Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Inteligencia articial >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
Facultad de Psicología

PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS
Cátedra I – FARIÑA, J. J. M.

Recuperatorio 2º Parcial:
“INTELIGENCIA ARTIFICIAL”
Entrega: 23 de Junio, 2010.

 Profesora T. P.: Lic. Alfano, Adriana.
 Ayudantes T.P.: Lic. Cadú, María Eugenia.
Lic. Capurro, Silvia.
 Comisión: 7.
 Alumna: Manfredi, Martha Susana.
 L.U.: 16718356/0

CONSIGNAS:

1 – Tomando en cuenta el comentario sobre el film, ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propuso el autor alguna hipótesis al respecto? En caso positivo, explicítelo consignando los indicadores.

El personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva, es David, el niño robot Meca, destinado a sustraer de la tristeza a un matrimonio que había perdido un hijo. Este niño robot, había sido diseñado por el Ingeniero electrónico Hobbi, para amar a sus padres auténticamente, con un amor que nunca acabe. No tratándose de un simulador de sensualidad sino de un Meca con cerebro, con retroalimentación neuronal, lo que sugeriría según el ingeniero que, el amor sería la clave para que adquiera un subconsciente nunca antes logrado. Un niño robot con un mundo interno de metáforas, de intuición y de razón automotivada
La hipótesis que sugiere el autor es que la inteligencia artificial tiene su límite en cuanto que la ciencia no puede formalizar lo sustancial de la condición humana, la subjetividad. David, entonces, deviene el Pinocho del film.
Los indicadores son:
- La reacción especular frente a la imagen del semejante: la imagen de David genera celos virulentos en Martin, el hermano quien había salido del coma. David tratará por todos los medios de copiar a Martin a fin de humanizarse y llegar a ser un niño de verdad como éste y sus amigos, en una suerte de identificación con los pares.
- La necesidad de ser amado por su madre y ocupar un lugar en el deseo de ella: Mónica ocupaba un lugar en el deseo de David. Luego de las dudas que implicaban la programación especial del Meca (sujeto escindido por el Otro) por la madre, el regreso de Martin, marcó las diferencias entre los hermanos. Los esfuerzos que David hizo no fueron suficientes para que los padres pudieran sostenerlo y por lo que deciden abandonarlo. La acción fue realizada por la madre quien lo llevó hasta un bosque. Los ruegos del niño no la alcanzaron. Se despojó de él, dejándolo en soledad junto a su superjuguete. Así mismo, David, empujado por su deseo indeclinable de ser amado por ella, escribió su destino análogo al cuento de Pinocho. El no vacilar ante su deseo, lo llevó a transitar diversas situaciones complejas. Iría en búsqueda del Hada Azul, quien lo convertiría en un niño de verdad. Habrían pasado 2 mil años debajo del mar junto al mechón de cabellos de su madre, guardado en el bolsillo de su superjuguete, Teddy, para entonces salvar a su madre. Finalmente, luego de despertar y por un solo día pudo ser un niño humano junto a su madre resucitada y ser feliz.
- Los celos: los celos y la rivalidad ante la imagen del otro meca, idéntico a él, en la fábrica de Man-hattan, lo lleva a reaccionar de forma virulenta. David se reposiciona en su deseo de ser único para su madre, de ser especial para ella y destruye a golpes al otro. Así mismo, el vacío existencial que la realidad le devuelve, lo impulsa a un acto suicida. David, se arroja a las aguas. Pero es azarosamente salvado por un cardúmen de peces que lo arrastra hasta el lugar donde se halla sumergida el Hada Azul.

2 – Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

T1 - Se trata de una acción que el sujeto lleva adelante creyendo que culmina en el objetivo que se fijó. El sujeto lleva a cabo una conducta que cree que se agota en sus fines, por los cuales fue emprendida.
La acción de arrojarse al agua con su hermano.
En el film, el T1 podría ubicarse en la escena de la piscina.
David, se dirije a Martin para ofrecerle un regalo. El hermano se encuentra junto a sus amigos, quienes curiosean los rasgos del niño meca. Uno de ellos, intenta lastimarlo con un cuchillo, para probar su insensibilidad. David, se asusta y pide a Martin protección, cayendo ambos al agua. Pronto los padres se acercan y prestan ayuda a Martin, sacándolo de la piscina hasta hacerlo reaccionar .Una vez que Martin reacciona, todos se retiran dejando al niño robot sumergido en el fondo de la pileta.

T2 – El circuito se funda en este punto lógico que no es cronológico. Aparece una interpelación. Se vuelve al T1, y lo que lleva para atrás ligando los tiempos 1 y 2, es la culpa, la formación sintomática o algo que el sujeto hizo, que lo lleva hacia atrás. En el caso del film, se trataría de la repetición por la no resignificación. David, necesita ser un niño de verdad para que su madre lo ame y lo lleve junto a ella. Necesita saber qué lugar ocupa en ella.
El acto de arrojarse a las aguas.
Luego del abandono de su madre y de las peripecias por las que transitó David, finalmente llega a la ciudad del fin del mundo, Man-hattan. Allí en la fábrica se encuentra con el ingeniero que lo construyó, quien le comunica que lo estaba esperando. Hobbi le confiesa que Mónica le había contado respecto del Hada Azul, y que el Profesor Sé Todo, había sido preparado para que él regresara allí. Que él era único, especial y que era el primero en su serie y que el mismísimo ingeniero era su Hada.
Pero ante la realidad de no ser un niño de verdad, David, sin vacilar en su deseo, se arroja a las aguas llamando a su madre, deseo de significar ser alguien para ella como significaba Martin, a quien en otra oportunidad, cayendo a la piscina, acudieron para salvarlo.
En este T2, lo que retorna, es lo que David, no pudo resignificar, es decir, qué lugar ocupa en el deseo de su madre en tanto no sea un niño de verdad como su hermano. Por lo tanto, pasará 2 mil años dormido junto al mechón de cabello de su madre, dentro de su habitáculo submarino sumergido frente a la estatua del Hada Azul. Transcurrirá todo ese tiempo dormido, sin dejar de mirar hacia delante, hacia el Hada.
Despierta con la ayuda de seres evolucionados, quienes a partir de leer su “mente”, le diseñan un escenario virtual, de su antigua realidad, de la casa de su mamá . Así mismo, David, pide ver a su mamá y éstos le comunican que los experimentos que habrían realizado, fracasaron con la resucitación. El Hada le dice que es necesario una parte física para lograr la resucitación por lo que el superjuguete le entrega a David, el mechón de cabellos de su madre, el cual había estado guardado en su bolsillo. Se le aclaró además que los resucitados solo vivirían por un día. El niño meca, no dudó acerca de su indeclinable deseo de ser un niño de verdad, de poder ver a su mamá y que ella lo ame, así sea tan solo por ese día.
T3 – En este punto, se espera que el sujeto produzca un acto, como respuesta frente a su deseo. Un sujeto del antes y del después.
Niño de verdad por un día.
Luego de saber las condiciones de la resucitación, David, se posiciona en su deseo y se juega em acto. Por un día se convierte en un niño de verdad y transcurre las horas más felices de su vida junto a su madre. El tiempo no había podido borrar el amor que él le tenía destinado. Su ser, se abrió para vivirlo. Solo un intenso sueño los fue adormeciendo. David entonces cerró por primera vez sus ojos.

3 – Establezca los elementos de necesidad y azar presentes en la situación consignando los indicadores respectivos.

Necesidad - Hada Azul
La necesidad de ser un niño de verdad para que su madre lo ame, lo lleva a retroalimentarse con la fantasía del cuento de Pinocho. La metáfora del Hada Azul y el hecho de encontrarla, serían la apoyatura para realizar su deseo.
Aunque sumergido dentro de su habitáculo submarino y dormido durante 2 mil años, sus ojos permanecen abiertos, dirigiendo la mirada a la estatua del Hada.

Necesidad – Superjuguete
Representa su consciencia moral. Por lo tanto no se desprende de él

Azar – El cardúmen de peces
Tras el vacío que le produce el retorno a la fábrica, David se arroja a las aguas. Es un cardúmen de peces que azarosamente lo arrastra hasta el lugar donde se halla sumergido el parque de diversiones donde está el Hada Azul.
Su amigo Joe lo rescata y al salir, David le comunica que la ha encontrado, que ya sabe donde está. Joe es atrapado por la policía. David regresa al fondo de las aguas a rezar al Hada hasta quedar dormido por 2 mil años.

Azar – Los seres evolucionados.
Los seres evolucionados encuentran por azar a David, y lo despiertan. A partir de su método, “leen la mente” de David y se dan cuenta de que el niño Meca no había sido feliz. Le comentan acerca de su proyecto para recrear los cuerpos a partir de ADN y que se habían preguntado si era posible recuperar un rastro de memoria en resonancia con ese cuerpo recreado. Habían descubrieron que el mismísimo tejido de espacio tiempo, almacena todos los sucesos que ocurrieron en el pasado. Así mismo, le comunicaron que cuando un recuerdo había sido usado en un espacio tiempo, ya no podía volver a usarse. Y que los resucitados al volverse inconscientes con el sueño, morían al finalizar el día. David, expresó que quizás su mamá era diferente y que si ellos entendían que él quería ser feliz, sabían lo que tenían que hacer.

4 – Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista, alguna relación con la responsabilidad jurídica.

En principios, se debe reconocer que no hay responsabilidad subjetiva sin culpa. Quien puede responsabilizarse subjetivamente de su acto es porque está capacitado para comprender el mismo.
En el caso de David, no podría hacerse referencia a la culpa. Se trata de un niño. que en última instancia no cede a su deseo de ser amado por su madre.
Respecto de la responsabilidad jurídica y de la inimputabilidad de ciertas figuras, Salomone y Domínguez refieren (…)“Si nos atenemos a un modelo racionalista del marco jurídico, encontramos algunas entidades que no tienen la posibilidad (¿a caso la libertad?) de responder que son muy conocidas por nosotros: el niño, el loco, el embargado por la emoción violenta, el intoxicado y, entre otros, un capítulo aparte que es el que define la figura del obediente. Diremos que lo cierto es que los casos encuadrados en estas figuras no disponen de sus cuerpos para responder, no pueden ob-ligarse pero tampoco les es dado el derecho a responder. Son inimputables de culpa y por lo mismo no son responsables. (…) dos conceptos que son cruciales para el derecho en la construcción de esas figuras de desresponsabilización son: la razón. El conocido “principio de razón” es ese bien que otorga el concepto de sujeto joya, del que los niños (porque todavía no lo han adquirido); los locos (porque la perdieron), y los embargados por la emoción violenta (porque la razón naufragó en la acción violenta) quedan excluidos. El 2º concepto, decisivo para el derecho es la intención, dado que ella es un electo que liga de modo directo a la responsabilidad y la culpa. Dos elementos combinables, razón e intención, con los que se nutre el derecho en su recurso a la psicología.” (SALOMONE, G, DOMINGUEZ, M. E. en “La TRANSMISIÓN DE LA ÉTICA. Clínica y deontología”)

5 – Compare conceptualmente con el caso de Ibbieta (Cuento “El Muro” de Jean Paul Sartrë)

En el T1, Ibbieta miente para burlarse de los falangistas. Así mismo su conducta no se acaba en ese fin. Algo de su deseo de vivir se resignifica en el T2, donde la palabra cementerio no es utilizada al azar. Su anhelo era vivir.
En el caso de David, en el T1 al caer a la piscina junto a su hermano, pide ayuda. Pero algo alli no se resignificó. y algo de su conducta no se agotó en esa caída. En el T2, se reposiciona en su deseo de ser un niño de verdad para que su madre lo ame y lo lleve a su casa.
Tanto en Ibbieta como en David hay elementos de necesidad y azar.

BIBLIOGRAFIA

- FARIÑA JUAN JORGE MICHEL: “Ëtíca, un horizonte en quiebra”, 2º ed, 5º temp., Buenos Aires, Eudeba, 2008

- SALOMONE. GRACIELA, Z, DOMINGUEZ. MARIA, ELENA,: “La transmisión de la ética. Clínica y deontología” Vol. 1. Fundamentos, con textos de Fariña. Juan,Jorge, Michel, Lewkowicz. Ignacio, D’Amore, Oscar.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: