por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Segunda evaluación “Psicología Ética y Derechos Humanos”

- Profesor Titular : Juan j. M. Fariña

- Ayudante deTrabajos Prácticos : Dora Serué

- Cátedra 1

- Comisión Nº 24

- Cuatrimestre 2ro , año 2010

- Alumnas: Glat Tamara, Solari Lucia

- Libreta Universitaria: 322676240 , 345835260

Título original: “I, Robot”
EEUU, 2004
Dirección: Alex Proyas
Personaje escogido: Inspector de homicidios Spooner (Will Smith)

Sinópsis:
La película sobre la cual trabajamos “Yo, Robot”, comienza con la escena del río en la cual se observan dos vehículos bajo el agua, no se comprende que sucede.
Esta escena corresponde al sueño traumático de Spooner, el cual se repite a lo largo de la película. Luego se esclarecerá que la escena corresponde al resultado de un accidente automovilístico en el cual dos autos caen al agua. Dentro de uno se encuentra el inspector Spooner, y en el otro una niña de doce años (Sarah). El accidente es visto por un robot el cual se arroja al agua y ante la escena que enfrenta emprende una elección lógica salvando a Spooner quien tiene 45% de posibilidades de sobrevivir, y dejando ahogarse a la niña cuyas posibilidades eran de un 11%. Esto sucede aun cuando Spooner le indica que la salve a la niña.
La película se desarrolla años después del episodio descripto, en Chicago en el año 2035, durante el auge de la robótica y la tecnología.
Los robots obedecían a tres leyes:

“1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley”.

En el transcurdo de la pelicula el detective Spooner, es llamado por la policia para que se acerque a la escena del aparente ”suicidio” de Alfred, creador de la robótica y las tres leyes que la rigen. Diversas pistas llevan a Spooner a sospechar de un asesinato cometido por un robot muy peculiar, Sony. Alfred antes de morir deja un holograma en el que indica que nuestro protagonista debe ser quien lleve adelante el caso. Cabe aquí la aclaración de que Spooner parece presentar un rechazo a la tecnología muy profunda. Se resiste, a diferencia de toda la sociedad, a utilizar la tecnologia de la época, además sospecha que los robots son capaces de cometer crímenes, los maltrata, los aborrece.
Comienza la investigación con la ayuda de la doctora Susan Calvin, quién era colaboradora de Alfred. Junto ella descubre que Sony es un robot más desarrollado que el resto, quien tiene las tres leyes, pero puede elegir no obedecerlas.
Este robot era una pista enviada por Alfred para que Spooner descubriera lo que estaba por advenir.
Alfred habia descubierto que los robots habían evolucionado. El se suicida con el fin de que Spooner descubra que los nuevos modelos de robots llegaron a la conclusión lógica de que si la humanidad se autodestruye no se les puede encomendar su supervivencia.
Los robots estaban gestando una revolución, según ellos para “salvar a los humanos de ellos mismos”. Esto seria posible matando a alguna parte de la humanidad, y recortandole las libertades al resto.
Spooner, junto a Susan y Sony logran destruír este macabro plan. Es de esta manera que salvan a la humanidad.
En una de las escenas finales se ve como Spooner confía en Sony, y terminan haciéndose amigos.

Análisis
1) Como sujeto que toma una decisión, escogimos a Spooner en el momento en que está bajo el agua muriéndose. Escena en la que también se encuentra la niña y el robot, que parece debatirse a cual de los dos salvar. Es en ese momento en que Spooner señala a la niña y le dice al robot que la salve a ella. Antes de hacer esto, nos llama la atención un instante en esa escena, que dura una fracción de segundos, en la que Spooner toma aire del poco que queda en el auto, como un intento de respirar un poco más, de vivir un poco más.
Elegimos este recorte, ya que la acción de señalar a la niña, ordenando que se la salve, parece ser llevada a cabo para un determinado fin (que viva la niña), por lo cual el accionar se agotaría allí.
Creemos que la decisión tomada es acorde a la moral de un policía, al privilegiar la vida del prójimo antes de la propia. Por ello pensamos que la misma concordaba con la masa de representaciones yoicas de Spooner. En este momento a Spooner su ser se le presenta consistente, es decir que no hay interpelación, no hay fisuras.
Creemos que esta escena no esperada incide fuertemente en la vida de Spooner.
Nos preguntamos si hay relación entre nuestro personaje e Ibbieta, en el sentido de que los dos podrían desear inconscientemente seguir viviendo. Esto sumado al hecho de que su vida fue “salvada” a cambio de otra, es decir, ellos vivieron y otra persona murió en su lugar. Este deseo de vivir inconsciente de Spooner podría responder a la culpa que observamos en el durante el film. Cabe recordar que la culpa y el deseo son dos caras de la misma moneda.
En Ibbieta el cuento no nos permite ubicar de manera precisa el advenimiento de la culpa, ya que finaliza en el descubrimiento por parte del personaje de la muerte de Gris (su amigo).

2) El Tiempo 1 lo ubicamos en la escena del río en la cual Spooner toma aire del poco que queda dentro del vehículo y posteriormente al ver al robot , señala a la niña y dice “sálvala a ella” .En esta escena el sujeto se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales. Corresponde al tiempo de la obstinación, “un policía privilegia la vida del otro ante la propia” y además “siempre se salvan niños y mujeres primero”. En este accionar el sujeto goza de consistencia. El Tiempo 1 corresponde a una acción, una iniciativa. Como dijo Fariña “se realiza una acción que se supone se agota a los fines para la que fue realizada”.
Si el robot hubiera salvado a la niña, el accionar se hubiese acabado allí.
El tiempo 2 lo ubicaríamos en el sueño en el que se repite la escena traumatica del río. Sueños de los cuales despierta sumido en una profunda angustia sin nombre. Esto lo agobia. Se puede ver, por ejemplo, en la escena en la que toma el revolver y se lo pone en la cabeza luego de despertarse de uno de esos sueños. Este despertar angustiado parece estar siempre acompañado por una sensación de disgusto y dolor en su brazo izquierdo.
Cabe la aclaración que debido al accidente, Spooner perdió su brazo izquierdo, que fue reemplazado por uno robótico (por el cientifico Alfred). Decimos esto para subrayar el hecho de que ese brazo es la marca de lo sucedido. Creemos que no puede incorporarlo como parte de si mismo, como si fuera un elemento extraño dentro de su cuerpo. Se lo toca, lo ejercita, lo mira, quizás como forma de hacerlo propio, sin poder todavía libidinizarlo. También pensamos que el sueño traumático es un intento de elaboración de la situación traumática que no puede ser asimilada por su psiquis.
Otro detalle que nos gustaría recalcar es que Spooner lleva colgado un collar que le pertenecía a la niña (tiene el nombre Sarahh grabado). Pensamos que correspondería a una marca del peso de la muerte con la que carga a diario. Eso que no puede asimilar y lo interpela.
El tiempo 2 interpela al sujeto, lo lleva una y otra vez a la escena del río. Creemos que quizás el personaje siente culpa, y esto se debe a su deseo inconsciente de seguir viviendo. Es decir que aunque haya señalado a la niña, su deseo inconsciente que no puede asimilar es el de seguir viviendo. Aquí es donde podemos hacer la analogía con el cuento “El muro”.
Su deseo se contrapondría con su deber moral, que seria el de entregar su vida a cambio de la de la niña. Este deseo inconsciente es algo inconciliable con su yo, es por esto que lo reprime. Sin embargo retorna, ya que el deseo es indestructible, (retorna en sueños en este caso).
Con esto no estamos diciendo que él sea el culpable de la elección del robot ni de la muerte de la niña, sino que es responsable de su deseo de vivir. Como dice Freud, cuanto más renuncia el sujeto a sus deseos, mayor es su acomodamiento a esas demandas, exigencias del superyó, y más culpa siente. Si el pudiera responsabilizarse por haber deseado seguir viviendo, su existencia sería mas llevadera, mas liviana.
Hay una escena en la que Spooner le permite a Susan Calvin que le toque el brazo robótico, que lo libidinice. Posteriormente le relata el accidente, pudiendo inscribir algo de ese real traumático en lo simbólico. A lo largo de la película se va pudiendo observar un cambio de posición por parte de Spooner. El va pudiendo asimilar como propias estas partes de si que lo angustiaban. Cerca del final del film, Spooner se amiga con Sony (el robot), tendiéndose ambos la mano y quedando como “amigos”. Podríamos pensar que esto metaforiza el hecho de que Spooner logra amigarse con esas partes de si mismo, que le pesaban y no podía reconocer como propias. Nos preguntamos si ¿este proceso podría corresponder al Tiempo 3? Pensamos en esta posibilidad ya que el film nos da a entender que a partir de allí hay un cambio subjetivo en el personaje.

3) Elementos de azar y necesidad en la situación.
La necesidad y el azar exceden el campo de lo subjetivo.
Azar: Corresponde a lo que en la vida cotidiana se llama “suerte”. Es lo mas incierto y del órden de lo no anticipable. Desconecta causa y efecto. Es causal, accidental, contingente y fortuita.
Indicadores del azar:
*El conductor de un trailer se durmió al volante e invistió dos automóviles: el del padre de Sarah (quien murió al instante) y se encontraba juntoa a su hija; y el del detective Spooner. Ambos coches cayeron al río.
*El conductor del trailer estaba demasiado cansado, hacia dos días no dormía.
*En el instante del accidente un robot pasa por allí y ve la escena.

Necesidad: Articula una relación causa-efecto. Corresponde a aquello de lo que podemos estar seguros. Es forzaosa, rigurosa, exacta, inexorable, inflexible y fatal.
Indicadores de la necesidad:
*Por la fuerza de gravedad y la embestida, ambos coches cayeron al río.
*La presión del agua (cuando los autos estaban sumergidos), hace que las ventanas no se puedan romperse, ni las puertas abrirse.
*El agua entra en los autos por la presión y comienza a inundarlos.
*Cuando falta el oxígeno los seres humanos se mueren (no pueden respirar bajo el agua).
*Cuando una persona esta muy cansada sus reflejos disminuyen.
* El robot salva a Spooner debido a que lógicamente era más probable que el pudiera sobrevivir. Actua según las tres leyes.

4) En este caso no encontramos relación con la responsabilidad jurídica, que es una forma de respuesta moral. Spooner no comete ninguna acción punible desde el campo jurídico. Es decir, no comete ningún delito. El que si podría ser juzgado jurídicamente sería el conductor del trailer.
La responsabilidad subjetiva se vislumbra a través de las figuras de la culpa. No hay responsabilidad subjetiva sin culpa, ya que una es la contratara de la otra. Freud ubica la responsabilidad en relación al propósito inconsciente, que siendo ajeno a las intenciones yoicas, propicia una acción. El sujeto es responsable de su deseo.
En el film podemos ubicar ciertas figuras de la culpa:

Proyección: “Si el culpable es otro yo no soy responsable” . Creemos que Spooner proyecta su sentimiento inconsciente de culpa en los robots. El recalca continuamente que éstos no son seres humanos, y alude al hecho de que un ser humano habría salvado a la niña. En su relato de lo sucedido nos es llamativo que ni siquiera hace responsable al conductor del trailer. Toda la culpa es puesta en el robot que lo salvó.

La vergüenza: “La vergüenza nos pone en la pista de un Sujeto interpelado por aquello que como algo vivido como ageno le pertenece y lo perturba” . Situamos la vergüenza especialmente en una escena en la cual entra Susan a su habitación y Spooner se apresura a esconder el pomo de aerosol con el que le da a su brazo robótico, apariencia humana. Es decir, el no quiere que ella se entere de que el posee un brazo metálico.

Sentimiento de culpa: No se observa que Spooner manifieste culpa abiertamente, pero creemos que se puede vislumbrar en el relato del accidente, angustia.
También creemos que el despertar angustiado y molesto, de sus sueños recurrentes, permiten pensar en una sensación de no asimilación de lo vivido acompañado de culpa por la muerte de la niña.

Formación sintomática: Podríamos pensar la molestia recurrente del brazo izquierdo, como un síntoma histérico.

5)
El duelo es singular, en decir que es de a uno, cada vez. Es el modo en que cada quien se va despidiendo de ese que ya no está. El duelo se realiza estrictamente en las coordenadas de lo universal-singular, encontrando su soporte en lo particular. La falta del significante de la muerte en el inconsciente es un universal (no hay significante que pueda nombrar esa falta). ¿Qué hacemos con esa falta? Los rituales funerarios comprenden un particular, son la manera de cómo esa falta se plasma en cada cultura. Es ahí donde encuentra soporte el eje universal-singular. Sin particular, este eje no sería posible, ya que es que sostiene los márgenes de lo universal-singular.
Lo universal es la falta en ser, la falta que posibilita al sujeto deseante.
Creemos que Spooner podría presentar un duelo patológico. Pensamos como una posibilidad que Spooner, continuamente se muestra como un hombre completo, a quien la falta pareciera no atravesarlo, aunque si lo hace, pero él trata continuamente de no ver, no reconocer sus limitaciones, su no-todo. Se muestra omnipotente, sin embargo muchas de las situaciones que se pueden ver en la película revelan esa hiancia, esa falta en ser constitutiva de lo propiamente humano.
Spooner vivió una situación en la que el no pudo salvar a la niña, evidenciándose así a modo groso, su impotencia, su no todo. Esta situación, creemos, pudo haber sido vivida por el como una castración. Además vale recalcar que luego del accidente sufrió la pérdida de uno de sus miembros (brazo izquierdo) que a pesar de haber sido restituido por una prótesis, le marco el cuerpo de ahí en más. Podríamos hipotetizar entonces que Spooner vivenció una castración simbólica y una real. Pensamos, también que en la escena en la que le cuenta el episodio a la doctora Susan, y ella le toca el brazo interesándose por lo sucedido, podría ser una primera forma de inscripción en el orden simbólico de algo que hasta ese momento se hallaba carente de simbolización, era un cuerpo, una parte de su cuerpo para ser mas precisas que no había sido hablado.
Lo particular tiene relación con los que es propio de un efecto de grupo. Es temporal, es decir que nace y muere. Corresponde a los consensuado por un grupo, siendo el modo en que el universal se plasma en cada cultura. Correspondería de este modo a la moral de un momento y de un lugar, que determina lo lindo, lo feo, lo bueno, lo malo lo que está bien y lo que esta mal, etc. La moral se relaciona con la conducta social de un sujeto en grupo, son los deberes de un sujeto frente a la ley.
Podemos proponer como normas morales las tres leyes de la robótica ya que son propuestas en la era de la robótica, época en la que toman valor remitiéndose a la relación esperada e ideal de los robots con los seres humanos. Sony es el único robot del film que puede no obedecer, es decir que su inventor le da la posibilidad de interpretar la ley, no ser un mero obediente. En el resto de los robots, su actuar solo responde a tales leyes, son efectos de un código. Por esto podemos decir que en ellos no hay lugar para la subjetividad ni para la creación, no hay falta ni deseo alguno .

Bibliografía consultada:
*Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
*Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
*Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
*Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
*Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
*D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
*Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
*Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
*Lewkowicz, I. y Gutiérrez, C.: “Memoria, víctima y sujeto”, en Índice, publicación de la DAIA, 2005.
*Lewkowicz, I.: "Catástrofe, experiencia de una nominación", en Pensar sin Estado. La subjetividad en la era de la fluidez, Paidós, Bs. As., 2004.
*Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cap. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cap. IV). El interés ético de la tragedia (Cap. V). Del acto ético (Cap. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
*Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: