Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Inteligencia articial >

por 

1) El comentario de la película “Inteligencia Artificial” centra el análisis de la responsabilidad subjetiva en el pequeño David. La hipótesis del autor es que David, mas allá de ser un robot, actúa motivado por su deseo, lo cual lo convierte en sujeto, responsable por definición. David es creado para satisfacer la necesidad de un hijo en aquellas parejas que por diferentes motivos, no pueden o quieren tener hijos biológicos. En el caso de la película, nuestro protagonista es el primero de un proyecto experimental para “fabricar” hijos, que llega a manos de Monica y Henry, una pareja cuyo hijo biológico se encuentra en un coma irreversible.
El gran desafío que se presenta su creador es cómo lograr un robot que pueda amar y asemejarse cada vez más a un niño de verdad. Lo que no puede/quiere interrogarse es qué se hace una vez que eso se logra.
El amor de David hacia su madre es incondicional, no así los sentimientos de su madre para con él. Cuando su hijo biológico Martin despierta del coma, David se vuelve para ella un problema, y decide abandonarlo.
David no pierde el amor por su madre, este amor es indestructible (como su deseo), y es lo que lo motiva a buscar una manera de volverse un niño real, ya que piensa que de esa manera el amor por su madre será correspondido. De esta manera, motivado por el deseo es que David se constituye como sujeto.
En el comentario se realiza un paralelismo entre Pinocho, el personaje creado por Collodi y David. Pinocho decide salvar a su creador, a su padre.
En el comentario leemos: “David decidirá entonces salvar a su madre. Y como Pinocho, no lo hace porque es su obligación hacerlo o porque fue programado para ello. Lo hace por amor.” Lo hace guiado por su deseo, y esto es lo que lo constituye como sujeto, responsable por definición.

2) Para este desarrollo, tomare al personaje de la madre, Monica. En un primer tiempo podemos ubicar el momento en el cual decide quedarse con David e incluso parece encariñarse con él, lo trata como a un niño de verdad. El segundo tiempo, sería cuando su hijo biológico regresa a la casa, y esto la confronta con la diferencia que existe entre SU hijo Martin y David (un Meca). Este momento la conmociona como sujeto. Se cuestiona aquella acción que antes ha llevado a cabo, y en un tercer momento, Monica decide abandonar a David. Ya nunca ella será la misma, hay un antes y un después de esta decisión. Me manejaré con la hipótesis de que el deseo de Mónica estaba orientado a tener de nuevo a su hijo, Martin, no a otro, por lo tanto cuando finalmente este regresa, David ya no cumple función alguna para ella. Además hay varios indicadores que muestran como la confrontación con la realidad de que David es un robot, desemboca en la decisión de Monica de abandonar a David: por ejemplo cuando le abren el tórax para limpiarlo porque se había descompuesto, David le dice: “no te preocupes mamá, no me duele”. Esto es visiblemente movilizador para Mónica. Otro indicador puede ser cuando lo abandona y le dice: “tu no eres real”. Esta es la razón por la cual lo deja, y lo que lo hace diferente a su hijo Martin.

3) Teniendo en cuenta la hipótesis presentada en el punto anterior, podemos tomar como elemento de azar a la situación en la cual David accidentalmente cae en la pileta con Martin. Este suceso será “la gota que derrama el vaso”, luego del mismo la madre decide que abandonará a David. Esta situación sería azarosa, ya que David no elige sumergir a Martin, sino que esto sucede porque uno de los amigos del Martin lo estaban molestando, y con el fin de comprobar si tiene sensibilidad al dolor, lo pincha con un cuchillo. David para buscar protección va a abrazar a Martin y terminan cayendo juntos en la pileta.
Los elementos de necesidad son aquellos que ocurren o existen de manera inexorable, anticipable e independientemente del sujeto, ajenas a él.
En esta situación podemos encontrar como necesidad al hecho de que David es un robot: por lo tanto nunca será como un hijo verdadero, no responderá de la misma manera, no se comportará igual, esto es inexorable.
Pero como dijo Freud: “El sujeto que le miente a la realidad dice la verdad de su deseo”, Monica en un comienzo desmiente que David no sea un niño de verdad. Esto podemos apreciarlo cuando Monica en un momento dice: “es solo un niño”, pero el marido le responde: “es un juguete”. En este momento Mónica se rehúsa a ver la realidad, porque se encuentra dirigida por su deseo de tener nuevamente a su hijo con ella.

4) Mónica siente mucha culpa al momento de abandonar al David, sin embargo ninguno de sus ruegos o llantos, la llevan a cambiar de decisión.
La culpa surge como respuesta a darse cuenta que su deseo no estaba orientado hacia David. Frente a ese deseo, ella decide hacer algo, tomar una determinación, y esto la vuelve responsable. La culpa obliga a una respuesta. Esta es su manera singular de relacionarse con su deseo. En el texto de D’Amore leemos: “la responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice; una singularidad que emite un sujeto…” . La culpa es la que la obliga a interpelar aquel primer tiempo en el cual había aceptado a David como hijo, a partir de un segundo tiempo que lo resignifica. La culpa es la que empuja a la retroacción, a la interpelación subjetiva. “no hay deseo sin culpa” , y esto bien lo podemos apreciar en la película. En el momento en que lo deja en el bosque, pone en evidencia su falla como madre. Le dice: “perdóname por no haberte contado sobre el mundo”. Los padres, son los que mediante la palabra introducen al niño en el mundo, le dan un lugar. Ella le pide perdón por no haberlo hecho.
Si bien, sobre responsabilidad jurídica no se encuentra ninguna referencia puntual en la película, si hay sobre responsabilidad moral, al comienzo de la misma. “No es simplemente cuestión de crear un robot que pueda amar, ¿el verdadero acertijo no es cómo hacer que un humano corresponda su amor?” -cuestiona una de las empleadas de la empresa que construye a David- “si un robot pudiera amar de verdad a una persona ¿Qué responsabilidad tendrá esa persona hacia ese Meca, a cambio?”
En este punto nos referimos claramente a la responsabilidad moral. El “qué se debe hacer” En el texto de Gabriela Salomone se explica así: “Desde el campo moral, la valoración de estas acciones tomará como referencia los valores compartidos socialmente, lo esperable o lo condenable en una situación determinada.” Independientemente de su deseo, desde el momento en que Monica acepta a David como su hijo, adquiere una responsabilidad moral para con él. Encontramos aquí la paradoja de que si bien desde el punto de vista moral, no actuaría de manera responsable, desde el punto de vista subjetivo si, porque sigue su deseo.

5) Si comparamos el caso presentado con el del relato “El muro” de Sartre, lo que le sucede a Ibbieta, podemos establecer los siguientes paralelismos: en “El muro” el primer tiempo lo constituye su afirmación: “Gris está en el cementerio”, mientras que en la película este sería el momento en que Mónica acepta a David como su hijo. Un segundo momento sería cuando a Ibbieta le comunican que efectivamente encontraron a Gris en el cementerio y le dan muerte. En Inteligencia Artificial el segundo momento se constituye cuando Martin regresa a la casa y comienzan los problemas entre él y David. Si bien en “El muro” no podemos encontrar fehacientemente la existencia de un tiempo tres, (excepto por su reacción de reír hasta llorar y llorar hasta reír) porque no sabemos exactamente la posición subjetiva de Ibbieta luego de esta situación, en la película, este podría ser el momento en que Mónica decide abandonar a David.
La hipótesis que subyace al relato “El muro” con respecto a su protagonista, es que éste aún perseguía su deseo a vivir, y esto lo convertiría en responsable. La hipótesis que se presentó en este trabajo sobre el personaje de Mónica es que su deseo era volver a tener a su hijo con ella.
En cuanto a las coordenadas de necesidad y azar, en “El muro” podemos designar como necesidad a la situación que estaba viviendo Ibbieta, de gran presión e incluso riesgo de asesinato. Al azar lo encontramos en la decisión de Gris de ir al cementerio, donde Ibbieta realmente no sabía que iba a estar. Sin elegirlo, termina delatándolo. La necesidad y el azar en la pelicula Inteligencia Artificial ya han sido consignadas anteriormente.
La culpa por haber tenido alguna intervención en el asesinato de su amigo, es la que haría interpelar a Ibbieta con respecto a sus acciones anteriores. Fundando un tiempo uno, a partir de un segundo tiempo e instituyendo el circuito de responsabilidad subjetiva.

Bibliografía.

• Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
• Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
• Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
• Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: