en el sujeto, forma de evitarlos o preverlos.. Se dan bajo una suerte de determinación del destino, contrariamente a la necesidad que liga una causa a un efecto.
La puesta en marcha de una acción no puede estar constituida únicamente por la determinación significante, siempre, una parte del accionar humano está determinado por sucesos azarosos del devenir.
En éste sentido, el concepto de azar comporta la contracara de lo que llamamos responsabilidad. No es posible atribuir responsabilidad a un sujeto, cuando no es el determinante de la puesta en marcha de la maquinaria del destino.
Podemos ver en la película interviniendo al azar en el momento en que ingresan tres hombres a la casa de Esposito con el objetivo de matarlo, y encuentran en su lugar a Pablo Sandoval. Minutos antes, su amigo Benjamín había salido para ir a ver a la mujer de Sandoval y convencerla de que reciba a su esposo, quien una vez más estaba ebrio.
Entendiendo Sandoval las intenciones de éstos hombres que preguntaban por su amigo, se hace pasar por él. Se asegura de bajar los portarretratos para que no quede evidencia de la mentira, y aguarda el trágico final…. Es fusilado.
En ésta perspectiva, no podríamos atribuir a Esposito el papel de responsable. El azar hizo que no esté en sus manos prever lo que el destino tenía programado, ni cambiarlo.
Ubicamos como expresión de necesidad, la que sintió Sandoval de fingir ser Benjamín Esposito; Si debía morir alguien, debía ser él, ya que Benjamín siempre había hecho todo por su bienestar. Entendemos que sintió la necesidad de devolverle tantos favores, de retribuir ésa enorme amistad, aunque ello le costara la vida.

Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

El sentimiento de culpa aparece allí, cuando aún no emergió la responsabilidad, cuando aún no se hizo cargo el sujeto de su deseo. Aparece como pensamientos atormentadores, como remordimientos.
Las figuras de la culpa en el film las vemos emerger en dos personajes; el primero de ellos es el personaje que encarga Soledad Villamil, Irene es una joven mujer recién recibida, con una formación muy estructurada, no se permite salir de lo establecido. Al ingresa a trabajar en Tribunales, se la nota firme, luego a medida que pasa el tiempo se da cuenta que le suceden cosas que la desconciertan, que la hacen tambalear en sus afectos, pero lo desestima no hace nada con ello.
Cuando se reencuentra con Esposito, y éste le cuenta que está escribiendo la novela, ya se la nota más relajada, ella misma admite que cambió. Cuando lee la novela se puede observar que le empieza a aflorar una culpa, una culpa relacionada a su manera de vivir; a que no actuó conforme al deseo que aun la habita. Siente culpa por haber dejado pasar mucho tiempo y no haberle confesado su amor a Benjamín, nunca tuvo el valor para hacerlo, quizás porque hasta el momento no había ocurrido ningún hecho que la movilice para que esto suceda. Hasta éste momento ella sostenía que siempre mira hacia delante, que no mira para atrás, esa no es su jurisdicción, pero al darse cuenta de lo que sentía, puede viajar a ese pasado para poder actuar en el presente y de una manera hacerse responsable de esos deseos que tenía como sujeto.
Otro personaje al cual podemos adjudicarle el sentimiento de culpa es el de Benjamín Esposito; siente culpa por deberle la resolución del caso a Morales, al sentir que no podía otorgarle justicia por las cuestiones políticas que reinaban en el país.
El film deja ver como se manejaron y manejan muchas cuestiones en relación al poder, con esto queremos decir que se manejan muchas cosas por contactos, que la justicia, en este caso, está impregnada de ventajeros, de personas que hacen prevalecer sus intereses en detrimento de los intereses de los demás; es lo que se denomina intereses de grupo. Algunos utilizan sus contactos para fines contrarios a la justicia, propiamente dicha, y otros a favor de ésta.
Con fines contrarios, es evidente que en la película, utiliza los contactos, el Doctor Romano, ya que primero mete presos a los 2 albañiles que nada tenían que ver con el crimen, en beneficio de Gómez; y luego cuando informa que éste último salió en libertad, por orden del poder ejecutivo y que comenzó a trabajar con ellos cuando estaba en la cárcel. Romano con su actitud sobradora, denotando impunidad, le dice a Irene y Benjamín que no pueden hacer nada, dando a entender que por más intenten hacer algo es en vano, o sea que yendo por la vía legal, como corresponde no van a lograr absolutamente nada. Habiendo estudiado para servir a la justicia no se puede hacer nada.
Con fines acordes a la justicia, utilizan sus contactos los protagonistas de la historia; cuando Irene pide reabrir el expediente de la causa que se había archivado. Otro ejemplo cuando Benjamín, va la casa de la mamá de Gomez en Chivilcoy y entra sin ninguna orden, no aguardo que el juez lo autorice. Y cuando Pablo se lleva las cartas de la casa, lo cual es un robo pero es en beneficio de la causa.
Vemos como en ambos casos se trata de transgresiones a las normas y leyes vigentes, pero son utilizados con distintos fines. Queda en evidencia que se trata de responsabilidad jurídica, si bien no se actuó en ambos casos acorde a lo establecido, los protagonistas actuaron de manera responsable, de acuerdo a lo que juraron al recibirse. Actúan de acuerdo a su pasión, no quieren sacar ninguna ventaja de eso.
Además el personaje de Esposito siente culpa en relación a Pablo Sandoval, ya que lo mataron pensando que era él, debe encontrar al asesino también por su compañero, como una manera de devolverle algo, de hacer justicia. No podía ir al cementerio, a raíz del sentimiento que lo invadía, recién al final de la película se ve en una escena que le lleva flores, cuando se hizo un poco de justicia, pero no de la mano de los encargados de hacerlo.

Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En el cuento el muro, se relata el destino de 3 prisioneros condenados a muerte que pasan la noche previa a su fusilamiento en una celda. A uno de ellos le dan la posibilidad de continuar viviendo a cambio de que devele el paradero de Ramón Gris, intensamente buscado.
Es aquí donde Ibbieta comienza a pensar intensamente cuál es el valor que tiene la vida. Se plantea si han valido sus ideales, sus principios y de tanto pensar decide que ya nada de eso le importa… Ni si quiera perder la vida, que al fin y al cabo todos perderán. Incluso aquellos de los que recibe amenazas constantes, y que se creen inmortales por jactarse de poder.
Decide entonces, jugarles una broma y decir que el tan buscado Ramón Gris se encontraba escondido en el cementerio. El sabía perfectamente que Gris se escondía en la casa de su primo.
Pero Ibbieta no contaba con la intervención del azar, que hizo que Ramón Gris, finalmente, cambie su escondite, y se encuentre en el cementerio.
Este caso podemos compararlo con lo acontecido en la película ya que, Pablo Sandoval también tenía en sus manos la vida de un tercero. Si confesaba no ser él a quién buscaban ésos hombres, éstos esperarían a Benjamín Esposito llegara para fusilarlo.
La diferencia con lo que ocurrió con Ibbieta es a que éste el azar lo sorprendió una vez que él decidió jugar una broma; haciendo que su mentira fuese una verdad. En cambio, a Pablo Sandoval el azar lo sorprendió por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado y tuvo la oportunidad de elegir qué hacer con eso; Su decisión fue salvar a su amigo de la muerte.
En ambos casos el azar determina el suceso, pero se hace presente en distintos momentos de la acción de los personajes.
En la situación de Ibbieta, no podría denominárselo responsable del destino de Ramon Gris que fue ejecutado. Sin embargo, teniendo en cuenta la necesidad que motivó a Pablo Sandoval a morir por su amigo, nos preguntamos qué tipo de responsabilidad podría atribuírsele, teniendo en cuenta que ha tomado una decisión, bajo los efectos del alcohol.

Conclusión

A modo de cierre nos parece pertinente tomar la siguiente frase:
“Y cuando mayor es la degradación de los ojos que no vean, más siente el corazón el terror eficaz que paraliza. Entonces la mayor verdad es la mentira que encapucha la evidencia”
En todo el desarrollo de la película el elemento que se presenta como fundamental es la verdad que se hace presente, indefectiblemente a través de las miradas más profundas…

BIBLIOGRAFÍA
*Viñar, M. (2005). Especificidad de la tortura como trauma. El desierto humano cuando las palabras se extinguen. Psicoanálisis APdeBA- Vol. XXVII-Nº ½- 2005.

*Ulloa, F.: La ética del analista ante lo siniestro. En Territorios, número 2. MSSM. Buenos Aires, 1986

*Viñar, M.: La transmisión de un patrimonio mortífero: premisas éticas para la rehabilitación de afectados. En Territorios, Número 2. MSSM. Buenos Aires, 1986

*Lewkowicz, L y Gutierrez, c.: “Memoria, víctima y sujeto”, en índice, publicación de la DAIA, 2005

*Michel Fariña, j &Gutierrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.

*Mosca, J. C(1998): Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Salomone, G. Z: El sujeto dividido y la responsabilidad. En la trasmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. 1: Fundamentos. Letra viva, 2006.

*D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. 1 : Fundamentos. Letra viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: