por 

Película: Priest ( 1994)

Evaluación Domiciliaria ( Segundo Parcial)
Psicología, Ética y Derechos Humanos

Isasi , Daiana
Stella, Rodríguez

Docente a cargo: Kletnicki, Armando
Comisión : 11

Fecha: 12 de Junio del 2010.

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

1. El personaje en el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Grez, un joven sacerdote, al que se le asigna una parroquia ubicada en una pequeña ciudad inglesa. Se presenta en el film primeramente como un hombre de Dios de integras convicciones, valores y sólida vocación católica.
Se interesa tempranamente en las personas de la ciudad, y emprende varias acciones de ayuda voluntaria, Ej. La visita que realiza casa por casa para realizar confesiones, o predicar la palabra de Dios.
Otro ejemplo de esto fueron las confesiones de unos niños, entre los que se encontraba Lisa.
Esta niña de 13 años confiesa un relato pavoroso, el del abuso que practicaba su padre sobre ella, confesión que inmediatamente no lo conmueve demasiado, solo se limita a responder como "dile que has hablado conmigo y que y que YO dije que no lo haga más”.
Solo en una segunda escena (inesperada para el sujeto) cuando el padre de la niña se confiesa con Greg, es cuando el relato realmente llega a tocar de cerca la posición del sujeto dejando una marca en donde le será imposible volver a ser el mismo, ubicándolo en un lugar dilemático suspender el secreto de confesión o mantenerlo.
Finalmente tras varios episodios de contradicción, el protagonista logra resolver en acto su contradicción, retirándose decompuesto de una reunión parroquial en la que se encontraba la madre de lisa, luego de haber escuchado por ella que la niña se encontraba a solas con su padre en su casa, Grez sin saberlo desencadena la condición de posibilidad de la llegada de la madre de Lisa a su casa coincidiendo en el momento del abuso.
El secreto finalmente fue revelado, Greg sin saberlo a partir del acto, resuelve el dilema de que si hablaba, "lo crucificarían", su vida clerical se terminaría por desobedecer el código de derecho canónico.

2. Tras la confesión de la niña, se plantea el reto dilemático de develar o no la confesión, pero mas profundamente se genera el reto concerniente al deseo de Greg de ubicarse realmente en el lugar del hijo de dios, en el sacrificio de revelar el secreto y romper las reglas que en un sentido lo alejarían de la iglesia, al contrario paradojalmente lo ubicarían como realmente ese lugar tan deseado por el.
Al salvar a la niña se salva a el, no por nada dirá “ le contare a alguien". Tú harías eso. Dirías esa niña soy yo.”
La resolución en acto de su dilema a su vez le abre las puertas a otro aspecto mas oculto, el hecho de su homosexualidad, en donde encara la vida como un hombre, lugar en el cual se torna insoportable en cuanto a su posición como hijo de dios.
Al ser descubierto por la policía y considerarse culpable, Grez asume su posición como hombre pero a la vez como sacerdote, no niega su oficio del cual no es culpable.
Al confesar su posición de homosexual, revelara su secreto mas temido, ser imperfecto, será juzgado y crucificado pero alcanzara la posición de hijo de dios tan deseada.
Ya que al volver a dar la misa lo crucificarían, sacrificaría su goce como hombre y alcanzaría finalmente el lugar de hijo de dios tan anhelado.

Las figuras de la culpa, guiaran el análisis para llegar a una hipótesis clínica tentativa, ya que luego de que la madre de Lisa lo increpa, él decide marcharse de la iglesia, se va en busca de su amado y allí es descubierto por la policía, se declara culpable y asume tanto su posición de homosexual como de sacerdote.
A su denotamos una identificación de Greg con Lisa: en ambos casos se trata de la figura del padre y el hijo (Dios - Greg y el padre violador -Lisa).
Si Lisa habla, pone al descubierto a su padre. Si Greg habla, ¿qué revelaría? ¿Se “rebelaría” contra su Padre? Y si ese Padre cae, ya no queda lugar posible para el sujeto, ya no puede sostenerse, porque está anclado a ese Otro superior -y por otro lado le sirve como recurso para desresponsabilizarse por su vida.
Plantea el dilema del secreto de confesión en términos religiosos porque es el único modo que tiene para enfrentarlo, ya que como "civil", como hombre común, no tiene posibilidades; es homosexual practicante y esto claramente va en contra de lo que él mismo predica y espera de la gente que asiste cada domingo a la Iglesia.
Para Greg, no sólo está en juego el secreto de Lisa, sino el suyo propio, el hecho de no ser el "hijo perfecto", de tener que asumir la responsabilidad por una decisión que lo supera.
Imperfección que podía mantener sin problemas mientras sus escenarios no se mezclaban, y que empezó a desestabilizarse cuando le llega una interpelación con dos caras: por un lado en forma de confesión, y en el mismo movimiento una demanda de acto, de resolución, de ayuda.
Demanda que no puede responder por su posicionamiento subjetivo. "Haz algo, maldito cabrón" le dice a Jesús una vez a solas en su dormitorio. Es Greg quien debe actuar, la culpa lo empuja, lo obliga a responder.
Ese reproche desesperado es tal porque Greg empieza a ser conciente de que el Otro no puede responder por algo que le concierne a él. A su vez, parece reprocharle también estar bajo su poder. Como si su identificación cambiara en este punto y dejara de ser a semejanza de Dios, para pasar a ser con Lisa. "Tú hablarías... tu dirías ’esa niña SOY YO’. (Acto fallido).
Siguiendo con la figura de la culpa, vemos que la interpelación a un tiempo 2 implica una resignificación del tiempo 1 y un pasaje por la culpa, que lo lleva a resolverlo, en un tiempo 3. Greg resuelve su culpa una vez que la madre encuentra el incesto, situación que él mismo originó, sin saberlo.
Grez tiene dos posibilidades hablar o callar, pero el protagonista logra resolver en acto su contradicción, retirándose decompuesto de una reunión parroquial en la que se encontraba la madre de lisa, luego de haber escuchado por ella que la niña se encontraba a solas con su padre en su casa, Grez sin saberlo desencadena la condición de posibilidad de la llegada de la madre de Lisa a su casa coincidiendo en el momento del abuso.
El secreto finalmente fue revelado, Greg sin saberlo a partir del acto, resuelve el dilema de que si hablaba, "lo crucificarían", su vida clerical se terminaría por desobedecer el código de derecho canónico.
Si no habla, la violación se sigue perpetrando a sabiendas de él.
T1. Confesión de Lisa y el padre
T2. Acto de retirada de la reunión parroquial (sentimientos de culpa escena ante la cruz)
T3. Acto de volver a hacer la misa tras sus confesiones y sabido ya el abuso del padre de Lisa

Hipótesis clínica: Ubicarse como hijo de dios, pero para ello se exigen sacrificios, no es todo goce y Grez lo sabe, solo que hasta el momento se dio las posibilidad de poder adoptar dos posiciones frente a la vida que ahora estaban comenzando a estorbarse, su posición como sacerdote y su posición como hombre
3. Frente al el azar y el determinismo no hay escapatoria para el sujeto, como en el juego de ajedrez, tanto la acción como la omisión generan consecuencias, debe hacer algo con eso que se le presentan, al ponerse algo en movimiento nada permanecerá en el punto de partida: algo pasa, y a eso que pasa hay que responder de algún modo
El azar juega un rol importante en el film, encontramos momentos en donde rige el mismo en las escena en que se desencadenan consecutivamente la cancelación de la reunión parroquial por la descompostura del padre Grez al escuchar que Lisa se encontraba con su padre a solas en su casa, seguido a ello la escena en la que la madre de la niña parte consecuentemente a su casa, y la coincidencia de su entrada a la habitación en el momento del abuso, escena en que se desencadena la caída del secreto que problematizaba a Greg.

Un segundo momento lo encontramos en la escena en la que tras un momento reflexivo del personaje, éste decide abordar una situación romántica y afectiva con su amado, terminando la escena los dos en su auto besándose, cuando coincidentemente se presenta un oficial de policía, que los encuentra, razón por la cual lo llevan preso.

La necesidad, es aquello determinante, en esta película, para que se desarrolle la cuestión dilemática lo determinante es que Grez sea un Sacerdote.
Si éste personaje no hubiera contado con esta característica, no podría haberse producido la confesión tanto de Lisa como del padre.
El significado tanto moral como social, que la niña como gran parte de la sociedad le adjudica al sacerdote como hombre de dios, va mas allá de lo que Greg podría imaginar, Lisa no solo confiesa sus pecados, sino que deposita en el relato del abuso que debía tolerar diariamente.

4. La película presenta varias semejanzas con el texto " el muro".
Una de ellas es la resolución que ambos protagonistas dan a sus respectivos dilemas, mediante una superación del mismo vía una tercera posibilidad, una singularidad emergente.
Ibieta, prisionera de guerra, encarcelado y condenado a muerte por no revelar el paradero de un líder político, se presenta ante la situación de muerte, es obligado a pasar toda una noche antes de su fusilamiento, en esa noche logra desprenderse en apariencia de su deseo de vivir, Sin embargo luego de llegado el amanecer le preguntan una vez mas donde estaba este sujeto tan buscado, y le dan a elegir su vida por la de su amigo.
Ibieta ya perdido de oda atadura terrenal decide mentir, hacer una jugarreta, pero allí entrara loa pista que determine el verdadero motor de su respuesta, su deseo a vivir.
Sin ir más lejos esa noche antes de morir decide no dormir para no perder ni un minuto de su vida.
En esa jugarreta se juega un saber no sabido, una resolución en acto, que le permite a Ibieta salirse con la suya, resolver el dilema y quedarse con vida.
Aquí entra en juego una responsabilidad subjetiva, que obliga al sujeto a ir mas allá de las fronteras de su yo, es aquello que le pertenece pero le resulta extraño, ajeno así mismo.
En el Film Priest, sucede algo similar.
El padre Greg tras la confesión de Liza y posteriormente la del padre de la joven, éste sacerdote entrara en un dilema ético, de romper o no con el secreto de confesión, que es inviolable.
Tras una serie de situaciones, se denotara la incesante culpa que comienza a sentir el protagonista, y las diferentes salidas que no ponen fin a su tormento.
Da una serie de respuestas fallidas, no quiere hacerse cargo de ese problema, intenta derivarlo a alguien mas, esto lo denotamos, cuando en la escena siguiente a la confesión pide consejo de su amigo Mateo, en otra escena da pistas a la maestra de Liza o la madre de la niña.
Al igual que en el texto de Ibieta este sacerdote tendrá momento para la reflexión, donde traerá finalmente el contacto con su propio deseo, el de develar un secreto, que quizás sea el suyo mismo también ( homosexualidad).
En una escena posterior Greg sin saberlo frente a una reunión parroquial decide retirarse, generando allí el desencadenante cadena de situaciones azarosas que darán fin a su dilema.
Entrando en juego, nuevamente un saber no sabido, Greg da respuesta a su dilemática en acto, retirándose de la habitación, para que la madre de Lisa pueda llegar a su casa temprano y da cuenta del abuso sexual que padecía la niña.

5. La culpa es entendida como herramienta clínica para poder rastrear aquello que nos lleve al deseo del sujeto.
A su vez es entendida como un déficit del mismo. En el Film Priest El protagonista Greg, se enfrenta continuamente a situaciones en las que cede en el camino del deseo para amoldarse a los mandatos del Súper YO. Esto lo evidenciamos desde el momento en que se presenta la confesión del Abuso de una niña de 13 años.
Antes de este suceso, Greg no presentaba ningún esbozo de culpa, aún manteniendo una doble vida, " como cura y como hombre homosexual", podía diferenciar perfectamente la división de ambas vidas en el acto de sacarse el clérigo, esto aparentemente era representativo de la separación de sus dos mundos. Sin embargo Luego de la confesión pavorosa, de la pequeña Lisa, seguida de la de su padres, comienzan a desfilar por la vida de este sacerdote figuras de la culpa ya que el relato de este abuso roza la realidad de manera directa, dejando una marca en su subjetividad.
Greg se sentirá identificado con Lisa, él será esa niña, es por eso que debe hacer algo con el sufrimiento de esa pequeña. Sin embargo, se le presentara una dificultad a la hora de intentar darle fin a este problema. La confesión, como norma divina, no puede ser revelada, debe ser mantenida como un secreto.
Aquí es donde comienza el dilema para Greg ( develar o no el secreto), y es lo que lo llevar, primeramente a hablar con su amigo Mateo, pidiendo su consejo, como una especie de supervisión, al no conseguir nada intentara delegar la responsabilidad en un otro desentendiéndose del asunto ( pistas a la maestra de Liza y a la madre), pero su estrategia falla, finalmente intentara increpar al padre de la pequeña, pero éste solo lo retira del medio con violencia y Greg no tiene mas que retirarse.
Luego de intentos substitutivos de solucionar su dilema, por vías que no tuvieron éxito, Greg comienza a sentirse desbordado por la situación y comienza a mezclar esos dos mundos anteriores en los que no tenia inconvenientes de vivir (cura y homosexualidad).
Sin embargo, en ningún momento romperá el secreto de confesión.
La escena culminante de todo desborde de culpa, comenzara en una reunión parroquial donde se encuentra la madre de Lisa quien le expresa que la pequeña se encuentra sola con su padre en la casa. Greg sin poder soportar su culpa, se retira de la reunión y sube a su cuarto donde expresara en palabras la culpa que le genera toda esta situación.
El sacerdote comienza a rezar y entre rezos dirá: " haz algo no te quedes colgado ahí desgraciado.... Le contare a alguien. ¡Eso harías tú! Aquí notamos claramente el intento de restituir en el Otro la responsabilidad de confesar o no lo que sabe.
"¡Tú podías hablar eras el hijo de Dios!... ¡Yo no soy el Hijo de Dios, soy solo un sacerdote! "expresa luego, aquí podemos evidenciar un déficit en el sujeto, una humildad engañosa, ese es el lugar que verdaderamente quiere el Hijo de Dios, pero sabe que no lo merece."
No puedo cargar dos mil años de historia... eso seria arrogancia" Aqui vemos como se defiende ante su posicion en un intento de justificacion de su accionar.
Finalmente la frase que devela el verdadero temor: " Me crucificarían" Aquí notamos el temor por el deseo cumplido, ser finalmente juzgado como el Hijo de Dios, al develar el secreto no solo juzgarían el rompimiento de la norma de secreto de confesión, sino que se develaría parte de él, aquel hombre singular, normal y corriente, que no puede llegar a cumplir con los mandatos divinos necesarios para ser el Hijo de Dios, revelaría mas que el secreto de confesión revelaría su propio secreto,
"Dirías yo soy esa niña".
En una segunda parte, cuando a consecuencia de su descompostura la madre decide ir a su casa por la cancelación de la reunión y descubre el abuso, ella va a increpar al padre Greg, allí el la ignora en su desborde de vergüenza y culpa, por no haber develado lo que sabia y terminar con el padecer de la niña, y como acto de desesperación y por no poder tolerar la culpa que siente, decide marcharse de la parroquia.
A su regreso convocado por el padre Mateo, decide dar la misa con él, como una forma de explicar a todos sus verdaderos secretos y una forma de hacerse cargo de sus deseos. Sin embargo evidenciamos nuevamente esa marca, esa nueva posición en el final cuando, envuelto en llanto abraza a Lisa.
El padre Greg nunca volverá a ser el mismo.

6. Según D`Amore, el sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva, ese otro nombre del sujeto, Del acto de culpa que Greg es responsable es de no hacerse cargo de su propio deseo por temor a los mandatos Superyoicos y por el que dirán.
Para poder llegar a alcanzar su deseo, 2 ser el hijo de Dios, deberá terminar con todas las banalidades a las que los hombres comunes están acostumbrados, una de ellas las relaciones sexuales, o incluso la libertad de elección de un cónyuge, el amor, etc.
Su deseo esta en otro orden, va mas allá hacia lo divino, pero para ello debe sacrificarse, y eso es lo que le a temor, por eso cede, a su deseo y de eso es culpable, debido a que ésta responsabilidad es la relación ética del sujeto frente al deseo.
A su vez la culpa moral que siente el Sujeto por esta situación " tapona el acceso a un orden del deseo", Greg se siente tan culpable de no poder develar el secreto de confesión, por ese temor a que lo crucifiquen, que contrariamente a lo que busca resigna su deseo de Hijo de Dios. En el cumplimiento de la norma, no hace más que mantenerse en una posición mera de obediencia, lo cual no garantiza ese plus necesario para adoptar magna posición.
A su vez Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar, era necesario que Greg sea sacerdote para que se pueda llevar a cabo la confesión, no solo para terminar con el calvario de la pequeña Lisa, sino también para generar la marca en Greg que lo cambiara para siempre, en suma también el azar fue decisivo, ya que si a Greg no lo hubiesen asignado a esa parroquia, si la madre no se hubiese dirigido directamente a si casa luego de la cancelación de la reunión parroquial y si no hubiesen encontrado a greg en el auto con Graham, no se hubiera podido generar la ob-ligación que generaría en Greg la posibilidad de interpretación del abuso en consonancia con su propia vida y así dar una respuesta.
"La cuestión a interrogar en cuanto a responsabilidad, lo expresa Salomone no es del orden judiciable, no esta en la línea del crimen y el castigo el pecado o la condena. El interés esta puesto en la subjetivacion de una acción, si es así ya no será una acción cualquiera, sino una que recae finalmente sobre el sujeto, poniéndose este en acto, acto que supera el dilema va mas allá de él, porque corresponde a otro orden, al orden del deseo, del saber no sabido, del inconciente. Es un plus en subetivacion, el acto que Grez realiza sin saberlo resolviendo su dilema, debe ser visto en la singularidad de la situación, no es un mero azar o del destino que la secuencia desencadenada por el acto de retirada de Grez en la reunión se allá descubierto el abuso, es un acto con intención no develada para el sujeto, no mas en su inconciente, vinculado expresamente en su propio deseo.
Como lo expresa Sastre, Grez motivado por su angustia realiza una acción, una decisión que lo ayuda a hacerse a sí mismo, es responsable de su elección, que a su vez lo constituye en sujeto, pero esta elección no es una elección por mera voluntad, ya que Grez no toma conciencia sino después de su acto las fronteras de su elección, sino que es una decisión yoica vinculada meramente al deseo, es por eso que siempre estamos condenados a elegir, al estar vinculado con el deseo nuestra elección siempre traerá consecuencias, si Grez hablaba lo crucificarían si no hablaba seguiría el martirio de Lisa, si actuaba algo de su propio deseo y su propio secreto saldría a la luz.
.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: