Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Hace tanto que te quiero >

por 

Parcial domiciliario
Psicología, Ética y Derechos Humanos

Nombre y Apellido: Mariana Gimena Roda
Cátedra: Juan Jorge Michel Fariña
Docente de TP: Gabriela Levy Daniel
Comisión 6

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film. ¿Cual es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
A partir del abordaje del film Il y a Longetemp que je t’ aime, decidimos situar el análisis de la responsabilidad subjetiva en torno al personaje de Juliette. La razón de nuestra decisión radica en que Juliette es atravesada por una situación y debe posicionarse ante ella de manera tal de otorgar una respuesta, de tomar una decisión. Decimos, que la noción de sujeto responsable es, en todos los casos, la interpelación a un sujeto para que de una respuesta. Resulta conveniente introducir la hipótesis que propone Eduardo Lazo acerca del acto de Juliette, para luego retomar y profundizar la cuestión de la responsabilidad subjetiva. Lazo plantea que la falta de información acerca de las circunstancias que llevan a Juliette a cometer el acto asegura el cierre de sentido por parte del Otro. Esto genera consecuencias que se reflejan en el discurso particularista, no solo en el ámbito jurídico, que ubica la acción de Juliette en el orden de un delito, sino también en su familia que no hace mas que condenarla a muerte - en vida- frente al horror del hecho. Es decir que la crueldad de Juliette no se sitúa en la acción de quitarle la vida a su hijo enfermo, sino en el hecho de silenciarla apartando al niño de su entorno familiar.
El conocimiento, dijimos, permite dar sentido a la singularidad del acto, crea las condiciones para que el Otro-que-observa, se aparte de una mirada particularista, pero: ¿Cual es la posición de Juliette en su acto? Su posición es de soledad. A fines explicativos, nos permitimos hablar de dos tipos de soledad, una ligada a la culpa y al castigo y otra ligada a la responsabilidad subjetiva. La primera se desentiende del deseo, y se entiende con las demandas de castigo del superyó, siendo estas motivo de culpa, la culpa infértil, que no genera sujeto sino que lo detiene. La responsabilidad subjetiva refiere a la singularidad de un sujeto en acto, y como todo acto, es creado en soledad, es un instante en que el sujeto esta solo consigo mismo, por eso es responsable. Pero, como afirma Lazo: “ Que una decisión sea en soledad no equivale a que sea apostar por la soledad”. La segunda, refiere a la postura ética del acto que solo admite al sujeto singular, y como tal, concuerda con su deseo, es su sola respuesta la creadora de acto.
Retomando a Juliette, la soledad que habita en ella, se desentiende de su propio deseo. Dicha postura ha hecho de si misma, una imagen de horror para el Otro y con su silencio ha cedido frente a esa determinación exterior a modo de castigo.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
El circuito de la responsabilidad que describe M. E Domínguez es útil a fines de organizar la situación y analizarla retroactivamente a partir de una conclusión que funciona a modo de hipótesis clínica. Nos interesa recorrer brevemente estos tres tiempos con el fin de relacionarlos luego con la situación del film.
Existen tres tiempos que ordenan este circuito. Un primer tiempo se ubica en una acción determinada, es la acción propiamente dicha que establece concordancia con el universo de discurso en el cual esta inmerso, es decir, en el cual se llevo a cabo. En un segundo momento se establece una discordancia, una ruptura establecida por la emergencia de un elemento nuevo que nos señala un exceso en lo acontecido y que produce, inevitablemente, una pregunta acerca de la postura del sujeto frente a la situación anterior. Frente a esto es necesario un tercer tiempo que establezca una relación entre los tiempos uno y dos, un tercer tiempo irrevocable en su condición de retroactivo que sitúe una ligadura ahí donde solo hay contraste; la hipótesis clínica será la que verifique la responsabilidad subjetiva en la acción, alcanzando esta la condición de acto creador de un plus en el sujeto.
Ahora verifiquemos en el film lo antedicho. Ubicamos un primer tiempo en la acción de Juliette, la acción de aplicar una inyección letal a su hijo que sufre de una enfermedad irreversible. Es posible inscribir esta acción en el discurso epocal por la sencilla razón de que en este primer tiempo dicha acción parece cerrar sentido y existen palabras para mencionarla: Juliette lleva a cabo la acción para no ver sufrir a su hijo de seis años, aparentemente dicha acción se agota en los fines para los que fue realizada. Pero un segundo momento nos indica que allí donde parecía haber una acción acabada hay incertidumbre y un interrogante emerge: ¿Cual es la posición subjetiva de Juliette? ¿Cual es su responsabilidad subjetiva frente al acto? Como dijimos, es necesario establecer, en este tercer tiempo que asoma, una hipótesis clínica que resignifique la singularidad en acto de la protagonista, alejándola del universo particularista del primer tiempo y otorgándole un superávit de sentido.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
Resulta interesante comenzar a esbozar la cuestión del azar, ubicando en la mas imperiosa fuente de contingencias -el surgimiento de la vida misma- uno de sus elementos. Es decir, situamos en el hecho de engendrar a un hijo destinado a la muerte por poseer una enfermedad irreversible, como el mas siniestro elemento de azar en el marco de la situación que atraviesa a Juliette. Si bien podemos pensar en cuestiones como la herencia y la biología como determinantes (en cierta medida) del destino del sujeto, cuando nos referimos al azar hablamos de una situación que se desarrolla sin ningún tipo de injerencia del mismo.
Por otra parte, al hablar de necesidad, hacemos referencia al hecho de que la situación azarosa no es producida por el sujeto, pero este como tal, es responsable de dar una respuesta frente a la situación, es decir que es necesario que esta se produzca para que el sujeto se posicione frente a ella. La situación que interpela a Juliette – la enfermedad de su hijo- la obliga, como dijimos, a posicionarse frente a ella y a dar una respuesta singular, subjetiva, de ello si es responsable. El carácter decisorio de su respuesta le da la categoría de acto, en tanto es posible pensar en dos modos -formas posibles- de dar una respuesta: una es responder frente a determinadas opciones, es decir, elegir una opción dentro de un abanico de posibilidades. Y otra manera, es la decisión como acto. La decisión que no involucra a otro que limita, ya que no hay otro, no hay opciones. La decisión es la única forma de respuesta con carácter de acto.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
El psicoanálisis comprende que la condición de responsabilidad es inherente al sujeto. El sujeto es responsable por todos sus actos; pero ¿de que es responsable? La responsabilidad es concebida como la respuesta a una interpelación subjetiva, es decir, es una pregunta que interpela al sujeto. El posicionamiento de Juliette frente a la situación fue acompañado por un silencio que ha logrado aplastarla, y por el cual ella es responsable, aunque no logra asumir esa postura – la de la responsabilidad- (hasta que su hermana Lea la ayuda a recuperar el vinculo con el Otro); de ahí que la culpa por haber engendrado un hijo con una enfermedad irreversible la invada, a tal punto de tomar la decisión de silenciar cruelmente la situación, sumirla en la mas profunda soledad y así condenarse a si misma a la angustia, figura que se desprende de la culpa. No hay responsabilidad subjetiva (que ubicamos en el orden de lo singular), sin culpa (que ubicamos en el orden de lo particular), pero la diferencia entre el posicionamiento de cada sujeto, esta en como se relacionara con la culpa. Juliette queda atrapada en la mirada del Otro que la ha condenado, ese es su castigo, ya que considera que no hay opción, que solo puede vivir la culpa de un modo cruel. Esa es su cárcel. Solo a partir del abandono de su postura de castigo por ser una madre “asesina” (significante que le otorga el Otro) puede asumir la responsabilidad subjetiva por su acto. Es decir, que uno de los caminos posibles para recuperar el vinculo con el Otro es, romper el silencio cruel (la falta de información al entorno familiar que la ha condenado, como se menciono en la hipótesis de Lazo).
Distinto es el campo de lo jurídico, donde la culpa pertenece al sujeto que comete una acción con decisión-intención-interés, así es como esta perspectiva considera punible a aquel individuo capaz de responder por si mismo. Cuando hablamos de sujeto autónomo, hacemos referencia a toda persona que es responsable de sus actos y por tanto, imputable por aquellos que sean considerados delictivos. Es posible establecer en Juliette su responsabilidad jurídica, agraviada esta por el hecho de que no solo comete el acto de quitarle la vida a su hijo, sino que además decide no brindar información acerca de las razones que tuvo para hacerlo. Ella confiesa a su hermana: “¿Explicar qué, a quién? Explicar es buscar excusas. La muerte no tiene excusas”
5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento El muro, de Jean Paul Sartre).
Conceptualmente, el film Il y a Longetemp que je t’ aime y el caso de Ibbieta convergen en tanto los personajes sobre quienes recae la responsabilidad subjetiva (Juliette e Ibbieta, respectivamente) deben tomar una decisión en la cual, esta en juego la vida de un tercero, con quien mantienen un vinculo. Pero divergen, en tanto el deseo inconciente de ambos personajes opera en dos sentidos distintos. En Juliette, la culpa es su castigo y también su condena a una muerte simbólica en vida, es decir, se ubica en el lugar que le fue designado por su entorno familiar, a partir del hecho cometido, fingiendo que ella no existe. A diferencia de Ibbieta quien manifiesta su deseo de vivir, a partir de una frase condenatoria hacia Ramón Gris, que salvara su vida: “está en el cementerio” (ya que si Ramón Gris esta en el cementerio - muerto-, Ibbieta conservara su vida ). Si bien el hecho de que sus palabras fueran ciertas, responde al azar, es posible señalar que Ibbieta ha actuado acorde a su deseo de vivir.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: