Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Hombre en llamas >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Segundo Parcial

Alumna: Florencia Spinelli

L.U: 304499720

Cátedra: I

Profesor titular: Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 14

Profesora de trabajos prácticos: Lic. Marcela Brunetti

Ayudante: Florencia Levato

Cuatrimestre: Segundo

Año: 2009
“Hombre en llamas”
(título original: “Man on fire”)

Una palabra no dice nada y al mismo tiempo lo esconde todo...
Una mirada no dice nada y al mismo tiempo lo dice todo...
(Fragmento de “Una palabra” de Carlos Varela,
canción con la que termina la película)

Creasy se encuentra con un amigo al que no ve hace tiempo que le ofrece trabajar de guardaespaldas. Él alega que no servirá para ese trabajo debido a su estado, a lo que su amigo responde que no se preocupe porque es sólo una familia rica que quiere aparentar. Creasy le dice a su amigo que está loco, que en su estado no podría cuidar ni a un puerco, y le pregunta si cree que contratarían a un ebrio como él.
Ya en la entrevista con el padre de Pita, la niña a la que deberá cuidar, éste le pregunta como podría pagarle debido a su gran experiencia en trabajos relacionados con la seguridad, a lo que Creasy responde que es alcohólico. El padre le pregunta en que interferiría eso y él le responde “Coordinación y tiempo de respuesta, si alguien intenta secuestrar a su hija haré lo que pueda, pero el servicio irá acorde a la paga”. Luego se presenta la madre de Pita y le pregunta si ya trabajó de guardaespaldas y el responde que no. Creasy queda contratado y vivirá en la casa con ellos, debe realizar tareas como llevar a la niña a la escuela, a sus clases de piano, etcétera. En esos viajes ella intenta sacar conversación pero él le dice que no está para ser su amigo, simplemente para cuidarla, ella se enoja. En el film se observan momentos en los que Creasy cuando se encuentra solo en su nuevo cuarto bebe alcohol, llora, se lo nota preocupado, triste, confundido. En una conversación con la madre de Pita ésta le pregunta cómo se llevan y él le responde que no es su juguete que está para cuidarla. Ella le expresa que Pita sólo quiere ser su amiga a lo que él responde que tal vez esto no funcione, quizá deberían buscar a alguien más sociable. Esa misma noche él chequéa lo dañados que están sus reflejos intentando agarrar una bala, actividad que realiza bastante seguido, y una vez más el intento es fallido. Repite muchas veces “estoy cansado de asesinarme” mientras sigue bebiendo, y recuerda la conversación que tuvo con su amigo el día de la proposición del trabajo. Creasy le pregunta “¿crees que Dios nos perdone por lo que hemos hecho? A lo que su amigo responde que no, y él le dice “¿No lo crees?, yo tampoco”. Agarra la bala, la besa y toma su arma apuntando a su sien. Jala del gatillo pero la bala no sale. Llama a su amigo para consultarle si alguna vez tuvo una 9 mm que fallara y éste le comenta que a veces pasa y le dice “una bala siempre dice la verdad”. Creasy bajo la lluvia ve que Pita lo mira por la ventana. Él ya en su cuarto besa la bala y la guarda en una cajita de fósforos.
La relación de los protagonistas comienza con una gran distancia por parte de él, quien es un hombre muy serio, muy callado y con una mirada muy triste, pero esta distancia es quebrantada debido a la dulzura de Pita. Comienzan a compartir más actividades juntos, él la ayuda con sus tareas y la entrena para que nade más rápido, cosa que para Pita es muy importante. También comparten charlas, él le da consejos, y así se va entablando una hermosa amistad entre los dos. Ella demuestra adoración por él desde el primer momento y logra llegar a su corazón, cosa que en un principio parecía imposible.
Un día cuando Pita está saliendo de su clase de piano se produce un tiroteo en el que él es herido. Pita obedeciendo la órden de Creasy sale corriendo, pero cuando lo ve tirado en el piso regresa llorando por su amigo y en ese momento es secuestrada por los hombres que organizaron el tiroteo. El pago del rescate sale mal y entonces llega la noticia de que los secuestradores han matado a Pita. Creasy promete vengar su muerte y va recogiendo datos mientras asesina a todos los que en cierto punto fueron responsables por la muerte de su ahora adorada amiga Pita.

Lo recientemente relatado forma parte de la presentación del film escogido para el presente trabajo. El personaje elegido para el mismo es Creasy, interpretado por el actor Denzell Washington. La presentación antes expresada demuestra el caso de una situación singular que analizaré a lo largo de este informe con el objetivo de trazar el circuito de la responsabilidad que en esta historia encuentro. Dicho circuito está integrado por tiempos lógicos. El tiempo 1 corresponde al momento en el que “el personaje lleva adelante una acción, una conducta orientada por determinados objetivos y entendiendo que tal iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida” . En el tiempo 2 tiene lugar la interpelación del sujeto con respecto a la acción correspondiente al tiempo 1. El tiempo 2 está ligado al tiempo 1 y resingnifica el mismo. Dicha ligadura obliga al sujeto a responder a la interpelación, más allá de si quisiera hacerlo o no. Hay una deuda por parte del sujeto, debido a su reciente conocimiento de que la acción lo interpela, tiene que ver con él, y por ello debe responder. “La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito” . Por otro lado el tiempo 3, es un tiempo en potencia, puede advenir o no. El sujeto puede atravesarlo o no, si se da este tercer tiempo entonces estaremos en presencia de un cambio de posición por parte del sujeto. Éste es el tiempo de la responsabilidad, se diluye el sentimiento de culpa.

En el caso de la película elegida podemos ubicar en el tiempo 1 dos situaciones. Una podría ser la acción, por parte de Creasy, de aceptar el trabajo, a pesar de no considerarse en condiciones para el mismo. Otra situación que se puede ubicar en dicho tiempo es el intento de suicidio fallido por parte del personaje. Ya que él corrobora que la bala estaba bien colocada, considero que ésta situación y la anteriormente mencionada están determinadas, en cierto punto, por el azar y por la responsabilidad. La bala podría haberse disparado o no, y Creasy podría haber tenido que trabajar en éste caso o en otro, en este sentido ubico a estas situaciones dentro de lo azaroso. Aunque vale la aclaración en este punto de que la desición por parte del personaje de aceptar el trabajo a pesar de no sentirse apto corresponde al campo de la responsabilidad por parte del sujeto. Lo mismo ocurre para con la desición de dispararse, el sujeto realiza ese acto, carga el arma y jala del gatillo, que la bala no se dispare está más allá de su alcanze. La acción por parte de Creasy de aceptar ser el guardaespaldas de Pita es una acción que el personaje realiza conscientemente pero sin suponer que después llegaría a significar tanto para él. La acción del intento de suicidio se podría decir que es una acción, no mucho más conciente debido a su estado de alcoholismo, pero que en lo previo el sujeto sabe claramente qué consecuencias puede acarrear. Igualmente me pareció interesante incluirla dentro del tiempo 1 ya que el hecho de que la bala no se haya disparado permite que más adelante esta acción se resignifique con el cambio que se da en la vida de Creasy y en el valor que le otorga a ésta. Él le encontrará un sentido a su vida justo antes de morir.
Por otro lado dentro del tiempo 2 podemos ubicar cómo la muerte de Pita lo interpela. Por el nivel en el que él se involucra para vengarla, a pesar de continuar muy herido, se podría inferir que se considera responsable en cierto grado, más allá de que también se involucra desde lo más profundo de su ser debido a que Pita le devolvió el sentido a su vida. ¿Esto lo haría sentirse más responsable aún?. Continuando con el punto de la responsabilidad subjetiva tal vez él se culpa por haber aceptado el trabajo cuando él mismo se daba cuenta que no estaba en óptimas condiciones para hacerlo, y arriesgó así la vida de una niña. También puede ser que se sienta responsable de vengar la muerte de Pita, ya que la madre de ésta se lo pide. De hecho en uno de los asesinatos que comete en la búsqueda de información para hallar a los culpables recuerda lo que le prometió a la madre de ella. Por otro lado una vez él ve que un auto los sigue y quiere anotar el número de la patente, Pita después le comenta que se dio cuenta de lo que pasaba y había llegado a anotar casi toda la patente, le faltaba sólo el último número. Cuando ella desaparece él encuentra su diario, en el que había palabras con cariño hacia él y estaba anotado el número, y lo lleva a todos lados a donde va a vengar su muerte. Tal vez Creasy cargaba con la responsablidad de conseguir ese último número para concluir con una tarea que habían comenzado los dos, otra cosa más que le debía a Pita. Cuando él la llevó a Pita al torneo de natación Creasy le comentó a la monga del colegio que los padres de Pita estaban de viaje y ella le dijo que hoy él era su padre. Creasy suspira como si le pesara el comentario, él en ese momento era su padre, su guardaespaldas, su guardián, lo cual acarréa una gran responsabilidad. Quizá también le pesa cierto grado de responsabilidad jurídica en el sentido de que él era su guardaespaldas y pueden culparlo por su secuestro y posterior asesinato. De hecho en un principio esto realmente ocurre y habría que en cuanto le afectan las acusaciones. Por lo dicho hasta aquí se observan diferentes situaciones que desencadenan una responsabilidad objetiva y una responsabilidad subjetiva por parte del sujeto.
El tiempo 1 y el tiempo 2 se ligan en la hipótesis clínica. Ésta hipótesis sitúa la naturaleza de esa ligadura. “Es decir, si algo ha emergido en el segundo tiempo des-ligado del universo particular”, (el lazo asociativo entre 1 y 2) “buscará re-ligarlo hallando una explicación a su presencia” . La mencionada hipótesis clínica
explica “el movimiento que supone que el tiempo 2 se sobreimprime al tiempo 1 resignificándolo” .
A continuación desarrollaré un esbozo de hipótesis clínica que explique cómo entiendo la responsabilidad en este caso singular. Creasy manifiesta que no tiene familia, que durante su vida se ha encargado del asesinato de muchas personas y teme que Dios no lo perdone por ello, él se siente el cordero perdido, haciendo referencia a un pasaje de la biblia que conversa con una monga del colegio de Pita. Es una persona que carga con una enorme tristeza. Ésto se nota en su mirada, en su actitud, en el hecho de que bebe mucho y cuando lo hace se lo nota atosigado por sus pensamientos y llora, en que no come la comida de la casa, y por supuesto en el intento de suicidio antes mencionado. Es un hombre que se muestra más bien serio y sin intenciones de involucrarse sentimentalmente con nadie. Por la manera en que Pita ablanda esa aparente dureza se puede inferir que Creasy ha recurrido a la armadura como mecanismo de defensa ante una vida difícil que la ha tocado vivir. Desde niño, por una frase que le dice a Pita, se puede entender que no se sentía muy contenido en su escuela, y al mencionar que no tiene familia puede suponerse que tampoco ha tenido el apoyo de ésta. Él lo que mejor sabe hacer es asesinar, y tal vez el alto grado de violencia que tiene dentro sea proporcional a lo vacío que se siente. En sus actos es puro Ello, no hay mediatización del Yo, pareciera ser un robot programado para matar, no parece involucrarse en lo que hace. Al sentirse tan vacío quiere llenar ese oscuro hueco con alcohol, pero ni siquiera en esos momentos se ve alegría en su rostro. Se le escapa una hermosa sonrisa, en contadas ocaciones. Pita le dice a su madre que él es como un oso, lo cual da sensación de duro y tierno a la vez. Ella bautiza Creasy a su osito de peluche. Como bien expresa su amigo, Pita le demostró que era bueno vivir de nuevo y se puede inferir que es mayoritariamente esa la razón por la cual él se involucra tanto para vengarla. Lo distante que es él al principio de la relación podría deberse a que Creasy haya perdido un hijo en el pasado o haya tenido que separarse del mismo, y por ello no quiera volver a sentir cariño por otra persona, se percibe en él como una barrera impuesta. También con respecto al alcohol se podría inferir que su padre podría haber sido alcohólico y le pegara a su madre, lo cual destruyó su familia y es de su padre de quien Creasy habría heredado la violencia que lo caracteriza, ya que creció en un hogar violento. Con respecto a la cuestión de su padre podemos agregar que podría haber sentido aún más lástima por Pita cuando descubre que fue el padre de ésta quien organizó el secuestro. A pedido de la madre de Pita le deja un arma y una bala para que se suicide. Creasy le da la bala que no se había disparado en su intento de suicidio, la había guardado en el diario de Pita. Por otro lado también se podría hipotetizar que debido a la falta de contención familiar y escolar, no logró adquirir cierto nivel educativo que le permitiera desarrollar un trabajo que le agradara y no encontró, o no buscó, otra salida que no fuera la de usar la fuerza. Tal vez por ser de tes negra cuando era niño fue muy discriminado, ya que hace unos años la práctica del racismo estaba aún más presente que en estos tiempos. Éstas hipotetizaciones buscan apuntar a una personalidad de baja autoestima, con un Yo frágil, que no apela a mucho más “sostén” que la violencia y el alcohol. Una persona que se autoproclama poco sociable y no presenta muchas intenciones de abrirse hacia los demás, tal vez por miedo a que lo lastimen. Ese miedo cuando era niño puede haber generado en Creasy cubrirse con una armadura para defenderse de los demás, en todo sentido. Su culpa por las cosas malas que hizo está cobrándose en la actualidad, ya que se pregunta si Dios los perdonará a él y a su amigo y dice que no cree que eso suceda, recurre a la biblia en busca de ese perdón. También repite frases como “estoy cansado de asesinarme”, ésto habla de una persona que no está conforme con el desarrollo de su historia. Con respecto al circuito de la responsabilidad en este caso singular podríamos decir que este tipo de personalidad, descripta en ésta hipótesis clínica, siente mucha responsabilidad y mucha culpa por las acciones que ha llevado a cabo. Se castiga como castiga a sus enemigos, de una manera muy dura. Lo personal del sujeto en su forma de involucrarse en la ya mencionada venganza, está dado por lo que significa la existencia de Pita en su vida. Lo que termina representando la niña para él queda muy claro cuando ella le regala, dentro de un osito, una medallita de San Judas (el santo de las causas perdidas). Creasy la acepta muy agradecido, y en la siguiente escena se ve que él abre una botella con alcohol y luego la cierra, sin beber una gota de alcohol, y agarra la biblia.
Por último, en el tiempo 3 podemos ubicar un cambio de posicionamiento por parte del personaje. Ya que el tiempo 3 resignifica al tiempo 1 podemos decir que el hecho de que él haya aceptado este trabajo y que el intento de suicidio haya sido fallido, toman aún mayor significación cuando se entera de que a Pita no la habían matado y le piden que entregue su vida por la de ella y él así la salva. Antes de morir él pudo hacer una muy buena acción, situación que seguramente lo redimiría con Dios, cuestión que a él tanto le preocupaba. Pita le devolvió el sentido a su vida y él le devolvió la vida a Pita, así ya no estaría más en deuda con aquella niñita que pudo contra las barreras de Creasy y logró así demostrarle que había alguien que lo quería mucho y él tenía alguien a quien querer. Se enfrenta nuevamente a la muerte, como en aquél tiempo 1, pero ahora la muerte para él tiene un sentido, no sólo morir para dejar de sufrir por la tortura de sus pensamientos y su culpa, sino entregar su vida por un ser querido.

Después de mover cielo y tierra para hallar a los máximos responsables por la muerte de Pita, Creasy se entera de que los secuestradores no la habían matado. La prueba de vida que él exige para entregarse es el nombre del osito de Pita, situación que concluye la hermosa, aunque triste, relación que los dos personajes han tenido. En el momento que van a entregar a Pita, ella y Creasy se encuentran, se abrazan fuerte, él le pregunta si le hicieron algo, a lo que ella dice que no, él le devuelve su diario y le comenta que completó el último número. Le dice que debe ir a casa con su mamá, Pita le pregunta a dónde irá él quien le contesta que también irá a casa. Ella le dice que lo quiere mucho y le pregunta si él la quiere y él le responde “con todo el corazón”. Creasy va caminando para entregarse a los secuestradores, mientras va agarrando la medallita que Pita le había regalado. Ya en el auto se sella su muerte cuando él deja caer la medallita de su mano. Los secuestradores no lo matan, el muere digno después de haber hecho lo que consideró correcto, su buena acción del día.
Bibliografía:

D’ Amore, Oscar: “Responsabilidad subjetiva y culpa”. En “La transmición de la ética. Clínica y deontología”. Vol. I:Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Dominguez, M.E: “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”. En “La transmición de la ética. Clínica y deontología”. Vol I. Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Fariña, J.M: “Responsabilidad: Entre responsabilidad y Azar”. Artículo en website Psicología, Ética y Derechos Humanos, Cátedra Fariña. www.psi.uba.ar

Mosca,J.C. (1998). “Responsabilidad, otro nombre del sujeto”. En “Ética: un horizonte en quiebra”.

Salomone, G.Z: “El sujeto dividido y la responsabilidad. En “La transmición de la ética. Clínica y deontología”. Vol. I:Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Salomone, G.Z: “El Sujeto autónomo y la responsabilidad”. En “La transmición de la ética. Clínica y deontología”.Vol I.Fundamentos.Letra Viva.2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: