Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Goodbye Lenin! >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos.
Cátedra I. Prof. Tit. Reg. Fariña, Juan Jorge Michel.

Docente de Trabajos Prácticos: Lic. Patricia Gorosito.
Comisión: 16. Miércoles de 21.30 a 23 horas.
Cuatrimestre: 2º
Año: 2009
Alumna: Ortega, Lucila. L.U: 330046290 Mail: lucilao87@hotmail.com

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

• Sinopsis de la película
Título original: Goodbye Lenin!
Dirección: Wolfgang Becker.
País: Alemania.
Año: 2004.
Interpretación: Daniel Brühl (Alex Kerner), Katrin Sass (Christianne), Maria Simon (Ariane Kerner), Burghart Klaussner (Robert Kerner), entre otros.

El escenario del film se sitúa en la República Democrática Alemana. Las primeras escenas ocurren en el año 1978 las cuales relatan que el padre, Robert Kerner se ha ido a Alemania Occidental y Christianne decide quedarse en su país con sus hijos, Alex y Ariane. Ella les comunica su padre se ha ido con otra mujer y se refugia en el mutismo absoluto a lo largo de dos meses. Posteriormente, se rearma y se hace cargo de su casa, sus hijos y se convierte en una figura destacada dentro del partido socialista, el cual era férrea militante.
Diez años después, Christianne encuentra a su hijo Alex en una manifestación en contra del gobierno. Él es detenido por la policía y en ese mismo instante, ella sufre un infarto y permanece en coma a lo largo de ocho meses. Posteriormente, ella despierta y gracias a los cuidados de su hijo, poco a poco se va recuperando. El médico les advirtió que podía sufrir un segundo infarto si recibía grandes disgustos, entonces Alex decide ocultarle la caída del muro y la consiguiente occidentalización de Berlín Oriental. Así, decidió recrear una puesta en escena cotidiana, obsesiva y cada vez más difícil de sostener, una realidad idéntica al tipo de sociedad que su madre consideraba ideal.
Luego de un tiempo, la escena transcurre en el campo en donde se encuentra Christianne con sus dos hijos y sus respectivas parejas. Ella da cuenta que sus hijos ya no eran niños, sino que se habían convertido en adultos entonces confiesa que los ha engañado a todos. Revela el secreto en relación al paradero de Robert. Él no se fue con otra mujer a Alemania Occidental. Él se ausentó porque acudió a un congreso y la esperaría a su esposa con sus hijos allí. Pero Christianne, siendo fiel a sus ideales políticos, decidió quedarse del lado oriental argumentando que debía salir con un permiso especial, que corría el riesgo que le quitaran sus hijos. Finalmente, les pide perdón. Manifiesta sus deseos de volver a ver y hablar con Robert ya que siempre ha pensado en él. Esa misma noche, sufre un nuevo infarto. Alex decide ir a buscar a su padre, después de diez años sin saber nada de él. Lo encuentra, le comenta que su madre está muriendo y los deseos de ella de volver a verlo. Ambos, acuden al hospital y la pareja se queda largas horas hablando. Tres días después, Christianne muere feliz, como manifiesta Alex.

• Análisis de la película

El presente análisis recaerá sobre el personaje Christianne, madre de Alex. El recorrido del film demostrará el cambio de posición mediante el circuito de la responsabilidad. Este, consta de tres tiempos lógicos. El primero de ellos, hace referencia a una conducta que realiza un sujeto con determinados fines, en el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebida. En el segundo tiempo, encontramos indicadores de la realidad que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal. Es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo uno. En el tercer tiempo se ubicaría el efecto sujeto, es decir, del acto ético, allí donde se produce un sujeto de deseo inconsciente, es otro nombre del sujeto. Es otro nombre del sujeto, el de la responsabilidad subjetiva. La hipótesis clínica daría cuenta de la explicación del movimiento producido en el segundo tiempo que resignificará el primero.
También haremos referencia a las categorías de necesidad y azar, culpa y responsabilidad. A su vez, también, articularemos esto con las categorías trabajadas como el acto ético, lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.
Vale la pena aclarar lo siguiente. En relación a la responsabilidad, se pueden configurar dos campos. El primero, se vincula con lo jurídico y moral mientras que el segundo, nos confronta con la dimensión de la responsabilidad subjetiva. Llamaremos responsabilidad subjetiva a aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconsciente. , se vincula, como señala Freud, a ese propósito desconocido para el sujeto.
En el tiempo uno, ubicaríamos a la madre de Alex, Christianne, frente a la decisión de no hablar más acerca del padre de sus hijos ya que la dejó por otra mujer y se fue a vivir a Alemania Occidental.
En un tiempo dos, la escena transcurre en el campo. Se encuentran ambos hijos de Christianne (Alex y Ariane) con sus respectivas parejas. La madre pregunta qué fue lo que pasó a lo largo de los ocho meses en los que estuvo en coma. Posteriormente, manifiesta darse cuenta que sus hijos se han convertido en adultos y confiesa que los ha engañado a todos en relación al paradero del padre. Expresa que él se fue tuvo que ir a Alemania Occidental porque debía acudir a un congreso. La madre con ambos hijos irían luego pero ella tomó la decisión de no ir en porque contradecía su ideología. Agregó, que debía conseguir un permiso para poder viajar con sus hijos hacia el oeste pero que este tardaría mucho tiempo en ser entregado. Además, agrega que corría el riesgo que le quitaran a sus hijos. Por lo tanto, los engaño ocultándoles la verdad. Expresa que ese fue el mayor error que cometió en su vida porque les mintió y pide que la perdonaran. Esto nos permite pensar la existencia de un tercer tiempo del circuito.
La interpelación dada en el segundo tiempo, es aquello que genera culpa. Pone en cuestionamiento aquellas consistencias previamente instituidas, funciona como una singularidad que irrumpe exigiendo un gesto de universalización. En este caso, recibe de la realidad indicadores que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal, el sujeto se ve interpelado por aquellos elementos disonantes. En nuestra película, esto se ve en la escena citada anteriormente al notar que sus hijos se convirtieron en adultos y sostener la mentira acerca del paradero del padre estaba comenzando a desvanecerse.
En el tiempo tres, Christianne, luego de confesar que ha engañado a sus hijos acerca del paradero de Robert, exclama que su deseo es volver a verlo y que ha pensado mucho en él. Este es el punto en donde se ubicaría algo del sujeto que desconoce de sí.
En relación a la hipótesis clínica, podemos plantear el siguiente interrogante ¿Es responsable Christianne de haber engañado a sus hijos acerca del paradero del padre?, ¿Hasta que punto?
Freud, en su texto Duelo y Melancolía (1917) plantea lo siguiente:
¨ El duelo es, por regla general, la reacción frente a la pérdida de una persona amada (…) ¨
Podríamos ubicar algo de lo universal- singular en este punto que es la situación de pérdida, de duelo en la que se encuentra Christianne.
¨ (…) la reacción frente a la perdida de una persona amada, contiene (…) la pérdida por el mundo exterior ¨.
En base a esta cita, podemos enunciar que Christianne cuando se encuentra en una situación que lo confronta con Robert (al inicio de la película cuando Alex menciona que su padre se fue a Alemania Occidental con otra mujer; diez años después, ella se encuentra a su hijo siendo arrestado por unos soldados por participar en una manifestación pidiendo que haya libertad de prensa y pases sin límites, se miran mutuamente, ella se desmaya, tiene un infarto y pasará ocho meses en coma; una vez que decide confesar la verdad acerca del paradero de Robert, nuevamente padece de un segundo infarto pero no permanece en coma), se desentiende del mundo exterior, responde con síntomas corporales, ya sea por medio del mutismo absoluto, estando en coma ocho meses o padeciendo de dos infartos. Allí se ubicaría algo del orden de lo no representado y por lo tanto, responde ausentándose.
¨ (…) una vez cumplido el trabajo del duelo, el yo se vuelve otra vez libre y desinhibido ¨
Hacia el final del film, Christianne confiesa la verdad acerca del padre de sus hijos. Posteriormente, exclama cuánto desea volver a verlo. Esa misma noche, tiene otro infarto por lo cual, Alex decide ir a buscar a su padre. Ambos acuden al hospital y Robert se queda largas horas hablando con la madre de sus hijos. Luego de tres días, Christianne ¨ muere feliz ¨ tal como lo expresa Alex en el film. En relación a esto, y basándonos en la cita extraída, podemos establecer que al cumplir su deseo de volver a ver y hablar con Robert, cumplido el trabajo de su duelo, se derrumba el muro que la ataba a una historia desanudada e inconclusa y muere feliz.
En lo que respecta a las categorías de necesidad y azar, necesidad establece una conexión entre causas y efectos, azar desconecta tal relación. La necesidad alude a aquello inexorable ubicándose en la película elegida, en relación al régimen socialista totalitario que imperaba Alemania Oriental. Del lado del azar, ubicamos lo que se relaciona con lo fortuito, implica lo accidental, la incertidumbre, señalándose en el film en relación al encuentro de Christianne y su hijo en la marcha produciendo en ésta un infarto y consecuentemente, estando en coma a lo largo de ocho meses.
Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Responsable es aquel del cual se espera una respuesta que suponga un cambio de posición subjetiva frente a las circunstancias. Y así fue. Christianne, finalmente confiesa la verdad motivo por el cual, deja de ocupar el lugar de una supuesta mujer engañada por otra (como ubicamos en el tiempo uno) para pasar a ser una mujer que todavía desea y anhela volver a ver a Robert. Lacan dice que sólo se puede ser culpable de haber cedido en su deseo. El sujeto cede en el camino del deseo para amoldarse a los mandatos del súper yo, renuncia al deseo para gozar del sometimiento. Así como hizo Christianne, al callar el amor que sentía por su marido y renunciar a que sus hijos crecieran junto a su padre se sometió a su ideal político.
Alejandro Ariel, en su texto Le responsabilidad ante el aborto, define a la moral ¨ la pertinencia de la conducta de un hombre con respecto a otros hombres (…) Es condición necesaria para que haya un lazo social posible entre la gente, porque la moral permite que haya signos y ellos son los que nos permiten hacer lazo social, unos con otros. La moral se sostiene del ideal del yo dominante en una época¨. En base a lo citado, podemos esgrimir que Christianne responde de acuerdo al ideal dominante en la época que era ser fiel a su convicción y a su partido. No renuncia a cambiar de modalidad de vida, decir, dejar atrás su férrea militancia socialista para transformarse en miembro de una sociedad capitalista, por sus hijos y por el amor que sentía por su marido. ¨ En el campo de la decisión moral, el adulto ya es poseedor de las claves para tener un secreto. Entonces, su decisión se dirime entre el engaño y la confesión ¨ La decisión de nuestro personaje elegido, a lo largo del film se configuro en el plano del engaño, y posteriormente, frente a sus hijos adultos decidió confesar.

• Bibliografía

Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.

D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Freud, S., “Duelo y Melancolía”. En Obras Completas, op. cit., t. XIV.

Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: