Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > El secreto de sus ojos >

por 

Facultad de Psicología.
Psicología Ética y Derechos Humanos.
Cátedra 71 I, Fariña, Juan Jorge Michel.
Segundo Parcial Domiciliario.

23_Ali Fernanda.
Alumna: Ali Fernanda.
Libreta Universitaria: 30321867/0.
Docente: Ana Corinaldesi.
Comisión: 23.
Cuatrimestre: segundo.
Fecha de entrega: 16 de Noviembre Del 2009.

Breve descripción del film.

La película elegida para el presente trabajo, es el Secreto de sus ojos, estrenada en el año 2009.
La trama de la película se basa en el asesinato y la violación de una joven de apellido Coloto, ella es asesinada por Gómez, el cual era su ex pareja de jovencitos, al momento de morir ella se encuentra casada con Morales, quien recurre a la justicia para solicitar ayuda. Mientras tanto este personaje decide arribar a la búsqueda por cuenta propia y todos los días recorría diferentes estaciones de tren confiando encontrar a Gómez.
Uno de los abogados agota todos los recursos para poder llevar a prisión al asesino prófugo hasta ese momento, y luego de tanta búsqueda, logra encarcelarlo, hecho que ocurre en el año 1972, acompañado de un hecho posterior que es su liberación en el año 1973. La película se sitúa en un periodo político “aparentemente” democrático y con un déficit importante en cuanto a la justicia.
En un momento dado, Morales ve a Gómez aparecer por televisión, no solo lo indigna su certera libertad sino que el asesino es ahora perteneciente al cuerpo oficial de la presidencia de ese momento. Hay algo en este punto donde tanto a los espectadores como al personaje, provoca como una suerte de desamparo por parte de un sistema que fue creado con el fin de brindar protección y cuidado. Esto no sucede así, y Morales decide involucrarse con la captura de este sujeto, imponiendo una justicia propia con el fin de vengar el amor por su esposa.

Análisis.

Veremos en este desarrollo como a partir de un determinado momento que se presenta en la vida del sujeto, surgirán un conjunto de acontecimientos que conducirán el actuar del mismo. Así se intentara dar cuenta de la responsabilidad subjetiva, (la cual constara de tres tiempos lógicos) y arribar a una hipótesis clínica, para evaluar la respuesta del sujeto como irrupción de su deseo.
Situare en primer lugar a las categorías de lo Universal-Singular y Particular en relación con el film. Así quedaría entonces, en el eje Particular, aquello perteneciente a los códigos que regulan una situación (en este caso el crimen, la violación y el incumplimiento de la ley) en un momento histórico determinado por una época, lo particular se encuentra sometido hasta que algo del orden de la singularidad irrumpe.
En el eje Universal quedaría ubicada la “justicia”, esta misma entendida como aquello que nos atraviesa a todos y, en el eje Singular se ubicaría la “venganza” como una de las formas que encuentra el sujeto para hacer justicia. Ahora bien, se establece aquí un interrogante: ¿puede la venganza ser la realización singular de lo universal?
Si diferenciamos a la ética de la moral, decimos que lo moral es lo pertinente a la conducta social del sujeto con otros, tiene que ver con los grupos, los deberes que el sujeto tiene frente a la ley, la moral es temática y temporal. Si en este punto relacionamos el film, se puede situar lo moral en la concepción que la época tiene acerca de los hechos de violación, asesinato y justicia por mano propia, también la moral iría de la mano con el personaje (Morales) como aquel portador de la ley, conducido por superyó que juzga al asesino.

A diferencia de la moral la ética es una existencia que se afirma, la ética es en situación, es la posición del sujeto frente a su soledad por eso se sitúa en las categorías de lo Universal-Singular, no es epocal, es atemporal, es
atemática, se relaciona con el orden de la existencia, se consideran éticos a los actos que una persona realiza, es por eso que en el film Morales toma una posición frente aquello que se le presenta y decide encerrar a Gómez de por vida, asumiendo en ese acto su responsabilidad subjetiva.
Si nos adentramos en las categorías de necesidad y azar podemos situar como azaroso aquello que le espera a Gómez luego del crimen, el es liberado por la propia justicia, pero ¿Por qué habría de imaginar Gómez que de algún modo cumpliría la condena perpetua? El no sabe nada sobre esto, Morales se encarga de hacer pagar por lo ocurrido, pero podría haber sido distinto. El azar es aquello que se relaciona con la incertidumbre, lo casual, no se puede calcular porque es ajeno al propio sujeto, en cambio, la necesidad es aquello que se presenta como inflexible y riguroso, para Gómez la necesidad pasa por terminar con la vida de la joven, no es terminar con la vida de cualquier persona, es la de esa precisa joven, en el caso de Morales la necesidad se refleja en la búsqueda de armar “su” propia justicia, esto se torna inflexible.
Ahora bien, situándonos en el campo de la responsabilidad subjetiva, vemos que es aquella que interpela al sujeto más allá de fronteras del yo, asentándose en la noción de sujeto inconciente, Morales por razones afectivas pierde su cualidad de sujeto autónomo, el psicoanálisis plantea un determinismo inconciente que hace al sujeto responsable y, responsable es aquel del que se espera una respuesta, la responsabilidad es la interpelación al sujeto, se trata de un deseo inconciente. Si existe la interpelación hay culpa, hay deuda respecto del deber responder, la interpelación viene a demostrarle al sujeto que algo no anduvo bien y es ante esto que debe responder, la responsabilidad interpela al sujeto, lo hace

responder por su acto, hacerse cargo del mismo y así es que surge lo singular del sujeto.
El circuito de la responsabilidad está compuesto por tres tiempos lógicos.
Veamos como lo detalla, María Elena Domínguez:
El circuito comienza con el tiempo 1: donde se realiza una acción que se supone se agota a los fines para lo que fue realizada. Tiempo 2: con algún indicador que señala un exceso y donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo. Momento propicio para la emergencia de una singularidad que demuestre la incompletud del universo previo. Tiempo 3: verifica la responsabilidad subjetiva, momento en donde aparece el cambio de posición subjetiva, aquí el sujeto se encuentra con su deseo. Según Oscar D´ Amore, si se habla de efecto sujeto hablamos del acto ético, es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconciente.
Situemos en el film cada tiempo, en el tiempo 1, Morales se entera de la muerte de su esposa, se apoya en el abogado a cargo del caso, quien encierra al asesino, en el tiempo 2, Morales ve suelto a Gómez insertado en un ámbito de poder (el gobierno), en el tiempo 3, Morales decide secuestrar a Gómez, mantenerlo en cautiverio, tal como le correspondía según la sentencia otorgada por la justicia (condena que no cumplió). Considero que al igual que el acto de Antígona cuando se desobedece la orden del Creonte, el acto de Morales entra en la dimensión del acto ético, acto que trasciende lo particular y que esta guiado por el deseo lo cual indica que es un acto en soledad que implica lo propio del campo subjetivo. Asi Morales se encuentra solo con su deseo, en el tercer tiempo del circuito de la responsabilidad el $ toma posición frente a su acto ingresando de esa forma a la dimensión subjetiva.

Vemos como se hace presente en este film el efecto particularista, este efecto se diferencia de la falla ética y se verifica en la pretensión de que un rasgo particular devenga condición universal, claramente se hace presente la justicia que Morales impone al mantener en cautiverio de forma perpetua a Gómez, Morales impone lo que subjetivamente considera como correcto para hacer cumplir aquello que Gómez debía. Entonces llamamos éticas a las singularidades que hacen desfallecer al particular previo.

Hipótesis clínica.

En la película se observa que la vida de Morales se delimita entre un antes y un después de aquello que lo condujo a realizar aquel acto ético ya mencionado. A partir de la muerte de su esposa Morales crea una realidad propia de la cual no puede extraerse, pasado ya 25 años, este personaje sigue viviendo aquel amor (¿amor?) de algún modo presente, esto se evidencia cuando su abogado después de tantos años se encuentra con él y visualiza en la casa de Morales fotos de aquella joven sonriente, ahí en la repisa como recordatorio necesario de lo acontecido. Existe algo del orden del duelo como no tramitado, ¿podemos pensar que el perpetuo sufrimiento de Morales se correlaciona con la perpetua condena que le impone a Gómez?
En la escena donde se encuentra con su abogado, este último le pregunta a Morales como hizo para seguir viviendo sabiendo de la libertad del asesino y si nunca tuvo ganas de buscarlo para matarlo, Morales se apoya en la mentira y sus respuestas son el intento de demostrar que el mantiene una vida normal, que continua con su trabajo y que el pasado quedo atrás, ¿Porqué miente? ¿Por qué oculta? ¿La condena de Gómez es también la condena de Morales? Ese ocultamiento se correlaciona con ocultar algo más, aparte del encierro de Gómez, porque Morales convive todos esos años reviviendo aquello que conlleva tanto dolor para él, ¿Qué es lo que intenta saldar con esta elección? ¿Acaso siente culpa de algo? Quizá el hecho de imaginar a su esposa y a Gómez juntos y que este hecho a su vez haya pasado inadvertido por él, o aún más allá, el fantasma de no querer descubrir aquello que puede imaginar, o más precisamente llevar a cabo la tarea de tener que enfrentarse a Gómez todos los días sin dirigirle la palabra, para no escuchar su voz que encierra verdades, verdades que es preferible no oír.

La responsabilidad es una respuesta a la castración y cada sujeto responde con su síntoma a la castración estructural.
Vemos en Morales conductas con características de neurosis obsesiva, frente a la angustia de este vacío que provoca la pérdida de su mujer, el personaje adopta conductas compulsivas las cuales se corresponden con su carácter obsesivo (por ejemplo: asistir a las estaciones de tren todos los días, realizar el ritual de acercarse a Gómez sin hablarle).
Podemos pensar también que estamos frente a un caso en el cual se hace presente la repetición o la imposibilidad de dejar de repetir ciertos actos. Esta compulsión a la repetición llevo a Freud a relacionarla con el concepto de pulsión de muerte que puede ser entendida como una tendencia en la subjetividad relacionada con lo destructivo ya sea volcado hacia el exterior o sobre el propio sujeto como forma de autoagresión. Morales crea una realidad en la cual impone su voluntad sobre la de Gómez, por ultimo quiero destacar (siguiendo al profesor Fariña) que la realidad puede funcionar como fuga de encuentro con lo real.

Bibliografía.
Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires
D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.
Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cáp. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cáp. IV). El interés ético de la tragedia (Cáp. V). Del acto ético (Cáp. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: