Inciio > Series > House Temporada 2 > Temporada 2 - Episodio 20 > "Euphoria, Part 1" / "Euforia 1"
"Euphoria, Part 1" / "Euforia 1"

Temporada 2 - Episodio 20

Autor: Santiago, Tomás

Palabras calve: Experimentación - Investigación – Trauma – Relaciones de trabajo

Síntesis

Sinopsis.

Un policía en persecución de un sospechoso que al atraparlo empieza a sufrir un caso de euforia. Debido a esto sufre un disparo por parte del delincuente que deriva en que lo trasladen a un hospital. Para House los síntomas de euforia se deben a una intoxicación por monóxido de carbono. Pero cuando Foreman empieza a tener los mismos síntomas que el policía, esto se vuelve una carrera para House y su equipo para tratar de salvar tanto al paciente como a Foreman. Este capítulo está vinculado con la relación entre Cameron y Foreman, y especialmente con las diferencias entre sus personalidades.

Sinopsis del caso clínico.

En la primera escena podemos observar a una patrulla de policía que está en persecución de una camioneta negra. Luego la camioneta se detiene y un sospechoso guarda una pistola en su pantalón mientras sale de ella y se dirige a un callejón, trepando por una reja. De la patrulla sale el oficial Joe Luria que persigue al sospechoso hasta el final del callejón y logra encontrarlo escondido en un contenedor de basura. Joe le pide al sospechoso ( que luego es identificado como “Zapatos de Bebe” ) que salga con las manos en alto del basurero. Joe le apunta con la pistola y le lee los derechos a “Zapatos de Bebe”, pero al hacerlo empieza a reírse y cambia lo que dice la Advertencia Miranda. Ante este panorama el delincuente le pregunta al oficial si se encuentra drogado, y luego de una respuesta de él, “Zapatos de Bebe” saca un arma escondida de su pantalón y le dispara a Joe. La bala impacta en el chaleco antibalas de Joe y se fragmenta ocasionándole heridas en la parte izquierda de la cara, lo que lleva a que caiga al suelo; pero a pesar de esto él continua riéndose. Lo cual lleva a que Joe termine siendo derivado al hospital, con mareos, euforia y un trauma en la cabeza debido a los fragmentos de bala.

En la siguiente escena observamos una sala del hospital en donde se encuentran Cameron, Foreman y Chase. Chase le dice a Foreman que su padre debe sentirse orgulloso de él, ya que va a salir en el diario local; y en ese momento Cameron aclara que va a salir en el diario local, gracias al artículo que le robo Foreman. House entra en escena y les presenta el caso de Joe a Foreman, Chase y Cameron. Foreman cree que los síntomas de Joe fueron producidos por el uso de drogas, mientras que Chase cree que es debido a una intoxicación por monóxido de carbono. House se inclina por la teoría de Chase y manda a Foreman a revisar el departamento de Joe y la patrulla que conducía para ver si hay un escape de gas en algún lado, mientras que Chase y Cameron llevan a Joe a una cámara hiperbarica para tratar el envenenamiento por monóxido de carbono. Por su parte House decide ir a la estación de policía donde trabaja Joe. En la próxima escena podemos observar a Foreman en el departamento del oficial Luria, el cual está lleno de basura por todos lados, restos de comida sin consumir, comida en descomposición en la heladera, moho en las paredes y griferías oxidadas. Foreman toma una muestra de todo lo que encuentra en la casa que pudo provocar los síntomas de Joe. Luego podemos ver que Foreman encuentra un balcón, el cual se puede acceder por la ventana del departamento de Joe. Al salir al balcón y seguir el corredor, Foreman deriva en un cobertizo y al entrar ve una pequeña plantación de marihuana.

En la siguiente escena podemos ver a House en la estación de policía hablando con la compañera de Joe. House le dice que parece que esta todo en orden y termina diciéndole que tiene unas multas por su discapacidad. La oficial al ver las multas nota que son por exceso de velocidad y al comentárselo a House el argumenta que son debido a las urgencias que tiene que atender en el hospital e insinúa que Joe se encuentra bien por el momento pero que uno nunca sabe. Por este comentario la oficial le responde a House que va a ver que puede hacer con las multas, y es en ese momento es que House nota que un oficial cerca de un aire acondicionado esta tosiendo. Le pregunta a la compañera de Joe donde se sienta él por lo general y ella le señala el sector cercano al aire acondicionado. En la escena siguiente, vemos a Foreman y House entrando al hospital. Foreman le dice a House que los síntomas son debidos a que Joe se encuentra drogado con marihuana, pero House le responde que es debido al agua rancia en el aire acondicionado, que provoco la enfermedad del Legionario.

Más adelante podemos ver a Foreman con Joe en una sala del hospital. Foreman esta tratando a Joe, y él le dice que se siente mucho mejor. Foreman le contesta que se debe a que los niveles en sangre del monóxido de carbono bajaron, a lo que Joe le contesta porque suena desilusionado. Foreman le dice que se siente feliz porque el paciente se encuentra mejor, pero Joe no le cree y le pregunta si no le agradan los policías. Entra en escena Chase con unas radiografías, y pasa a mostrárselas a Joe para que observe que las infiltraciones que encontraron el día anterior se estaban disipando. Joe pregunta si ya no tiene nada que preocuparse, pero Foreman nota algo extraño, por lo que vuelve a mostrarle las radiografías pero esta vez las da vuelta por lo que se encuentran todas tapadas, y pasa a explicárselas a Joe. Acto seguido Joe pregunta si ya está todo bien y Foreman le pasa la mano por enfrente de los ojos a Joe y este no reacciona.

En la siguiente escena podemos ver a House, Cameron, Chase y Foreman en la sala de diagnostico. Foreman le comenta a House que Joe puede ver pero que su cerebro no puede procesar la información que recibe por lo que se encuentran con el síndrome de Anton-Babinski, lo cual indica que tiene daños en ambos lóbulos occipitales. House concluye que una embolia podría ser el causante de la ceguera y la euforia, y manda a su equipo a darle a Joe heparina para así diluir la sangre y de esa forma encontrar el coagulo. Foreman dice que el coagulo debería estar sobre las arterias vertebrales laterales. Pero para lograr encontrar el coagulo, se debe hacer una resonancia magnetica, Chase dice que esto es imposible debido a los fragmentos de bala alojados en la cabeza de Joe. House hace un chiste y dice que lo dejen a la suerte de una moneda si sale cara se realiza la resonancia y si sale seca, se muere. Foreman termina diciendo que los chalecos de la policía están hechos de arcilla y que están diseñados para atrapar las balas y no fragmentarlas, por lo que la pistola con la que disparo “Zapatos de Bebe” debía ser un calibre 38. con punta hueca por lo que la bala se debía haber fragmenta por sí sola, lo que responde a una base ferrosa. Esto hace que House, decida no hacer una resonancia y seguir la sugerencia de Cameron de hacer un angiograma, aunque resulte inútil, y les pide que luego de hacerle el angiograma a Joe lo busquen en la morgue.

En la siguiente escena podemos observar a House, Chase, Cameron y Foreman en la morgue. House pregunta que datos pudieron sacar del angiograma, mientras busca en las etiquetas de los cadáveres que hay en la morgue. Cameron le responde a House diciendo que Foreman debería quedar fuera del caso porque trato de forma poco adecuada a Joe durante el examen, a lo que House responde que Foreman no puede quedar fuera del caso, ya que siendo el neurólogo del grupo es una pieza cable para saber que tiene el paciente. House vuelve a preguntar que dio el angiograma y Chase le contesta que podría haber un coagulo alrededor del circulo de Willis y que basado en la progresión de los síntomas el coagulo está creciendo. House mientras saca un cadáver dice que si posiblemente haya un coagulo quiere decir que más adelante podría haber una trombosis o una embolia. Foreman le dice a House que el angiograma no le puede dar esa información, a lo que House contesta que entonces el angiograma es una pérdida de tiempo. Foreman le responde que por lo menos le dio algo de información sin matarlo, lo cual House replica diciéndole que no sabe si una resonancia lo mataría. Chase le dice a House que capaz es necesario sacar los fragmentos de bala con una cirugía, pero House le contesta que los cirujanos dicen que es imposible operar mientras el paciente está con anticoagulantes. Al terminar la frase House se pone tapones en los oídos y saca un arma. Acto seguido le dispara a uno de los cadáveres de la morgue. Chase y Cameron lo miran sorprendidos, a lo que House aclara que la bala que disparo es idéntica a la que “Zapatos de Bebe” uso con Joe. Mientras Cameron y Chase siguen con caras sorprendidas, se puede observar que Foreman se ríe por debajo del asunto, lo cual es percatado por House.

En la siguiente escena Chase y Foreman están introduciendo el cadáver con la bala en la cabeza en la cámara de resonancia magnética. Mientras que Cameron le muestra una radiografía a House para mostrarle donde quedaron los fragmentos de bala. House le pregunta a Cameron que tan poco profesional se comporto Foreman con el paciente y Cameron le responde que se comporto peor que lo usual, pero mejor que él ( haciendo referencia a House ), y que reprendió a Joe por ser un mal policía. House vuelve a preguntarle a Cameron si lo reprendió o lo humillo, a lo que Cameron responde en forma sarcástica, que no estaba segura ya que no llevaba consigo un diccionario de sinónimos. House le explica que uno implica que sintió placer al hacerlo y que el otro podía ser por ira negra reprimida. Foreman al escuchar esto le pregunta a House si cree que él está enfermo y House le responde que no es normal que un empleado se ría cuando ve que su jefe le dispara a un cadáver. Foreman le responde que haberse acostumbrado a sus locuras no son un síntoma de una enfermedad. Cuddy entra en escena y le dice a House que no puede imaginar que tipo de lógica utilizo para considerar en dispararle a un cadáver. House en forma irónica responde que si le hubiera disparado a una persona viva tendría que hacer mucho mas papeleo. Cuddy le responde que va a ser él, el que se pare enfrente del ataúd y le explique a la familia por qué un enfermo de cáncer tiene un agujero de bala en la cabeza. Cuando House se dispone a prender la máquina de resonancia, Cuddy le advierte que no lo haga y House le dice que en el peor de los casos le va a sacar la bala que era por lo que ella se estaba quejando. House enciende la maquina y se observa que se produce un corte de luz y los fragmentos de la bala que estaban en la cabeza del cadáver salen expulsados dañando la máquina de resonancia magnética.

En la siguiente escena podemos ver a House, Cameron y Foreman en la sala de diagnostico esperando por Chase. Chase entra a la sala y comenta que el imán se daño y que no se va a poder utilizar la máquina para las resonancias por al menos dos semanas. House dice que igual no importa porque no la va a poder utilizar con su paciente, pero Cameron le dice que tampoco la van a poder utilizar otros doctores o pacientes. Luego de esto Foreman pregunta si no hacer nada es una opción, ya que quizás el coagulo se diluya por si solo, y un indicador de esto es que los mareos parecen haberse ido. House pide que le hagan un eco cardiograma. Cameron le pregunta en busca de que si el problema es claramente neurológico, House le responde que los coágulos están en el cerebro, pero que la fuente de los coágulos puede estar en el corazón.

En la siguiente escena podemos ver a Joe, Cameron, Chase y Foreman en una sala del hospital. Cameron y Chase le están haciendo un eco cardiograma a Joe que se encuentra en una cama, mientras que Foreman los observa desde un costado. Cameron dice que el corazón de Joe está bien y le pregunta a Chase donde más podrían encontrar coágulos. Chase le responde que pueden hacerle una ecografía de sus piernas en busca de trombosis venosa profunda. En ese momento Joe entra en un estado de taquicardia y empieza a brotarle sangre por las heridas. Entran enfermeras en la escena para ayudar a estabilizar a Joe. Mientras la sitacion empieza a ponerse tensa por las complicaciones que presenta el cuadro de Joe, Foreman empieza a reírse descontroladamente, lo que lleva a que Cameron le pida que se retire. Foreman riéndose que si coagulan la sangre el paciente se muere y si se la alivianan también se va a morir, y pregunta si es a él el único que la situación le parece graciosa. Chase y Cameron se miran entre sí sin entender que le sucede a Foreman mientras este sigue riéndose descontroladamente.

La siguiente escena nos muestra a Foreman y a Joe en una sala aislada. Foreman empieza a discutir con House que se encuentra fuera de la sala, diciéndole que el no está enfermo. House le comenta si conoce al paciente que le tuvieron que taladrar la cabeza para alivianar la presión sanguínea, luego de una pausa House acota irónicamente “divertidísimo”. Foreman le responde que el que el se ría de una situación así no es síntoma de una enfermedad. House le dice a Foreman que si no está enfermo, lo que tiene Joe no es contagioso y que por ende no tiene de que preocuparse, y que si realmente esta enfermo los dos se quedaran ahí hasta saber la causa de su enfermedad.

House pide una resonancia del cerebro de Foreman para saber que los está afectando. Chase realiza la resonancia en Foreman y se ve una lesión. Cuando Chase le comenta a Foreman el resultado de la resonancia, Foreman concluye que se debe a una infección por estreptococos, y que las toxinas conducen a la neuro degeneración, que fue lo que le provoco la lesión y le pide a Chase que le de un reservorio de Ommaya y que le den linezolid directamente en el cerebro y así estarán bien. Chase luego de la charla con Foreman, se encuentra con House y Cameron y le comunica lo que cree que deben hacer, pero House en vez de realizar el procedimiento que Foreman dice le realiza una biopsia del cerebro. La biopsia del cerebro de Foreman, da como resultado negativo para los estreptococos, como así también para el síndrome de Nilo Occidental y encefalitis equina. Cameron le pide a House de volver al departamento de Joe buscar más pistas sobre la enfermedad pero House se rehúsa a dejarla ir y le dice que haga todos los test posibles sobre los muestras que trajo Foreman de la casa de Joe. Cameron realiza los test sobre las muestras y dan como resultado que no hay ni tolueno, arsénico y plomo, lo cual deja al equipo sin ningún dato relevante para continuar con diagnósticos diferentes.

En la escena siguiente Foreman y Cameron se encuentran en la sala de aislamiento. Cameron esta con un traje para no infectarse. Foreman le pregunta a Cameron por el resultado de la biopsia y Cameron le responde que la biopsia no concluyo nada. Foreman le pregunta si realizaron otros análisis en la comida que había en la casa de Joe, porque podría dar como resultado que era Listeriosis. Cameron le dice a Foreman que nadie volvió al departamento, ya que House creía que era muy peligroso. Foreman se enoja al escuchar esto y dice que mejor de las gracias ya que si House la hubiese elegido a ella para ir al departamento de Joe, seria ella la que estaría en su estado y no él. Cameron le pide a Foreman que se tranquilice mientras le realiza los exámenes para la visión, pero este le dice a Cameron que es su trabajo volver al departamento. Al ver que Cameron no le responde Foreman toma una jeringa y se la clava en la pierna a Cameron rasgándole el traje, y le dice que ahora tiene dos opciones o le comenta a House lo sucedido y se queda con él en la sala de aislamiento o va al departamento de Joe en busca de más muestras y de esa forma le salva la vida al policía, a él y su propia vida.

En la siguiente escena se `puede ver a House y Chase fuera de la sala de aislamiento y a Foreman con Joe dentro. Joe empieza a quejarse de un severo dolor producido por la enfermedad, lo cual hace que Foreman no pueda aguantar más y le inyecte una línea directa de morfina en la carótida. Chase le advierte a Foreman que esto puede provocar que Joe muera por un paro cardíaco, pero House dice que si no lo mata la morfina, lo mataría el dolor. Joe luego de que le suministre Foreman la morfina parece calmarse, pero acto seguido vuelve a retorcerse de dolor. House concluye que esto se debe a un nuevo síntoma hiperalgesia. La infección se está esparciendo hacia el centro de dolor del cerebro, por lo que los medicamentos surgen efecto. House le dice a Chase que ponga a Joe en un coma, ya que de lo contrario el dolor constante terminaría matándolo.

La siguiente escena nos muestra a Cameron entrando al departamento de Joe con un traje de seguridad ( o aislamiento externo ), y empieza a recoger nuevas muestras. Cuando Cameron sale del departamento, House la está esperando. House le pregunta a Cameron por qué arriesga la vida por alguien que quiso matarla, si fuese él lo primero que haría sería clavarle un cuchillo por la espalda o pegarle un tiro. Cameron le responde que lo hace para salvar su propia vida no la de Foreman. House le dice que es poco probable que se halla infectado por un rasguño con la jeringa, de lo contrario no estaría ( Cameron ) entrando con un traje de aislamiento al departamento de Joe. Luego de la discusión House toma la bolsa con muestras del departamento y se pone a revisarlas y nota que hay tres rebanadas de pan. Como alguien tan desorganizado como Joe y que comia tan mal no podía tener tanto pan, le pide a Cameron que vuelva a departamento. Una vez dentro Cameron sale al balcón de Joe y a pedido de House esparce trozos de pan, lo cual lleva a que un grupo de palomas baje a comer. House luego explica que esto se debe a un patrón de comportamiento que generan las aves cuando se las alimenta continuamente y que seguramente Joe lo hacía para juntar el excremento de las aves para fertilizar sus plantas de marihuana. House a través de esto concluye que tanto Foreman como Joe deben padecer de Cryptoccocus neoformans. Cameron toma una muestra del excremento y se retiran del departamento.

En la siguiente escena podemos ver como Foreman está hablando con Chase. Chase le comenta a Foreman el descubrimiento de House y Cameron, y Foreman dice que con una ampolla de flucitocina tanto él como Joe estarán bien. Luego de esto Foreman le pregunta a Chase como se encuentra Cameron y Chase le responde que se encuentra bien, aunque Chase no logra entender por qué Foreman se comporto de esa manera, lo cual Foreman responde que lo que hizo termino salvándole la vida.

En la siguiente escena se ve a Cameron analizando la muestra del excremento de ave, mientras Foreman y Joe reciben tratamiento por el cryptoccocus neoformans. Mientras todo parece ya concluido, Joe entra en un paro cardiaco. Foreman se apura para tratar de ayudar a Joe queriendo reanimarlo. En ese momento Cameron llega a la escena diciéndole a Foreman que House se equivoco y no era lo que creían ya que en los resultados de la muestra del excremento no aparecía el cryptoccocus. Foreman trata desesperadamente de reanimar a Joe por más que este no responde. La escena termina con la irrupción de House dando la hora de muerte de Joe a las 12:26 pm y con Foreman en su intento desmesurado y ya sin fin de revivir a Joe.

Relación entre los personajes.

Podemos observar como hay un conflicto entre los personajes de Cameron y Foreman, ya que al comienzo del capítulo se da a conocer que Foreman le robo un artículo de publicación a su compañera de trabajo ( Cameron ). Además Foreman termina poniendo a Cameron en una situación de riesgo con el solo fin de poder salvar su propia vida, cuando la ataca con la jeringa y le rasga el traje de protección.

Otro hecho a resaltar es la disputa que se produce entre House y Wilson, cuando este último le dice a House que debido a que uno de sus pacientes es de hecho también alguien que trabaja con él se está comportando de forma diferente. Lo que lleva a House al enojo y a decirle a Wilson de forma despectiva que le gustaría tener su trabajo ya que él nunca podría contagiarse de cáncer de sus pacientes.

Euforia.

Euforia es según el griego εὐφορία, la capacidad de soportar el dolor. En este caso el título del capítulo se puede relacionar con la idea de soportar por un lado, el dolor que produce que un compañero de trabajo se vea en una situación límite ( como es el caso de Foreman ) para el resto de sus compañeros, y por otro lado se puede relacionar con la falta de capacidad que tiene Foreman para soportar su propio dolor o miedo a la muerte que lo lleva a tomar la decisión de poner en riesgo a otra compañera de trabajo ( Cameron ) por el solo hecho de llegar a salvar su vida.

Desarrollo Conceptual

Para realizar el desarrollo conceptual voy a centrar mi atención en el personaje de House.

En el capitulo, House toma una decisión basada por la necesidad, esta decisión es mandar a uno de sus doctores a cargo a revisar el departamento del paciente. La necesidad en este caso está dada por la invariante presente, un paciente que está a su cargo y del cual se desprende un diagnostico de envenenamiento por monóxido de carbono, el cual es necesario comprobar. Es en esta acción, cuando House decide mandar a Foreman al departamento de Joe ( el paciente ) para comprobar el diagnostico, en la cual podemos situar el Tiempo 1 del circuito de la responsabilidad. La figura del azar se ve presente entonces en la decisión de House de mandar a Foreman a revisar el departamento del paciente y no a uno de los otros dos doctores a su cargo ( Chase y Cameron ). Esto se puede observar, ya que, queda bien marcado en una conversación que tiene Cameron con Foreman cuando ella le está haciendo unos estudios, una vez que ya se le ha diagnosticado con la misma enfermedad que tiene el paciente y que voy a reproducir por el impacto que tiene la escena en su desarrollo:

Cameron: “No volví al departamento”

Foreman: “¿Quien fue el que volvió entonces?”

Cameron: “House dijo que no volviéramos al departamento, es demasiado peligroso”

Foreman: “La respuesta tiene que estar en ese departamento, no ir es demasiado peligroso”

Cameron: “Lo lamento”

Foreman: “Mejor agradece, sí House te hubiera señalado a vos en vez de a mí, vos estarías en este lugar en vez de mí” [1]

Tomamos entonces al azar como figura predominante en la elección del House con respecto quien iba a ir a revisar el departamento de Joe.

El tiempo 1, que he tomado va tomar significación una vez que irrumpa el Tiempo 2 de la interpelación. Como dice Oscar D’Amore: “La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito. Luego la culpa ob-liga a una respuesta ad hoc a la interpelación; es decir, dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1…”. [2]

Para entender el Tiempo 1, hay que tener en cuenta que para el actor es una acción que parece acaba. El Tiempo 1 conlleva un principio con finalidad inmediata para el actor, ya que como podemos observar en el caso de House, el creé que al mandar a Foreman a la casa del paciente se iba a comprobar su diagnostico sobre el envenenamiento por monóxido de carbono y por lo tanto con la validación de su diagnostico se generaría por causa consecuente el fin de su acción primera ( Mandar a Foreman a la casa del paciente ). Para lograr una mejor lectura de este caso, podemos trazar un paralelo con el caso de Ibbieta, el personaje principal en la obra “El Muro” de Jean Paul Sartre. En esta obra podemos apreciar como el personaje principal está envuelto en el medio de la Guerra Civil Española. Para entrar en el contexto de la historia el relato nos muestra a un grupo de prisioneros republicanos en manos de la falange que son arrojados a un sótano y deberán trascurrir su última noche en espera de que al amanecer los lleven al muro para ser ejecutados. Al llegar el alba, todos con excepción de uno, son llevados para ser ejecutados. El único que permanece en la celda es nuestro personaje principal, el cual escucha las detonaciones en espera de la misma suerte que sus compatriotas. Pero a esté se le presenta una oportunidad diferente, los falangistas le dan a elegir, o entregar a su amigo y colega en militancia Ramón Gris o termina con la misma suerte de los demás. Ibbieta sabiendo que de una forma u otra su suerte seria la misma, la muerte, y sabiendo también que su amigo permanecía oculto en la casa de su primo, decide jugarles una broma a los falangistas, y termina diciéndoles que Gris se encuentra escondido en el cementerio. Acto seguido, los falangistas salen en busca de Gris que según la información dada estaba oculto en el cementerio. Aquí es donde podemos situar el Tiempo 1 en el magistral relato de Sartre, ya que como hemos aclarado previamente, el Tiempo 1 es la acción realizada por el protagonista que él creé terminada. Ibbieta al igual que House, creé que una vez realizada la acción el fin posible es único y final. En el caso de Ibbieta la acción finalizaría cuando los falangistas vuelvan sin haber podido encontrar a Gris y terminen con su vida. Por otro lado en el caso de House, el creé que la acción sucumbiría una vez que Foreman vuelva con la comprobación de su diagnostico, aunque como ya veremos esto no termine así.

Como ya he mencionado previamente es el Tiempo 2 el cual resignifica al Tiempo 1, pasemos entonces al Tiempo 2. Podemos situar el Tiempo 2 en el caso de House, cuando nos encontramos en la morgue y Foreman ya ha dado algunos indicios que contrajo la enfermedad que el paciente tiene y que todavía no han podido diagnosticar. En la escena previa se puede ver a Foreman, insultando a través de la ironía al paciente por ser un policía corrupto, lo cual es traído a colación por Cameron en el diferencial que se encuentran haciendo con House, pero él hace caso omiso de esta advertencia, argumentando que sin Foreman no se puede continuar con el caso. Una vez que Foreman dice que se encuentra bien, House toma la palabra de Foreman para liberarse del asunto. Es entonces en la negación del asunto que podemos ver, en el caso de House, la interpelación que es el Tiempo 2, ya que como dice D’Amore “en la negación, que también es una alternativa a la interpelación, pero que es del mismo modo un manifiesto de la misma y que encuentra su mejor aliado en la proyección”. [3] Podemos decir que en la proyección de la responsabilidad, al dejar House en las palabras de Foreman su propio diagnostico, se desliga de toda responsabilidad sobre el asunto.

Ahora bien, es en la culpa donde se puede ver la responsabilidad subjetiva del sujeto, ya que no hay responsabilidad subjetiva sin culpa. Entonces, la interpelación que aquí se muestra como una negación proyectada, queda a un lado cuando se produce luego una introyección de la culpa, ya que cuando Foreman es inevitablemente diagnosticado con la enfermedad que tiene el paciente y que se creé que el origen de esta enfermedad se encuentra en algún elemento del departamento del paciente, House realiza una retroacción sobre el Tiempo 1. House se ve obligado a volver a analizar los elementos que lo llevaron a Foreman al estado en que se encuentra y es por la introyección de la culpa que se ve obligado a realizar este camino. Nuevamente citando a D’Amore podemos ver que: “La retroacción que genera la interpelación resignifica porque liga (ob-liga) a los elementos “disonantes” que se convierten entonces en un tiempo 1, es decir que el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se “debe” responder. Esa doble aceptación de la deuda, la económica y la obligación más moral del deber, entran en juego a partir de la interpelación.” [4]

Ahora bien para lograr una mejor comprensión del capítulo de House y del Tiempo 2 tracemos nuevamente un paralelo con el relato “El Muro” de Sartre. Retomando el breve resumen que realice previamente, podemos volver con Ibbieta una vez ya realizada la broma a los falangistas de que Gris estaba en el cementerio. Pero la broma y la mentira se convierten en realidad, cuando a Gris lo descubren en el cementerio y lo matan. Ibbieta se entera del destino de su amigo, y es aquí donde podemos situar el Tiempo 2 en el relato de Sartre, porque es en este momento donde se produce la interpelación para Ibbieta. Donde la culpa hace que niegue su responsabilidad en la muerte de Ibbieta, es cierto que el azar se puso en juego, ¿pero qué tanto de azar y que tanta estadística se le puede adjudicar al asunto? . Podemos decir que lo que nos permite analizar la responsabilidad subjetiva en este caso, es la culpa que deja riendo hasta las lágrimas a Ibbieta. Porque él sabe que sucumbió ante el deseo, el deseo de poder vivir un poco más, es la broma lo que le daba un poco más de vida, pero al hacer esta broma es donde el destino de su amigo Gris se ve condenado. Entonces la interpelación que en este caso es la negación de su responsabilidad y la proyección de la culpa que realiza Ibbieta, diciendo que es por culpa del temperamento de Gris por pelearse con su primo y pasar de un refugio seguro a otro con mayores probabilidades de que lo encuentren, en donde podemos ver que el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción que hace que se retorne sobre la acción por la que se tiene responder. Como dice Juan Carlos Mosca, “En este sentido, acotado, Ibbieta, el protagonista de El muro, es responsable, quizás no “culpable”, pero responsable de abrir la boca, aun en la ignorancia. Responsable de haber deseado vivir. Responsable de querer burlar al Otro, de querer engañarlo, aceptando al mismo tiempo sus reglas, su goce.”

Por su parte House a través de la culpa introyectada también se está haciendo responsable subjetivamente de que cedió ante el deseo. En este caso nos tenemos que remitir al principio del capítulo de House, cuando House se apresura a mandar a Foreman al departamento de Joe, sucumbe ante el deseo. El toma la decisión de ir a la estación de policía para poder librarse de unas multas por exceso de velocidad. Remitiéndose a la compañera de Joe en el destacamento policial y con el argumento que las multas son debido a urgencias medicas ínsita a la compañera de Joe a que se deshaga de ellas, también insinuando que no sabe cuando otra emergencia médica puede llegar a suceder ( haciendo referencia Joe que se encuentra en el hospital ).

Esto que se puede leer como un oportunismo por parte de House también puede ser tomado como una desobedecía hacia la autoridad, tomando en cuenta que el deseo por desobedecer a la autoridad está muy presente en House y esto se puede apreciar cuando también desobedece la autoridad del Hospital, que es Lisa Cuddy, cuando rompe el aparato de resonancia magnética ante la advertencia de ella. Y es porque sucumbe ante el deseo que manda apresuradamente a Foreman a la casa del paciente sin tomar en cuenta los riesgos que esto pueden generar. En este sentido es que la responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice; una singularidad que emite el sujeto, del deseo inconsciente que causo la formación.

Por último cabe aclarar que dado el Tiempo 2, que es de la interpelación y habiéndose producido una ligadura con el Tiempo 1 ya se produce una obligación para responder a esa interpelación. Es en esta respuesta diferenciada que se puede apreciar al Tiempo 3, el tiempo de la respuesta ante la interpelación. En el caso de House la respuesta subjetiva que tiene que dar al haber cedido ante el deseo, que lleva a Foreman a contraer una enfermedad, fue como se puede apreciar en el capitulo una sobreestimación de los demás médicos a su cargo y un meticuloso manejo que no era parte de su forma de ser habitual, que lo transforma de un medico excepcional a un medico como cualquiera. Esto se puede apreciar muy claramente en un dialogo que tiene House con Wilson, en donde la culpa introyectada, le genera tal angustia a House que lo lleva a desquitarse con Wilson que termina como Tiresias cuando va a enfrentar a Creón, en donde al mostrarle la realidad frente de sus ojos termina recibiendo su furia.

Wilson: “Estas siendo precavido…estas siendo común. Cuando no te importa nada..”

House: “¿Cuando uno de los médicos que tenes a cargo contrajo cáncer de uno de tus pacientes?. Decime cuando eso sucede y ahí es cuando vamos a volver a tener esta discusión.”

Wilson: “Es solo otro casa, no?”

House: “Puedo apostar que podes tener sexo sin protección con tus pacientes de cáncer sin contagiarte de nada. Lo que daría por tener tu trabajo.” [5]

Referencias

- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.

- Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.

- Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.

- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.

- Sófocles: Antígona. En Tragedias Completas. Editorial Cátedra, Madrid, 1993.



NOTAS

[1Cita de la serie House M.D. Temporada 2, episodio 20.

[2D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006. Pág. 152.

[3D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006. Pág. 159.

[4D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006. Pág. 152/153.

[5Cita de la serie House M.D. Temporada 2, episodio 20.