Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > El secreto de sus ojos >

por 

MATERIA: PSICOLOGIA ETICA Y DERECHOS HUMANOS

CATEDRA: FARIÑA

PROFESORA: IVANA SOMOZA

COMISION: 22

ALUMNA: KARINA NICOLAU

AÑO: 2009

EL SECRETO DE TUS OJOS

El análisis recae sobre el personaje que interpreta Ricardo Darín, Benjamín Espósito quien trabaja como perito en tribunales, junto a su compañero Guillermo Francella.
Es así como a partir de un caso en especial el asesinato de Liliana Colotto el personaje de Benjamín Espósito comenzará a vivir una serie de hechos que lo llevarán a una transformación como sujeto.
A través del análisis intentaré dar cuenta de su responsabilidad subjetiva desplegada
en sus tres tiempos lógicos.
En este caso el primer tiempo se ubica cuando Darín lleva a cabo una acción determinada, es decir comienza la investigación sobre el crimen. Hay una acción en concordancia con el universo del discurso en el que se encuentra el sujeto, es un tiempo en donde el universo particular se mantiene certidumbres yoicas.1 Sin embargo debido a la corrupción que debe enfrentar, la investigación no logra avanzar y todo queda ahí. Ya que el tribunal que enfrenta a Darín da por cerrado el caso al culpar a dos personas que según esa fiscalía eran responsables.
Es aquí donde Benjamín Espósito se ve confrontado en un segundo tiempo que es el tiempo donde el sujeto es interpelado.
Tiempo en el cual aquel universo particular que era soportado en las certidumbres yoicas se quiebra emergiendo como posibilidad una pregunta acerca de cual es la posición que el tenía al comienzo del mismo.
Es aquí donde Benjamín Espósito se ve interpelado sobre esa acción de la que en algún punto fue cómplice y responsable por haber permitido el cierre del caso, aparece la culpa.
Este tiempo dos permite plantear el tiempo uno donde la responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con aquella que perteneciéndole le es ajeno. Ajeneidad que en términos freudianos no es causa de inimputabilidad. El sujeto siempre es imputable en términos éticos.
Finalmente el tercer tiempo donde el sujeto debe responder por sus actos, debe asumir su responsabilidad subjetiva.
La palabra responsable viene del verbo latino respondere, responsable es aquel por el cual se espera una respuesta. Una respuesta que suponga un cambio de posición del sujeto frente a determinadas circunstancias, Este mecanismo no es conciente ni voluntario. Responsabilidad subjetiva es aquella que se configura a partir de la noción del sujeto del inconciente, sujeto no autónomo que, no es dueño de su voluntad e intención.2
Lo ubico precisamente cuando Darín emprende su propia investigación del caso para buscar el culpable del asesinato de Liliana Colotto. Este tercer tiempo cambia su posición subjetiva a partir del segundo tiempo donde se siente arrepentido por permitir que se cierre el caso haciendo culpables a dos personas inocentes.
Es en este tercer tiempo que a raíz de su investigación finalmente consigue que se enjuicie al verdadero asesino y se dicte una sentencia firme.
La culpa por su parte hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción con la que se debe responder y es la que inaugura un tiempo tercero. El tiempo primero aparece resignificado por la interpelación a través de la culpa. En este caso este tercer tiempo se inaugura cuando Benjamín Espósito siente culpa por el cierre del caso, entonces cambia su posición subjetiva y decide continuar por su lado con la investigación consiguiendo encarcelar al verdadero asesino.
Esto está directamente relacionado con los actos éticos. Porque nadie es ético. El acto ético funda una nueva posición subjetiva, un nuevo sujeto. Un Acto ético es existencial. La existencia crea el saber.
El movimiento que supone el tiempo segundo se sobreimprime al tiempo primero, resignificándolo. La hipótesis clínica es la que abre la potencialidad de un tiempo tercero, el de la responsabilidad. El sujeto que adviene en ese tiempo tercero no es el mismo que dejamos en el tiempo primero. Dado que el tiempo segundo es el tiempo de la interpelación en el circuito de la responsabilidad, se funda en su resignificación el tiempo primero, y facilita la respuesta que responde a la interpelación.
El azar implica incertidumbre y podría estimarse que no habría apuesta sin incertidumbre. Espósito se encuentra con el viudo, Pablo Rago, para tratar de buscar alguna conexión que lo lleve a descubrir el asesino de Liliana. Es así que mirando viejas fotos descubre sin querer una persona en particular que le llama la atención y despierta sospechas de saber quien es (el asesino) ¿Es esto casual? ¿Qué rol cumple el azar acá, donde lo ubicamos?. El Azar no es anticipable, es casual, fortuito, es la suerte. La necesidad se refiere a causa-efecto. El azar desconecta la causa-efecto.
Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Es decir que cuando rigen por completo necesidad o azar, o una combinación de ambas, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Pero basta que se produzca una grieta, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión. Ubico el encuentro entre Espósito y el viudo como la necesidad, el destino, ya que en base a ese encuentro y mirando fotos viejas el fiscal da con el asesino.
De acuerdo a los ejes, el eje ético une el universal singular e intercepta lo particular. La dimensión ética une un singular con un universal y corta el eje particular.
Lo particular es lo que sostiene los márgenes de lo universal singular. La singularidad es la presencia de algo incalificable, según el lenguaje de la situación. El universal es lo que va mas allá de todos, un singular lo obliga a ir mas allá de su aparente totalidad. La singularidad es una potencia de sustracción al régimen de uno, el universal es su acto de exceso respecto de las totalizaciones dadas.3
En el Secreto de tus Ojos ubico lo universal como el conjunto de la ley, lo simbólico, lo esperable, sostiene su existencia en un sistema de convenciones. Es lo que va mas allá de todos.
Lo particular se ubica cuando Darín a pesar de la corrupción en la que trabaja y es cómplice en parte, decide realizar su investigación, basándose en la realidad a la cual pertenece.

La hipótesis clínica es la construcción que hacemos como profesionales. Con la hipótesis clínica se intentará dar cuenta de cómo y por donde juega el deseo del sujeto y además a partir de esta, se dará cuenta de que hacerse cargo de ese deseo, asumirlo, implica tomar una decisión.

HIPOTESIS CLINICA
Darín trabajaba en la fiscalía cuando le dicen que debe hacerse cargo del caso de Liliana Colotto. En esta primera instancia demuestra cierto desinterés hacia la investigación permaneciendo con actitud pasiva. Se puede hablar en un primer momento entonces de un Yo débil que desoye al imperativo del superyo, “lo que debe ser”. El primer comportamiento responde mas al ello y al principio de placer, viendo como se cierra el caso y permaneciendo inmóvil ante tal situación, evitando el displacer.
Finalmente el Yo, como conciliador entre ambas instancias ello y superyo distiende vínculo con el ello y abre paso el superyo movilizado por el sentimiento de culpa mas consiente que inconsciente, y afloja tensiones entre ambas instancias, primando el principio de realidad.

1. Domínguez, María Elena:” Los carriles de la responsabilidad: El circuito de un
análisis”, en La transmisión de la ética clínica y deontología, Letra Viva.
2. Salomone G.:”El sujeto dividido y la responsabilidad” en La transmisión de la ética clínica y deontología, Letra Viva.
3. Lewkowicz, Ignacio, “Particular, universal, singular” en Ética un horizonte el quiebra, Eudeba.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: