Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2012 > Historia de un taxi >

por 

01¬_Alvarez María Natalia; Botta Mirta Haydee_Historia de Taxi

PARCIAL DOMICILIARIO
Psicología, Etica y Derechos Humanos

Cat. I Fariña, Juan Jorge Michel

Prof. de trabajos prácticos: Perez Ferretti, Fernando
Comisión: 1
Alumnas: Alvarez, Maria Natalia L.U 33932981-0
Botta, Mirta Haydee L.U 60008
Fecha de entrega: 26 de Febrero de 2012

Curso de Verano 2012

01¬_Alvarez María Natalia; Botta Mirta Haydee_Historia de Taxi
Introducción
Para el presente trabajo hemos seleccionado la letra y videoclip de la canción Historia de taxi, del cantautor Ricardo Arjona, publicada en el año 1994, perteneciente al álbum Historias, tomando como personaje a analizar al “taxista”.
Letra de Historia de taxi, álbum Historias (1994), Ricardo Arjona.
Eran las diez de la noche piloteaba mi nave
Era mi taxi un Volkswagen del año sesenta y ocho.
Era un día de esos malos donde no hubo pasaje,
Las lentejuelas de un traje me hicieron la parada.
Era una rubia preciosa llevaba minifalda
El escote en su espalda llegaba justo a la gloria.
Una lágrima negra rodaba en su mejilla,
Mientras que el retrovisor decía ve que pantorrillas,
Yo vi un poco más.
Eran las diez con cuarenta zigzagueaba en reforma
Me dijo "me llamo Norma" mientras cruzaba la pierna.
Sacó un cigarro algo extraño de esos que te dan risa,
Le ofrecí fuego de prisa y me temblaba la mano.
Le pregunté por quién, llora me dijo "por un tipo,
Que se cree que por rico puede venir a engañarme."
"No caiga usted por amores, debe de levantarse"
Le dije
"cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse"
Y me sonrió
CORO:
"¿Qué es lo que hace un taxista seduciendo a la vida?
¿Qué es lo que hace un taxista construyendo una herida?
¿Qué es lo que hace un taxista enfrente de una dama?
¿Qué es lo que hace un taxista con sus sueños de cama?"
Me pregunté.
"Lo vi abrazando y besando a una humilde muchacha,
Es de clase muy sencilla, lo se por su facha."
Me sonreía en el espejo y se sentaba de lado
Yo estaba idiotizado, con el espejo empañado.
Me dijo doble en la esquina, iremos hasta mi casa,
Después de un par de tequilas veremos qué es lo que pasa.
Para qué describir lo que hicimos en la alfombra,
Si basta con resumir que le besé hasta la sombra
...y un poco más.
"No se sienta usted tan sola, sufro que no es lo mismo,
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo.
Como se sufre a ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales."
Me dijo "vente conmigo que sepa no estoy sola"
Se hizo en el pelo una cola fuimos al bar donde estaba.
Entramos precisamente él abrazaba una chica
Mira si es grande el destino y esta ciudad es chica...
Era mi mujer
CORO:
"¿Qué es lo que hace un taxista seduciendo a la vida?
¿Qué es lo que hace un taxista construyendo una herida?
¿Qué es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero?"
Me pregunté...
Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos
Se ven en el mismo bar y la rubia para el taxi
Siempre a las diez, en el mismo lugar.
Link del video Clip: http://www.youtube.com/watch?gl=AR&v=-apU2sviHCM

Resultan interesantes las escenas que nos aporta el video clip, para poder analizar esta situación, a la luz del Circuito de responsabilidad.
El mismo, comienza con una escena que no aparece reflejada en la letra. Deja ver una discusión que el taxista mantiene con su pareja: Él espera a su esposa en la puerta de su casa, (siendo las diez de la noche) ella viene corriendo, apurada, mira el reloj de su muñeca, y llega al encuentro con él. Notamos que él le reprocha algo, ante lo cual ella le da una respuesta, excusando su ausencia en la casa. Podríamos hipotetizar que esto se trata de una escena de celos. Él no queda muy conforme, se sube al auto, y se va a trabajar. Ella se lo queda mirando con un gesto muy particular en su cara. A partir de ahí comienza el relato (la letra de la canción).
Esa escena de la discusión vuelve a la mente del taxista en dos momentos del relato:
1- cuando él le dice a la rubia...
"No se sienta usted tan sola, sufro que no es lo mismo,
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo.
Como se sufre a ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales."
2- Al salir del bar, cuando se interroga:
"¿qué es lo que hace un taxista seduciendo a la vida?
¿Qué es lo que hace un taxista construyendo una herida?
¿Qué es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero?"
Estas escenas del video, reflejan los conflictos maritales de este sujeto.

Desarrollo.
Teniendo en cuenta, tanto el video Clip, como la letra de la canción, podemos ubicar un primer tiempo en que el sujeto (el taxista) lleva a cabo una acción que cree, se agota en su finalidad: tener una noche de placer junto a una rubia preciosa, para salir un poco de la rutina, pero que terminaría en eso, en una noche, luego de lo cual volvería a la rutina, con su esposa, con su vida.
Escena en que se ve que el taxista despliega toda su virilidad, su seducción, ofreciéndose como servidor para la venganza de la dama.
Pero algo ocurre, algo no calculado: era su mujer esta chica de clase sencilla, la amante del esposo de la rubia, la amante del caballero. Cuestión que obliga al sujeto a responder por la acción iniciada en Tiempo 1, pero ahora resignificada, por los elementos de este Tiempo 2. Esto angustia al sujeto.
El sentido de esa acción T1, a la luz de los elementos que brinda T2, interpela al sujeto.
Hay cuestiones que el taxista ubica como "DESTINO", sin embargo, podríamos hablar más bien de azar, el encuentro con su mujer en el bar, no se trataba de algo que iba a ocurrir de manera inexorable, sino que se trata de casualidad. El hecho de que su mujer y él hayan coincidido en momento y lugar, es casual, azaroso.
Ante el encuentro azaroso, el taxista se ve interpelado, ¿Cómo responde el sujeto frente al azar?

Aparecen allí Figuras de la culpa que pueden ubicarse en:
- Huída del bar sin mediar palabra, ante el encuentro azaroso con su mujer.
- En el segundo coro, el taxista se pregunta a si mismo ¿que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida? ¿Qué es lo que hace un taxista construyendo una herida? ¿Qué es lo que hace un taxista cuando un caballero coincide con su mujer en horario y esmero? Al tiempo que trae a su mente el recuerdo de la escena de celos que podemos observar al comienzo del video (Autorreproche).
Este autorreproche nos indica que hay una distancia entre Tiempo 1 y Tiempo 2, que no pude explicarse meramente por necesidad y azar, y nos pone sobre la pista respecto de la responsabilidad pendiente.
Se abre así una brecha en el eje de lo particular, en ese eje donde transcurre su historia (contada por el taxista). Con nuestra hipótesis clínica, intentaremos suplementar su relato, para poder dar cuenta de la responsabilidad pendiente, allí donde las figuras de la culpa cierran el circuito taponando la posibilidad de que advenga la responsabilidad subjetiva.
Hipótesis Clínica.
Creemos pertinente resaltar el desenlace de la Historia de Taxi, para poder montar allí nuestra lectura clínica.
“¿Qué es lo que hace un taxista enfrente de una dama? ¿Qué es lo que hace un taxista con sus sueños de cama? Me pregunté.
(…) ¿Qué es lo que hace un taxista cuando un caballero coincide con su mujer en horario y esmero? Me pregunté... Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos se ven en el mismo bar y la rubia para el taxi siempre a las diez, en el mismo lugar.”
Podríamos preguntarnos ¿Cómo responde el taxista frente a aquello que lo interpeló?
Ante la interpelación, el sujeto tiene dos opciones:
- seguir el guion de otro, neutralizando la interpelación, o
- Interrogarse sobre su existencia.

El taxista opta por seguir el guión, aceptando que su esposa se vaya a la cama con otro, compartiendo con el caballero a las dos mujeres, de modo tal que posibilita un contacto con el otro hombre a través de las mujeres.
Esto nos llevaría a hipotetizar que la decisión de aceptar este intercambio de parejas estaría sustentada en una fantasía inconsciente homosexual.
En este intercambio de parejas el taxista logra un contacto con el caballero, utilizando como medio a las dos mujeres. Es en el cuerpo de las mujeres donde él encuentra el contacto con este otro hombre.
Frente al azar, él se anoticia de que su mujer coincide con un caballero, pero a partir de allí él opta por coincidir con este caballero, estableciendo un contacto mediado por la figura femenina. Entonces, ¿Cuáles son sus sueños de cama? ¿En qué fantasías se sustentan?
A la luz de esta lectura clínica, podemos indagar aquella escena de celos mencionada en el presente trabajo, aquella con la cual comienza el video clip.
Podemos ubicar aquí algo del orden de “celos proyectados”: vemos que le reprocha a su mujer la ausencia en la casa, ella improvisa una excusa, que no lo deja del todo conforme. Freud (1922) postula en “Sobre algunos mecanismos neuróticos en los celos, la paranoia y la homosexualidad” que los celos proyectados provienen de la propia infidelidad, practicada de hecho, o de impulsiones a la infidelidad que han caído bajo la represión.
Asimismo afirma que los celos arraigan en lo profundo del inconsciente, retoman las más tempranas mociones de la afectividad infantil, y en muchas personas son vivenciadas bisexualmente: en el hombre además del dolor por la mujer amada y el odio hacia los rivales masculinos, adquiere eficacia de refuerzo un duelo por el hombre al que se ama inconscientemente.
Quien cela proyecta, y al hacerlo convoca al otro del mismo sexo. Su curiosidad tiene que ver con el otro del mismo sexo, con la fantasía inconsciente homosexual, con el punto ciego sobre la bisexualidad.

BIBLIOGRAFIA
Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
D’Amore, O.: (2006) Responsabilidad subjetiva y Culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.
Domínguez, M. E.: El cortocircuito de la responsabilidad. Ficha de cátedra.
Fariña, J.J.M.: Lo Universal-singular. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Fariña, J.J.M.: Responsabilidad: Entre necesidad y azar. Teórica J. J. M Fariña. Ficha de la cátedra
Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
Freud, S.: (1922) Sobre algunos mecanismos neuróticos en los celos, la paranoia y la homosexualidad. Obras completas. Tomo XVIII, Amorrortu editores. 2004.
Jinkis J.: (1987) “Vergüenza y responsabilidad” Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
Lewkowicz, I: Particular, universal, singular. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Mosca, J.C.: (1998) Responsabilidad: otro nombre del Sujeto. En Ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Salomone, G. Z.: (2006) El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: