Inciio > Series > House Temporada 1 > Temporada 1 - Episodio 13 > Cursed
Cursed

Temporada 1 - Episodio 13

(In) Decisiones determinantes


Autores:Claudia Karen Franco y María Jimena Wulf Depalma

Palabras clave: Ántrax – Error en el diagnostico - Filiación – Lepra – Cáncer.

Síntesis:

El episodio comienza con dos chicos hablando de como besar a una chica, mientras están entrando a una casa abandonada. Cuando ingresan a la misma, se dirigen a una habitación donde se encuentran con dos chicos más. Gabe un niño de doce años, quien es el protagonista de este capítulo tropieza y cae al piso, lastimándose uno de sus brazos. Los otros tres chicos luego de reírse de él, le invitan una cerveza y jugar a la Ouija. El juego comienza con una pregunta de uno de los niños, la cual era si alguien iba a morir ese año. El juego le responde que sí, y vuelven a preguntar cuál de ellos iba a morir, y el juego deletrea Gabe.

Pasan los días y Gabe empieza a enfermarse. Lleva casi una semana con fiebre y tos, hasta que su madre decide llevarlo al hospital. Al llegar lo examinan varios médicos sin deducir un diagnóstico definitivo, por lo que una de las doctoras recurre a la ayuda y opinión del doctor Gregory House, que se ocupaba de dar los diagnósticos médicos. Al escuchar el caso relatado por la médica, no le intereso demasiado porque pensaba que se trataba de una simple neumonía, hasta que le llamo la atención uno de los síntomas del niño, el cual se trataba de una rara erupción en la piel que se había manifestado al mismo tiempo que la neumonía.
Esto lo lleva a realizar una investigación más profunda para la que convoca su equipo de diagnóstico conformado por los doctores: Robert Chase, Foreman y Cameron. Discuten acerca de si la erupción era efecto de la neumonía, o si por el contrario, la neumonía era producto de la erupción. Por lo tanto le realizan una biopsia a la erupción que tenía el niño en uno de sus brazos, porque pensaban que podría ser una enfermedad trasmitida por una garrapata. Durante este procedimiento, se encuentran presentes la madre y el padre de niño, el cual era piloto de la Fuerza Aérea, y era uno de los mayores benefactores del hospital, por lo que exigía una atención especial para su hijo.

En un momento en el que el niño y el Dr. Chase se encuentran solos, Gabe le pregunta al médico:

- Gabe: ¿puedes guardar un secreto?

- Dr Chase: Sí, es mi obligación.

- Gabe: Estoy maldito. Lo digo enserio. El objeto de espiritismo que usaron los chicos deletreó mi nombre. Dijo que iba a morir. Tengo mala suerte, una vez rompí un espejo y mis padres se separaron a la semana siguiente.

- Dr Chase: También mis padres se separaron. Todos los niños creen que es su culpa, pero nunca la es realmente.

En este mismo momento, Gabe también le cuenta que se había tropezado en el desván de aquella casa, y que se había lastimado su brazo.

Mientras que el Dr. Chase le está contando al Dr.House lo que el niño le había confesado acerca de que había estado en la casa abandonada, que utilizaban como “club secreto” y que iría a la misma a recolectar una muestra que pudiera servir para descifrar que enfermedad poseía Gabe, aparece en escena el padre del doctor Chase, el reconocido Reumatólogo Dr. Rowan Chase. Al presenciar este encuentro el doctor House se da cuenta de la mala relación que hay entre padre e hijo.

El doctor Chase regresa al hospital con la muestra, la cual comienza a analizar con todo el equipo médico. Lo mismos deducen que el niño padecía de Ántrax, por lo cual deciden medicarlo con fuertes antibióticos.

Los doctores se disponen a comunicarle el diagnostico a los padres del niño, donde Jeffrey, el padre de este, se rehúsa a creer que su hijo tenía dicha enfermedad, argumentando que esa enfermedad no era propia del país. Los médicos tratan de explicar que se trataba de una bacteria de formación natural y que era muy probable que se lo haya contagiado en la casa abandonada. El padre exige que se investigara más, ya que para él se trataba de alguna enfermedad rara de Asia. Este dato le llamo la atención a una de las doctoras, quien indaga rápidamente al padre preguntándole de donde saco los nombres de esas enfermedades, para lo que este responde que los había encontrado en Internet. En ese mismo momento le agarra una crisis a Gabe, por lo que lo asisten rápidamente y logran estabilizarlo.

Luego de este episodio el Dr.House pide la opinión del padre de Chase, para poder indagar acerca del motivo por el que el niño había hecho una reacción alérgica a los antibióticos suministrados, motivo de su crisis respiratoria. Se lleva a cabo otra reunión con todo el equipo de médicos. Llegan a la conclusión de que no se trataba de Ántrax, ya que no había necrosis (consecuencia del Ántrax), y por ende debían comenzar nuevamente una investigación para llegar a un diagnostico diferente, de manera que vuelven a analizar los estudios realizados al niño. Aquí, el doctor Chase (padre) opina que el nuevo diagnóstico es Sarcoidosis (causa hinchazón en los tejidos). Pero el doctor Chase (hijo) no está de acuerdo con el diagnóstico realizado por su padre. Él sigue pensando que era Ántrax.

Comienzan a medicarlo con antinflamatorios, los cuales nada le hacen, sino que empeoran su situación. Es allí cuando el doctor Chase (hijo) observa que al niño se le comienza a poner negras las erupciones, lo que indicaba que si era Ántrax. A partir de este momento empiezan nuevamente a debatir entre padre e hijo por el diagnostico. Según Dr Chase (padre), el chico sufría de ambas enfermedades (Ántrax y Sarcoidosis), mientras que Dr Chase (hijo) opinaba que se trataba de Ántrax más una reacción alérgica. Dr House pensaba que ambos podían equivocarse por lo tanto decide que se le sigan aplicando antibióticos para una enfermedad y antinflamatorios para la otra hasta ver como reaccionaba el cuerpo del niño.

Así aparece nuevamente el padre de Gabe que esta vez se dirige a hablar con House y le dice que no cree en ningún médico del hospital ya que el mismo había sido víctima de un mal diagnóstico, y que solo al donar dinero al mismo fue tenido en cuenta y recibió una mejor atención y un diagnóstico certero, el cual era: Túnel del Carpo y que ese día había sido operado. En ese momento vuelve a ocurrir algo malo con Gabe. Las erupciones que sufría el niño se habían propagado por toda su espalda, por lo tanto los médicos nuevamente no saben de qué enfermedad se trataba.

Mientras tanto el doctor Chase decide reasignarse a unas consultas médicas para evitar el encuentro con su padre, pero igualmente la junta médica que estaba armada por el Dr. House se dirige al consultorio del doctor Chase, donde estaba atendiendo a un paciente; este se sorprende mucho cuando ve entrar al equipo médico en especial a su padre; estos le comentan los nuevos síntomas del niño, llegando a la conclusión de que el diagnostico podía ser algo autoinmune. House nuevamente le hace caso al doctor Chase (padre).
De esta manera Chase (hijo) se dirige a House pidiéndole explicaciones acerca de porque lo enfrentaba constantemente con su padre, a lo que House le responde que la relación con su padre estaba alterando su potencial desempeño. Chase vuelve a ver a Gabe, y observa su padre, le había quitado los tubos al niño ya que había visto que varios síntomas del paciente habían desaparecido. Chase (hijo) pide hablar en privado con su padre:

-  Dr. Chase (hijo): Tu diagnóstico es errado. Realice nuevos estudios los cuales revelaron que no se trataba de una enfermedad autoinmune como vos creías.

-  Dr. Chase (padre): Esos estudios que llevaste a cabo no son de fiar.

-  Dr. Chase (hijo): ¿Para qué apareciste realmente?

-  Dr. Chase (padre): Vine a una conferencia y a saludarte.

-  Dr Chase (hijo): Ya saludaste y aun sigues aquí.

-  Dr Chase (padre): Te extraño.

Comienzan a dialogar sobre sus vidas, Chase (hijo) le recrimina que lo había abandonado cuando el tenia quince años y por haber dejado a su madre, motivo por el cual, esta cayó en una depresión refugiándose en el alcohol, y de la cual, Chase (hijo) debió hacerse cargo. Por su parte el padre le dice que se había equivocado y que se había separado de la madre, pero no del hijo. Chase (hijo) le dice que debe ver a House por el tratamiento de Gabe y lo deja solo.

Al encontrarse con House, Chase insiste en que el niño padecía de Ántrax, pero House a diferencia de él seguía pensando que estaba equivocado en su diagnóstico. Luego, el Dr. House se encuentra con Chase (padre):

- Dr. House: ¿Regresa a la conferencia? Ojala pueda entrar, no se registró. Entiendo que tenía que inventar una excusa; ¿ese punto azul en su cuello es una marca guía de radioterapia?, lo observe luego de ver su desayuno macrobiótica, popular entre las estrellas de Hollywood y los enfermos de Cáncer.

- Dr. Chase (padre): Es verdad tengo Cáncer en el pulmón, fase cuatro.

- Dr. House: ¡Luce bien!

- Dr. Chase (padre): No, no lo estoy. Vine a Estados Unidos a ver al doctor Wilson.

- Dr. House: ¿Que le dijo?

- Dr. Chase (padre): Me quedan tres meses de vida.

- Dr. House: ¿Ya se lo ha dicho a su hijo?

- Dr. Chase (padre): Aún no y preferiría que usted tampoco se lo diga. Por favor no se involucre en el tema.

Vuelve a encontrarse el doctor Chase (hijo) con Gabe donde nota que el paciente no estaba tan bien como creían y que se le había empezado a inmovilizar una de sus manos.

Se reúne nuevamente el equipo médico donde ven que los síntomas del paciente habían comenzado nuevamente y que estaba empezando a sufrir deterioros en su sistema nervioso. Es ahí que el doctor Chase (hijo) le comenta a House que había que retirarle el medicamento que le estaban suministrando ya que era para una afección que no tenía. Chase (padre) les dice a todos que su hijo tenía razón, y que no era una enfermedad autoinmune, si no que se trataba de una Neurofibromatosis múltiple como había dicho Chase (hijo) al principio.
House manda a realizar nuevos estudios al paciente para verificar dicho diagnóstico, a su vez, se dirige a ver al doctor Wilson, a quien interroga acerca de porque no le había contado que el doctor Chase (padre) lo había ido a ver y que este padecía de cáncer. Le responde que no lo hizo por ética, por confidencialidad. House le dice a Wilson que él no puede decirle nada a Chase (hijo) pero el sí.

Mientras tanto Chase (hijo) le realiza una tomografía a Gabe, en el cual comprueba que no tenía ningún daño neurológico, que estaba equivocado, que no era Neurofibromatosis. Por lo tanto, comienzan a investigar nuevamente qué enfermedad afectaba realmente a Gabe. Es aquí donde House llega a la conclusión, a través de diferentes deducciones, de que el padre del chico estaba ocultando algo, por lo tanto lo enfrenta.

Al presentarse House en la habitación de Gabe le dice a su padre que lo que tenía en su muñeca no era Túnel del Carpo, como le habían diagnosticado, sino que se trataba de un síntoma de Lepra, la cual había estado inactiva durante un tiempo pero que luego se manifestó de esta forma, y era por esto que ningún médico le había dado un diagnóstico correcto.

- Dr. House: Cuente toda la verdad o su hijo morirá. ¿Cuánto tiempo estuvo en Asia?

- Padre del paciente: Nunca estuve ahí.

- Dr. House: Diga la verdad.

- Padre del paciente: Dos años en la India, en 1987 y 1988. Había un gurú, creí que tendría respuestas para mí, y acabé sin dinero y sin respuestas. Me avergonzaba, no quería que nadie lo supiera.

- Gabe: ¡No!, eras piloto de pruebas.

- Padre del paciente: No, lo siento mucho, Gabe.

House vuelve a reunirse con el grupo de médicos y les cuenta cual era el diagnostico final: se trataba de Lepra, la cual había debilitado el sistema inmunológico de Gabe, generándole Ántrax, y a su vez, el tratamiento para el Ántrax había acelerado la Lepra. El doctor House además informa que el padre del niño también poseía esta enfermedad, pero que se le estaba manifestando de forma más lenta. Esta afección le había atrofiado los nervios cubitales, por lo que habían errado en el diagnóstico de: Túnel del Carpo.

Luego de resolver el problema de Gabe, House se reúne a solas con el doctor Chase (hijo) para hablar sobre su padre. Le dice que él sabía que Chase odiaba a su padre pero sin embargo debía contarle algo sobre este; Chase le responde que él no lo odiaba solo se había acostumbrado a vivir sin la presencia de su padre. Al escuchar esto House decide no contarle nada y lo deja ir.

El doctor Chase (hijo) se encuentra con Gabe y le cuenta que pronto se recuperará. Le pregunta porqué no había preguntado sobre como se encontraba su padre, a lo que el niño responde que no lo quería más por mentiroso, que estaba enojado con él; el doctor le dice que no debe hablar de esa forma de su padre, ya que a pesar de todo, siempre lo querrá.

Como última escena del capítulo, aparece el doctor Chase que se dirige a buscar a su padre quien justo se estaba yendo en un taxi para retornar a Australia, donde vivía. Chase (padre) le pregunta a su hijo si iría pronto a visitarlo pronto, a lo que este último le responde que iría el próximo otoño. Había llegado el momento de despedirse. Se estrechan formalmente las manos, pero acto seguido, se abrazan.

Desarrollo conceptual

Resumen:

El siguiente trabajo consiste en exponer los principales lineamientos de la Ética y la Responsabilidad. Para ello nos basaremos en el Capítulo 13 de la primera temporada de la serie Dr. House. A partir de una de las decisiones correspondientes a los personajes principales con los que cuenta el capítulo, se intentará dar cuenta de un posible circuito de la responsabilidad subjetiva.

Para comenzar, nos parece pertinente hacer un muy breve resumen del capítulo. En este, se desarrollan paralelamente, dos historias de vida. Por un lado podemos ubicar un niño de 12 años, llamado Gabe, el cual enferma, por lo que es internado, y tratado por el Dr. House y su equipo, quienes intentan descubrir que enfermedad padecía el niño. Sucede que se les comienza a dificultar encontrar el diagnostico correcto. A su vez podemos hacer mención del padre del paciente figura de gran importancia en la historia, llamado Jeffrey, quien se muestra como un hombre fuerte, dominante y seguro, que a lo largo del capítulo exige que se haga todo lo posible para saber que tenía su hijo, ya que el colaboraba monetariamente con el hospital, y había sido víctima de un error de diagnóstico hacía algún tiempo. Finalmente, House descubre que la enfermedad que poseía Gabe era lepra, y que se la había contagiado de su padre. Para que esto saliera a la luz, House interroga a Jeffrey y lo hace confesar diciéndole que de no decir nada, su hijo moriría. El padre del paciente cuenta toda la verdad, que había ido a la India, y que había sido estafado por un gurú, perdió todo lo que tenía y que por ese motivo debió vivir dos años en zonas pobres de aquel país, donde contrajo la enfermedad (Lepra). Ni su ex mujer ni su hijo, sabían eso. Ellos creían que él era un exitoso piloto de pruebas de la Fuerza Aérea.

La otra historia del capítulo es la que tiene lugar con la aparición del padre del Dr. Chase, un importante reumatólogo (uno de los médicos que estaban tratando al niño enfermo), quien había viajado desde Australia para tratar la enfermedad que padecía (Cáncer) y para recomponer el vínculo con su hijo, con quien no tenía una buena relación. Finalmente Chase (padre) opta por no contarle a su hijo sobre su enfermedad, y retorna a su país de residencia. A su vez, es menester mencionar que Dr. House, le pide opiniones y posibles diagnósticos a Chase (padre) sobre el caso del niño.

Trabajo :

Las principales decisiones del capítulo que pudimos ubicar son las siguientes:

1) Por un lado, la decisión que debe tomar Jeffrey, el padre del paciente en el momento en el que su hijo empeora, la cual consta de contar la verdad acerca de que había vivido en lugares pobres de la India, durante dos años, como consecuencia de haber perdido todo al visitar a un gurú que lo había estafado o bien elegir no contar nada acerca de este episodio ahorrándose la vergüenza frente a su ex mujer e hijo.

2) La otra decisión relevante que podemos ubicar es la del padre del Dr. Chase, quien elige no contarle a su hijo que el verdadero motivo de su viaje era que padecía cáncer.

Teniendo en cuenta lo expuesto hasta aquí, pasaremos a explicar el recorte decisional elegido, (que es el número 1, la decisión de Jeffrey, padre del paciente), ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad, con su respectiva hipótesis clínica.
Como tiempo 1 (t1) podemos ubicar: Jeffrey calla que vivió en la India durante dos años, como acción que el sujeto lleva adelante y cree, se agota en los fines para lo que fue concebida.

Luego tenemos un tiempo 2 (t2): su hijo empeora, no pueden acertar en el diagnóstico y a su vez, es interpelado por Dr. House, quien ya descubrió la verdad y le dice a Jeffrey que de no confesar, su hijo moriría. Aquí entonces, el sujeto se ve interpelado por elementos disonantes de la realidad, y que lo ponen en sobre aviso de que las cosas han ido más allá de lo esperado. Las figuras de la culpa que podemos ubicar en este caso serían: por un lado no solo el sentimiento de culpa porque le había traspasado a su hijo una enfermedad que había contraído en las zonas pobres de la India, si no por no haber hablado antes. También podríamos ubicar a la proyección, ya que delegando la responsabilidad en los médicos, no se hacía cargo de que la enfermedad de su hijo le concernía directamente a él. Y por último, podríamos nombrar a la negación, como otra figura de la culpa presente en este recorte, ya que Jeffrey, consideraba como posible que Gabe tuviera alguna enfermedad típica de Asia (como se ve reflejado en el momento en el que les exige a los doctores que le hicieran pruebas a Gabe para descartar que no tuviera dos extrañas afecciones, las cuales solo se contraen en el continente asiático, poniendo como excusa que había estado investigando en Internet y exigía que se tuvieran en cuenta todas las opciones porque se trataba de la vida de su hijo). En verdad, solo él había estado en ese continente, por lo que indudablemente él mismo sabía que podía llegar a poseer alguna enfermedad y que se la podría haber contagiado a su hijo. En vez de asumir esto, prefirió negarlo.

En este caso, ante la interpelación generada por los elementos disonantes de la realidad, el padre del paciente tiene una opción, la cual se caracteriza por tener solo dos alternativas (lógica binaria), que serían: hablar, o seguir callando. Entonces, si bien hay opción, también podemos decir que hay una decisión puesta en juego, ya que al decidir contar la verdad, el padre del niño está produciendo una singularidad en situación, algo que excede aquel universo que se pretende completo, permitiendo que este se amplíe. Lo que no hay en este recorte, es una elección, ponderación de elementos dispersos y perspectivas encontradas para arribar a la elección adecuada.
Por otra parte, entre el t1 y el t2 se crea un lazo asociativo que podemos llamar hipótesis clínica, la cual intenta ligar la singularidad que surgió en el t2, que se encuentra fuera del universo particular, para poder integrarlo a este y darle una explicación en su presencia. Es decir “si algo ha emergido en el segundo tiempo des- ligado del universo particular, éste buscará re- ligarlo hallando una explicación a su presencia” (Dominguez, 2006: 135). Con la hipótesis clínica se produce un movimiento en el que el t2 se sobreimprime al t1, resignificándolo. Con respecto al recorte escogido, nuestra hipótesis clínica sería entonces: Jeffrey en verdad tiene miedo de aceptar que él está enfermo también, porque detrás de ese hombre dominante, seguro y que tiene el control de todo que aparenta para el afuera, en verdad hay una persona débil, con miedos.

Si bien pudimos ubicar un tiempo 1 y un tiempo 2, no pudimos situar un tiempo 3, el cual supone un cambio de posición del sujeto frente a sus circunstancias, dando lugar a la responsabilidad subjetiva, entendida como “aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconciente; sujeto no autónomo que, por definición no es dueño de su voluntad e intención” (Salomone, 2006: 119).

En nuestro caso, el sujeto responde a la interpelación desde las figuras de la culpa, es decir, el sentimiento de culpa, la proyección, y la negación, y no desde el efecto sujeto, donde el sentimiento de culpa se diluye, y el cual es un acto ético en el que se produce un sujeto de deseo inconsciente, un sujeto dividido, un sujeto que no es completo. En otras palabras, a nuestro entender, el personaje responde a la interpelación desde la culpa moral, por lo que entonces habría responsabilidad moral o social, la cual atañe a “los valores compartidos socialmente, lo esperable o lo condenable en una situación determinada” (Salomone, 2006: 120).

Por otro lado, con respecto a la necesidad, en palabras de Juan Jorge Michel Fariña en el texto “Responsabilidad: entre necesidad y azar”:

“Necesidad era el nombre de la diosa que regía justamente aquellos sucesos ajenos a la voluntad humana. Las personas no somos responsables de todo lo que nos sucede (…). Hay hechos que existen por fuera del designio humano: desde un meteoro hasta un virus”. (Fariña, pág 2).

En base a esto, podemos decir que Jeffrey no es responsable de haberse contagiado la lepra en la India; esto fue un suceso que rigió por fuera de la intervención del sujeto en situación. Además, se podría ubicar algo del Azar, que se refiere a la suerte, casualidad, coincidencia y en la que no se puede predecir el comportamiento futuro. Para que haya responsabilidad, ésta tiene que poder ubicarse en la grieta entre la Necesidad y el Azar, o sea, “Si Necesidad establece una conexión entre causas y efectos, Azar desconecta tal relación” (Fariña, pág 2). En cambio, si hay predominio de una sobre otra o una combinación de ambas, entonces no es posible preguntarse por la responsabilidad.

Conclusión:

Para finalizar el trabajo, podemos decir que si bien pudimos situar un recorte decisional que posibilitara ubicar los tiempos 1 y 2 del circuito de la responsabilidad, no contamos con elementos suficientes para poder localizar un tiempo 3.

Por este motivo podemos concluir que si bien Jeffrey, el padre del paciente, se ve interpelado, por lo que resignifica el tiempo 1 donde había emprendido una actitud que él pensaba se agotaba en los fines en los que había sido concebida, y conformándose a su vez la hipótesis clínica, lo hace desde las figuras de la culpa. De este modo, el circuito se cierra, imposibilitando que surja la responsabilidad subjetiva.

Bibliografía

• Dominguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J.: Responsabilidad: entre Necesidad y Azar. En página web de la cátedra.
• Salomone, G.Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Letra Viva, 2006.



NOTAS