Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Expiación, deseo y pecado >

por 

TITULO ORIGINAL: Atonement
PAIS: Reino Unido
DIRECCION: Joe Wright
GUION: Christopher Hampton, en base a una novela de Ian McEwan.
ACTORES: Keira Knightley, James McAvoy, Saoirse Ronan, Romola Garai, Vanessa Redgrave, Brenda Blethyn, Juno Temple, Patrick Kennedy, Benedict Cumberbatch.
GENERO: Drama
Película ambientada en el verano de 1935, en plena Guerra Mundial; muestra como la precoz escritora Briony Tallis (de 13 años de edad) es testigo del juego de seducción entre Robbie (James McAvoy), el hijo del ama de llaves, y Cecilia (Keira Knightley), su hermana mayor. El interés de Briony por el joven y los malos entendidos derivan en que la niña acuse a Robbie de la supuesta violación de una prima de 15 años, llamada Lola. Sin embargo, Robbie es inocente. Además de destruir el romance entre el hijo de la sirvienta y Cecilia, la situación termina por modificar la vida de la familia. Briony, luego de enviar injustamente a Robbie a prisión, intenta de alguna forma compensar su actitud.
Síntesis argumental:

La película se desarrolla en un caluroso verano de 1935, durante la guerra mundial. La familia de las protagonistas, Briony de 13 años, y su hermana Cecilia, junto a sus primos, esperan el regreso de su hermano, luego de mucho tiempo de ausencia. El hermano llega con un amigo, Paúl, el cual cumplirá un papel importante que desatara el conflicto (supuesta violación).
Robbie, otro personaje central en la trama, es el hijo del ama de llaves. Iniciará con cecilia todo un juego de seducción, el cual terminará por unirlos en “un amor eterno”. Su relación con Briony es como de “hermanos”, aunque la niña guarde en secreto el amor que siente por él, y presente a su vez un juego de seducción acorde a su edad (se presenta en una escena narrada, en donde ella se tira a un lago para ser salvada por Robbie; y al rescatarla cree que él corresponde a su sentimiento).
El análisis del film, se centrará en la pequeña Briony, esta niña “escritora”, y sobre todo fantaseadora, que entrama una serie de sucesos en su mente, que si bien acontecen en la “realidad”, ella los interpretará de acuerdo a sus fantasías y deseos.

DESARROLLO:
Las escenas que preparan toda la serie de sucesos y circuitos de la responsabilidad; en la cual Briony hace sus interpretaciones y puede actuar en consecuencia, se inician de esta manera:

1) Escena en donde Cecilia y Robbie se encuentran junto a una fuente de agua, Robbie rompe un florero y cae en ella; Cecilia entra en el agua para buscar este fragmento de florero y sale de la fuente, con la ropa mojada y traslucida. Briony, espiando esta escena, lo interpreta como un juego perverso de seducción entre estos dos personajes.
2) Segunda secuencia, en la cual Robie escribe dos cartas, una para entregársela a Cecilia de contenido inocente, y otra como “sublimación” en la cual plasma sus deseos obscenos en papel. El “azar” hace que Robbie entregue la carta obscena a Briony para que esta se la entregue a su vez a Cecilia, pero esta no puede sino leerla, y ante la perplejidad de estas palabras, con mezcla de celos y rencor, la muestra a la madre, quedando Robbie en una posición de “pervertido” ante la familia.
3) Por ultimo, se produce una escena, en la noche de la cena-celebración, donde Cecilia se encuentra con Robbie en la biblioteca, donde finalmente consuman su amor, en un acto “erótico”; esta escena es interrumpida e interpretada nuevamente por la pequeña fantaseadora Briony, la cual deduce que, Robbie, ante la carta “repugnante y obscena”, no puede estar menos que acosando a su hermana (esta mezcla de incertidumbre hacia lo desconocido, interpretaciones fantaseadas, junto con celos y rencor hacia su enamorado y hermana, terminarán produciendo el primer acto, que dará inicio al circuito de la responsabilidad)

La escena principal del análisis, se produce, cuando dos primos (mellizos) se pierden en la misma noche de celebración, lo que conduce a la búsqueda de ellos por parte de toda la familia. En medio de una especie de campo o bosque, en la oscura noche, Briony por causas del “Azar”, observa una escena donde se encuentra su Prima Lola de 15 años, con un sujeto que no se alcanza a distinguir en la oscuridad, en comercio sexual (supuesta violación).
Esta niña de 15 años, se presenta muy “perturbada”, los niños perdidos ya aparecen en escena, y la trama ahora se centra en esta problemática de abuso hacia Lola.
Es entonces cuando la trama toma un giro trágico, y es aquí en la acción de la protagonista de 13 años, Briony, en donde ubicamos el Primer tiempo del circuito de la responsabilidad. Esta acción que produce la niña, no es otra cosa que la acusación, ante la familia, de haber visualizado al supuesto “atacante” de su prima; si bien ella no lo vio claramente, interpreta y conjetura nuevamente que la persona capas de realizar semejante acto con su prima, no es otro que su “amado” no correspondido, el “perverso y obsceno” Robbie (realmente inocente). “En un primer momento las motivaciones inconcientes se expresan mas allá de la voluntad e intención del yo”
En este acto se pueden interpretar varias cosas; en principio, la denuncia en contra de su “amado”, seria una venganza hacia su amor no correspondido, como a su vez una venganza a hacia su hermana, la cual le impide su amor. El texto implícito podría escribirse así: “yo te amo, tu no me amas, amas a mi hermana; si no puedo tenerte, mi hermana tampoco te tendrá, y tienes que pagar por eso”.
Vemos así un sentimiento oculto, inconciente para la niña. Un deseo desconocido que se expresa en una acción, que se agota en sus fines.
La trama o interpretación “conciente” de la niña seria esta: “Robbie es un seductor pervertido, manda cartas obscenas, y ya ha atacado a alguien (su hermana Cecilia), ahora intenta atacar a mi prima Lola, no puede ser otro que él, el culpable”
Siguiendo la línea del deseo inconciente, podemos proseguir así: “ella es menor que su hermana, por eso Robbie seduce a Cecilia (ya que tienen la misma edad); identificada con su hermana, plasma su amor en ellos, y vivencia un amor oculto, desplazado (hasta aquí, solo son interpretaciones, fantasías y conjeturas). Pero, en la escena del “acoso”, la acosada en una niña de casi su edad; piensa por que Robbie no la puede acosar así también a ella, entonces es un pervertido y merece ser denunciado a su familia por ello. (La conformación de la trama con ayuda de la pequeña protagonista, indican el desarrollo de este desenlace, pero es el acto de denuncia, quien comienza y dispara el conflicto en Briony).
Robbie es encarcelado y separado de su verdadero amor, Cecilia, los cuales se prometen “amor eterno”. Así, se abre para Brinoy un abanico de respuestas para este acto, esta acción de encarcelación interpela a la niña; donde el azar produjo la posibilidad de manifestar su deseo, ahora se encuentra ante la siguiente dilemática: Robbie es separado de su amor verdadero, y de ella misma, con su acto, mas allá de satisfacer su fantasía, produjo efectos en las vidas de otras personas, efectos en verdad devastadores.
“El Sujeto es siendo. Nunca del todo realizado pero siendo. De eso debería dar respuesta, de la razón de su ser en la razón deseante en lo calculable y también en lo incalculable y no representable de de su ser.” (J.C. Mosca, “Responsabilidad: otro nombre del sujeto”)

Se presenta así, la culpa, con sus respectivos caminos a seguir. Es la culpa la que interpela a la niña, y obliga (ob-liga) a volver sobre su acción inicial en sentido regresivo, y es por ella donde el sujeto debe responder, posibilitando el circuito de la responsabilidad. No hablamos aquí de responsabilidad jurídica, ni moral; sino responsabilidad subjetiva, “la cual interpela al sujeto mas allá de las fronteras del yo, asentándose en la noción de sujeto del inconciente”, y no de sujeto autónomo. Salir de lo particular de las leyes y de la moral de la época; y ubicarse en el universal-singular de la responsabilidad ética.
“La interpelación subjetiva se pone en marcha cuando la Ley simbólica del deseo, ob-liga a retornar sobre la acción. No hay deseo sin culpa, implica retomar sobre la acción…”

Posicionándose nuevamente sobre su acción, vemos que aparece un sentimiento de culpa, pero no se responsabiliza subjetivamente, sino que trata de alguna manera de “remediar” su acto. Todavía aquí, no aparece un Tiempo 3 en el circuito (no hay todavía responsabilidad subjetiva).
Robbie, termina luchando en la guerra, Cecilia se fuga de la casa y empieza una vida a la espera de su amado. Y Briony estudia y trabaja como enfermera para así poder ayudar a los heridos en guerra, con la añoranza de volver a ver a Robbie y poder así reestablecer algo de su deseo, algo de su culpa, y posicionarse nuevamente como sujeto deseante. Vemos que este sentimiento de culpa, y sus acciones por remediar este trágico desenlace, no le permiten situarse como sujeto, sino que gran parte de su vida, se dedica a reparar el daño causado y no responsabilizarse subjetivamente, sino más bien moralmente.
“Ético es quien reacciona ya frente a la tentación interiormente sentida, sin ceder a ella. Pero quien alternativamente peca, y luego, en su arrepentimiento, formula elevados reclamos éticos, se expone al reproche de que arregla las cosas de harto manera cómoda. No ha realizado lo esencial de eticidad, la renuncia, pues la vida ética es un interés de la humanidad” (S. Freud; “Dostoievski y el parricidio”)

Casi hacia el final de la película, se produce algo interesante, que reconstruye un poco la trama. Se descubre que toda la película era una narración de un libro de la propia Briony (ahora adulta), el cual es contado a un periodista que la entrevista. Este libro, el último de su vida según ella, es una especie de autobiografía de su vida (la película es la narración de este libro, por parte de la protagonista). Aparece una escena (siguiendo la narración del libro), donde Briony visita a Cecilia la cual se encuentra por fin junto con su amor Robbie; tratando de pedir “redención” de parte de ella y una rectificación por parte de Robbie. Más allá de este “pedido de “dis-culpa” se esconde algo: comenta luego de narrar esta escena, que la misma nunca ocurrió, ella nunca visito a su hermana, y Robbie había muerto en la guerra.
Podemos observar en esto, un intento de plasmar su responsabilidad, al narrar su propia historia, y un intento de desasir su culpa, mediante la figuración fantaseada de un “final feliz” en su libro. Lo cierto es que esto no alcanza, ni le alcanzo a ella tampoco, si esto fuera suficiente, no comentaría el final triste de la resolución de la vida real; y es aquí, narrando en una especie de conferencia ante cámaras, donde admite su culpa, su responsabilidad por la acción inicial, reconoce su deseo y su responsabilidad ante este, y puede situarse como sujeto deseante nuevamente, solo al final del film (vemos ahora si, un tercer tiempo, en donde se produce la responsabilidad subjetiva, donde nuevamente hay sujeto).

“De nuestra posición de Sujeto somos siempre responsables.
…el error de buena fe es entre todos el más imperdonable.” (Lacan, “la ciencia y la verdad”)



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: