Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > El último Rey de Escocia >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGIA

PSICOLOGÍA ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
CATEDRA I Prof. JUAN JORGE MICHEL FARIÑA

Com. 11 Lic. ARMANDO KLETNICKI

SEGUNDO PARCIAL

FELICETTI, ROMINA
DNI 25.133.466
animor1205@hotmail.com / 4254 - 5318 / 155618232

Entrega: Noviembre 21, 2009

El último rey de Escocia.
Nicholas Garrigan acaba de cumplir con una tradición familiar, ha obtenido su título de médico. La celebración se realiza con un brindis, en el cual su padre anticipa la buena vida del muchacho trabajando a su lado. El grito de desahogo de Nicholas, lo lleva a elegir en su globo terráqueo el destino en el cual aplicará sus conocimientos: Uganda.
El paisaje dista mucho de ser el escocés, las calles se llenan de soldados armados, la revolución está por todos lados y es celebrada por el pueblo. Llegado a la villa, es recibido por Sara, la esposa del médico asignado al lugar, una mujer descreída de las políticas vigentes, quien no lo considera adecuado para el trabajo, sin embargo, él está dispuesto a demostrarle que quiere hacer la diferencia.
El presidente Amin estará en la villa esa tarde y Nicholas convence a Sara para que lo acompañe al acto. En el escenario, las danzas típicas se confunden con los trajes camuflados y las armas. El pueblo, jubiloso, escucha las palabras de acción de su presidente. De regreso a la villa, ha ocurrido un accidente. El choque accidental del auto del presidente con una vaca, le produce una herida en la mano. El animal, sufriente no deja de gritar, aturdiendo a Nicholas que solicita acallen su dolor. Ante la pasividad de los demás, toma el arma del presidente y dispara a la cabeza de la vaca sin tener en cuenta que está siendo apuntado por la guardia del mandatario. La intervención del médico y su lugar de origen, impresionan a Amin quien al día siguiente lo manda a buscar ofreciéndole ser su médico personal. El joven médico acepta, se ha comprometido a servir a Uganda, a crear un nuevo servicio de salud con el cual miles de personas se verán beneficiadas.
Su guía será el ministro de salud, Jonah Wasswa, un hombre sumiso a los mandatos del presidente Amin, con quien tendrá un trato bastante reservado y falto de confianza.
Conocer al señor Stone, un agregado diplomático, quien le pide a Nicholas mantenerse en contacto con la embajada, ante la incredulidad de la excepcional relación que Amin ha entablado con el joven, provocará en Nicholas una actitud de burla y de desprecio dado su origen británico. Una tarde mientras desarrolla su trabajo junto al Dr. Junju, Nicholas es llamado de urgencia, uno de los hijos del presidente sufre un ataque epiléptico y debe ser internado, su madre Kay, le ruega le permita permanecer en la casa, dado que, según las instrucciones del mandatario no puede ser asistido en un hospital.
A la mañana siguiente el trabajo de Nicholas es recompensado, Amin le regala un auto y le pide que lo lleve al aeropuerto, en el camino, el auto del presidente sufre un atentado. El mandatario presiente que alguien cercano a él a estado informando sus actividades y solicita la presencia de su otro consejero predilecto, Wasswa, que en ese momento no está presente. Los responsables del atentado son capturados y torturados en presencia de Nicholas, quien paralizado por la escena, decide emborracharse en un bar. En el mismo bar, es que encuentra a Wasswa reunido con un hombre blanco y le hace saber al presidente sobre lo visto, pidiéndole que hable con su ministro. Al día siguiente, el señor Stone le hace un comentario acerca de la innumerable cantidad de desapariciones que son denunciadas a lo largo del país. Nicholas descree de sus dichos, hasta que el británico lo interpela sobre la desaparición de Wasswa. Stone le hace saber que el hombre realmente se preocupaba por su país, y había entablado un contrato farmacéutico para la producción de penicilina, la reunión se había llevado a cabo en un bar. Impávido, Nicholas toma una nueva decisión, quiere regresar a casa, y se lo hace saber al presidente, quien le niega la posibilidad aludiendo a su juramento y a su compromiso con Uganda y con él, el padre de esa nación. Borracho el joven, le hace saber a Kay que él no debería estar en ese lugar, que debería estar en casa con su padre atendiendo ancianas.

Luego de tener sexo, Nicholas fantasea con la idea de presentársela a sus padres, Kay insiste en que debe irse de Uganda.
Al volver a su departamento encuentra todo revuelto, una foto de su infancia con su padre, en el piso, rota, y su pasaporte extraviado, lo que lo lleva a pedir ayuda a Stone, quien le anticipa que las acciones que ha llevado a cabo tienen un precio: la muerte del presidente. Las noticias sobre las violaciones a los derechos humanos desbordan los medios de comunicación, pero eso no será lo único, Kay está embarazada y le solicita un aborto, Nicholas se niega a hacerlo sin asistencia hospitalaria, pero el hospital es del presidente y el riesgo es muy grande. Kay desesperada, recurre a los médicos de la aldea, y las cosas se complican, debe ser internada en el hospital. Cuando Nicholas se entera, el cuerpo de Kay yace mutilado, a la vista de todos, para ejemplo de todos. Nicholas enloquece ante esta imagen, e intenta utilizar sus conocimientos médicos para llevar adelante el pedido de Stone pero sus intenciones son advertidas y su traición debe pagarse. La tortura de su cuerpo es presenciada por el Dr. Junju, quien en un descuido de los hombres de Amin, decide ayudarlo a escapar considerando que aunque se merezca la muerte, la vida puede redimirlo: debe ir a casa y contar la verdad, su garantía de credibilidad es la de ser un hombre blanco.

El personaje central del relato del film, sobre el cual se intentará dar cuenta del circuito de la responsabilidad es el del joven médico Nicholas Garrigan.

El circuito de la responsabilidad
El circuito se funda en la sucesión de tiempos lógicos que no necesariamente tienen un correlato temporal. No se establece una linealidad sino que en el tiempo 1 se produce un acontecimiento que se resignifica a pres cup en un tiempo 2.
En el tiempo 1, el sujeto realiza voluntaria y concientemente una acción sin saber que ésta va a estar determinada por algo más, por un saber no sabido para ese sujeto en ese primer momento. En el filme esta acción se instituye en el momento en que Nicholas asiste al presidente en el accidente el día del acto en la villa. Tras curar la herida de la mano, decide acallar el sufrimiento de la vaca con el arma del mandatario. Nicholas ha llevado a cabo una conducta, tomar el arma del presidente, una conducta orientada por un determinado objetivo, atenuar el sufrimiento del animal, entendiendo que la iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida.
Sin embargo, el arma que toma es la del presidente, no un arma cualquiera, tampoco un presidente cualquiera, Nicholas ni siquiera nota que su acción lleva a que le apunten con varias armas.¿Qué lo determina? Podría ser la libertad que encuentra en un país extranjero, el solo contemplar la posibilidad de ayudar a los demás porque cree que eso le da el respeto que merece. La satisfacción del deseo de los otros implica la satisfacción de su deseo, por que le otorga reconocimiento. Pero, ¿se interpela acerca de su deseo? la subjetividad del joven es clara al respecto, no hay interrogación sobre su propia existencia, no hay interrogación acerca de su felicidad, sobre su propio deseo inconsciente, el está para “hacer lo que sea para ayudar”, su yo está completo.
La osadía abrirá un suceso por demás significativo en la vida de Nicholas, el reconocimiento del presidente. Reconocimiento que no solo apela a la estima, sino a lo que el joven ha venido a hacer, “hacer la diferencia”.
Expresado en la propuesta de mejorar el servicio de salud de Uganda, Nicholas está comprometido a algo, ha hecho un pacto.
La mayoría de los personajes que rodean la vida de Nicholas, introducirán situaciones y comentarios en busca de la ruptura de lo que Nicholas considera como inquebrantable.
Anticipándose al tiempo 1, Sara introduce expresiones acerca del presidente que ponen en duda su credibilidad, sin embargo Nichoas las desestimará: cuando Sara, al retirarse del acto del presidente le comenta sobre la actitud de los pobladores, “le cantaban igual a Obote, hasta que se percataron que metió su dinero en una cuenta personal”, Nicholas le contesta “vamos, dale al hombre una oportunidad.” Sin embargo será Stone, el personaje cuya interpelación resulte más influyente en la vida de Nicholas. Él adscribirá la duda acerca de “la excepcionalidad de la relación” entre el joven y el mandatario y fundamentalmente sobre la responsabilidad de Amin en las sucesivas desapariciones denunciadas. La interpelación funda el tiempo 2, “Tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo” . La sorpresa ante estas interpelaciones es del propio “yo” consciente: las interpelaciones buscan resignificar lo ocurrido en el tiempo anterior, aun cuando el sujeto responda a ellas sin hacerse responsable del deseo que a nivel inconsciente se puso en juego en ese primer momento, el de la acción. Una vez que el sujeto es interpelado, no puede no responder, así las respuestas dadas sean meros intentos de tapar lo que ya no es más consistente en su universo, universo que se está resquebrajando. Efectivamente, los dichos del señor Stone lo llevan a preguntarse por el paradero de Jonah Wasswa y comprobar no solo que ha desaparecido, sino que una intervención suya ha provocado el hecho. Sobreviene entonces, la culpa: si Wasswa desapareció es por que él hizo mención de haberlo visto en el bar sin saber con quien estaba.
Y Stone le confirma lo que él no quiere saber, que Wasswa es un buen hombre que está cumpliendo con su trabajo. Quizás hubiese sido más fácil si no lo fuera.
“Un acto implica una decisión que tiene consecuencias para quien lo produce y también para los otros”. ¿Cuáles son entonces, las consecuencias que produce este acto en Nicholas? el de resignificar acerca de todo lo que ha hecho a través de la culpa. “Se abre como respuesta a la interpelación, de un modo general, un abanico de posibilidades; a saber: el sentimiento de culpa, la proyección, la intelectualización (…) Cada uno de estos elementos puede ser considerado una respuesta que dice sí – cada una a su manera – a la interpelación”.
La respuesta de Nicholas se funda en la angustia, de repente, se emborracha para olvidar por que está en ese lugar, ve pasar los últimos tiempos de su vida por delante de sus ojos, su padre y su madre, la tortura de aquellos que atentaron contra el presidente, las palabras de Stone que él significó burlonamente, quiere volver a casa, quiere volver con su padre, quiere curar ancianas y se lo pide al presidente.
Nicholas parte del mecanismo de defensa inconsciente que el yo utiliza para deshacerse del deseo del que nada quiere saber y que insiste con darse a conocer, insiste con salir a la luz.
Surge entonces, el impedimento, el juramento que ha hecho no puede romperse, los lazos que ha hecho no pueden romperse, un padre no puede abandonar a su nación y un hijo no puede abandonar a su padre. Nicholas ya no cree en todo lo que lo rodea, sin embargo el cambio no es radical, la interpelación insiste. Kay lo insta a “irse de aquí”, y en busca de su salida del país, Stone lo urge en dar muerte al “padre” de la nación.
“Ceder en su deseo, es entendido, siempre en el destino de alguien, como traición de un pacto (consigo, con otros, precario, cualquiera). Alguien traiciona su vía, se traiciona o es traicionado.”
Pero es de esta insistencia de donde surge el tiempo 3, el tiempo de la transformación. “La verdadera transformación radica en desmontar la farsa (…) la suya propia. La farsa de un sujeto refugiado en la pereza del destino.” El tiempo 3, se fundará a partir del descubrimiento del cuerpo mutilado de Kay en el hospital.
Es entonces, cuando Nicholas hace algo con su deseo inconsciente, comienza a desmontar la farsa y planea dar muerte al presidente. Se ve obligado a responder por sus actos, a responsabilizarse del sujeto del inconsciente, dando lugar a que se quiebre el universo que creía ya estaba armado. Su respuesta se ha modificado, ha pasado de la culpa defensiva al acto ético. Acto ético que “implica una decisión tomada por fuera de los otros, sin los otros. Implica una decisión por fuera de lo moral -del bien y del mal-, una decisión -esto quizá los sorprenda- por fuera de la ley. Una decisión por fuera del temor y de la temeridad, ya que cuando alguien es temerario se precipita a una acción no calculando sus riesgos.
Es una decisión de alguien que no se retrasa, que no se precipita, que no se calcula y que no espera. En consecuencia, un acto es una decisión y no una acción.”
Restará una última intervención, la del Dr. Junju, quien al ver frustrada la acción de Nicholas, decide ayudarlo aunque considere que no se lo merezca. Provocará que al final del filme, el epígrafe indique que Nicholas ha actuado en consecuencia y ha contado al mundo lo que ha sufrido Uganda, ha cumplido su deseo inconsciente: no solo ha hecho lo que sea para ayudar, sino que se ha independizado del padre esta vez por completo.
Ha asumido su responsabilidad
“Responsable es aquel de quien es esperable una respuesta. No digo “consciente de lo que hace” ni “que se hace cargo de lo que dice”, sino culpable de lo que hace y dice”

Hipótesis clínica
Azar y necesidad rigen los ámbitos de la vida humana, en el caso de Nicholas, lo llevan a Uganda y a ser el único médico disponible en la villa al momento del accidente del presidente. Pero necesidad y azar no alcanzan para determinar la responsabilidad de todo aquello que nos pasa, por que “(…) cuando rigen por completo Necesidad o Azar, o una combinación de ambos, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión.”
Es en esta vacancia en donde surge la responsabilidad subjetiva, la resignificación del tiempo 1 a partir de un tiempo 2 que permitirá establecer el motivo de la acción primera. Entonces, ¿cuál es el motivo de Nicholas? él ya anticipa una respuesta a esta pregunta: “hacer la diferencia”. Pero ¿hacer la diferencia con respecto de qué?, respecto del padre. Un padre que determina que trabajarán juntos, que requiere seguir una tradición profesional, un padre ante el cual Nicholas se rebela alejándose, lanzándose a la aventura.
Pero la aventura lo llevará a encontrar a otro padre, uno que se muestra orgulloso de que exprese lo que piensa, que lo impulsa a tomar decisiones, que lo deja ser él mismo, uno que le permite hacer todo lo que quiere o creer que lo hace. Que lo recompensa con obsequios que un padre más escocés le hubiera obligado a ganar por si mismo.
La relación padre - hijo se traduce a lo largo de toda la película: Uganda una nación dependiente en muchos sentidos de Inglaterra, deviene en hijo al igual que Escocia.

El desprecio propinado al señor Stone no solo se radica en su origen británico, sino en la analogía con el padre que le dice que hacer. En cambio Amin, se presenta como el padre de una nación, que es a su vez su padre, el padre que hubiera querido y él que adopta cuando acepta trabajar para él. Se convierte en el padre que le enseña y no le recrimina, en el padre heroico que el varoncito pretende emular , al que admira y justifica ante cualquier posibilidad de censura. Posibilidad de censura que de no existir, se inventa: ¿o acaso Jonah Wasswa no llegó a representar el fantasma de una competencia por el amor del padre que debía ser eliminada?. Pero su ausencia es generadora de culpa “yo no quería que muriera”, “pero lo hiciste, y ¿por qué lo hiciste? Por que me amas.” Y es verdad, lo ama. Lo mantiene en una idealización edípica que no le permite interrogarse más allá de cualquier límite, se mantiene a si mismo en la pasividad.
”Para Freud, el complejo de Edipo es la fuente de nuestra ética individual, las autoridades y modelos recogen las imagos que restan de los progenitores.”
Pero ¿qué imago recoge Nicholas de Amin? La del respeto, respeto que obtiene de los otros y que le brinda a él mismo emulándolo como consejero personal.
Entonces, ¿cómo pasa Nicholas a la acción? A través de las interpelaciones que le propina Stone vislumbra un poco de la realidad en la que ese lazo libidinal de respeto que los une, se convierte entonces en temor.
Temor que dará lugar a la ambivalencia ¿Por qué ambivalencia? Por el amor de la madre.
Kay es la esposa olvidada, relegada por haber engendrado un hijo enfermo, es la esposa reprimida y solitaria, análoga a Nicholas, de la que él se enamora convirtiendo el complejo en tragedia .
Tragedia que no puede sino devenir en la castración que le administra la tortura a su propio cuerpo. Tortura que desmitifica el temor escondido en el respeto, en la represión que ejerce sobre los otros. En la represión que su padre ejercía sobre él no dejándolo decidir. Entonces el padre caerá.
Dejará de ser el padre protector que ampara a su/s hijo/s para protegerse a si mismo de los peligros que (él cree) le rodean. Dejará de ser el padre idealizado para convertirse en el padre de la horda primitiva, el padre de la prohibición, el que retiene todos los placeres para sí, y al que deben darle muerte sus hijos.
El deseo inconsciente de Nicholas se ve cumplido, a través de la palabra contar su historial mundo, ha podido dar muerte al padre, ha podido cortar lo lazos libidinales que lo atan al padre impidiéndole confrontar y constituirse como un hombre independiente. Ha podido hacer la diferencia.

Bibliografía
Ariel, Alejandro: “La responsabilidad ante el aborto”, Ficha de Cátedra, en www.psi.uba.ar

Diccioenciclopedia Summa Dos, Barcelona, Ediciones Danae, 1980.

Domínguez, María Elena: “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”, en La transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol.I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Freud, Sigmund: Tótem y tabú (1913 (1912 – 13)), en Obras Completas, Amorrortu Editores, Buenos Aires, 1986, tomo XII.

Jinkis, J: Vergüenza y responsabilidad, Conjetural, N 13, Editorial Sitio, Buenos Aires.

Michel Fariña, Juan Jorge: “Responsabilidad: entre necesidad y azar”. Ficha de Cátedra,

Michel Fariña, Juan Jorge: Ética. Un horizonte en quiebra, Eudeba, Buenos Aires, 2008.

Michel Fariña, Juan Jorge: The Truman Show (versión resumida de la clase dictada en la Facultad de ciencias Sociales de la UNLZ el lunes 18 de noviembre de 1999), Ficha de Cátedra.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: