Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Expiación, deseo y pecado >

por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos –Cátedra Fariña
2ºEvaluación. Segundo cuatrimestre 2009

Alumna: Diéguez, Daniela
Profesora: Serué, Dora
Comisión 2

Película: “Expiación, deseo y pecado”
Año de estreno: 2007

La película está ambientada en Inglaterra. Se realizan varios saltos temporales, con lo cual podríamos establecer que comienza en 1935 pero luego se ubica en algunos años posteriores, en plena Segunda Guerra Mundial. La protagonista de nuestro trabajo será Briony Tallis, una niña de trece años de edad, la menor de dos hermanas pertenecientes a una familia bien posicionada económicamente. Se muestra desde el principio de la película como una niña inteligente, imaginativa y con un importante interés en la escritura. Briony es testigo de escenas de seducción entre Cecilia, su hermana mayor, y Robbie, el hijo del ama de llaves, de quien ella parece estar también enamorada. Luego de estas escenas y de leer una carta de Robbie que iba dirigida a su hermana, con cierto contenido sexual, la pequeña cree que Robbie es un maníaco sexual, hipótesis que elucubra, mezclando ciertos celos de niña ante la frustración amorosa y, quizás también, por haber algo traumático en estas escenas que ella ve, relacionadas con la sexualidad, que no puede simbolizar. En una noche que están todos reunidos en la casa, se produce una supuesta violación a una prima de la familia y Briony no duda en acusar a Robbie del hecho, pese a que él es inocente, introduciendo aquí una variante que cambiará el curso de la vida de todos los personajes. Robbie va a la cárcel y unos años más tarde le dan la opción de quedarse en ese lugar o alistarse con el ejército para luchar en la guerra, lo que finalmente realiza.
Resulta interesante hacer un paralelismo entre los tres momento de la vida de Briony - los cuales incluso están bien diferenciados fílmicamente a través de tres actrices diferentes representando el mismo personaje- y los tres tiempos que corresponden al circuito de la responsabilidad. Podríamos ubicar al Tiempo 1, en la declaración de Briony, a los 13 años de edad, en la cual hace culpable a Robbie de la supuesta violación. “Fue él, lo vi con mis propios ojos”. Es interesante ubicar aquí que Briony decide hablar en este momento. Nadie sabe que ella ha visto la escena, la cual la pondría en un contexto reducido de libertad. Ella podría no haber dicho nada.
Ahora bien, ¿qué tipo de responsabilidad le cabe a esta niña? Por ser una niña, es difícil ubicarla como sujeto autónomo, sujeto de la voluntad y la intención. Desde el punto de vista jurídico, está claro que si se juzgara falso testimonio, ella sería inimputable, por ser menor de edad y, económicamente hablando, no habría ninguna deuda que tendría que pagar con la culpa. Es decir, sería también inimputable de culpa. Sin embargo, veremos que Briony decide responsabilizarse subjetivamente, intentando reparar su acción, haciéndola propia y buscando ser un sujeto diferente de aquella niña de trece años.
En cuanto al Tiempo 2, no aparecería escenificado por la protagonista en el film. De algún modo, se despliega, en un primer momento, a través de la voz en off de Cecilia, quien le cuenta en una carta a Robbie que su hermana le ha escrito, diciéndole “No puedo huir de lo que hice y lo que significó, cuyo alcance total recién ahora comienzo a entender”. En este momento en la película, aparece una Briony ya adolescente, quien ha decidido estudiar enfermería, al igual que su hermana Cecilia. Suponemos entonces que durante este tiempo ha advenido cierta interpelación que han puesto en aviso a la niña de que algo anduvo mal y que su acción iniciada en el Tiempo 1 fue más allá de lo esperado. Podemos igualmente pensar que aquí ya comienza a gestarse un Tiempo 3, de responsabilidad subjetiva. Briony, pese a que se esperaba de ella que ingrese a la Universidad de Cambridge, se une a las enfermeras que esperan a los soldados que vienen de la guerra para “sanar sus heridas”. Se ve claramente que cuando llegan los primeros soldados para ser curados, ella busca a Robbie entre ellos, incluso cree verlo en otra persona; ella parecería querer encontrarlo para sanarlo. Además comienza en este momento, sus primeros borradores de su Novela “Atonement”, la cual narra esta propia historia y, veremos luego, que podría representar su apropiación absoluta de eso que la había llevado a una acción no deseada y su intento de repararlo. En este tiempo, hay una escena en la que ella decide ir a la casa de su hermana y enfrentar su responsabilidad. Sin saberlo, ella encuentra también a Robbie, el cual no puede disimular su odio y bronca hacia ella. Briony le dice: “Quiero cambiar mi declaración; lo que hice fue horrible, no espero tu perdón”. Podríamos ubicar en estos dichos, su intento de cambio de posición frente a las circunstancias.
En un último salto temporal, en el final de la película, aparece una Briony anciana, famosa escritora, la cual se encuentra en un estudio de televisión, siendo entrevistada y contando los detalles de su novela “Atonement”. Ella declara que esa es su última novela y a la vez su primera, ya que la había empezado a escribir en el hospital y que decide publicarla porque se está muriendo. A través de esta escena, nos enteramos que toda la película representa la novela que ella ha escrito, contada al pie de la letra, salvo por una situación que ella misma ha modificado: la escena en la que ella va a la casa de Cecilia y se enfrenta con ella y con Robbie nunca ha existido. No lo habría podido hacer ya que ambos habían muerto, él un día antes de volver a su tierra luego del combate y ella, por un atentado realizado en el lugar donde estaba refugiada. Podríamos asegurar que Briony no es responsable de la muerte de Robbie, que algo del destino se juega allí, pero es evidente que sin su primer acto, él no habría nunca llegado a este escenario bélico, el cual presenta grandes posibilidades de enfrentarlo con la muerte.
Su explicación de aquella modificación de la realidad en su obra, vale la pena exponerla textualmente: “Mi hermana y Robbie nunca pudieron estar juntos como lo deseaban y merecían. Y yo, desde entonces, siempre sentí que yo lo impedí. ¿Pero qué sentido de esperanza o satisfacción podría obtener el lector de un final como ese? En el libro yo le quise dar a Robbie y a Cecilia lo que perdieron en la vida. Quisiera pensar que no es evasión, sino un acto final de bondad”. Ubicamos entonces en este lugar al sujeto del acto. Briony busca lo que la película describe como expiación, es decir, “borrar las culpas”, haciéndose responsable, en este caso, a través de la literatura, dándole entonces un importante valor a las palabras
¿Qué hipótesis clínica podríamos plantear que, ubicada entre el Tiempo 2 y el Tiempo 1, abriría la responsabilidad subjetiva del Tiempo 3? Podríamos ubicar dos hechos aquí: Por un lado, es muy interesante una escena que es presentada como un recuerdo de Briony cuando ella está en el hospital como enfermera, en la cual la “Briony niña” se encuentra sentada a la orilla de una especia de laguna y le pregunta a Robbie, sentado cerca de ella, si sería capaz de salvarla en el caso de que ella se cayera al agua. Él le responde que por supuesto que lo haría y entonces ella se arroja. Al rescatarla del agua, Robbie se muestra muy enojado con ella por la situación peligrosa a la que se ha expuesto y ella, sin importarle su enojo, le agradece que le haya salvado la vida y le dice que estará eternamente agradecida con él por ese hecho. Por otro lado, hay una escena de Briony al principio de la película, cuando termina de escribir un guión de una novela, en la cual le preguntan sobre la temática de esa narrativa y ella responde: “Se trata de que el amor está muy bien pero hay que ser responsable”. Podemos entonces conjeturar que en aquella primera acción, algo de una herida narcisista se pone en juego. Ella ama a ese hombre y lo ubica como su salvador, como aquel que estaría dispuesto a dar la vida por ella. La frustración de descubrirlo a él enamorado de otra persona, parecería ponerla en un lugar de desprotección y aquel gran amor parecería mudarse en un odio que lo lleva a querer “vengarse”. En el Tiempo 2 podríamos suponer que ella se da cuenta que no ha sido tan responsable con ese amor.
Asimismo, podríamos ubicar una clara referencia al placer de mirar en la niña. Hay varias tomas decisivas en las cuales la mirada de ella está en primer plano. Ella ve la escena en la cual Cecilia se desnuda en el parque ante Robbie para buscar algo que se había caído en una fuente; ve la escena en donde ambos hacen en el amor en la biblioteca, la misma noche de la acusación, (escenas que asimismo son presentadas en la película desde la visión de ella y posteriormente desde el punto de vista de Cecilia y Robbie); ella espía la carta que iba dirigida a su hermana que tiene palabras de carácter sexual y, finalmente, es ella la que supuestamente ve la escena de la violación y reconoce al atacante. Se puede analizar, en este caso, cómo la visión, el más utilizado de los sentidos, pudo verse confundido por situaciones que, quizás, por tener cierta complejidad, Briony no logra entender. Podría entonces quizás plantearse cierta culpa en ese placer de mirar. ¿Hay culpa por el propio deseo? Desear nunca sería pecado ya que, siguiendo a Juan Carlos Mosca, “el yo no es propietario del deseo pero sí diremos que el sujeto es responsable de su puesta en acto”. Quizás entonces también podría plantearse cierta culpa de Briony por ese placer de ver, lo que la hace, además, castigarse a sí misma, separándose para siempre de Robbie.
Podríamos concluir resaltando que es en el tiempo de la responsabilidad subjetiva, reflejado en la creación literaria que busca confrontar al sujeto con una verdad que lo determina, donde el sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto y se presenta una respuesta que posee una dimensión ética. Ella se enfrenta a su existencia y, literalmente, “se sustrae de dormir en los signos de un guión ajeno”.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: