Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Inteligencia Artificial >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Psicología ética y derechos humanos

Película: Inteligencia Artificial.

Prof. Reg. Titular: Fariña, Juan Jorge Michel
JTP Interino: Alejandro Ollier
Comisión: 24
Alumnos:
● Ortiz, Maria Anahi LU: 32223785-0
● Sordelli ,Alejandro LU:28033406.
1º cuatrimestre del 2010

1) Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
Respecto del film inteligencia artificial de Steven Spielberg, Juan Jorge Michel Fariña, a nuestro entender, no centra en ningún personaje el análisis de la responsabilidad subjetiva, en cambio, realiza un comentario en el cual propone una analogía entre la historia del famoso cuento de Pinocho de Carlo Collodi y la historia de David, el niño meca del film trabajado, adaptada miles de años después.
En la historia de Pinocho, Gepetto que siempre ha deseado tener un hijo construye un muñeco parlante con un leño mágico para mitigar su soledad, pero este resulta ser travieso y desobediente, complicando la vida del carpintero. Análogamente el profesor Hobby, un ingeniero electrónico, crea un niño meca con la capacidad de amar a los padres infinitamente. Es fundamental destacar que David (el niño meca) es una replica fisonómicamente igual al hijo muerto del profesor. Este seleccionara de todos sus empleados a Martín, cuya familia ha sufrido una tragedia, han perdido con su esposa, Mónica, un hijo, su único hijo, el cual se encuentra en un coma irreversible, y la ciencia argumenta no poder hacer nada con el.
El Profesor Fariña observa que la producción de Steven Spielberg pone de manifiesto la impotencia científica, aduciendo que la inteligencia artificial encuentra por fin su límite, la ciencia no puede formalizar lo sustancial de la condición humana, el algoritmo mas sofisticado será siempre insuficiente. En el caso de David, este ha sido programado para amar a sus padres sin fin, el amor y el deseo que siente por que su madre lo quiera, lo impulsa a hacer todo lo posible e imposible para convertirse en un niño de verdad, animado por el relato de la historia de Pinocho, que lo llevara a la aventura de encontrar el “hada azul “que lo pueda convertir en un “niño de verdad” para ser amado por su madre.
Nos planteamos el siguiente interrogante. ¿Que es lo que provoca en el profesor Hobby, como representante de la ciencia, que su obra mas sublime haya intentado autodestruirse, intentando un pasaje al acto? David es programado para amar, sentir dolor, miedos, celos y compasión… ¿Es David un sujeto? Creemos que el deseo es propio del sujeto humano y esto nos permite arribar a la idea que David puede ser considerado como un sujeto deseante.

2) Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
4) Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
Argumento.
El profesor Hobby, dueño de la empresa “Cybertronics”, decide construir un robot meca que pueda amar, con “un amor como el de un niño hacia sus padres” “programado para amar con un amor que nunca acabe”.
Henry y Mónica son un matrimonio cuyo único hijo, Martín, se encuentra en un coma irreversible del que posiblemente nunca despertara. El discurso de la ciencia no les da esperanzas de una recuperación de su hijo.
Henry es empleado de la empresa Cybertronics y es elegido por el profesor Hobby, debido a la desgracia que sufre el matrimonio por la situación de su hijo, para tener a David, primer robot niño meca capaz de amar.
Es así que Henry lleva a David a su casa. Su esposa Mónica en un principio esta en desacuerdo con la llegada de este y acusa a su marido que “querer sustituir a su propio hijo”, pero pronto Mónica verá en David no a un robot, sino a un niño “tan real”, y encontrara en el la posibilidad de volver a ser madre, que había quedado trunca por el coma de su hijo Martín.
Es así que Mónica decide programar a David diciendo las 7 palabras del protocolo de programación. Una vez programado, David, la amara incondicionalmente y ya no se podrá realizar ningún tipo de desprogramación, solo quedara como opción la destrucción de este.
Pero el azar hará que Martín despierte del coma irreversible y rivalice con David por el amor de Mónica. De ahí en mas ocurrirán situaciones que pondrán en duda la naturaleza de David “Si fue creado para amar, se puede suponer que sabe odiar y si se ve empujado a esos extremos ¿de qué es capaz?” le dice Henry a Mónica después de un episodio en el que David la hiere al querer cortarle un mechón de cabello para probarle su amor.
Pero la situación crucial ocurre cuando en un confuso episodio David sin querer pone en peligro la vida de Martín, y Mónica se vera obligada por las circunstancias a llevar a destruir a David. Pero no puede destruirlo y lo abandona en el bosque diciéndole “perdóname por no haberte contado nada del mundo”.
David buscara durante toda la película a “El hada azul” para que lo transforme en un niño de verdad y así recuperar el amor de su madre.
Tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva.
Ya presentado el argumento de la película “inteligencia Artificial” nos enfocaremos en el personaje de Mónica para describir los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad que se van desplegando a lo largo de su accionar.
El circuito de la responsabilidad se inicia con un Tiempo 1, en el cual el sujeto lleva adelante una acción conciente, del lado del yo, voluntaria y con un objetivo determinado bajo el supuesto que su accionar se agotaría en los objetivos para los cuales fue pensada su acción. Ubicamos en este primer tiempo la acción voluntaria, conciente y deliberada de Mónica de programar a David, diciendo las 7 palabras del protocolo, con el fin de aminorar un poco el dolor que siente por la ausencia de su hijo, quien se encuentra en un coma irreversible y del que se cree nunca despertara.
El tiempo 2 del circuito se presenta cuando ocurre algo no previsto, incalculable que va a interpelar al sujeto por la acción emprendida en el tiempo 1. Ubicamos en este segundo tiempo el momento en que David sin querer pone en peligro la vida de Martín. Esta situación inesperada enfrenta a Mónica a preguntarse por las consecuencias de la acción que realizo en el tiempo uno (programar a David), y la lleva a tomar la decisión de resguardar la seguridad de su hijo y su familia destruyendo a David, pero finalmente no puede hacerlo y lo abandona en el bosque para salvarle la vida.
Ante la suplica y el llanto de David para que su madre no lo abandone, Mónica le dice “Tu no eres de verdad” y antes irse y dejarlo le pide “Perdón por no haberle contado acerca del mundo”.
En este tiempo encontramos las figuras de la culpa. Primero negando que David sea de verdad y en segundo lugar culpándose por no haberle contado acerca del mundo. Estas figuras de la culpa, operan en el sentido de desentenderse del plano de la responsabilidad que tiene el sujeto ante su deseo y son una consecuencia de la interpelación subjetiva, producto del efecto no esperado de la acción emprendida en el tiempo 1. Mónica se culpa autoreferida por no haberle contado a David acerca del mundo, para evitar desentenderse del plano de la responsabilidad subjetiva que tiene por su propio deseo, desplazando esta responsabilidad al orden moral. De la misma manera niega que David sea de verdad, de esa forma consigue desentenderse del plano de la responsabilidad que le toca por su acción emprendida. Desde nuestro punto de vista no podríamos ubicar el tiempo 3, el de la responsabilidad subjetiva, donde “el efecto sujeto claro está, es también una respuesta a la interpelación, pero ya estamos hablando allí de una dimensión ética. Y eso implica la noción de acto en la que el sujeto se produce. De modo que, al hablar de efecto sujeto, estoy hablando del acto, y es ético, porque es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconciente .”.En su lugar aparece el sentimiento de culpa, la negación, entre otros mecanismos que taponan esta posibilidad del cambio de posición subjetiva frente al deseo inconsciente.
Con estos datos podemos conjeturar la siguiente hipótesis clínica: “Algo en relación al deseo de tener un hijo sano, que nunca enferme y que la acompañe de por vida se juega en Mónica”.
Cabe mencionar que la película de desarrolla en un contexto de desastres naturales económicos y subjetivos, causado por eventos que debido su magnitud, imprevisibilidad y gravedad desbordan los recursos y medios de la comunidad, causando un desorden social representacional y subjetivo.
El film comienza detallando estas catástrofes:
“Eran los años luego del deshielo de los polos por los gases del invernadero. Los océanos habían ahogado muchas ciudades en todas las costas del mundo. Ámsterdam, Venecia, Nueva York, perdidas para siempre. Millones de personas fueron desplazadas. El clima se volvió caótico. Cientos de millones se morían de hambre en países pobres. En otros lugares había prosperidad, Ya que muchos gobiernos introdujeron penas legales para limitar los embarazos, que fue la razón por la que los robots, que no comían ni consumían recursos más allá de los de su fabricación se volvieron un eslabón económico esencial en la cadena estructural de la sociedad.”
Estos datos serian un sustento para nuestra hipótesis ya que en las circunstancias planteadas el valor falico de un hijo se vería multiplicado. Mónica no puede legalmente tener otro niño, su hijo esta en coma, según la ciencia se encuentra “Pendiente”. El deseo de ella se juega, entonces, en ese plano. Tener un hijo sano, como el que no tubo, que no enferme, que sea invulnerable a todo y que la acompañe por siempre”.
Con respecto a la responsabilidad jurídica, podemos decir que Mónica tendría que responder a la compañía Civertronics por no llevar a destruir a David, ya que en el acuerdo que firmo con esta, se especificaba claramente que en caso de no querer más al niño meca, tendría que llevarlo para ser destruido. Contrariamente a esta clausura, Mónica opta por abandonarlo en el bosque.
3) Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
A continuación analizaremos dos dimensiones fundamentales para pensar la responsabilidad subjetiva: la necesidad y el azar.
El concepto de necesidad designa hechos que son inevitables, sucesos ajenos a la voluntad humana. Ante la ocurrencia de un hecho, una consecuencia se produce. Son los elementos que escapan a la capacidad de decisión del sujeto.
El concepto de azar refiere son aquellos sucesos que no se pueden prever, una contingencia imprevisible, incalculable.
En el film Inteligencia artificial encontramos los siguientes elementos indicadores de necesidad.
• El hecho de que Martín, el hijo de Henry y Mónica, se halle en un coma irreversible es del orden de la necesidad. Es un hecho ajeno a la voluntad de los padres. es una circunstancia que se les presenta como obra del destino.
• Henry es elegido mediante un proceso de selección interna en la firma Cybertronics para probar a David. El criterio de selección incluye la lealtad a la firma y la tragedia familiar que le toca vivir a el. Este hecho se le presenta a Henry y Mónica sin que hallan intervenido en el.
Los indicadores de azar identificados en el Film son los siguientes:
• Martín despierta de un coma irreversible del cual estaba sumido hace 5 años y del que la ciencia no daba posibilidades de recuperación. Se hallaba “disponible”.
.
5) Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
En el texto “El muro” de Jean Paul Sartre nos encontramos con el personaje de Pablo Ibbieta, quien es una amigo de la infancia de Ramon Gris, un anarquista muy buscado por los falangistas durante la guerra civil española. Ibbieta se encuentra preso y es interrogado para que brinde el paradero de Gris. A cambio de esta información los falangistas le proponen salvar su vida a cambio de la de su amigo, ya que ibbieta seria fusilado a la mañana siguiente.
El niega saber el paradero de su amigo, el cual sin embargo conoce, Gris estaba oculto en la casa de su primo. Frente a la negativa de Ibbieta los falangistas lo condenan a muerte, al amanecer se llevaría a cabo su fusilamiento.
Ante la inminente muerte, Ibbieta, decide hacerles una jugarreta a los falangistas mintiéndoles. Les dice que Gris se encuentra oculto en el cementerio. Desconociendo que Gris, al pelearse con su primo que lo tenia escondido en su casa, se encuentra efectivamente en el cementerio.
Vemos que nuestro personaje realiza una acción con un objetivo determinado, hacer una jugarreta a los falangistas para divertirse con ellos, la misma tiene una consecuencia no esperada, el no pretendía causar ningún daño. Para Ibbieta era una mentira que Ramón Gris se ocultaba en el cementerio, pero resulta ser verdad, y como consecuencia los falangistas lo encuentran y le dan muerte.
En el caso del film Inteligencia artificial, vemos que Mónica decide quedarse con David, ejecutando el protocolo de programación el cual establecía un amor sin fin del niño meca hacia el padre que lo realizara. Aquí identificamos una acción consciente y voluntaria, de parte del yo, con un objetivo determinado, el de mitigar la angustia por el hijo ausente. Pero ante el despertar del hijo del coma irreversible y los posteriores celos de Martín por David, tiene consecuencias que no fueron esperadas por ella y teme ante la posibilidad que David cause algún daño a Martín o a la familia, por ello decide abandonarlo.
En ambos casos, tanto el de Ibbieta como el de Mónica, realizan en un tiempo1 del circuito de responsabilidad subjetiva, una acción voluntaria y consciente. En el caso de Ibbieta la acción que pretende realizar es una jugarreta, mientras que Mónica emprende una acción con el fin de adoptar al niño meca, con el conocimiento de que realizando esta acción, David la amara por siempre. En ambos casos la acción emprendida por cada uno no tiene como fin el causar daño alguno.
También en ambos casos, en un tiempo 2, ocurre algo inesperado que los interpela subjetivamente. Ibbieta se ve interpelado por las consecuencias que tuvo la jugarreta que pretendió realizar en un tiempo 1, sin quererlo develo el lugar donde se encontraba Gris y esto provoco su muerte. En el caso de Mónica la interpelación subjetiva se produce cuando David, sin intención, pone en peligro la vida de Martín. Es aquí cuando Mónica se pregunta por la acción acometida en el tiempo 1.
En Mónica no se constata un tercer tiempo de la responsabilidad subjetiva. A diferencia, en Ibbieta, se evidencia el ingreso a un tiempo 3, con un reconocimiento de las consecuencias de la acción realizada en el tiempo 1, si bien es una entrada en este tiempo, el reconocimiento es una condición, pero no suficiente para hablar de un cambio de posición subjetiva.

Bibliografía.

• Desastres y catástrofes. Ficha de la cátedra. Mimeo. Publicado también en la página web de la cátedra www.psi.uba.ar.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: